BLOGS

Archivo de la categoría ‘Conde de Villamediana’

‘Procesión’, del Conde de Villamediana (1582 – 1622)

¡Dilín, dilón,

Que pasa la procesión!

No será sin gran concierto,

Viendo hurtar tan excesivo,

Remedie Felipe el vivo

Lo que no remedió el muerto.

Todos tengan por muy cierto

Que no ha de quedar ladrón

Que no salga en el padrón

Que hoy hace Felipe cuarto,

Viéndose así, sin un cuarto,

Y otros con casa y torreón.

‘Dilín, dilón!

La procesión se comienza

De privados alevosos,

De ministros codiciosos

Y hombres de poca conciencia.

No hay sino prestar paciencia:

Todo falsario y ladrón

A destierro y privación.

Con tan enormes delitos

No es mucho que todos den gritos.

Obedecer y chitón.

¡Dilín, dilón!

El Conde de Villamediana fue un personaje que nunca escatimó en dar nombres y apellidos. Y así fue que vivió menos de 45 años: cayó asesinado por sicarios en plena calle Mayor de Madrid en 1622, después de haber conspirado lo suyo, enamorado bastante y escrito versos punzantes de claras reminiscencias gongorinas.

A Juan de Tassis, nacido en Lisboa, se le tiene por el creador de la sátira política en España. El fragmento de su poema Procesión, dedicado al monarca Felipe IV tras su coronación, es una suerte de fresco del estado de la cosa pública al finalizar el reinado de Felipe III.

Aunque nadie me podrá negar que este “obedecer y chitón” final no haya sobrevivido indemne también en nuestro siglo.

IMAGEN: Óleo de Manuel Castellano, expuesto en el Museo del Prado, que recrea el asesinato del conde.

Nacho S. (En Twitter: @nemosegu)