BLOGS

Archivo de la categoría ‘Electricidad’

Si tu eléctrica te acusa de manipular tu contador y tú no sabes ni de qué te hablan, demándales

a00478855 6801Tu contador de la luz, ese aparato que la mayoría de los usuarios jamás ha visto, puede ser tu ruina. Suele estar bajo llave en un cuarto de tu bloque, y ahí puede estar. Pero basta con que alguien lo manipule, o ni eso, para que tu compañía eléctrica pueda acusarte de que tú lo has tocado a tu antojo y te imponga una multa que ronda los 1.500 euros. Así de sencillo. Ni presunción de inocencia ni nada. Una acusación unilateral, y tú a pagar, que es lo tuyo.

Obviamente esta práctica es un abuso. No digo que no haya quienes manipulen el contador intencionadamente, pero las acusaciones hay que probarlas y, sobre todo, no criminalizar a los usuarios que pagan religiosamente sus cuotas por el mero hecho de serlo. Por eso, si te ocurre, si tu eléctrica te acusa de haber manipulado tu contador de la luz, y tú no sabes ni de qué te hablan, plántale cara a tu compañía y ponle una demanda. La presunción de culpabilidad, obviamente, no es una práctica legal.

¿Y por qué tu eléctrica puede imponerte una sanción que ronda los 1.500 euros? Porque además de poder criminalizarte, te refacturará todo el último año como si tú hubieses usado el 100% de la potencia contratada durante seis horas al día.

Ya te ha pasado y no hay otra que pagar

Si ya te has visto envuelto en uno de estos turbios asuntos, debes demandar a la compañía y todo terminará en un juicio. Pero de antemano no te quedará otra que pagar lo que te piden, ya que de lo contrario te cortarán la luz. Si no dispones de la cantidad que te piden, puedes solicitar un pago fraccionado a la comercializadora; es decir, a la compañía que te envía las facturas. No es ni justo ni ético, pero parece que no hay otra.

Después deberás cumplimentar una demanda e imprimir tres copias y llevarlas al Juzgado de Primera Instancia que te corresponda. Tú te quedarás una copia y ellos las otras dos. La que va para el juez debe llevar adjuntos los contratos, las facturas de la luz y los certificados oficiales necesarios. Después el Juzgado contactará contigo para citarte a un juicio verbal al que no será necesario acudir con abogado o procurador, siempre que la eléctrica no te reclame más de 2.000 euros, que todo es posible.

Tienes las de ganar

a00469558 3052Los Juzgados nos dan la razón a los consumidores. Las eléctricas se amparan en que aseguran que se limitan a aplicar la ley, pero hay sentencias judiciales que dicen lo contrario. Además, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) también reconoce que este sistema es injusto y trabaja para acabar con esta práctica. Como la OCU, que facilita a los consumidores un cuestionario de demanda y ofrece las pautas a seguir. De hecho, varios de sus socios pueden presumir de haberles plantado cara a las eléctricas y haberles ganado en los tribunales.

Pero hay que ponerse manos a la obra, porque, aunque este asunto haya llegado ya incluso al Congreso, ante este ataque eres tú, como consumidor, quien debe defenderse con rapidez. De lo contrario, la sanción por fraude puede incluso multiplicarse, y hacerlo por seis.

Así que ya sabes: tu eléctrica puede acusarte de haber manipulado tu contador y te cobrará por ello sin prueba alguna. Es vital estar informado sobre todo lo que pueda afectar a tus facturas. No te conformes. Plántale cara.

Fotos: GTRES

¿Sabes si tienes derecho al Bono Social?

a00478855 6801La factura de la luz  nos quita las ganas de encenderla, sobre todo la última que hemos recibido, la primera de este año, que ha sido un verdadero palo. Lo malo es que ante esto, hay pocas opciones de ahorro, salvo comprobar si puedes reducir la potencia contratada y los clásicos trucos para ahorrar, entre los que destaca algo tan simple como cambiar de hábitos.

Pero hay una posibilidad directa, al menos para algunos. Se trata del denominado Bono Social, que puede permitirte pagar menos en la factura eléctrica, si reúnes los requisitos necesarios.

No es mi caso, pero sí el de mi primo Julián, que tiene tres hijos. Así que, tras informarme bien, le animé a pedirla y ahora paga menos. Así de claro. No paga el 20% menos, como asegura el Ministerio de Industria, Energía y Turismo, pero sí se ahorra un pico en electricidad.

El Bono Social no se le solicita al Gobierno, como creen algunos, sino a tu comercializadora eléctrica. Lo primero, hay que ser titular del contrato de la luz, pedir el bono para la vivienda habitual y no para una segunda residencia y tener contratada la Tarifa de Último Recurso (TUR), regulada por el Ministerio y a la que pueden acogerse los clientes que tengan contratada una potencia de 10 KW o menos.

Si no estás en la TUR, quizá también puedas beneficiarte del Bono Social, pues lo ofrecen cinco compañías: Endesa Energía XXI S.L.U. (800 760 333), Iberdrola Comercializadora de Último Recurso S.A.U. (902 201 520), Gas Natural S.U.R., S.D.G., S.A. (900 100 259), HC Naturgás Comercializadora Último Recurso S.A. (900 907 000) y E.ON Comercializadora de Último Recurso S.L (900 118 866).

Y, ojo, porque si tu potencia contratada es inferior a 3 kW (la potencia figura en la factura), ni siquiera deberías tener que solicitar el Bono Social, tu compañía ha de aplicártela de manera automática.
a00469558 3052
Si reúnes todos los requisitos hasta ahora, bien, pero necesitas más: integrar una familia numerosa, que todos los miembros de la familia estén desempleados  o ser jubilado a mayor de 60 años con la pensión mínima.

Mi primo Julián llevó a cabo todos los trámites y le concedieron el Bono Social. Después, pudo comprobar con la primera factura el ahorro que había alcanzado, que en su caso fue de casi 40 euros en la tarifa bimensual, sobre un 12%, según calculó, no el 20% anunciado.

Lo sorprendente es que al cabo del tiempo surgieron los problemas sin comerlo ni beberlo, y su compañía le retiró el bono sin dar explicaciones. Y cuando Julián se las pidió, la empresa sólo le mencionó que ya no cumplía los requisitos exigidos.

Como sus circunstancias no habían cambiado, Julián reclamó por escrito con acuse de recibo a la compañía, ésta volvió a comprobar sus circunstancias y accedió a devolverle el Bono Social, pero tuvo que reclamar que se le aplicase con efecto retroactivo ese periodo bimensual que le fue denegado sin argumentos.

Ojo con esto, porque que te concedan el Bono Social no quiere decir que lo vayas a tener a perpetuidad. Las compañías tratan de librarse de él, en ocasiones extralimitándose y valorando a su antojo los datos.

Ante esto, ya intervino la Comisión Nacional de la Energía, recordándole a estas empresas que deben reactivar el Bono Social a estos clientes y recalcular las facturas que les han cobrado sin descuentos.

Desde entonces, mi primo Julián siempre comprueba que en sus facturas se mantienen los descuentos.

Y, ojo, porque si tus circunstancias han cambiado de verdad y ya no tienes derecho al Bono Social, estás obligado a comunicárselo a tu compañía. De lo contrario, te enfrentas a que recalculen al alza tus facturas, con una penalización del 10% sobre la tarifa TUR vigente.

* Fotos: GTRES