BLOGS

Archivo de la categoría ‘Eloy Sánchez Rosillo’

‘All passion spent’, de Eloy Sánchez Rosillo (1948)

Cuánto trabajo cuesta, cuando la dicha acaba,
Admitir que acabó y aceptar dignamente
Esa nada terrible que sigue a la hermosura.
Ha cesado el encanto y ya no somos dueños
De aquella llamarada: tanta luz, maravilla
De lo que siendo efímero semeja eternidad.
Ahora vuelven los días a ser hábito triste,
Tiempo destartalado en el que va cumpliéndose
Nuestro destino de hombres. “No puede ser
-decimos- verdad esta indigencia en que nos ha dejado,
De repente, la vida; un mal sueño nos tiene”.
Y removemos, tercos, la escoria de la luz.
Pero nada encontramos. Y respiramos muerte.

Inteligible. Sentimental pero reflexivo (un oxímoron sólo aparente). Eloy Sánchez Rosillo va buscando explicarse el mundo al tiempo que se explica a sí mismo y la literatura. La tarea más dura.

Es el tipo de poesía que me gusta, porque no bucea en lo incognoscible de forma impúdica ni tampoco pretende decir más de lo que exhibe. Es honda en su aparente sencillez de nostalgias, descripciones y elegías. Una voluntad de escrutar la realidad y la propia existencia desde “la gloria melancólica de haber vivido”, siempre buscando “el destino tras la espesa corteza de los días” y con la certidumbre de “que los días que vendrán ya vinieron”.

Andrés Trapiello, tan batallador últimamente (batallador en batallas que creo que ganó hace mucho) en los periódicos, escribió un prólogo bondadoso y duradero a la antología de Sánchez Rosillo. La misma antología de la que he elegido un poema para traeros hoy. Leedlo todo, prólogo y poemas, si tenéis tiempo este verano.

IMAGEN: Juan Ballester.

Nacho S. (@nemosegu)