BLOGS

Cómo tratar una quemadura

Hay muchas prácticas cotidianas que conllevan el riesgo de quemarse, como cocinar o planchar, sin ir más lejos. Y también hay muchas falsas creencias  sobre cómo tratar esas quemaduras,  que deben ser valoradas en una escala de leve a muy grave.

La gravedad de una quemadura depende de su extensión y profundidad, y ésta última se mide en una escala de leve, grave y muy grave.

Si la quemadura es aparatosa a simple vista, lo mejor es acudir directamente al médico, y si la zona quemada es la cara, las manos, los pies, articulaciones, vías respiratorias o genitales, lo mismo: directamente al médico, como en el caso de sufrir una quemadura grave o muy grave.

Si la quemadura es leve, para tratarla lo primero que se debe hacer es enfriar la zona y huir de algunos consejos de Internet que mencionan la pasta de dientes como remedio universal, el aceite o las latas frías para aplicar en la zona e historias peregrinas diversas.

Lo primero, como decía, es enfriar la zona, y alejar al quemado de la fuente de calor. Mantener la quemadura bajo el agua tibia o fría durante unos veinte minutos es una buena opción, pero no se debe utilizar nunca el hielo o el agua helada.

Ojo con el agua si la quemadura la ha producido la cal viva, porque en ese caso habrá que sacudirla pero no mojarla, pues puede ser peor el remedio que la enfermedad.

Si se ha quedado adherida a la quemadura algo de ropa que cobra la piel, salvo que esté pegada, no debe tocarse, pues podrían dañarse los tejidos corporales y causar mucho daño. En ese caso, mejor también ir al médico.

En cuanto a si, una vez tratada, deben cubrirse las quemaduras, depende. Si la quemadura es pequeña y superficial y no afecta a una zona sensible, no es necesario taparla. Si es más grave, debe cubrirse con alguna tela limpia y húmeda hasta que la vea un médico, teniendo en cuenta que el tejido no debe desprender hilos o pelusas.

Por último, tampoco se recomienda dar de comer o beber al quemado hasta que lo examine un especialista.

Siguiendo esta serie de consejos, tratar una quemadura puede ser mucho más fácil, aunque, ojo, el mejor consejo es tomar siempre precauciones para evitar quemarse.

a00464933 2939
* Foto: GTRES

Los comentarios están cerrados.