BLOGS

Archivo de la categoría ‘Salud’

Creencias populares, mentiras para tu piel y tu pelo

peloDejarse llevar por los ‘sabios’ consejos populares conduce demasiadas veces a no conseguir nada e incluso a perjudicarnos. Pasa con los presuntos remedios a distintas dolencias, con cuestiones alimenticias, con hábitos supuestamente saludables o, como no, con qué debes hacer para tener una piel bien cuidada o un pelo bonito.

Por ejemplo, creemos mayoritariamente que cortarse el pelo hace que éste crezca luego más rápido. Y es falso: cortarse el pelo no influye en su crecimiento y tampoco en la cantidad de cabellos; puede haber un efecto óptico sobre la densidad, pero nada más. Para cuidar el pelo, lo mejor es lavarlo con agua templada y un champú neutro y evitar peinarlo en exceso para no dañarlo.

Otro ejemplo de falsa creencia con el pelo como protagonista es pensar que si te lo lavas a diario favoreces que tenga más grasa. Quizá con los champús de hace décadas, podía pasar, pero con los actuales, complicado. El pelo debe lavarse cuando está sucio, eso sí. No se debe abusar de los lavados y ha de utilizarse el champú adecuado para cada tipo de pelo. Los componentes agresivos que contenían antes los champús han ido erradicándose paulatinemente desde hace décadas.

En cuanto a la piel, hay quien afirma que los cacaos labiales son adictivos. Totalmente falso. Su uso puede convertirse en un hábito, en una costumbre, pero no por sus ingredientes, puesto que éstos no son adictivos. En cualquier caso, si tienes tendencia a tener los labios secos, úsalos o utiliza vaselina. Quizá te acostumbres en exceso a aplicártelos, pero no te preocupes por sus presuntos ingredientes adictivos, porque no los llevan.

Otra de las creencias populares más extendidas es que las pomadas para las hemorroides mitigan las ojeras. Y, ojo, porque esta práctica, además de ser falsa, puede ser incluso peligrosa. Estas cremas contienen fármacos vasoconstrictores y anestésicos locales, y no se ha demostrado su eficacia y seguridad para uso cerca de los ojos, a los que puede dañar.

Pasa lo mismo con la pasta de dientes como solución universal a espinillas y granos. Nada de nada. Utilizarlas para tal fin puede incluso empeorar la inflamación de la espinilla, obstruyendo el comezón e irritando la piel. Si tienes ese problema, sin duda tu dermatólogo tiene la solución.

Son sólo algunas de las falsas creencias más habituales sobre la piel y el pelo. La OCU ha hecho una recopilación más extensa, muy interesante y reveladora, que podéis ver en su página web.

* Foto: GTRES

¿El té es bueno?

A00690117_001Hay quienes no toman café e incluso lo desaconsejan y dentro de ellos muchos que son consumidores habituales de té. Y viceversa. También hay detractores del té, a los que les suele gustar más el café.

Pero los consumidores apasionados de té, de todas clases de té, disfrutan esta bebida al máximo.

Lo cierto es que desde hace siglos se toma té en todo el mundo, y su consumo es casi religión en determinados lugares de la India, los países árabes o el Reino Unido, por ejemplo.

Son muchos los mitos sobre el té, que comenzó a tomarse hace miles de años en Asia por sus supuestos efectos beneficiosos y estimulantes. ¿Los tiene?

Los tiene. El té es fuente de antioxidantes, tanto como las frutas y las verduras, y los antioxidantes protegen las células y los tejidos frente a los radicales libres, que están relacionados con algunas enfermedades, como el cáncer, el Alzheimer o las complicaciones cardiovasculares. Pero, aun así, no está muy claro cómo actúan los antioxidantes en el cuerpo humano. Lo que sí sería un error es sustituir en la dieta las frutas y las verduras por el té, ya que las frutas, además de antioxidantes, contienen vitaminas, minerales y fibra, entre otras cosas, y éstos no los contiene el té.

También existe la creencia de que el té previene los problemas cardiovasculares, y es cierto. Los componentes de esta infusión ejercen un efecto protector frente a factores como la oxidación de las LDL y los niveles plasmáticos de colesterol.

A00703952_012
Lo que no está tan claro es que el té ayude a adelgazar, porque perder peso depende de muchos factores, obviamente no sólo de incluir el té en la dieta. La idea de que el té ayuda o no a perder peso genera discrepancias. Algunos estudios indican que, a largo plazo, un consumo elevado de té verde puede tener efectos favorables para la disminución del peso corporal y la distribución de la grasa. Pero otras investigaciones no han podido demostrarlo.

Un mito más del té es que pasa por destacar su presunta eficacia diurética. Pero tampoco se ha probado científicamente. Lo que sí parece que es cierto es que se alteran las propiedades del té al añadirle leche.

Teína es lo mismo que cafeína

En cuanto a la teína, hay quien la diferencia de la cafeína, y es lo mismo. La teína y la cafeína son la misma sustancia. La única variación es la cantidad de cafeína/teína  que hay en cada bebida, y tanto el té, como el café, como el chocolate contienen esa sustancia.

El té tiene menos cafeína/teína que el café, y esta sustancia tiene efectos beneficiosos, pero también perjudiciales, ya que puede provocar un aumento del nerviosismo, subida de tensión y además es adictiva.

Ningún alimento soluciona los problemas por sí mismo, y sus efectos dependerán de la frecuencia y cantidad con que se consuman, además, lógicamente, de las circunstancias fisiológicas de cada persona.

tete

* Fotos: GTRES

OJO con las lentillas de fantasía, que Halloween no sea el terror de tus ojos

aa97e8e115414fc4db7b18aeb78358c6Lo de celebrar Halloween nos lo han impuesto a todas luces. Pero está claro que ha calado. Cada vez más niños y no tan niños se disfrazan en estas fechas y agudizan su ingenio para lucir el atuendo más original.

No deja de ser una práctica más comercial que otra cosa, sobre todo en España, donde hace un par de décadas apenas sabíamos de esto. Pero somos así, asimilamos rápido si se trata de algo festivo. No así los estadounidenses, pues no me veo yo a un grupo de feligreses sacando en procesión a la Virgen de la Consolación por las calles de Wichita, por ejemplo.

El caso es que el año pasado, mi vecina Irene se disfrazó de zombi y se lo curró a fondo. De hecho, hasta se compró en Internet unas lentillas para ponerse los ojos rojos. Genial el disfraz, un exitazo. Pero seis horas después, Irene se quitó las lentes de fantasía que se había comprado en la Red, y tenía los ojos que ya no le hacían falta lentillas para parecer una zombi.

Qué barbaridad. Le quedaron los ojos tan rojos y tan secos que tuvo que acudir directamente a urgencias. Bueno, tuvieron que llevarla, porque apenas podía enfocar.

Son algunos de los síntomas que pueden provocar estas lentes de fantasía que se venden sin control alguno en la Red  y en algunas tiendas, de manera totalmente ilegal. Porque aunque sean de fantasía, no dejan de ser lentes, y sólo pueden venderse legalmente en establecimientos físicos bajo la supervisión de un profesional óptico.

La legislación española prohíbe la venta de este tipo de lentes sin la supervisión de un profesional óptico por tratarse de productos sanitarios.

Hacerte con unas lentillas de fantasía resulta bastante fácil, pero expondrás tus ojos a infecciones, reacciones alérgicas, úlceras, conjuntivitis y todo tipo de daños.

El uso de lentillas, ya sean graduadas o no, debe supervisarlo un profesional, y utilizarlas requiere de tiempo para que tus ojos se adapten a ellas. Así que no te la juegues. Si te quieres disfrazar en Halloween, hazlo y métele mucho miedo a los que te cruces. Pero no necesitas que tus ojos vivan una peli de terror para conseguirlo.

Christine Hettrich of Conta Optic GmbH wears contact lenses, one in soccer ball patern, left, the other in the German national colors, right, at the company's office in Ludwigsburg near Stuttgart, southwestern Germany, Wednesday, May 24, 2006. The special offer for the upcoming 2006 Soccer World Cup contains one soccer lens, one German lens and maintainance accessory. (AP Photo/Thomas Kienzle) © RADIAL PRESS

* Fotos: GTRES

Todo lo que debes saber sobre los huevos

huevos2El huevo es un alimento que se utiliza en multitud de preparaciones. De hecho, no abundan los productos de repostería que no lleven huevo, por ejemplo. Y qué decir de unos buenos huevos fritos con patatas, o con jamón, chorizo, salchichas…

En casi todos los hogares hay siempre huevos y son pocos los que prescinden de ellos en su dieta, salvo que los tengan contraindicados y no puedan tomarlos.

Cualquier diría que tomar huevos no tiene ningún secreto. Pero hay algunos aspectos que seguro que muchos desconocen. Por ejemplo, a qué atiende la numeración que llevan algunos en la cáscara o cómo saber hasta cuándo puedes consumirse, pues algunas personas confunden la fecha de puesta con la de caducidad.

El huevo es un alimento rico en vitaminas y proteínas que pierde frescura con rapidez, sobre todo si no se refrigeran. Pero puede consumirse sin problema aparente hasta 28 días después de su puesta.

Para saber si los huevos son frescos, debemos comprobar que la yema y la clara sean consistentes, y la cáscara debe estar intacta y limpia. Existe un truco para saber si un huevo está fresco: basta con sumergirlo en un recipiente con agua, y si se hunde hasta el fondo, es que el huevo está fresco. Si flota, deséchalo. Pero, ojo, no te vayas a confundir con un huevo cocido, porque ésos sí flotan.

Los huevos viejos tienen la cáscara más lisa y ganan brillo. Lo ideal es que tengan la cáscara áspera y opaca.

Si una vez abierto, el huevo huele, no lo consumas. Los huevos apenas huelen, la clara debe ser traslúcida y gelatinosa y la yema ha de tener relieve.

La OCU alerta de que los huevos deben conservarse siempre en la nevera con la punta fina hacia abajo. También es conveniente evitar exponer los huevos a cambios bruscos de temperatura.

huevo

LA INFORMACIÓN EN LOS HUEVOS

Los huevos que se venden en las tiendas se clasifican por su calidad, peso y tamaño. Aunque sólo encontraremos en los comercios los de categoría A, que es la mejor. La B no se refiere a que tengan defectos, pero únicamente se utiliza en la industria alimentaria y no se venden en las tiendas.

Por peso:

  • Hay huevos de talla XL, que son los de más de 73 gramos
  • L, de entre 63 y 73 gramos.
  • M, de entre 53 y 63 gramos.
  • P, de menos de 53 gramos.

Si lucen la leyenda “extra” o “extrafrescos”, ésta indica que se han puesto a la venta durante los 9 días siguientes a su puesta.

También tienen un código que indica el tipo de cría de las gallinas que los han puesto: 0 si son gallinas ecológicas, 1 para las criadas al aire libre o camperas, 2 para las criadas en el suelo y 3 para las criadas en jaulas.

Las dos letras siguientes muestran el país de procedencia del huevo y los siguientes números hacen referencia a la granja concreta, que tiene un número para la provincia, otro para el municipio y el resto es la explotación dentro de ese municipio.

En cuanto al color, no importa. Hace años abundaban los huevos blancos, que ahora son más difíciles de encontrar. Predominan los marrones en las tiendas españolas. El color tiene que ver con la raza de la gallina y la alimentación que haya recibido: si es blanca, pone huevos blancos, y si es rojiza, pone huevos rojizos. El color no influye en el sabor y tampoco en la calidad o el valor nutritivo.

Por último, hay quienes creen que los huevos son malos. Y, claro, cualquier alimento consumido en exceso sienta mal. Por esta razón, se debe abusar de tomar huevos, pero, por supuesto, tampoco deben dejar de tomarse.

Es más, tomar un huevo al día ni aumenta el riesgo de contraer enfermedades cardiovasculares, ni eleva el colesterol en sangre, como afirman algunas creencias populares. El huevo es un alimento nutritivo, con proteínas en la yema y en la clara, minerales como el fósforo y el selenio y vitaminas A, D, E y K.

huevos3

* Fotos: GTRES

Demasiadas pastillas en nuestras vidas

a00504969 653Recuerdo que cuando estuve en Cuba, me pareció tercermundista que en las farmacias dispensaran únicamente algunas pastillas en lugar de la caja entera. Pensé que lo hacían porque no andan muy boyantes de recursos. Pero está claro que, sea por lo que sea, tienen razón al obrar así.

En España abusamos de los medicamentos,  hasta el punto de que el gasto en ellos ha crecido un 58% desde 2010, según refleja una encuesta de la OCU.

La encuesta señala que los españoles gastamos una media de 1.378 euros al año en medicamentos no cubiertos por la Sanidad pública, el 14% del presupuesto familiar medio; de los cuales 614 euros, casi la mitad, irían destinados a cuidados dentales; seguidos por los oftalmológicos, con 197 euros de media.

Estos gastos elevados contrastan, por ejemplo, con lo ‘poco’ que se le destina a la atención psiquiátrica y la psicología, 39 euros anuales de media.

Este incremento tiene bastante que ver el aumento del copago farmacéutico por los recortes de la administración y, como no, por el empeño de la industria farmacéutica en que tomemos más pastillas de la cuenta, como también denuncia la OCU.

ocuLos gastos en rehabilitación y fisioterapia han crecido un 45% en cinco años y los relacionados con los cuidados auditivos lo han hecho un 29%. Únicamente ha descendido el gasto en oftalmología, un 19%, y ortopedia, un 25%.

La consecuencia de este aumento es que hay muchas familias que no pueden hacer frente a sus gastos sanitarios y se ven obligadas a retrasar los tratamientos e incluso a descartarlos. Un 34% de los encuestados por la OCU aplazó un tratamiento por falta de recursos y un 13% lo abandonó definitivamente.

Así, para las familias que ingresan menos de mil euros al mes, nada menos que un 28% de las sondeadas, las dificultades son máximas.

En cualquier caso, parece claro que nos hemos acostumbrado a abusar de los medicamentos a la mínima, y muchas veces lo pagan quienes realmente necesitan un tratamiento. Es mejor que no medicalicen tu vida y que tomes medicamentos cuando realmente sea necesario, no por costumbre.

Empty pill package *** Local Caption *** medicina medicamento tableta embalaje vacÌo medicamentos vacÌos tabletas envoltorio nadie enfermedad droga dopaje posologÌa tratamiento prescripciÛn interior acto mÈdico enfermo primer plano color alivio dependencia salud curaciÛn exceso pÌldora farmacia colores actos mÈdicos enfermedades prescripciones drogas drogado enfermos blisters farmacias adicciÛn pÌldoras photoalto es

* Fotos: GTRES

No maltrates tu corazón

Siempre me he preguntado por qué se relaciona el corazón con el amor. Y no el páncreas, por ejemplo. Claro que se ha idealizado este órgano, estéticamente hablando, y de él hay montones de bonitos ejemplos. Si se pusiera el corazón tal cual es en un regalo de San Valentín, el asunto sería muy distinto. Supongo que todo vendrá porque el corazón suele acelerarse cuando uno está enamorado y latir más y más fuerte… En fin, si a alguno se os ocurre alguna otra teoría de por qué por qué se relaciona el corazón con el amor, no dejéis de comentármelo.

Lo cierto es que este martes, 29 de septiembre, hemos conmemorado el Día Mundial del Corazón, que pretende sensibilizar sobre la importancia de cuidar y proteger el motor de nuestro cuerpo.  Y es que cada año mueren a causa de enfermedades cardíacas 17 millones de personas en todo el mundo.

El corazón, que pesa unos 300 gramos, late entre 60 y 100 veces por minuto: o sea, más de 100.000 veces al día. En los niños varía la frecuencia cardíaca, que puede oscilar de 90 a 120 pulsaciones por minuto.

En caso de fiebre, aumentan las pulsaciones, unas 10 más por minuto por cada grado de fiebre. El corazón consume en torno a un 10% del oxígeno total del organismo y no tiene nada que ver con las emociones o las pasiones. De eso se encarga el cerebro. El corazón puede responder a esos estados anímicos con más palpitaciones por la estimulación nerviosa, pero poco más.

Sus enemigos

La edad, el tabaco, una mala alimentación con exceso de grasas saturadas, una vida demasiado sedentaria y condiciones como la hipertensión arterial, la hipercolesterolemia o la diabetes son los peores enemigos de un corazón saludable. Así que si quieres saber cómo proteger tu corazón, empieza por aquí.

Sigue una dieta completa y equilibrada, no privándote del aceite de oliva, la fruta y la verdura, el pescado azul o los frutos secos, siempre que no tengas contraindicado alguno de ellos, obviamente.

Si fumas, dejarlo te ayudará más que nada, al igual que adoptar unos hábitos de vida saludables. Mantén a raya el estrés, descansa y haz ejercicio. Con todo ello estarás ayudando a tu corazón a estar sano y además te sentirás mucho mejor físicamente y mentalmente.

Mature couple jogging  corredora mujer forma deporte carrera jogging fin de semana correr deportiva mujeres deportes carreras corriendo deportivas amiga dos personas verano vacaciones espacio verde distender energia vitalidad ejercicio fisico pantalon corto arbol hierba ropa de deporte ropa ocasional soleado vegetacion parque exterior dia sano retirada encuadre entero borroso color corredor adulto hombre naturaleza salud sol campo escena rural colores shorts dia de sol arboles vacacion espacios verdes parques amigas desenfocados sanos jubilada retiradas jubiladas vestido relajado hacer ejercicio fisico adultos hombres natural

Foto: GTRES

Sí, la cafeína también es beneficiosa, pero sólo en su justa medida

cafeLa cafeína tiene mala fama. Hay quienes la disfrutan en un buen café, pero para muchos es simplemente un remedio para no quedarse fritos, ya sea ataviada de café, de refresco de cola o en forma de bebida energética. O de té, que también tiene. Una taza de té contiene unos 30 mg de cafeína.

Es el abuso lo que la convierte en peligrosa. Pero la cafeína es beneficiosa en su justa medida. Estimula el sistema nervioso central para reducir el cansancio y la fatiga con sólo tomar unos 3 mg de cafeína por kilo de peso corporal.

También ayuda a mantener la concentración, pero deberemos ampliar la dosis a 75 mg, aunque no todo el mundo puede ir tan lejos, pues a las personas con problemas de corazón, por ejemplo, no les iría bien.

Ingerir más cantidad de ésta ya no es recomendable y, ojo, porque hay latas de bebidas energéticas muy conocidos que incluso la triplican.

Excederse en el consumo de cafeína puede provocar ansiedad, nerviosismo, insomnio, angustia, trastornos gastrointestinales, temblores y taquicardia. Además, la cafeína crea adicción y está contraindicada para muchos.

Pero un uso moderado no ha de ser un problema. La mayoría de las personas puede disfrutar de un café sin que se resienta su organismo. Todo en su justa medida. Y si no sabes cuánta cafeína tomas cada día, puedes descubrirlo con la Calculadora de Cafeína de la OCU.

melisa

* Foto: GTRES

No estás enfermo, tienes síndrome postvacacional

a00486731 5267Volver a la rutina tras las vacaciones cuesta. Se está mucho mejor en la playa, en la montaña o en cualquier otro sitio disfrutando con la familia o los amigos que en el trabajo, por mucho que te guste lo que haces en él.

Y como volver cuesta, hay quienes se aferran a los complementos alimentarios como remedio. Pero ése no es el problema. Ni necesitas complementos ni estás enfermo, simplemente tienes síndrome postvacacional.

La razón es que entre el tiempo de ocio vacacional y la vuelta a la rutina no ha habido una transición, y por eso todo cuesta más. Así, el síndrome postvacacional se aprecia porque quienes lo padecen sienten fatiga, desánimo, falta de apetito, somnolencia, dolores musculares, irritabilidad…

Ningún complemento está indicado para el síndrome postvacacional y no será eficaz más allá del efecto placebo que pueda provocar. No necesitas tomar nada especial, y menos específico, pues no existe.

Lo que debes hacer para no sufrir estos síntomas tras las vacaciones es seguir una serie de pautas y poco a poco todo irá volviendo a la normalidad:

No apures las vacaciones. No pases de la playa a la oficina en unas horas o se te caerá el mundo encima. Necesitas un tiempo de adaptación y conviene ir regulando los horarios. En el caso de los niños, lo mejor es que varios días antes ya adopten el horario del colegio en su quehacer diario, aunque sigan de vacaciones.

Duerme algo más de lo habitual los días previos a incorporarte al trabajo y ve adecuando después dicho horario a tu jornada habitual.

Planifica y organiza tu vida diaria y ve imprimiéndole intensidad poco a poco desde varios días antes. Recupera tus tareas con calma, pero con el objetivo final de normalizar tu vida.

Quejarse no sirve de nada. Toma medidas y hazte con tu vida habitual. Compartir con los demás tu estado de ánimo puede ayudarte mucho a conseguirlo, pero sin quejas.

Incluye actividades gratificantes de ocio para no identificar el trabajo como el culpable de tus males.

Y, eso sí, si la sensación de malestar persiste más de dos semanas, puede que padezcas algún problema de verdad y será tu médico quien mejor pueda aconsejarte. Pero no dejes que nadie te convenza de que estás enfermo sólo porque estabas mejor de vacaciones que con tu rutina diaria. No estás enfermo. Es que volver cuesta.

* Fotos: GTRES

Intentar adelgazar también puede matarte

a00465594 3600Llega el verano y a algunos les entran muchas prisas por quitarse esos kilos de más. Pero adelgazar no es cuestión de un día, ni siquiera de algunas semanas, como prometen numerosos productos que se venden en Internet. Así que mejor olvídate de tirar el dinero e hipotecar tu cuerpo para no conseguir nada.

Como decía, en Internet hay de todo, y es más fácil ofertarlo y venderlo que en cualquier otro sitio. Pero mucho cuidado. En cuestión de adelgazar parece haberse puesto ahora de moda, otra vez, una sustancia que es realmente peligrosa. Se llama 2,4-dinitrofenol o DNP, aunque también se la conoce como “el quemagrasas mortal”, “incinerador de grasas” o “muerte amarilla”.

Nada menos que la Interpol ha hecho público un comunicado a nivel mundial en el que alerta de los riesgos, incluso para la vida, de tomar esa sustancia “potencialmente mortal” que se ofrece en la Red como la maravilla de los adelgazantes, pero que ya ha causado muertes al menos en el Reino Unido y Francia.

Se conoce desde los años treinta del siglo pasado, cuando fue registrada como medicamento adelgazante en Estados Unidos, amparándose en su presunta capacidad para aumentar la tasa metabólica y la generación de calor. Pero fue prohibida porque alberga multitud de efectos secundarios, algunos de ellos extremadamente graves, hasta el punto de que mató a un buen número de personas.

Pero la memoria es efímera y las ansias de ganar dinero poderosas, y décadas después hay quienes no tienen complejo alguno en comercializan dinitrofenol como la panacea para adelgazar, a pesar de que puede matar y mata.

Según el Chemical Abstracts Service (CAS), el dinitrofenol es un polvo amarillo cristalino que se utiliza en la fabricación de munición, que se vende como pesticida y que se usa para fabricar tintes, conservantes de la madera y productos químicos fotográficos. Eso es lo que tu cuerpo ingeriría.

Si quieres adelgazar,  debes acudir a un especialista y seguir una dieta que se adapte a tu organismo y a tus necesidades. No vas a encontrar en Internet un producto que te permita adelgazar; como mucho adelgazará tu bolsillo. Y mucho cuidado, porque en Internet hay muchos productos peligrosos que escapan al control de cualquier tipo de entidad médica. Es más, en Internet hay productos con dinitrofenol que ni siquiera mencionan que lo llevan.
No sólo no adelgaza,  sino que los efectos secundarios son terribles  porque se trata de un producto tóxico.

No te juegues la vida intentando perder unos kilos. En esta ocasión, y aunque suene alarmista, tu vida puede ir en ello.

a00504969 653

* Fotos: GTRES

¿A quién reclamo la mala calidad del agua del grifo?

gtres_a006042352El agua del grifo no es ni mucho menos igual en toda España. Eso ya lo sabíamos. El problema viene cuando el agua cambia de sabor repentinamente o ya no es lo que era por alguna razón. En esos casos, los consumidores suelen tragar. Pero ésa no es la idea, ni mucho menos. Pagamos por unos servicios y un producto y existen responsabilidades.

Las reclamaciones por la mala calidad del agua del grifo suponen algo más del 1% de las quejas de los consumidores, según una encuesta de la AEAS. Y la mayoría de ellas se dan en ciudades de entre 20.000 y 50.000 habitantes. En las ciudades más grandes las reclamaciones no llegan al 0,5%.

Si tienes algún problema con el agua del grifo debes contactar con quien presta el servicio, que puede ser el ayuntamiento o una empresa concesionaria. Y si no se recibe respuesta por parte de esa empresa, la reclamación debe hacerse ante el Servicio de Aguas del Ayuntamiento, al margen de quién gestiona el servicio.

Este servicio de aguas se regula por un reglamento público que puede solicitarse al ayuntamiento o a la empresa suministradora, y refleja datos como los tramos de facturación, presión mínima del agua, propiedad de los contadores… Este reglamento es fundamental para reclamar.

Las reclamaciones más habituales tienen que ver, más que con la calidad del agua, con errores de facturación (56%) y lecturas de los contadores (11%). Las de la calidad del agua alcanzan sólo el 4%.

Pero, ¿es útil reclamar? La estadística refleja que compensa únicamente en el 58% de los casos, pues ese porcentaje corresponde a las quejas que se resuelven favorablemente para el consumidor.

Su decides reclamar, que no te mareen entre el ayuntamiento y la empresa concesionaria, algo que ocurre en muchas ocasiones, cuando ambas entidades se pasan el problema y mientras el consumidor no resuelve nada.

Quien aprueba y fija los precios son los ayuntamientos y la gestión del agua, por tanto, es municipal. Pero cada municipio es un mundo y reclamar por la calidad del agua a veces es demasiado complicado. Aunque no por ello debe descartarse, ni mucho menos.

El problema para el consumidor suele venir por los vacíos legales en esta materia. Ante la falta de reglas que determinen qué es un servicio de calidad, suelen ser las empresas concesionarias quienes tratan de ‘aplicar’ sus normas sobre qué es un servicio de calidad y se fijan unos objetivos mínimos. El 52% de estas empresas se compromete a cumplir una serie de condiciones y promete indemnizar al cliente si no cumple. Pero, ojo siempre a qué condiciones se refiere, porque todo esto es voluntario y dependerá del grado de predisposición de la empresa concesionaria.

Ante la duda, acude siempre al ayuntamiento a informarte y después obra en consecuencia.

gtres_a00689808_005

* Fotos: GTRES