BLOGS

Falsas creencias sobre los microondas

gtres_a0033843Existen multitud de falsas creencias sobre los microondas. Algunas están incluso ‘documentadas’ en forma de letrerito alarmista que recorre las redes sociales. Pero no por ello dejan de ser falsas. Que si sus ondas provocan cáncer, que si se modifica la composición de los alimentos, que si se escapan las microondas…

Lo cierto es que hace tres décadas los microondas no eran tan seguros como ahora. Pero de ahí a equipararlos con la silla eléctrica, como hemos leído en Internet, dista un mundo. La mayoría de los microondas que podemos encontrar desde hace años en las tiendas españolas son aparatos seguros que han pasado riguroso controles de calidad. Aunque alguno ha encontrado la OCU que no cumplía.

Nunca se ha probado que las microondas provenientes de un microondas provoquen cáncer, ni siquiera hace treinta años, aunque podamos encontrar en Internet multitud de presuntos estudios que así lo afirman.

Tampoco es cierto que los microondas modifiquen la composición de la comida, las radiaciones simplemente hacen vibrar las moléculas y así se calientan los alimentos, pero ni se modifican los átomos ni se convierte la comida en radiactiva.

Por otra parte, en un microondas en buen estado, las microondas no pueden salir al exterior por ningún lugar, y en el caso de que el aparato estuviera deteriorado y tuviera fugas, las ondas perderían intensidad rápidamente.

Pero si quieres comprobar que tu microondas no tiene fugas, no recurras a esa falsa creencia de la Red  que mantiene que se debe meter un móvil al microondas, cerrar la puerta, hacer una llamada y si suena el teléfono es que el microondas tiene fugas. Esto es simplemente absurdo.

Los problemas con el microondas, si se dan, suelen venir casi siempre por las malas prácticas. Y es que hay gente para todo, como la chica que metió al gato al microondas para castigarle por comerse a su otra mascota, un pez. Al principio pensamos que era un bulo más de Internet, pero lo contó Europa Press, que, a diferencia de multitud de webs alarmistas, sí contrasta las informaciones.

Parece ser que el año pasado esta chica británica de 23 años llamada Laura Cunliffe, decidió castigar a su gato de cuatro meses por haberse comido a su pez. Y sus problemas mentales la llevaron a meter al pobre gato al microondas, y el animal murió poco después de sacarle, lo que le costó a su dueña 14 meses de cárcel y la prohibición de por vida de volver a tener animales, revisable en un plazo de cinco años.

En Internet figura otra práctica similar de una señora que metió al gato al microondas para secarlo después de haberlo lavado, pero la ‘noticia’ tiene pinta de ser más falsa que un euro de Franco.

Si es cierto que hay prácticas con los microondas que requieren de tomar algunas precauciones. Por ejemplo, algunos recipientes de plástico, como los metales, no deben utilizarse en el microondas. Únicamente deben meterse los que son adecuados para ser usados en microondas, o bien utilizar envases de vidrio, con los que no hay problema.

También es verdad, que, de calentar agua en el microondas, no suelen producirse las clásicas burbujas al hervir, pero al meter un objeto al recipiente con agua sí podrían surgir violentamente y precipitar el líquido caliente, que podría quemarnos.

Pero, vamos, haciendo un uso responsable de un microondas en buenas condiciones, su utilización tiene pocos misterios, y el sentido común, una vez más, es un buen consejero.

gtres_a00337

* Fotos: GTRES

10 comentarios

  1. Dice ser jabalin

    No usarlo en vacío, más que nada porque te cargas la placa de mica.
    Cuidado con platos de loza, tazas de cerámica… Algunos de éstos se calientan mucho, muchísimo con las microondas.
    No está prohibido terminantemente meter metal en el microondas, por ejemplo un recipiente bajo que no tenga aristas (que pueden hacer de antena y provocar alguna chispa y un pequeño susto) se puede usar sin mayor problema. Más información en http://eltamiz.com/files/Microondas.pdf
    Lo de comprobar la estanqueidad con el teléfono, como idea no es absurda. Parece lógico ya que el teléfono emite y recibe microondas para funcionar y “coger cobertura”. El motivo de que este método no funcione entonces, es que el teléfono funciona a otras frecuencias que el microondas no está diseñado para apantallar. Quizá se pueda comprobar con el wifi/bluetooth que funcionan a prácticamente la misma frecuencia. Yo no he hecho la prueba.

    18 mayo 2015 | 14:41

  2. Dice ser lnanta

    ¿¿Desde cuando los metales son un tipo de plástico??

    “Por ejemplo, algunos recipientes de plástico, como los metales, no deben utilizarse en el microondas.”

    18 mayo 2015 | 15:31

  3. Dice ser Lo que hay

    Es increíble lo desocupados que están algunos y lo que les gusta lanzarse sobre otros. Esa frase “algunos recipientes de plástico, como los metales, no deben utilizarse en el microondas” está redactada poco claramente, pero cualquiera puede entender que quiere decir algo así como “algunos recipientes de plástico, AL IGUAL QUE OCURRE CON los metales, no deben utilizarse en el microondas”.

    Con lo que se encuentra uno cada día en los periódicos y vamos a fijarnos en lo menos importante.

    18 mayo 2015 | 15:38

  4. Dice ser ano-nimo

    Articulo poco contrastado y un poco de relleno. Siento llevar la contraria, pero de los microondas si que salen las ondas, concretamente por la zona frontal de la puerta.
    El funcionamiento del microondas se basa en la Jaula de Faradai, mecanismo que capta la radiación y la conduce a un punto de carga nula (se puede comprobar en el cristal de la puerta, donde se ve la malla metálica), pero el microondas no es una jaula perfecta, las ranuras de la puerta son una NO continuidad de la malla metálica que rodea a todo el aparato y representa una zona imperfecta por donde escapa parte de radiación (si mides con un espectrómetro se pueden comprobar los picos de radiación, pequeños, eso si. Yo personalmente los medí en una práctica universitaria).
    Consejo: no os pongais frente al micro cuando este funcionando, mirando como se cocina lo de dentro, xq estaríais recibiendo algo de microondas.

    18 mayo 2015 | 17:13

  5. Dice ser a

    ano-nimo, deberías repasar de tus prácticas. Una onda electromagnética no podrá atravesar una ranura mucho menor que su longitud de onda (y si es comparable se difractará). Por eso no hace falta que la pantalla sea completa, puede ser un mallado. Y por eso mismo todos los microondas tienes esos pequeños agujeros para mirar en su interior (y que la malla sea más barata y liviana) de un radio de milímetros, mucho más pequeños que los 12 cm de la longitud de onda. Si quieres más detalles, lee el enlace del primer comentario.

    18 mayo 2015 | 18:52

  6. Dice ser Probamos

    Lo cierto es que estos aparatos cada vez se hacen con menor calidad, la gente se niega a gastarse dinero en un buen electrodomésticos. Esto está haciendo que haya autenticas bazofias de aparatos en todo el PAE y los MH son lo mismo

    saludos
    http://www.probamos.com/cursogram-formacion-efectiva/

    19 mayo 2015 | 08:33

  7. Dice ser jaime

    El microondas esta diseñado para enviar microondas en un punto específico que es al plato giratorio donde ponemos los alimentos y esta hecho para que las ondas no salgan de ese punto especifico al que se dirigen por eso si meten el celular si tiene señal porque los celulares reciben ondas omnidireccionales y no de un punto específico.

    19 mayo 2015 | 08:49

  8. Dice ser Daniel L.

    pues nada, que cada cual haga lo que quiera con su vida.
    yo, por mi parte, no quiero microondas. no me fio de estudios interesados.
    los estudios que dicen que es una mierda pinchada en un palo nunca van a estar homologados por la “ciencia oficial”, y así con todo (las antenas de telefonía, los wifis, los nuevos contadores de la luz, las fumigaciones, etc.). ellos mismos nunca van a reconocer que lo que hacen es peligroso. y los informadores pagados tampoco.
    venga, buen día.

    19 mayo 2015 | 08:51

  9. Dice ser Nuño

    Respecto a lo del cáncer tampoco hay ningún estudio que diga que no lo produce, y personalmente estoy más por el si que por el no, PORQUE TODO PRODUCE CANCER EN MAYOR O MENOR MEDIDA. Es cierto que el microondas es una jaula de Faraday y que si la frecuencia de la onda electromagnética es mayor que las ranuras de la jaula no escapa nada… es cierto, pero algo escapa también. Respecto que no modifica la composición de los alimentos… FALSO, coge un huevo ponlo en el microondas y se cocinará, sus proteínas se desnaturalizan por lo cual se ha modificado, cierto que al cocerlo o freírlo pasa algo similar.

    Mi opinión del microondas es que no debe usarse nada más que para calentar la leche del desayuno o agua para infusiones, porque cualquier otra comida me sabe a recalentado.

    19 mayo 2015 | 13:24

  10. Dice ser a

    Nuño, tampoco hay ningún estudio que diga que el agua no produce cáncer.

    Cuando se dice que no cambia la composición se refiere a que la radiación no ionizante como la de un microhondas no puede quitar un electrón a ningún átomo, por tanto no puede cambiar la estructura de un átomo. El cambio de un átomo, si éste se produjera en una molécula de ADN podría generar una mutación que acabase en un cáncer. Como eso es físicamente imposible. Lo que hace la radiación de un microhondas es pasar energía a los átomos, que estos vibren y, por tanto, que aumenten su calor; lo mismo que hace la radiación electromagnética que emite una estufa o el sol. Así que el efecto sobre la materia es eso para lo que está diseñado: calentar.

    Y no es un estudio interesado, es una simple ecuación: https://www.usc.es/gir/docencia_files/dosimetria/capitulo2.pdf.

    23 mayo 2015 | 17:23

Los comentarios están cerrados.