BLOGS

Archivo de la categoría ‘Carlo Bordini’

‘Microfracturas’, de Carlo Bordini (1938)

La idea de la catástrofe, una catástrofe silenciosa,
advertida apenas, pero inevitable.
O bien las microfracturas psíquicas,
las microfracturas de un alma.
Mi alma está llena de
microfracturas. Son los pequeños traumas escondidos,
olvidados, que vuelven cada tanto, cuando el alma está esforzándose,
cuando no te das cuenta. Adentro estoy todo desmoronado. No me doy cuenta,
pero estoy. A lo mejor cuando cuando cruzas la calle y un ruido te estremece,
cuando tiemblas al oír un nombre, cuando
te viene un ataque imprevisto de inseguridad. Las microfracturas
son las llamadas telefónicas y las citas que te ponen los nervios de punta,
de repente,
ir a un cuarto y preguntarse: qué vine a hacer aquí,
etc. etc.
toda una lista de nerviosismos, de sobresaltos, de las cosas que te hieren,
y las pequeñeces que ponen nervioso, etc. etc.
y el cerebro que funciona demasiado.

Había reservado para hoy uno de los pocos instantes de actualidad permitidos a la poesía: la muerte de un poeta. Del poeta Edoardo Sanguinetti, que hace poco estuvo aquí en España, en Córdoba, y que a mí me gustaba porque seguía hablando de conciencia de clase pese a todo, incluso -y esto es lo maravilloso y lo poético- pese a la evidencia. Aquí están las necrológicas (una, dos y tres) y una ultimísima entrevista, donde se seguía definiendo como un “político dado a la poesía”. Un materialista histórico intacto a pesar de los surcos.

Pero mientras buscaba una poesía suya, dado que no tengo ninguna a mano, topé con esta otra de un compatriota, Carlo Bordini, que ni se ha muerto ni conocía. Me atraen los poetas tardíos, y Bordini al parecer lo es. Solo un poco más joven de lo que era Sanguinetti, empezó a escribir poesía en los noventa, con casi 60 años. Tiene un poema magnífico dedicado a Magritte, pero me quedo con este Microfracturas y con la lección oliversacksiana de su último verso. Sanguinetti para otro momento.

NOTA: Traducido del italiano por Martha Canfield.

IMAGEN: www.casadellapoesia.org

Nacho S. (@nemosegu)