BLOGS

Si quieres adelgazar, prueba a cambiar de hábitos

okCuando se acerca el buen tiempo, como es el caso, son muchos los que se plantean perder peso. Ocurre cada año y seguirá ocurriendo. Para ello, existen multitud de dietas. Pero, cuidado, porque algunas se anuncian como revolucionarias, incluso mágicas, o vienen avaladas por presuntos doctores que saben más que nadie, y mi experiencia como consumidor informado y responsable me dice que no te servirán de mucho. Hay dietas que apuestan por perder muchos kilos rápidamente e incluso te prometen que no volverás a ganarlos. Está por verse.
Evidentemente, hay dietas que funcionan, aunque no a todo el mundo por igual. Pero otras no, para nadie. Si de verdad quieres perder peso y supone un problema para ti, es el endocrino quien puede ayudarte, o bien un dietista. Ambos pueden afrontar tu problema de sobrepeso de manera personalizada.
Si te has decidido a hacer dieta, es tu médico quien puede ayudarte. Dejarse llevar por las nuevas ‘dietas’ y sus idílicos reclamos es un error, y a veces únicamente sirve para tirar el dinero. Mucho dinero en el caso de algunas dietas.

Es lo que ocurre con una de las dietas de moda, la Perricone, que algunos apuntan que es la de la Reina Letizia, basada en antioxidantes pero con un fundamento pseudociéntifico poco convincente. El negocio de esta dieta está en el libro que la acompaña y en los numerosos productos cosméticos que se aseguran necesarios para llevarla a cabo.

Otra dieta de las más populares actualmente es la de los días alternos. Se trata de una dieta por fases repartidas cada semana que promete que cuando llegue el fin de semana podrás comer lo que quieras, y así es complicado perder peso, pero resulta muy fácil procurarle a tu cuerpo un desequilibrio a la carta.

La tercera dieta más habitual últimamente es la del vino y el jamón, que suena muy bien, pero porque es simplemente absurda. Lo curioso de esta dieta, que se oferta con el argumento de que te hará sentir que no estás a dieta, es que discrimina entre hombres y mujeres, pues a ellas se les permite tomar menos vino que a ellos.

Las hay ‘peores’, como la paleodieta, que se supone que obra milagros con su planteamiento de ‘retomar’ la dieta del hombre primitivo; la Dukan, que conlleva demasiados riesgos; o la Dieta del Doctor Oz, muy popular en Estados Unidos gracias a que se vende en un show de televisión.

Pero para adelgazar no vale todo. Existen multitud de dietas e incluso hay quienes se tiran toda su vida siguiéndolas para nada.

Si lo que tienes son unos pocos kilos de más, la solución más práctica, que suele bastar, es incrementar el ejercicio físico y, sobre todo, cambiar de hábitos. Ésa es la clave: cambiar de hábitos.

Si tu problema es de obesidad, directamente ponte en manos de un especialista. Para adelgazar es básico quemar más calorías de las que se ingieren. Un cambio en las pautas de alimentación unido a la moderación y al ejercicio físico siempre dan sus frutos, si hay voluntad para ello, que también es clave.

* Foto: GTRES

11 comentarios

  1. Dice ser Juan Garcia

    a si la Dukan peligrosisima … alimentarse tan solo de verdura, pescado y carne, huevos leche y avena … te puede dar algo

    25 febrero 2015 | 13:27

  2. Dice ser Redry

    Más suela y menos cazuela.

    25 febrero 2015 | 14:09

  3. Dice ser Warp

    Redry +1000!

    25 febrero 2015 | 14:22

  4. Dice ser Oscar

    Yo casi añadiria que mas cazuela y menos freidora 😉

    Los guisos de cazuela acostumbran a ser saciantes; solo con sustituir la freidora, precocinados y congelados por una cazuela de toda la vida gran parte de la poblacion perderia peso.

    25 febrero 2015 | 14:22

  5. Dice ser Glenny

    Muy completo y cierto el articulo!!

    25 febrero 2015 | 14:45

  6. Dice ser Antonio Larrosa

    La infalible dieta es la que nos estan imponiendo los alemanes hundiendo nuestra economia , la dieta NAZI.

    Clica sobre mi nombre

    25 febrero 2015 | 14:57

  7. Dice ser y lo de sexólogos es como los ufólogos....

    ¿Pero no insultaban y demonizaban a la gente delgada hace poco?
    ¿No decían que las formas grandes estaban de moda?
    ¿No se estaba inculcando desde mucho smedios la idea de que la gente llenita es más sanita?
    ¿No insultan a modelos por salir en tangas o desnudos o los llaman indignos para su sexo cuando hacen publicidad con su cuerpo?
    ¿No dicen que la belleza est´aen el interior y corren luego a los ginasios a ponerse como aquellos y aquellas a lso que criticaban? Sölo uan semana, eso sí, no aguantanmas y lo queiren todo hecho, sin cuidar el cuerpo, sin respetarlo todo el año, como debería ser.
    ¿No dicen que el cuerpo es el enemigo de la mente sana, que hay que censurarlo, incluso en los Youtubes y los Googlelandias?
    ¿No están haciendo presión para censurar desnudos por todas partes para que parezca dignas la spágians qeu no ls contengan?
    ¿Pero se puede ir a algún lugar serio con mentalidades tan anticuerpo, antinatura, tan… histéricas?
    Y lo de los sexólogos es como los ufólogos, hablando de algo misterioso, terrorífico, algo oculto, noooo,noooo,sexo nooooo, que no se veeeaaahhh ahhh ahhhhhtchiiiisss. Ay bendita Primavera qeu con tus pulsos natura te ries de todas estas humanas querencias…

    25 febrero 2015 | 15:41

  8. Dice ser Ana

    Yo quise empezar la Dukan…cuando me dijeron que, durante meses, nada de fruta, dije “agur, yogurt” 🙂

    25 febrero 2015 | 17:58

  9. Dice ser Manu

    Estoy deacuerdo en parte del artículo. Discrepo en poner a la paleo dieta como una dieta peligrosa. Es una forma de alimentarse, no una dieta. No es nada peligrosa, ya que se comen carnes y pescados, verduras y frutas, frutos secos. No toman lácteos, cereales y legumbres, alimentos que no existían hace 3000 años antes de la revolución agrícola. No le falta ningún nutriente no tiene carencias.

    Muchos médicos y dietistas trabajan con esta alimentación para tratar la obesidad y muchas intolerancias com excelentes resultados.

    Os invito a que leáis los libros que hay en el mercado sobre este tipo de alimentación así como muchos estudios que avalan sus resultados.

    Los lácteos, cereales y legumbre no aportan ningún nutriente que no puedas sacar de los alimentos que he citado anteriormente. La base de pirámide no son los hidratos de carbono y menos los refinados, como el pan, arroz, pastas y demás.

    Hoy día no comemos comida, todo esta procesado y adulterado. Comer platos de proteína acompañados de verduras, frutas y frutos secos, nos aporta todo lo que necesitamos. Nos son las grasas las causantes de la obesidad, más bien los azúcares e hidratos de carbono refinados. Hay que ponerse al día con la ciencia y romper con viejas pirámides y recomendaciones.

    01 marzo 2015 | 16:38

  10. Dice ser Chica Paleo

    Ya que veo que conoces muy bien el estilo de vida paleo y su filosofia te invito a que te informes antes de volver a meter la pata y tacharla de “milagro”. Es mas, te reto a que dejes a un lado esos maravillosos macarrones que no son otra cosa que harina refinada, osea azucar, con ese bacon lleno de azucar, si azucar he dicho bien, con el tomate frito del super elaborado con azucar….. ups perdon, jarabe de maiz, osea azucar y que lleva de todo menos tomate y te pases 30 dias comiendo frutas moderadamente, verduras como si no hubiera un mañana, carnes, huevos y pescados con su grasa, aceite de oliva, tuberculos, raices y frutos secos y despues de probarlo por 30 dias nuestra “dieta” a ver si hay bemoles a volver a decir lo mismo.
    Un saludo.

    01 marzo 2015 | 17:02

  11. Dice ser lee, investiga y experimenta

    Estoy de acuerdo en muchos puntos que mencionas pero creo que tu opinión no es acertada respecto a la que denominas “paleodieta”.
    En primer lugar porque no es una dieta. Es una forma de entender la alimentación humana dentro de una forma de vida.
    Dicha alimentación, por resumirlo, lo que recomienda, y es innegociable, es sacar el azúcar y alimentos procesados de tu alimentación. Los cereales llevan unos diez mil años en la alimentación humana pero no todo fueron beneficios para la salud desde entonces. ( puedes ir al museo arqueológico de madrid sección Neolítico y leer las enfermedades que empezaron con el consumo de cereales desconocidas anteriormente)
    Se trata de alimentarse lo más naturalmente posible evitándo aquellos alimentos que no son nutricionalmente indispensables pues sus beneficios son inferiores a los perjuicios.
    Por eso cada persona, partiendo de unos criterios muy claros, debe cambiar sus hábitos alimenticios, incluir el deporte en su día a día, dormir 7 u 8 horas, tomar el sol, estar en contacto con la naturaleza.
    Si a esto lo llamas “dieta milagro peligrosa” estas mal informado y malinformando a tus lectores.

    01 marzo 2015 | 17:57

Los comentarios están cerrados.