BLOGS
Ni libre ni ocupado Ni libre ni ocupado

Elegido Mejor Blog 2006.Ya lo dijo Descartes: ¡Taxi!, luego existo...

Fin (de la primera parte)

simpulso

Sí, familia. Este es y será el último post del blog nilibreniocupado. Han sido más de ocho años escribiendo cada día, de lunes a viernes, ya hiciera frío o calor, lloviera por fuera o por dentro, o enfermo y con fiebre incluso. 1.917 textos en total, 115.894 comentarios  y 333 columnas publicadas conjuntamente en la edición impresa del diario más leído de España. O dicho de otro modo: más de 500.000 kilómetros al volante de mi taxi, buscando la anécdota perfecta que llevaros a este blog. Supongo que son cifras más que suficientes para demostrarme y demostraros que, una vez infectado por el virus de la literatura, siempre hay algo que escribir. Siempre.

Sin duda estos han sido los años más fructíferos en todos los sentidos de mi vida. Gracias a 20minutos, desde aquel 2007 que gané –sigo pensando que por error– el segundo certamen del concurso 20blogs, me ha ocurrido de todo y todo bueno. Desde publicar un libro de la mano de mi mentor Arsenio Escolar y acudir a Buenafuente a presentarlo, hasta dar conferencias por medio mundo invitado por el insigne Instituto Cervantes, o impartir talleres de creación literaria y literatura on line atestados de gente, o colaborar en grandes medios como La Sexta, RNE, Cadena SER (donde aún continúo) o incluso, por esos giros raros que da la vida, ejerciendo de tertuliano en El Gato Al Agua de Intereconomía TV. O acabar casándome con una lectora y ser con ella padre primerizo de la niña más estrictamente hermosa del globomundo.

¿Que por qué me voy? Supongo que necesito cambiar de hábitos. Son ya muchos años escribiendo y publicando cada día, casi al minuto, sin apenas tiempo para revisar lo escrito, perdiendo algunos textos el valor que merecían, y aun a riesgo de caer en el olvido, el cuerpo me va pidiendo otros formatos, o al menos escribir más sosegado, sin la prisa verborreica que hasta ahora me ha exigido el blog (o me he exigido yo, por qué mentiros). A parte del libro de relatos taxiales que estoy a punto de publicar (una suerte de selección ampliada y mejorada del blog con algún que otro texto inédito, a modo de guinda final de esta etapa), guardo desde hace tiempo un par de novelas a medio cocer que quiero, necesito, terminar. Así que, en cierto modo, no me iré del todo: sólo cambiaré de ropa.

Tampoco quiero ni puedo desvincularme de esta casa que tanto me ha dado, mi 20minutos del alma. Tal vez, algún día, ojalá, vuelva más fuerte y renovado por estos lares blogueros, tal vez con otro blog y nuevos aires.

Y poco más. No quisiera despedirme sin antes dar las gracias a todos aquellos que, de un modo u otro, han sido parte imprescindible de este blog. A Arsenio y a Virginia, por supuesto, a Melisa, Jaime, Chema, Victoria y demás familia veinteminutera, a mi tía Sonia (que me animó a presentar aquel primer blog al concurso 20blogs de 20minutos), a mi esposa Mariam (no hay suficientes terabytes en este mundo para explicarlo), pero también y en especial a esos miles de usuarios de mi taxi, protagonistas sin querer de tantas y tantas historias y, cómo no, a vosotros: sin vuestras visitas y comentarios, nada de esto habría sido posible. ¡GRACIAS!

De todos modos y a pesar de los pesares, iré contando mis progresos por las redes: en Twitter (@simpulso) y en mi página de Facebook.

Y sé que me arrepentiré de esto. Sé que en cuanto pulse el botón de publicar, no podré evitar soltar la lagrimilla y echar al instante de menos esa bendita rutina de escribiros y leeros cada día. Han sido muchos momentos buenos. Muchas, demasiadas, sensaciones imposibles de borrar. Sólo espero haber conseguido moveros algo por dentro alguna vez, una escamita del alma, lo que sea.

¡Hasta siempre!

149 comentarios

  1. Dice ser nekane

    Solo hay que ver los twister que publicas al aldo para ver qu eechas de menos tu página: sigues teniendo la base, luego el texto está en tu cabeza, pero no lo plasmas… no entiendo que te hayas negado a un sobresueldo?.. soy todo zen con las bicis a 15 por hora, los muelles del colchón del vecino, las fotos de los usuarios dormidos… no has cambiado un ápice, ja,ja..
    Lo de la France suena raro, no está tan claro que hayan sido los hermanos los culpables…
    Vivir es eso: que no haya paz, que nos matemos, violentemos y muramos sin saber ni por qué, ni si es aquí donde se nos inducen ideas insanas, dañinas para el prójimo o el sentido de estar aquí es ese generar el doble de energía con sentimientos extremistas llevado a extremos, los que vivimos los peores años de ETA en el país vasco, sabemos un rato d eesos sentires, de esas faltas de libertad de expresión, de esas faltas de libertades, de la opresión policial, de cómo cambiaron de cara los del terror y la tortilla dió la vuelta para quemarse por ambas caras
    ya no salva dios al mundo, entonces… estamos perdidos¿?, lo peor es que la libertad es otra más de todas las mentiras
    feliz finde

    10 Enero 2015 | 11:28

  2. Dice ser El alguacil atroyanado

    Tántos años diciendo “yet she’s true, like ice, like fire”…
    Esa fue tu canción, durante décadas.

    Y, sin embargo, “And you treated my woman to a flake of your life. And when she came back she was nobody’s wife. Yes, and thanks, for the trouble you took from her eyes. I thought it was there for good so I never tried”.

    Todas las canciones se toman su sweet revenge. Las componemos, las cantamos, pero ellas están ahí, al final de los tiempos para reirse de nuestros vanos intentos por controlarlas.
    Si a un chiste fácille damos cancha, resultará que la ofendida se pone aun en más evidencia que el gracioso, cuando lo sabio y lo adecuado sería ignorarlo.

    No has hecho nada malo, y lo has hecho todo muy mal.

    http://www.youtube.com/watch?v=tAmQgI_Mun4

    12 Enero 2015 | 04:41

  3. Dice ser manuel

    La primera luz, del amanecer,
    con seductora y fulgente mirada
    llega en la mañana hasta mi morada
    trasteando en la escena que soñé.

    Y aunque cierro los ojos y me aferro
    con todas mis fuerzas a la almohada,
    no encuentro ya el calor de dulces besos
    sino un frío de nieve entre las sábanas.

    Ésta tan loca y callada alborada
    burlándose de todos mis reproches
    borra sin piedad sueños de mis noches
    y me despierta en medio de la nada.

    12 Enero 2015 | 19:07

  4. Dice ser donasen

    Gracias, El alguacil atroyanado, por la música! (pensé que te echaría de menos)

    13 Enero 2015 | 20:56

  5. Dice ser el alguacil olvidadizo

    No sé quién podrás ser, donasen. Quién escriba así? Quién me puede echar de menos?
    Anyway…
    Me acordé de un comentarista de hará 7 años, muy mordaz, incisivo a tope. Cantaba las verdades del barquero a todo dios. No es que fuera barquero, pero golpeaba con sus remos, ya lo creo.
    A Noimporta admiraba su brutal ecuanimidad y excusaba sus exabruptos. Una vez, aquel comentarista le llamó “menopáusica no-sé-qué-más”, y Noimporta, sagazmente, le rió la gracia, reduciéndola a su verdadera dimensión. Y en más de una ocasión la catalana hizo una defensa a ultranza de aquel agudo nick, mosca cojonuda.
    Me acordé de ese señor, porque por aquel tiempo, el tiempo de los blogs, dejó esta canción en otra bitácora anexa a ésta, que ahora tampoco se me viene a la memoria.
    .

    Tu dolor no es ninguna credencial aquí.
    Apenas es la sombra de mi herida.

    Y ahora no me ames con tanta fiereza,
    cuando bien sabes que no estás segura de quererme.
    Es tu turno, amada mía:
    lo que llevo puesto encima es tu carne.

    ¿Qué te parece, donasen? Tenía muy buen gusto aquel cabrón.
    Es una pena que cierre Simpulso, ahora que le estoy volviendo a coger el tranquillo a esta cápsula de dejar nostalgias que no valen para nada, sino para recordar que un día estuvimos vivos.

    Me gustaría que fueras LP, donasen. Pido imposibles.

    Suerte, Daniel. Has citado antes a tu niña que a tu Mariam. Normal, eres padre recién estrenado. Además, según dicen, los padres y las hijas están unidos por un especial attachment, que no he tenido la fortuna de comprobar.
    Bueno, también hay alguna madre que estará unida así a su niñita, I guess.

    ¿Cómo serán las hijas? No lo sé.

    http://www.youtube.com/watch?v=n4iUYn8FK-s

    15 Enero 2015 | 04:49

  6. Dice ser corrigiendo typos

    No sé quién podrás ser, donasen. Quién escribía así? Quién me puede echar de menos?

    Anyway…

    Me acordé de un comentarista de hará 7 años, muy mordaz, incisivo a tope. Cantaba las verdades del barquero a todo dios. No es que fuera barquero, pero golpeaba con sus remos, ya lo creo.

    Noimporta admiraba su brutal ecuanimidad y excusaba sus exabruptos. Una vez, aquel comentarista le llamó “menopáusica no-sé-qué-más”, y Noimporta, sagazmente, le rió la gracia, reduciéndola a su verdadera dimensión. Y en más de una ocasión la catalana hizo una defensa a ultranza de aquel agudo nick, mosca cojonuda.

    Me acordé de ese señor, porque por aquel tiempo, el tiempo de los blogs, dejó esta canción en otra bitácora anexa a ésta, que ahora tampoco se me viene a la memoria.

    Tu dolor no es ninguna credencial aquí.

    Apenas es la sombra de mi herida.

    Y ahora no me ames con tanta fiereza,

    cuando bien sabes que no estás segura de quererme.

    Es tu turno, amada mía:

    lo que llevo puesto encima es tu carne.

    ¿Qué te parece, donasen? Tenía muy buen gusto aquel cabrón.

    Es una pena que cierre Simpulso, ahora que le estoy volviendo a coger el tranquillo a esta cápsula de dejar nostalgias que no valen para nada, sino para recordar que un día estuvimos vivos.

    Me gustaría que fueras LP, donasen. Pido imposibles.

    Suerte, Daniel. Has citado antes a tu niña que a tu Mariam. Normal, eres padre recién estrenado. Además, según dicen, los padres y las hijas están unidos por un especial attachment, que no he tenido la fortuna de comprobar.

    Bueno, también hay alguna madre que estará unida así a su niñita, I guess.

    ¿Cómo serán las hijas? No lo sé.

    http://www.youtube.com/watch?v=n4iUYn8FK-s

    15 Enero 2015 | 04:56

  7. Dice ser Al Sur de Gomaranto

    Como lo hizo el Cid Campeador,
    que montado en su caballo Babieca
    ganó batallas, cuando ya había partido.
    Simpulso, cabalgando su taxis,
    se fue final de año, el día treinta y uno.
    También ha ganado como, a título postrero,
    con su último post de la primera parte.
    Con este, llegará a los cientos siete
    los comentarios que por aquí hemos vertido.
    El blog, ha llegado a su final,
    en posición por antiguo está ya
    abajo del todo, al final como es normal
    y dentro de unos días, desaparecerá.
    Lo que perdurará, lo vamos a constatar
    es el recuerdo de un taxista escritor,
    que durante años a diario nos regaló
    con una historia o relato taxial,
    que a casi todos mucho trabajo nos costó
    deducir cual era ficticio del que era verídico y real.

    15 Enero 2015 | 08:11

  8. Dice ser Aura

    ¡Madre mía, cuánto me he perdido!
    Me siento como cuando era niña y frustrada por algún contratiempo insalvable, agarraba una pataleta que conseguía poner a mi rostro color de demonio cabreado y al de mi madre apariencia de bruja malvada. He sido de las que empecé a leerte tarde y visto lo visto, aparte de perderme muchas joyitas tuyas, Daniel, también me he perdido muchas otras de los comentaristas que se paseaban por tu blog.
    Un placer leeros Nekane, manuel (que maravilla has escrito), aguacil atroyanado u olvidadizo o corrigiendo tipos, que la forma también cuenta, (prendada me he quedado con los comentarios y la música que los acompaña) y Al Sur de Gomaranto (la nostalgia no le abandona).
    Es una pena que Daniel haya cambiado de rumbo, es una pena, y cada comentario que leo, ahonda más en esa convicción.

    Saludos.

    15 Enero 2015 | 11:50

  9. Dice ser xulita

    Te deseo toda la suerte del mundo en esta nueva etapa de tu vida.Te lo mereces,os lo merecéis.

    GRACIAS por darme la oportunidad de conocer aquí a un puñado de gente maravillosa con la que me he compartido momentos estupendos.

    Ell@s saben quienes son 😉 Sigo aquí.Estoy VIVA!!!

    Leerte será siempre un placer.

    Un abrazo y un besote.

    15 Enero 2015 | 12:15

  10. Dice ser nicontigonisinti

    Que te vaya bonito calvete!!!!

    16 Enero 2015 | 09:04

  11. Dice ser Mariana

    Solo decirte que me da mucha pena que lo dejes… amo este blog.. te extrañaré un montón.. aunque seguiré tus logros por face…
    Muchas felicidades en tus nuevos sueños… Disfruta! Vive! As Always…
    Besitos y un fuerte abrazo de oso… 😉

    16 Enero 2015 | 10:16

  12. Dice ser Maria

    Era inevitable que algún día llegaría esto, como una despedida que sabia anticipada. Te deseo mucha suerte en tu nueva andadura sin lástima, ya que te entiendo perfectamente y en ésta vida hay círculos que son necesarios cerrar para empezar una nueva etapa. Muchas gracias por tus entradas que en ocasiones me han hecho pensar. Suerte de haberte encontrado en mi camino y toparme con esa forma peculiar de escribir para la que sin duda tienes un don. Un abrazo de una seguidora que lo hizo desde el principio del todo hasta el fin 🙂

    16 Enero 2015 | 11:11

  13. Dice ser Donasen

    Me gusta leer lo que escribes, por eso dije que además iba a echar de menos tambien tu música.

    Cierto, recuerdo a ese tocacojones……pero no su nick, sé que me gustaba tambien aunque no estuviera de acuerdo siempre con él..
    (En el texto tienes la solución al enigma..jejeje .)

    16 Enero 2015 | 20:03

  14. Dice ser Pereira

    Sostiene Pereira que la sensación térmica era de -6ºC y la nieve, ligera. Pasado el puerto de montaña, en la autopista atronaba Extremoduro.
    De repente, la niebla.

    ***

    Voy a hacer una parada, Pillo una carretera secundaria, a byway, me bajo del coche, y le explico a los lectores que se apiñan en los márgenes que el destino sólo es el final de un trayecto. Que el quilómetro cero también es un punto de regreso. Alguno no se queda muy convencido. Es difícil arrancar conceptos como garrapatas. Procedo a extirpárselos, escalpelo mediante, y con mis pinzas de la suerte le introduzco en el cerebro la nueva verdad revelada. Hay tantos destinos como pasos que podemos dar.
    He ahí el hombre nuevo, sin ideas preconcebidas por la ignorancia de sus mayores. Se creía que el destino era el fado. Amália Rodrigues, María la portuguesa. Cuánta necedad!
    Me da las gracias. Le digo: “tenga cuidado, ahora es usted el hombre nuevo. No vuelva a su casa. Le espera la mujer vieja”. Y él: “pero yo la quería. Devuélvame usted mis etimologías falsas ¿Qué voy a hacer sin mi mujer vieja? 48 años con ella, No sé ni vestirme sin sus manos”.

    Reanudo mi viaje, aún me falta otro puerto de montaña que pasar, Madrid me espera. Llevo conmigo los volantes, las autorizaciones de Asepeyo. El hospital. Los blancos pasillos llenos de madres. Aquella mujer que se derrumbó en cámara lenta, como un trapo, la última vez que vine.
    La revisión.
    ***

    Señor, en tus manos encomiendo su TAC.

    ***
    Hola, Donasen. Esto no se lo cuentes a nadie, vale? Tú que sabes lo que vale un peine y lo que vale un niño. Te bebes una jarra de vino y olvidas lo que te he dicho.
    ***
    Jesús, el Guadarrama! Para ser conductor de primera, de segunda, de tercera,…

    El Guadarrama.

    ¿Quién nos llama? ¿Quién decide nuestra muerte?
    En el periodo de diez días entre el Rosh Hashanah y el Yom Kippur, Dios ha de decidir el destino de las personas, de acuerdo a cómo obraron en el año que acaba de terminar.
    Y ese destino se cumplirá en el año que empieza, tras el Rosh Hashanah. La vida, la muerte.
    ***

    ¿Quiénes sois vosotros para asustarnos, sumos sacerdotes de un dios que agitáis como un espantajo?

    Caramba, qué bien habla el hombre nuevo! Ha aprendido la lección.

    http://www.youtube.com/watch?v=4yX95dXVW_g

    Nadie lee con detenimiento. Sólo las madres escudriñan los diagnósticos, los presagios, la jerga de los galenos. Aterrorizadas.
    El resto es superficialidad y páginas en el vacío.

    17 Enero 2015 | 01:04

  15. Dice ser nekane

    El fin de la historia, de Hegel, ya fue actualizado tras la caída del muro de Berlín por Fukuyama, punto final de la historia, punto final de los grandes cambios, pero el debate queda abierto..
    hay punto final? o punto y final?
    Ese es el intento con cada muerte y renacimiento, partir de cero… lo logra alguien?, hay alguien limpio para hacerlo? no está la genética tan contaminada a pesar del puro y único personalismo del adn? bueno, excluyendo los gemelos univitelinos, claro!?, por qué nominamos el dèjá-vu, los sueños, la intuición, el aliento en la nuca, el escalofrío, el susurro de ultratumba, los sonidos que no se oyen, el ambiente espeso…
    Marga se movía como una elegante gacela dentro de su auténtico abrigo de leopardo -años 70, cuándo aún no estaba prohibida la venta de pieles-, tacón alto pero medio, dando ese toque musical con paso acompasado de grácil baile al andar y acaparaba así todas las miradas de mi pueblo obrero industrial, cuyo uniforme competente era el mono o peto azul de trabajo enegrecido o rematado artesanalmente en varios de sus puntos más débiles del constante uso, o vestido rural tambien azul y bombacho negro, y sin gracia corporal conducidos por zapatones o albarcas, Marga era la reina, la diosa Var, venía de una familia rara y extrañamente aceptada en el pueblo, compuesta de muchos miembros jóvenes en un matrimonio mayor, la mitad morenos, la otra mitad rubios, todos muy guapos y con vidas llevadas al límite por exceso, por defecto, por don o por natura… Ella, Marga, era el ejemplo para nosotras las menores con complejos de ninfas aprendizas, puesto que no debía haber en el pueblo y los colindantes un solo hombre-mujer que no la amese, idealizase, así pues en ella iba en crescendo su aura y en las noches sin luna, cuando el musical taconeo la hacía cercana se podía ver con claridad, aún en el supuesto de un engaño visual, qué más dá!, su leónida melena iluminada, pero también sus ojos negros rasgados y vivos como perdidos mirando a muy pocas partes… hasta que, finalizado sus estudios, llegó-volvió al pueblo convertido en todo un médico el hijo pródigo del mejor doctor especialista que teníamos, y él era elegante también en su simpleza, llano y cercano como es la gente exenta de divismo y Marga bajó a la tierra subyugada de aquel encantador curador de pústulas …eran tiempos de fotonovelas en los kioskos, pero no había protagonistas en portadas que robasen encanto a la pareja nuestra.. se casaron al poco, comenzaron nueva vida en otra provincia en la que él había currsado, y,volvían los veranos para recordarnos que nuestro pequeño pueblo había dado grandes hijos, ella se profesionalizó en su rama, trabajaban, vivían juntos y no había competencia más admirada que en su andar cogidos del brazo, pero cierto día en que el diablo nos visitó, le apuntó a él, sin misericordia, con su tridente y en un mal disimulado paso de envidioso, le atravesó el corazón, cayendo fulminante en los brazos de ella y ella muda del estupor gritó y gritó, así perdieron el fondo de sus ojos otra vez la postración.
    …desde entonces en dicha familia, los rubios mueren tocados por la desgracia, auqnue ella sí vive aún, y los morenos son los tocados por la gracia y el don del arte… Marga ha intentado una y mil veces partir de cero, se lo ha jurado, prometido y comprometido a ello en serio y con voluntariosas ganas, pero Marga cae y recae una y otra vez terriblemente contaminada, a veces le parece que si retoma el sendero, que si aparece alguien con parecidas cualidades… ella sigue en la ciencia médica rozando gentes tan parecidas a él, haciendo acciones tan igual a las suyas.. quizás si le hubiese dado tiempo a dejarle un vástago..
    quizás, quizás como Aristóteles y Hegel …el caso es no acertar!
    Feliz vuelta Daniel Diaz!
    tú que nos has dejado a nosotros para no irte del todo!, ja,ja,ja

    17 Enero 2015 | 11:58

  16. Dice ser manuel

    Esfera Galáctica. Cuaderno de bitácora: El comandante Dani, admirado y amado más que nunca por su bella segunda esposa, que recogía conchas a sólo unos metros de distancia de él, en la admirable playa sureña de Sharp Island, escribía el capítulo 2 de su novela, echado sobre una roca.

    Tenía dos esposas, no se le iba de la cabeza, era totalmente contrario a su educación cristiana. Tal vez eso fuera lo que le llevó a emparejar al protagonista de su novela, a Flasco, con dos chicas en vez de “sólo” una, aunque dicho advervio tenía un significado vacío de realidad. Tanto Mariam como Neosen eran mucho, muchísimo.

    Faltan dos días para el regreso a Terra II. Ayer acompañó a Akem, durante la noche, hasta Orutón. Su última visita al poblado. Luego se despidió de todos y prometió volver en un futuro no muy lejano. Estaba cansado y tenía sueño. Pero hacía un día expléndido. Contemplaba a Neosen, ensimismada en la recolección de conchas. Volvió la vista al cuaderno. Borró lo que había escrito y empezó de nuevo.
    ……………………………………………….

    Capitulo 2: Fue una suerte para Flasco que su llegada a Heathrow coincidiese con la del siempre joven Terence Hill, que acaparó la atención de los servicios de seguridad. Ello no evitó que sorpresivamente se viese brazos arriba y piernas abiertas, cacheado por una chica joven de no menos de 1.80 m de altura mientras veía arriba, a su izquieda, en una pantalla, las tripas de su propio equipaje en el que afortunadamente no había sino ropa y un pequeño ordenador, que también fue revisado, conectado a una terminal y copiado exhaustivamente en pocos segundos.

    El cacheo olvidó su sofisticado bolígrafo “parker”, claramente visible en el bolsillo de su vieja chaqueta, y el cual había sido bloqueado por las nuevas medidas de seguridad nada más subir al avión en Marco Polo. Hizo mal no leyendo el archivo encriptado (contraseña “violeta”) antes de subir al avión. En el que se detallaban los pormenores de la misión . Dicho archivo le había sido transferido horas antes desde una no menos sofisticada pitillera en el bar de alterne de Mestre en el que utilizó, además, un paraguas como señuelo para certificar la posible presencia de algún espía rival. Pero no ocurrió nada fuera de lo normal.

    Mientras la larguísima cinta transportadora lo llevaba hacia la salida del aeropuerto se reflejó de cuerpo entero en un involuntario espejo de metal dorado y cayó en la cuenta de lo modesto de su vieja y desfasada vestimenta. Decidió dejar un momento a sus pies su pequeña maleta y colocarse la gabardina que llevaba doblada en su brazo izquierdo. Terence Hill, justo detrás, le sonrió e hizo lo propio. Respondió, educadamente, a la sonrisa del actor y esbozó apenas un “London is London…la lluvia espera siempre”.

    Ya en la puerta de salida prefirió detenerse, simulando buscar en el bolsillo interior de su chaqueta algún papel o plano de la ciudad, mientras el resto de sus compañeros de vuelo se precipitaban sobre la cola que daba acceso a los taxis. Quedó sólo sobre la acera, con un pequeño mapa de la ciudad. Una señora de mediana edad, con una amplia sonrisa, se le acercó desde una distancia no inferior a los 20 metros:

    – Can I help you?

    – Oh, sí gracias, me preguntaba si sería mejor coger un taxi o el metro para llegar al centro de la ciudad cuanto antes.

    – Well, London taxis are very expensive, you know… Better the subway, it’s cheaper…, you know.

    – Many thanks, cogeré el metro…¡Gracias!

    Ya en el metro, antes de sentarse, Flasco tras quitarse la gabardina cogió el boligrafo y lo colocó en el bolsillo interior de su chaqueta. En ello estaba cuando le llegó una vocecilla, un tanto tímida, de una chica que tenía sentada justo enfrente:

    – Are you going to the downtown, to the City Center?

    -Sí, ciertamente.

    -¿Es su primera visita a Londres?, le preguntó sonriendo.

    -No, no la primera, pero casi. Me encanta Londres.

    – ¿Ha reservado ya hotel?

    – No, aún no. Pensaba hacerlo hoy, ahora por la mañana. Luego veré la ciudad, los parques…el río…el Big Bang…

    -Pardon?, The Big Bang?

    – Sorry, quise dicir el Big Ben… el famoso reloj.

    – Ah, good. ¿Cuánto tiempo va a estar?

    – Sólo una noche. También quiero ver otras ciudades…Sheffield….York…St. Andrews…Inverness…

    – I see. In such a case le recomiendo que vea The British Museum. Es muy completo.

    -Segiré su consejo.

    – Pero es muy difícil encontrar hotel en Londres -continuó la chica- y los hoteles de Londres son muy caros. Si quiere puede dormir en mi casa esta noche. Sobra un dormitorio.

    – Por mi no hay ningún inconveniente, pero no debería ser usted tan confiada. Yo podría ser un ladrón o un asesino…

    – Pero no lo es. No se preocupe. Además vivo con mi novio. Estuvimos hace dos años en Italia. Le encanta hablar de Italia con los italianos. Usted parece italiano…

    -Sí, lo soy. Está bien. Hablaremos de Florencia, de Roma, de Venecia…de lo que queráis.

    Flasco sabía perfectamente lo que para una mujer significaba “hablaremos”… Exactamente que el hombre iniciaría el tema, de la misma forma que aquellas manivelas arrancaban los antiguos coches. Una vez arancado el motor, el hombre (osea la manivela) ya no era necesario. Sólo tenía que escuchar atentamente. No se le exigía más.

    Así ocurrió exactamente, tras la cena. Se fueron a la cama pasadas las 2 de la madrugada y porque Paul tenía que incorporarse muy temprano al trabajo. Antes del amanecer Flasco oyó abrirse la puerta de salida y lo vió salir a través del visillo de la ventana del dormitorio, con su traje reflectante, su uniforme del servicio de limpieza de la ciudad. Flasco se dispuso a vestirse con la rapidez propia de las circusntancias y con la intención de despedirme de ambos y abandonar la casa a continuación. Pero Elisabeth tocó la puerta con los nudillos:

    – ¡El café está preparado!

    ………………………………….

    -¡El café está preparado!

    – Comandante ¿está dormido?. ¿Comandante…?. ¿Comandante Dani..?, insistió Rencovich.

    – Eh, sí… digo… ¡no!… estoy despierto. ¿Que ocurre?

    – El café está preparado. Neosen ha preparado café para todos…

    – ¡Cielos! Hola Rencovich. ¿Cómo va todo? Gracias, me había quedado traspuesto. ¡Vamos, no hagamos esperar a Neosen. ¿Qué hora es?

    – Comandante, se olvida este cuaderno…

    – Gracias…tengo el sueño un poco retrasado… vamos…me vendrá bien un poco de café.

    17 Enero 2015 | 20:48

  17. Dice ser manuel

    @Nekane: muy bonito lo que has escrito. Y sin faltas de ortografía ¡no como yo!.
    @Pereira: Sólo las madres aman con infinito amor. Cierto. Y las que más sufren cuando toca sufrir.
    @Gomaranto: Usted, maestro, siempre en forma y con nuevas ideas. Yo creo que es una reencarnación del Cid. Seguro que fue uno de sus antepasados…él siempre con la espada, usted con la pluma…
    @Aura: cuando escribes pareces tan suave como una mariposa.
    @Aguacil: No te preocupes demasiado. Sólo somos seres humanos. Apenas entendemos lo que es el bien o el mal y parece ser que los que se empeñaron en saberlo fueron duramente castigados…por pretender gozar de esa cualidad divina.

    17 Enero 2015 | 21:20

  18. Dice ser nekane

    ja, ja Manuel gracias …me encanta que la gente sienta algo con lo que escribo! y, me encanta sentir con lo que escribís los demás
    lo de las faltas.. haberlas haylas, será deformación profesional, pero le doy la importancia justa, no me gusta ser puntillosa pues adoro el arte tanto puro como impuro y no tengo tiempo ni de repasar lo escrito, ya lo he dicho mil veces, pero me gusta mi frescura, en cinco minutos, máxime ocho, de texto, y disfruto con los vuestros también y ésto me encanta!, es como esparcir polvo de estrellas para que estornudemos arte, hermandad y vida, unos y otros.
    feliz domingo

    18 Enero 2015 | 11:40

  19. Dice ser Aura

    Será aquello que atribuye a ciertos sentires poderes inspirativos, lo que hace que a estas alturas, transcurridos muchos días desde la anunciada y aun así inesperada partida del firmante de este blog, este se siga manteniendo vivito y coleando. Y caray ¡de qué manera!
    Supongo que se debe al apego por las costumbres cotidianas, que no tienen por qué ser aburridas, algunas sorprenden y mueven conciencias, entrañas y ganas, un apego que incita a algunos a seguir paseándose por estos lares. Esa rutina diaria que no se quiere perder, con aroma a cafeína O nicotina, o quizá a cafeína Y nicotina (que gran papel es el de las conjunciones, que se lo digan a Nekane) o tal vez sin cafeína y sin nicotina pero con altas dosis de expectación, esa que nos lleva a estar con un ojo en la lectura y otro en el despacho del jefe o el compañero trepa, porque hay rutinas que no se llevan por obligación, más bien por inmensa devoción.
    Y así, los que se resisten a cambiar costumbres, siguen el rastro del que ahora está el último de la fila, o mejor dicho de la columna, ya que asumir bien las despedidas que no se esperan, no es tarea fácil. Doña añoranza, o su prima nostalgia, vienen a recordar una y otra vez, que no hace mucho se tenía una cita diaria o casi, con el taxista poeta. Y como bien es sabido que la melancolía activa la imaginación, las pinceladas creativas de los comentaristas parecen haber caído en un bucle afanoso que se niega a adormecer.
    Es entonces, cuando con café en mano, una servidora sigue los pasos de los que se niegan a partir, y se queda anclada una vez más a este rincón, porque es llegar a este rincón y comenzar a sentir con mayúsculas. En este rincón, una se topa con bellos y desgarradores recordatorios de lo que no se debe olvidar jamás. Moriremos y si lo hacemos antes que nuestra madre, nadie como ella sufrirá más. En este rincón te encuentras con quien quiere viajar a la gélida Inverness y mi mente retorna aquella historia que tanto disfruté hace tiempo y que me arrastraba junto con su protagonista Claire a través de un viaje temporal a la ciudad escocesa, donde ambas nos topábamos con el joven Jamie, alguien al que la protagonista nunca debería haber conocido, y sin embargo conoció y también amó. En este rincón te encuentras con preguntas que se parecen mucho aunque se respondan de manera muy distinta y te sumerges en historias de amor que comenzaron cuando todavía en los kioskos se vendían telenovelas y acabaron con una despedida inesperada que no deja avanzar porque quizá el círculo no se completó, o tal vez, se completó demasiado pronto. En este rincón no solo se viaja al norte, también se viaja al sur… de Gomaranto donde la calidez y el bien pensar está garantizada.
    Será por eso que cuesta tanto…

    Un placer leeros.

    19 Enero 2015 | 15:12

  20. Dice ser Paquito el de Cuenca

    Qué bien escribes, Aura! Y seguro que de un tirón, ya quisiera yo…

    Ya se han quedado atrás los puertos de montaña, que no es poco. Ahora sólo faltan los pasajes de pasillos blancos, un col más que subir, el tour de las maletas que toca escalar cada seis meses. Se permiten empujones, ayuditas y hacer trampas. A eso vengo, con la seguridad de no ser leído, excepto por Dios Nuestro Señor, que todo lo ve, o debería, ya que mora en las alturas: dejó atrás la cumbre del Calvario hace más de dos mil años.

    Pues mira qué te digo, Aura: prefiero, con todo el dolor de corazón amante, que se muera la madre antes que el hijo, si me pones en la tesitura de ejercer de Sofía y sus decisiones tan jodidas. Puesto que gracias al hijo hemos sido uncidos, somos gallinas de ese huevo, tan pelón y peleón, cabeza de huevo estrellado en mi destino.

    Y no, yo hace años que no vengo por aquí, por Dani’s. Sólo estoy de paso. Passing through. De paso de montaña. Just a flight of stairs, hemos alcanzado el rellano, ahora toca bajar, eso espero, en el sentido más descansado de la expresión, and isn’t it a long way down? Isn’t it a strange way down?

    Reza por nosotros, Aurita. Conocí a una aurita, coprotagonista de una famosa tragedia mar adentro. Es por ello que me tomo la libertad de llamarte por el diminutivo, no te sientas empequeñecida, era apenas un nombre en medio de ajenas eutanasias. Muertes que uno decide por su cuenta. Pero Dios ya es mayor para saber lo que se hace cuando le ponen a un crío en la balanza. En su sabiduría confío. Que, como la de Isaac, todo sea una broma pesada. Así sea.

    Glad that I ran into you, Aura. Que me traigas suerte, por un día.

    https://www.youtube.com/watch?v=LLRPGfrxTxQ

    20 Enero 2015 | 05:29

  21. Dice ser nekane

    Razón te doy, aura en que ésto, lejos de morir mejora día a día, tu llegada tardía también es muy bienvenida y, estás motivando a más, ya lo ves!, porque en verdad escribes bonito, muy bonito!.
    Yo, hoy, que estoy muy agradecida con mi gato, por algo que no viene a cuento, os dejo un poema que no es mío, sino de Claribel Alegría, pero, como otras tantas coincidencias, de que todo se repite, todo vuelve, todo está en nosotros, todo es nosotros… lo he sentido mío desde siempre, porque antes de leerlo,lo he tenido en mente muchas veces y cada una de los que le observo moverse, quizás lo conozcáis, como yo reconozco a Claire y Jaime en la obra de Diana Gabaldón, aunque te confieseo no he leído, ni tengo hueco breve al ser una saga, ahora estoy con Sebald y su, a mi gusto, excelso Austerlitz, pero bueno, vayamos con el gato, negro como el mío :

    Mi gato negro ignora
    que va a morir un día
    no se aferra a la vida
    como yo
    salta desde el tejado
    ligero como el aire
    se sube al tamarindo
    arañándolo apenas
    no lo amedrenta el paso de los puentes
    ni el callejón oscuro
    ni el pérfido alacrán
    mi gato negro ama
    a cuanta gata encuentra
    no se deja atrapar
    por un único amor
    …cómo lo hice yo
    Con cariño: Feliz día a tod@s

    20 Enero 2015 | 10:33

  22. Dice ser Aura

    ¿Del tirón? No, no me dejarían y sobre todo no podría. En mi mente todo fluye de manera caótica y necesito tomar distancia para que la perspectiva sea más global y así hacer que luzca con más sentido o al menos intentarlo.
    Y ya ves, la seguridad te ha sido esquiva, te ha leído y con gran gusto, una insignificante mortal. Da igual que nick firme tus escritos, siempre merecen la pena.
    La decisión de Sofía, infames los que la obligaron, espero que lo estén pagando, hay actos que no merecen perdón, yo jamás te haría pasar por eso.
    Llevas razón Paquito, ninguna madre que se precie está más preparada para la muerte de un hijo que para la propia, de ahí el inmenso e inacabable dolor, si se sufre esa pérdida.
    Me alegro de que emprendieras este viaje, no sé si tomaste un desvío o era parte de la ruta, eso da igual, te paraste y te lo agradezco.
    Y sabes, hay un pueblo de la provincia de Guadalajara, curiosamente cercano a la frontera con Cuenca, en el que siempre me llaman casi Aurita… digo casi, porque mi nombre real solo tiene una sílaba más y me encanta que lo empequeñezcan me resulta acariciante, sobre todo ahora que una está empezando a peinar canas, aunque no se me vean.
    Nombres iguales… vidas distintas.
    Lo mismo digo, caballero de Cuenca, ojalá pudiera ejercer de talismán y a ser posible no tan efímero.
    No se…

    20 Enero 2015 | 10:52

  23. Dice ser Aura

    Gracias nekane, por tu bienvenida, por tus palabras, y por el poema, yo no lo conocía. ¿Será verdad que no son conscientes de que algún día morirán? ¿O será que no piensan en lo inevitable?
    Claire y Jamie, cierto, se necesita un gran hueco para seguir sus pasos, pero merece la pena, sus vidas te atrapan, sus personalidades te subyugan y en mi caso Jamie, un hombre sobre el papel, me enamoró.
    Buen día.

    20 Enero 2015 | 11:12

  24. Dice ser Enmascarado

    Mi siempre admirado bloguero-taxista:
    Vaya hombre, sorpresa, pero sorpresa totalmente comprensible. Siempre he admirado esa capacidad prolífica para poder sacar un post a diario y llueva o truene, te troléen o te quemen, mantener el tipo en la medida en que tú lo has hecho.
    Es lo que tienen los buenos, que no necesitan más que su propia naturalidad.
    Este blog me dio muchos momentos gratos y la posibilidad de compartirlos casi en familia con gente a la que aunque no conocí ni llegaré a conocer, llegue a sentir muy cercana, y lo cierto es que a pesar de haber perdido el hábito de esta asidua lectura, siempre conservaré en mi disco duro a tanta gente, unos más especialmente, pero desde el cariño sincero a cada uno de los que me han dado todos estos momentos inolvidables.
    Todos evolucionamos y desde mi recuerdo, con un cierto halo de nostalgia, te deseo y os deseo a mis lecturas y lectores, la más digna y grata evolución hacía el mejor estado de felicidad.
    Suerte en la vida y gracias por compartirla tan generosamente.

    20 Enero 2015 | 13:52

  25. Dice ser Al Sur de Gomaranto

    @ nekane:

    Me ha gustado ese poema,
    hasta el alma me ha llegado,
    yo creo que en la niñez
    todos somos… gatos negros,
    a esa edad por lo general
    la muerte no la comprendemos,
    ni tampoco lo intentamos,
    por un mucho de ignorancia
    y un poquito de desprecio.
    Así viví yo mi infancia
    la muerte… no iba conmigo.
    Hasta que en mi pre adolescencia
    se cruzó en nuestro camino.
    Mi padre fue a trabajar,
    como toda su vida hizo
    y a casa, ya no volvió
    murió en un accidente, trabajando
    para alimentar a sus hijos.
    Yo que lo vi destrozado,
    no lo he podido olvidar
    pero, sin miedo a la muerte
    toda mi vida he vivido
    y por tener una familia,
    tratándola de evitar.
    Ahora de viejo y cansado,
    cansado ya de luchar
    pero ni por un instante
    a mí se me ha ocurrido
    bandera blanca sacar.
    Sé que muchas de las cosas
    soluciones no tendrán
    ni a corto, ni a medio plazo
    y posiblemente ni a largo
    pero, hay que intentarlo
    para al menos dar ejemplo
    a los que vienen detrás.
    La muerte ya no la evito,
    que llegue cuando le plazca,
    no he hecho ni haré equipaje,
    nada me voy a llevar,
    ni creo que lo necesite,
    referente al más allá,
    yo lo tengo muy, muy difuso.

    Aura:
    Como ya han dicho varios
    escribes bien y bonito
    como para sentir deseo
    de echarle un ojo a tu diario.
    Eres otra dama que llegó,
    como ana…, como Nekane
    y muchísimas otras más
    que con este blog, tropezaron
    y para los que os hemos leído
    ha sido un placer encontraros.
    También hay muchos señores,
    caballeros y maestros
    a los que de verdad admiro,
    lo escribo…porque me sale de dentro

    20 Enero 2015 | 16:01

  26. Dice ser manuel

    Esfera Galáctica- Cuaderno de bitácora: El comandante Dani echó una última mirada a la playa de Sharp Island, a la frondosa selva de la isla, a su cielo anubarrado y amenazante y se dispuso a subir, el último, a La Sirenetta. Buscó con la mirada a la nerviosa Neosen y la tanquilizó con una sonrisa; luego se dirigió al receptáculo de mando:

    – ¡Atención todos, os habla el comandante: Colóquense los trajes antigravedad. Abróchense los cinturones de seguridad. Cada cual a su puesto.

    – ¡James!

    – ¡A la orden, comandante!

    – Regresamos a Terra II. Calcula la trayectoria. Activa el GAC, los EA y los MF, los Radares y el SDS. Informa.

    – Activada la Gravedad Auxiliar Compensaroria. Activados los Estabilizadores Adicionales. Activados los Motores Fotónicos. En funcionamiento los Radares y el Sistema de Deflexión Secuencial. Todo preparado para el despegue, comandante.

    – O.K., gracias James. Atención todos. Iniciamos la rutina de despegue. En 20 minutos estaremos en órbita. La duración aproximada del viaje será de 6 meses. La distancia actual a Terra II es, aproximadamente, de 500 millones de km. En unos 20 dias alcanzaremos la velocidad de crucero, que será de 29,5 km/s. El desayuno en treintas minutos, en el comedor principal. ¡Feliz viaje!

    La vida en La Sirenetta transcurre de lo más divertida para la pequeña Usora. En sólo dos meses ha aprendido lo suficiente de nuestro idioma como para entender las películas de Disney y cantar al mimo tiempo que sus pequeños protagonistas, una y otra vez, a voz en cuello, todas las canciones, sin ningún pudor. Arguiñano siempre se las ingenia para dejarle diariamente en su sitio del comedor, panecillos con forma de diversos animales; hoy ha sido un patito, que aún conserva, intacto, en su mano. Se lo comerá más tarde, como siempre, para ponerse “grande y fuerte”, como su mamá, Nekane.

    Mientras yo intento mejorar mi golpe más irregular, el drive, en el virtual campo de St. Andrews, el comandante, en la propia mesa principal del receptáculo de mando, continúa entregado a su novela.
    …………………………………..

    Capitulo 3: Las 9 de la mañana. Flasco acababa de desayunar en el hermoso comedor de la planta baja, justo a la izquierda de la entrada del Loch Ness House Hotel: dos huevos, bacon, tostadas, beens, queso fresco, salchichas, un puñadito de minúsculos canónigos, mermelada, dos tazas de café, una de té….

    Subió, despacio, por las totalmente alfombradas y viejas escaleras de madera que crujían de arriba a abajo a cada paso. Desde la habitación, una especie de buhardilla en la última planta con una antigua y generosa cama doselada, ya podía verse a través de la pequeña ventana a algunos golfistas deambulando por las calles del campo de golf que se extendía, al sur y al oeste del hotel. Vió como uno de ellos mandó una bola diréctamente hacia los árboles y se sonrió.

    Decidió, antes de borrar el archivo, leer una vez más los pormenores de la misión, rememorizar caras, gestos, y, sobretodo la forma y detalles del microchip, robado junto a unos falsos planos y “teóricamente” relacionado con el automatismo en la conducción de vehículos Toshiba. No hubiera sido la cosa tan grave si al violento robo no le hubiese seguido un incendio, a todas luces provocado, que se llevó por delante la vida de los físicos e informáticos implicados en el desarrollo del mismo, junto a los planos auténticos. Su recuperación era esencial, y seguramente no sólo para la empresa.

    Había una cara que no tendría que esforzarse en memorizar: la del que, hacía ya muchos años, fuera su compañero en la entonces joven Sección de Investigación de Plasmas Iónicos. Esa era la razón, sin duda, de su participación en la misión. Podría acercársele con naturalidad, o mejor, dejar que se le acercase él mismo, el propio Bork. Nada sospecharía; como tampoco que un estornudo suyo, a casi un km de distancia, hubiese bastado para identificarlo tras el robo, igual que al resto de los implicados. Pero dicho resto no era necesario y seguramente se mantendrían a la sombra durante algún tiempo. Eso facilitaría la misión. De todas formas estaría preparado para cualquier situación, como siempre. Se sirvió un trago de whisky de una botella adquirida el dia enterior en “The Whisky Shop” de Brigde Street.

    Un piloto de la OTAN le llevó a la mañana siguiente, en lo que era uno de sus vuelos diarios, rutinarios, desde la gélida Inverness hasta la no menos gélida plataforma del portaaviones Enterprise CNV-2729. Se le facilitaron armas. Eligió una pistola, la reglamentaria de la policia noruega, y una Heckler & Koch USP 9Pb, alemana. Luego un barco pesquero le dejó en Karihola, Noruega.

    A unos dos km al sur de la ciudad, en los sótanos de un viejo edificio próximo a Kinkelandet Church era previsible, según aseguraba la inteligencia japonesa, que se intentara, mediante un pequeño pero sofisticado equipo de sputtering, acoplado a un portatil, descifrar capa a capa el contenido del microchip. Su misión era impedirlo y evitar que sufriera daño alguno. Por supuesto tenía, como siempre, licencia para matar.

    Después de instalarse en el Rica Hotel, salió a la calle. Pocos minutos después estaba frente a un cajero del Spare Bank introduciendo la tarjeta que le suministró Paul, uno de los marineros, y sacando cinco mil coronas, unos quinientos euros al cambio. Incomprensiblemente, tal vez debido al intenso frío, sintió hambre y se encaminó a un Burguer King cercano.
    ……………………………………………………………..

    Neosen, adivinando que su esposo necesitaba un descanso, se acercó a él, sonriente, con un negro, oloroso, y a buen seguro dulcísimo café de Tonila. Un cariñoso beso. Un masaje en el cuello… En los dos últimos meses, además de engordar, se había dedicado a aprender todo lo que pudo sobre las costumbres de Terra II. Estaba haciendo coincidir la teoría con la práctica. Se estaba convirtiendo, de alguna manera, en la esposa ideal; cosa que le duraría, naturalmente, hasta llegar a Terra II y contactar con el resto de las féminas, casadas o no, del planeta.

    Desde la Sirenetta, un agotado golfista os desea, buenas noches.

    20 Enero 2015 | 19:46

  27. Dice ser Vanesa VAS

    Vaya!!! Lamento está noticia que nos das. Reconozco que no he sido fiel a tus escritos, me he dejado muchos en el camino sin leer, pero cada vez que los he buscado jamás han decepcionado y, como tu dices, han movido algo dentro de mi.

    Desde 2008 cada vez que he tenido un ratito de sosiego frente al ordenador, siempre te he buscado, ilusionada por conocer la última historia con la que me fueras a deleitar. Me emocionó verte en Buenafuente y las veces que he visitado Madrid no podía evitar buscar tu cara en cada taxi con el que cruzaba el camino… te seguiré buscando, para darte las gracias por esos huecos de mi vida que has llenado y… porque no, para contar algún día a mis nietos: “Si, yo lo conocí, una vez estuve con el mismísimo taxista ni libre ni ocupado, Daniel Diaz”

    Se te echará de menos, pero por suerte no es un adiós, tan sólo un hasta luego del que seguro llegarás con más fuerza. Una temporada de relax bien ganada y una pequeña que gana más entrega de su papá para ella solita… ni un millón de blogs valen lo que va a ganar esa pequeña de poder tener más ratitos su papá.

    Que la suerte te siga acompañando y no te olvides de volver… te esperamos con los ojos bien abiertos.

    20 Enero 2015 | 22:52

  28. Dice ser nekane

    …”barrunto un nuevo proyecto que saldrá lo más tardar, lo antes posible”!!!, esa sí es una noticia buena mister simpulso!!!!!!!, ..lo habéis leído tod@s?, lo pone en un tweet en su twitter a mano izquierda!
    pues venga chico, que ya estás tardando!
    gomaranto, es bueno el poema, sí señor y llega, llega muy adentro, no conozco a nadie que lo haya leído-escuchado y el vello no se le haya puesto como al gato…
    ..cualquier tiempo pasado fue mejor, dícen?, sí, tendrá que serlo, porque ahora ya en un segundito: es pasado, todo en nosotros es producto de nuestro pasado, lo admitamos o no, somos viejos desde el minuto 0 en que nacemos, pero ¿quién niega que el pasado nos engrandece?… sí, de acuerdo!, en lo malo como en lo bueno!
    Alaz, es la tercera de cinco hermanas, todas chicas!, el padre bebe por un tubo y aunque la mayoría de sus borracheras son graciosas, en otras carga con el cinto contra la “piara de ovejas” que tiene en su casa, no es despectivo el término, no mezcléis!, en pueblos campesinos las ovejas son las reinas: dan leche, queso, lana y mantequilla para la semana… lo discutible es el uso del cinto sí, pero entonces educaban así, a correazo, a mamporro, a castigo cruel y vejatorio… él el Lander, era un personaje risible a la vista, bajito y con poca personalidad, casado con Benita una señora pequeña y cariñosa que es de lo más feliz rodeada de nenas, siempre joven, siempre al día …no se entiende como en esa casa, en la que solo trabaja el Lander, sobre dinero para que Alaz esté en bachillerato con nosotras y vista mona y con gusto, Alazne, es una chica despabilada al máximo, reina en cualquier conversación y de un modo que es capaz de dejar estupefáctos igual entre adultos, tiene la agudeza de la spersonas de inteligencia nata, la sabiduría del que capta todo al vuelo y el savoir faire -es el título original del poema, gomaranto- de las de alta cuna, además es predictora de futuro y traductora de sueños, no hablemos ya de que es la mano que acierta en todos los premios -en el pueblo nadie comprábamos las pipas hasta que ella aparecía, le dábamos las pelas y el premio en el paquete era grantía-,Alaz se convirtió al poco en mi mejor amiga, hasta hoy!, la he visto subir como la espuma, bajar hacía atrás en caída libre y volver a ascender, cierto, a veces lento muy lento, pero firme hacía arriba, Alaz estudió graacias a la presión de sus maestros sobre el padre y, al propio jefe de su empresa, que insistían en el potencial d ela txabala, Alaz enamoró a muchos en el pueblo aunque ella se prendó de un navarro rubio y grandote visiteurs en verano, pero él fue otro de sus sonoros fiascos, acabó, sin embargo, con un pelotari del pueblo, hijo de una muy buena familia, Alaz sigue en el pueblo, sigue siendo reina en lo que toca, dá igual trabajo que persona, sube y baja como una noria pero tiene un suelo sólido, la bonita y completa familia que ha fundado, el cariño cuasi pasional de propios y extranjeros, reparte de todo, todo, desde dinero, sonrisas y favores y lo hace sin que nadie lo note, siguilosa y en segundo plano Alaz a veces hace amago de llorar en mi hombro, si resume parece mucha la lucha y poco lo conseguido, pero… qué es vivir sino tirar de la carreta adelante, si está cargada porque está cargada, si está vacía porque solo pesa un poco menos, pero sigue siendo carga, así que antes de llegar a lloriqueos y bobadas, ambas nos levantamos de un salto y nos vamos a correr pradera abajo, como antes, como niñas, tiradas luego, cuasi sin aire, en la hierba fresca jugamos a las nubes, empezamos con las formas, acabamos con los nombres, las que fuimos, las que faltan, las que somos, las que queremos ser…
    feliz vuelta Dani, pero yaaaaaaaaaaaaaa

    21 Enero 2015 | 11:32

  29. Dice ser Javi

    Gracias crack. Tu fuiste el impulso necesario para muchos que como yo no nos abreviados a escribir y a que la gente nos leyera. Te esperamos de vuelta pronto y te seguiremos siempre.

    Gracias dani

    21 Enero 2015 | 16:56

  30. Dice ser Policarpo

    Todo bien. Año de nieves, febrero será otro día.
    Hay que darle gracias a Dios. Siempre le estamos pidiendo, Él también tiene su corazoncito.
    Y bastante menos orgullo que nosotros. Le preguntó 3 veces a Peter: “me amas, Peter?” Se rebajó a eso ¿Quién era Peter para merecer tales atenciones? Si aún fuera Peter Gabriel, se entendería. Pero no: aquel Pedro era un cabeza de adoquín. Así le salió el edificio.

    Kris explica su particular experiencia religiosa. Había ido a misa porque lo llevó un amigo, como lo podría haber llevado a un bar o a una casa de fornicio, que en el fondo viene a ser lo mismo, si le preguntamos a John Cusack en “Sombras y niebla”.

    Toda la vida queriendo ser John Cusack, y no paso de Santiago Ramos.

    Kris no se imaginaba que llegaría a levantar la mano, ni a postrarse de rodillas, ni a hacer el gilipollas en público, llorando ante toda la congregación. Ese instante de alivio, como cuando te dicen: puede irse tranquila, señora, aquí no se aprecia nada digno de especial mención. Pase por caja, see you dentro de seis meses.

    Bueno, pues eso, que muchas gracias, Señor. Yo que tú no me fiaría mucho de Peter. A ése le dices algo de su madre, y no veas cómo se pone. En cambio, Tú, y yo,… ¿Sabes el chiste de la Virgen que va descalcita por la arena y una faneca brava le pica en el pie, le sale un edema criminal y en toda la playa no hay un antihistáminico?

    Y Jesús va y me dice: sólo se le ocurre a Ella caminar en la bajamar. Yo doy mis paseos por el Mar de Tiberíades cuando más ruda brama la galerna y las olas se alzan enfurecidas cual gorgonas. Ya sabes cómo son las madres, unas imprudentes… Por cierto, Policarpo, ¿te puedo hacer una pregunta?

    Adelante, Jesús, date prisa que quiero acabar el post.

    -¿Tú me amas, Policarpo?

    Lo vamos a dejar así.

    https://www.youtube.com/watch?v=1tA7E7pbUws

    22 Enero 2015 | 05:22

  31. Dice ser Aura

    Jajajajajajajajajaja
    ¡Qué grande eses Policarpo o el eternamente estancado en Santiago Ramos! Y visto lo visto, para qué querer ser Jonh Cusack, si tú eres más triunfador, al menos a la hora de hacer reír y seguro que más listo, que ese ingenio no lo tiene cualquiera.
    Sigo disfrutando por estos lares. Nuevamente, un placer leerte, a ti y a los demás… ¡mamma mía, qué despliegue!

    23 Enero 2015 | 13:31

  32. Dice ser manuel

    Esfera Galáctica. Cuaderno de bitácora. Tres meses de viaje que se ha pasado, y nunca mejor dicho, volando. Neosen parece tranquila, a sólo tres meses de dar a luz si todo va bien, en tierra firme. El comandante Dani la llena de atenciones. Aún no ha comunicado a Mariam su extraña y no pretendida situación personal. A medida que se acerca a Terra II se la hace más encesaria la evasión y continúa con su novela.

    ……………………………………………………

    Capitulo 4:

    – Siento importunarla a esta hora, Miss Bergman, pero se ha estropeado la llave de mi caja fuerte y me urge revisar unos datos que guardo en su interior. Si pudiese el botones venir un momento, acompañarme con la llave maestra y abrirla, le estaría muy agradecido.

    – Tendré mucho gusto en atenderle personalmente, Mr. Valley.

    – Muchas gracias. Sólo será un momento. ¿No será usted familia de Ingrid Bergman?, porque se le parece…

    – La verdad es que no es la primera vez que me lo dicen…

    – ¿Está usted comprometida?. Disculpe mi atrevimiento…pero parece demasiado joven…

    – La verdad es que estoy casada. Me casé hace dos años.

    – Caramba, era casi una niña, entonces, cuando se casó…, la tendré que llamar Srª Bergman.

    – Me cuido, eso es todo.

    – Qué actriz tan guapa y encantadora… ¡Casablanca!, ¡qué película!… ¿la ha visto?…. Creo que necesito lo datos del informe…, ah sí, ya recuerdo, a ver, déjeme un momento la llave, ¿dónde los he puesto?, ¡vaya hombre!, parece que son estos…, a ver.., éstos no son…, éstos tampoco son, y.. ¡aquí están!, como siempre, los últimos. Tenga la llave, y muchísimas gracias. ¿A qué hora podré tener mañana una copia de mi llave?

    – Después del desayuno, si le parece bien, se la daré al botones para que se la entrege personalmente. Y si necesita abrir la caja de nuevo no dude en decírmelo, sea la hora que sea… Mr Valley.

    – ¡De ninguna manera! Todo tiene un límite. Mi empresa está abusando de horario. No la importuno más esta noche. Yo mismo me pasaré a recoger mañana la copia y así tendré el placer de verla de nuevo, Miss Bergman, quiero decir Srª Bergman.

    – Como lo prefiera, Mr. Valley, ha sido un placer.

    El que Bork hubiese decidido alojarse en su mismo hotel, en el Rica Hotel, había facilitado algo las cosas. Flasco sólo tuvo que abrir la puerta de la habitación de su antiguo compañero de laboratorio, aprovechando la hora del desayuno, y recuperar el microchip de la “invulnerable” caja fuerte, con la copia de la llave maestra que había obtenido con una duplicadora colocada dentro de su propia caja fuerte, mientras en su mano izquierda mantenía visible un trozo de su estropeada tarjeta.

    – No te gires, o eres hombre muerto. Levanta los brazos.

    – Sólo llevo unas mil coronas. Cójalas. Están en el bosillo de mi camisa… no quiero problemas.

    -Lo que quiero ya lo tengo. ¡No te vuelvas!

    – Me está usted confundiendo con alguien.

    – Déjalo ya, Bork. ¿Por qué lo hiciste?

    – Por qué qué…no sé de que me habla…¿me conoce?

    – No tenemos mucho tiempo. ¿Tan importante es ahora el dinero para tí? Ya no eres el Bork que un dia conocí ¿Quién eres ahora?

    – ¡No te vuelvas! o tendré que eliminarte y es muy posible que lo haga, a pesar de todo.

    – El dinero nunca me ha importado.

    -¿Entonces?¿Cómo es que te has convertido en un ladrón y un asesino? Recuerdo que eras una persona sensible, enamorado de ¿cómo se llamaba?

    -Rachel.

    -¿Seguís juntos?

    -No. Ella conoció a un informático, de Toshiba. Me fue infiel con él, durante un tiempo. Los sorprendí, hace un año.

    – Ha muerto gente que no nada tenía que ver con esa triste historia; con padres, esposas, hijos…

    – Me volví loco. Decidí vengarme. Sólo quería matarlo a él, sólo a él. Lo del incendio fue un accidente, un maldito accidente. Se trataba de robar el microchip y los planos, y matar al amante de Rachel, de mi mujer. Nadie sospecharía de mi en relación con su muerte…

    – Comprendo. Te diré lo que vamos a hacer. Simularemos tu muerte. Tal ve a la ??? japonesa no le intereses mucho una vez recuperado el microchip, que a estas horas ya tienen en su poder. Colabora en la detención de tus “socios” y conservarás la vida. ¿Dónde se ocultan?

    – Me matarán si me encuentran, si saben que los he delatado.

    – Te mataremos nosotros si no lo haces.

    – Se encontraban en Malmö, en The Confort Hotel. Pero allí ya no deben estar, seguro que no, les oí decir que se cambiarían de hotel.

    – Esperarás aquí, en el Hotel, como si no hubiese ocurrido nada. Cuando mañana hayas recepcionado las piezas que te faltan, irás con ellas a tu laboratorio y dejarás todo preparado para un sputtering con argón, luego te herirás, y aprovechando la noche, dejarás un rastro claro de sangre hasta la bahía…y desaparecerás para siempre. Tu no podrás verme pero te estaré vigilando.

    Así ocurrió dias más tarde, con la única variante de que Bork caía de bruces, muerto, por un certero disparo de Flasco con su Heckler & Koch USP 9Pb.

    – Lo siento, amigo.
    …………………………………..

    En La Sirenetta todo transcurre de acuerdo con lo previsto. La velocidad inercial sigue siendo de 1Terra, es decir, 29,5 km/s. Los motores fotónicos trabajan al mínimo, y sólo para compensar el impulso mecánico de los deflectores de partículas, y corregir la trayectoria. Se observan ya, claramente, con unos simples prismáticos, las lunas de Terra II. Seguimos escrupulósamente una rutina diaria para mantenernos en buena forma física y mental. La única hora del día en la que estamos juntos algunos de nosotros es la del desayuno. Usora habla ya de corrido nuestra lengua, y le gusta hacerlo, no para. Va de un lado para otro con Nekane, que no se separa de ella.

    24 Enero 2015 | 21:18

  33. Dice ser nekane

    Un asesinato, a sangre fría, sr. Manuel y, cuasi entre amigos, fuerte se torna su novela…
    Han visto jamás un muerto asesinado por disparos?, todo lo gore del cine se queda en agua de borrajas!, siendo éste uno de los muy pocos casos en que la realidad supera la ficción
    ..la sangre de un disparado es oscura y se vuelve espesa al poco, muy poco, quizás por lo abundante, se expande lenta, repugnante, bella y acusadora por el entorno al cuerpo, su color es tan fuerte que se puede oler, la ausencia de ella en el cuerpo inerte, que la pierde con esa mirada estupefácta del que se vá, se aleja, se lo llevan… y, no quiere ir…, contrasta, sobre manera, en el siguiente instante, con el del cuerpo físico envuelto en un color primero violáceo y después blanco sucio, color blanco roto tan de moda, en decoración, hoy día, los ojos idos, sorpresivos, confundidos, perdidos, la tez, las manos tersas, quedas, inertes… el cuerpo agujereado a reventón, el uniforme o la ropa que cubre el cuerpo empapado a churretones, espeluznante si son varios los orificios, el silencio quedo, vácuo, muerto, sin oxígeno de la atmósfera que lo impregna, la inclinación del espectador vivo en reverencia ante la invícta diosa muerte… contemplar un cuerpo muerto es, sin duda, ver en él nuestro reflejo, lo que un día seremos, su vista nos hace desfallecer porque es lo indudablemete cértero que un día seremos…
    La novísima disco del pueblo era Pelouse, traía gente de las más altas esferas del país, tuvimos la suerte de disfrutarla, en decoración, ambiente y caras nuevas, llegó de la mano de un grande de el pueblo, rico, arquitecto él pero con dedicación absoluta a los rallys, Montecarlo, Montmeló… pocos años después, uno de los cuadros iluminados por detrás en sus cajas de cristal, de hermosos coches deportivos sufrió un cortocircuito, la disco ardió con ferocidad, por sus rococós decorados y buenos tapizados en paredes y, suelos y asientos, sin víctimas, por suerte pero fue irrecuperable, así que dado el éxito y en sociedad con su primo, el querido ricachón que llevaba su vida al límite, nos abrió otra en el pueblo, El Guass, estética totalmente diferente, bueno ya el rock quedaba blando y comenzaban los tiempos del punk, luego la estética del lugar iba según modas-tiempso; ambos primos de vidas y espíritus tan distintos gestionaron el lugar, pero sin paz entre ellos mismos, eran tiempos de drogas, cuando los jóvenes del pueblo sucumbimos a ella como vía de escape y frustración porque la industria moría, el trabajo escaseaba, las predicciones eran muy malas, las clases pésimas, al educación dejaba todos sus fallos a la vista, crecían los antros que propiciaban nuestros mejores-peores encuentros, ah! y empezábamos a despertar el interés fuera, con el complejo d eperdidos en el mundo que teníamos, primero eta con sus 9mmm parabelums asesinando a guardias civiles y empresarios sin distinción alguna, ante nuestra estupefacción y dudas de si esas eran las formas, vale, con Franco sí, pero después¿?… no teníamos el diálogo? la democracia?, todo fallaba y eta nos tumbaba los guardia civiles jóvenes que eran los valientes muertos de miedo que arriesgaban por un temporal sueldo mayor, sus caras ante la muerte, sus heridas de muerte, son mi comienzo del texto.. la prensa de Madrid un día sí y otro también en el pueblo, el silencio en política, la mudez de sentimientos encontrados en el tema, que nos silenciaba y distanciaba a unos de otros como pueblo.. eta fue en tiempos franquistas salvador pero hoy… era matador? era en verdad mentira esa joven democracia?…
    Por ende ambos primos dueños de la nueva disco eran agua y vino y al último lo asesinó eta en la calle más concurrida del pueblo, un seis de junio del año 88… lo acusaba de tráfico de drogas, culpable del sida en el pueblo, sí, lo sufríamos en un porcentaje alarmante para el país, …en mi memoria, una entrevista a uno de los últimos muchachos, en Deba, pidió él, por favor, ante la solas del mar… 21-22 años apenas, allí lloramos muchos ante las resuestas del miedo a morir y tan joven, cuándo e´l nos sonrió tan engañosamente plácido, pues únicamente se le notaba perdido: en verdad, dijo, me resulta un poco espeluznante la caja de pino, el cierre de la tapa ante mi rostro, pero…, “qué nos ofrece la vida?” y lo dijo allí ante el inmenso oleaje del indomable mar bravo que crea mareas increibles y que éstos últimos dos años rompe y destroza sin piedad nuestra costa cántabra… serán, nos preguntamos algunos, sus amigos, sus compañeros, serán las quejas de aquel grupo de valientes muchachos?
    …in memorian

    25 Enero 2015 | 12:35

  34. Dice ser manuel

    @Nekane: ¡Bellisima y sentida crítica! En la vida real yo no sería capaz de matar un grillo. De hecho todas mis únicas armas son un tirachinas y una canasta llena de caramelos de los que arrojan las cabalgatas de reyes, que no me como, y voy guardando año tras año. Con esas únicas “armas” amenazo una y otra vez a los nacionalista catalanes… “las acaricio cada mañana”, digo en algunos de mis comentarios, (lo cual no es rigurosamente cierto, aunque sí, me gusta tocar los caramelos) antinacionalistas. Y no porque esté contra el nacionalismo en sí, sino porque no permite que la minoría que no quiera serlo, no lo sea. Las minorías tienen que someterse siempre a las mayorías, eso es la democracia real. La muerte, en todas sus formas, es quizá lo más terrible que hay. El asesinato a sangre fría, por la espalda, a traición, no mejora el calificativo, aunque se trate la de un asesino. Tal vez ni siquiera tenga sentido en las novelas. Intentaré arreglarlo, te lo prometo…te lo mereces.

    25 Enero 2015 | 13:23

  35. Dice ser manuel

    Esfera Galáctica. Cuaderno de bitácora: Hoy he decidio hacerme el campo de golf de Inverness, quizá influido por la novela del comandante. Acabo de contactar con el comandante Tarrés y nos informa de que todo marcha bien por Tierra II y por la Esfera Galáctica. Han nacido algunos niños de amigos conocidos y debemos algunos regalos…
    El comandante sigue con su novela. Tiene un estilo un tanto…, en fin, tiene un estilo. Pero por lo que he podido leer, muy poco, no está mal.
    ………………………………………………………………….

    Noche cerrada. Nada impedía Flasco y a los agentes de la Keimutai a esas intempestivas horas de la noche deshacerse del aparentemente cuerpo sin vida de Bork.

    – Como sabéis era mi amigo. Dejádme hacerlo a mi -pidió Flasco, mientras tomaba en brazos a Bork y se encaminaba hacia la orilla, dejándolo boca arriba sobre las frías aguas de la oscura Bahía de Kristiansund.

    – Escucha Bork -susurró Flasco, como si de una oración se tratase, haciendo simultáneamente la señal de la cruz- está bajando la marea. Déjate llevar hasta el puente. En la lancha del pantalán número 20 encontrarás ropa seca, documentación, tu nueva identidad, y un billete para el primer ferry de la mañana. No olvides que la venganza del hombre sólo conduce a una maldad peor.

    Para Flasco la misión había concluido. Volvería por el mismo procedimiento. Dejó las armas en el Enterprise y una de las Águilas de la Otan, nuevamente en vuelo rutinario, lo acercó a Inverness. Tras dejar a su derecha el cementerio y atravesar el pequeño puente llegó al Loch Ness House Hotel, como a a las 9 de la mañana, pero no entró al mismo. Siguió caminando y se adentró en el club de golf.

    -¿Se puede tomar café, aquí?-preguntó- . No soy socio..
    -¿Cómo lo quiere?
    – Con un poco de leche, si es posible, y sacarina… ¿puedo sentarme en la mesa de fuera?
    -Claro que sí. Le llevo el café, en un momento.

    Como era costumbre local ya había un grupito de golfistas, drive en mano, esperando su turno para comenzar. Algunos calentaban los músculos en un curioso campo de entrenamiento, a la derecha de la ubicación de Flasco, cuyo tamaño no debía superar los 15 o 20 metros y en cuyo fondo había una enorme y altísima red donde se estrellaban las bolas. Le gustaba el ambiente, ya lo creo. Tuvo una idea.

    Ya desde el Hotel adquirió a nombre de su pareja dos billetes de ida y vuelta desde San Marco a Edimburgo. Más tarde rentó un automóvil y se dirigió a esa ciudad, a recogerlas. Mientras esperaba la llegada del avión alquiló la planta baja de un pequeño chalet de dos plantas al sur de South Street en St. Andrews.

    Poco después estaban los tres cruzando el puente de North Road Bridge, sobre la A90, que continuaron hasta desviarse a la derecha en el cruce de la A92, siguiendo más tarde por la A915, deteniéndose en Windygates a echar gasolina en una Esso Petrol Station, auténtica área de servicio muy bien surtida, donde tomaron una ensalada de frutas, té y pastas. La televisión pasaba una y otra vez las imágenes de la remontada del Everton en el campo de su eterno rival, el Liverpool. Prosiguieron el viaje pero fue una de las chicas la que decidió conducir mientras Flasco, atrás, caía dormido sobre la otra.

    No eran aún las 8 de la mañana. Flasco mantenía los ojos semicerrados, aunque “su pareja” lo mantenían despierto desde hacía rato. No le habían contado muchas cosas, pero sí las habían repetido, guardando turno escrupulosamente, media docena de veces. En cuanto las soltó, les retiró los brazos, saltaron de la cama y descorrieron las cortinas. Estaba amaneciendo. Abrió los ojos. Le resultó agradable ver que una cuadrilla de jardineros (incluidos en el alquiler) estaban arreglando, muy diligentes, su jardín y los jardines próximos saltando agilmente las pequeñas tapias que los separaban. Parecían ser tres. Empezaba a nevar. Tal vez tendría que posponer su ansiado partido de golf. La ducha había dejado de sonar. Se levantó y dudó entre ducharse o tomar un baño caliente. Eligió lo primero. Sintió hambre.

    – El inglés es muy fácil. Todo lo que hay que hacer es señalar con el dedo lo que se quiera y decir “This yes”; y si no lo quieres “This not”.
    – ¿Estás listas?
    – Sí, lo estamos, dijeron con un saludo casi militar, llevándose la mano a la frente al mismo tiempo.

    Mientras esperaban bajo un coqueto toldo azul que les prepararan el desayuno en el Coffe Shop del 203 de South Street, Flasco se ausentó durante unos segundos y compró un par de rosas del Garden Centre próximo. Se las entregó con un cálido beso mientras su mirada, un tanto fría, censuraba la propia censura de la camarera, ésta con marcado acento de Sheffield, que no acabada de entender semejante trío, y a la que sonrió seguidamente y le dijo:

    – Mi café, ardiendo… please.

    – Sure, love…

    Los copos de nieve iban cubriendo timidamente, poco a poco, las aceras y los coches aparcados. Las chicas tendrían que volver a casa y abrigarse algo mejor si querían ir de compras. No las acompañaría. Las esperaría justo en la misma cafetería en la que encontraban desayunando, y desde donde las vió alejarse muy dispuestas en dirección a la casa, a unos 100 metros.

    Deseaba dar una vuelta por el puerto, y lo hizo. Tenía tiempo y buenas piernas. En una especie de chiringuito pidió una taza de té caliente que bebió mientras se deleitaba con el pintoresco paisaje de las barcas próximas cubiertas de viejas redes. Algunos hombres de mediana edad estaban pescando, con caña, a lo largo del espigón. Se dirigió a uno de ellos:

    – How is going the day?, le preguntó.
    – Just came!, respondió un tanto enfadado…
    -O.K., Have a good day!, See…

    Definitivamente el dia estaba frío. Tenía la intención de darse una vuelta por Market Street y tomar una segunda taza de té. Pero quería llevar a su pareja a comer a Amstruder, tal vez al Waterfront Chip Shop, la nevada se hacía cada vez más intensa y el coche lo había dejado en Kinnessburn road, al sur de su vivienda; así que pensó que no sería mala idea acercarlo hasta South Street. Y se dispuso a ello…

    ………………………………

    Poco más de dos meses nos separan de Tierra II. Extrañamos tanto a tantos amigos. Realmente, después de la propia mujer e hijos, es lo que más echamos de menos, ¡no las cosas!, ¡no los paisajes!, ¡la gente! Se nos va a hacer largo el tiempo. Estoy tentado de escribir yo también una novela o lo que sea pero que transcurra en Owen…., no sé si voy a ser capaz.
    Buen fin de semana a todos.

    25 Enero 2015 | 16:19

  36. Dice ser víctima de una gran labilidad emocional

    Venía a hablar de los problemas que nos causa esta labilidad psíquica, de cómo nos golpea cada pocos días, cada vez más últimamente, si algún día sobrevviremos a los caprichos de la química cerebral.
    Y venía a dejarte una canción, porque estos días solo das de ti el 146% de lo que podrías. Y me asaltan las dudas. Me habrás preparado una buena?
    No. Sé que no. Pero eso díselo a mis dentritas, que no a mis adentritos. Éstos confían.
    Todo lo que venía a decir es agua de borrajas después de haber leído el retalo de Nekane, ese día de junio del 88.
    A mi primo lo asesinaron, y nunca más al caso viene el adverbio “vilmente”, después de tener vilmente en vilo a todo el país, el Estado, las Españas, Comoquieraquesellame. Allí, en aquel bosque de la ignominia, le pegaron dos tiros. Murió en el hospital, ya que tanto de hospitales hablo yo estos días. y sería redundancia afirmar que se quedó blanco. No cerúleo, que cera no había más que la que ardía, y cerúleo significa “azul profundo como el cielo”.

    Resulta demasiado crimen como para esperar que Dios Todopoderoso haga justicia. Él se ocupa de temas menores. Por ejemplo: hoy se dedicará su afán a estabilizar mi labilidad emocional, tan desnortada. Eso le he pedido. Que tú no la sufras. Lo otro, lo de venir para juzgar a vivos y muertos, no le pilla de camino, nuevos horrores ocupan su agenda. Es Dios, no da más de dí. Si fuera el Diablo, ya habríamos escuchado su dictamen hace años. Pero Dios es un flojo, y más desde que aprendió la palabra “reconciliación”.

    Curiosa es la evolución de las palabras y el modo en que se emparientan y desapegan con el paso del tiempo. “Reconciliacion” y “conciliábulo” comparten el mismo étimo. El verbo latino “calare”, que no sifnifica callarse, como podría parecer, sino que procede del indoeuropeo “kel”, gritar, y familiar – ya que hablamos de relaciones familiares con mi primo de por medio- de “clamar”. Y aun de “aclamar”. Vamos, lo que se hizo hace pocos días en algún entierro de un señor perdonavidas.

    ¿Le preguntamos a mi primo qué opina de la disparatada labilidad de las etimologías?
    No. Nos diría (si pudiera) que sólo se trata de palabras muertas.

    Pero no hablemos de love&hate, ni de cadenas que no podemos desatar. Tus ojos se han puesto blandos, a causa de la tristeza, Eh, esa no es manera de decir adiós, querido primo mío. Ya sólo eres un bien útil. Cúidate.

    La cancion que traía en mente. No permito que esos delincuentes me alteren la agenda.

    Tú eres más grandiosa, más resplandeciente, mas extensa que la nieve. Perdida en el frío, perdida en la oscuridad. Es en tus miedos donde nos abrazamos.
    Nada en el mundo deseo tanto como que me sientas en lo profundo de tu alma. He hecho alguna trampa con la traducción de esta frase. Qué es eso comparado con dos tiros en la nuca?

    http://www.youtube.com/watch?v=M6d9qwzj3tA

    25 Enero 2015 | 16:56

  37. Dice ser Aura

    Dijo un gran poeta para referirse a la pérdida de su compañero del alma, que provoco que le doliera hasta el aliento…

    Un manotazo duro, un golpe helado,
    un hachazo invisible y homicida
    un empujón brutal te ha derribado.

    A pesar de que la muerte sigue nuestros pasos desde que nacemos, los seres humanos no estamos preparados cuando llega de forma inesperada y arranca de esta vida a los que apenas han comenzado su paseo por ella. Difícil de aceptar, pero nunca tanto como cuando la muerte llega de manos de un verdugo implacable y despiadado, con complejo de Dios y alimentado con odio. De la mano de un “semejante” con madre, con hijos, con hermanos, con esposa o esposo… con primos. De la mano de un ser vil que justifica lo injustificable, porque sus cerebros acusan la dieta, un ser que logra convertir un paseo, en una carrera de fondo.
    El día 12 de julio de 1997, yo estaba invitada a una boda, se casaba el hermano de mi mejor amiga y se prometía un día feliz.
    Quince días antes andaba yo por la calle Preciados en busca de atuendo para la ocasión. Tenía que dar con él porque en breve marcharía hacia tierras gaditanas para disfrutar de unas vacaciones, en mi opinión, merecidísimas.
    Un conjunto precioso que me favorecía bastante y unas sandalias divinas que estaba deseando estrenar, dibujaban en mí una sonrisa porque estaba convencida de haber hecho una buena compra.
    Pocos días después, cuando llevábamos la mitad del trayecto recorrido, del camino que separaba mi ciudad de Chiclana, escuchamos un notición. Había sido liberado por sus rescatadores, tras un largo e infame cautiverio, un hombre que por aquel entonces no era la sombra de lo que fue, cómo serlo después de tan brutal experiencia. Por fin ese hombre podría recuperar su vida aunque tuviera por delante un arduo trabajo.
    Ya en Cádiz, los días pasaban gozando de las horas de asueto, recorriendo los pueblos de la provincia y tomando el sol, porque pese a mi poca afición a él, pensé que un tono más broceado iba hacer lucir mejor mi maravilloso conjunto. Y así, entre vistas hermosas, platos suculentos y horas de sol, las vacaciones estaban siendo lo que esperábamos.
    Hasta que un día en el que decidimos visitar El Puerto de Santa María, una mala elección de calzado hizo que pie izquierdo pisara mal, torciéndose de una manera que no creí posible y que me causó uno de los dolores físicos más fuertes que he experimentado. Supe que no iba a ser capaz de dar una paso más, y eso fue lo que me dio tiempo a decir, antes de desmayarme.
    Y así fue como, un día que se nos antojaba estupendo, dio viro drástico. Pasamos de buscar restaurante a buscar hospital y cuando alrededor de tres horas más tarde salía de él, una escayola nívea e impoluta adornaba mi pierna, y una muleta en cada mano, completaban el conjunto.
    Recuerdo que el doctor, con cara de pocos amigos, me entregó unas pastillas porque su experiencia le decía que las iba a necesitar. Según me dijo la fractura era muy fea, dolorosa y de las que curan mal. Todo un optimista. Así que con el chute que supusieron las potentes pastillitas, el dolor desapareció, y a falta de dolor, aunque sé que no me dibuja muy bien, pues… busqué otra preocupación. Se me había fastidiado el look para la boda, tremendo problemón. Poco podía imaginar que unas mentes perversas iban a poner en su justo lugar mi ínfimo problema.
    A un día de regresar a casa, una noticia conmocionó a la mayoría de los españoles. El atractivo rostro de un joven, era cabecera de todos los informativos. La rabia desmedida por el rescate de aquel otro hombre había llevado a los que se alimentan de odio, a poner precio y plazo, a la vida de aquel joven.
    Su imagen se quedó grabada en mi cerebro. Aunque yo nunca sentí conexión con el partido político al que representaba, los concejales del Partido Popular, especialmente, que ejercían su libertad en aquellos tiempos y aquellos lares, tenían mi más profundo respeto y mi total admiración. Una pistola tras la nuca o una bomba bajo sus coches, eran sus inseparables sombras. Hay que ser muy valiente y estar seguro de lo que se persigue… para jugarse tanto.
    Durante esas horribles horas que precedieron a la marcada por los monstruos, yo no dormía, siempre he padecido de insomnio, y si algo perturba mi mente, dormir se convierte en misión imposible.
    Pensaba en él, en su miedo, en su angustia y en la de los suyos. No puedo imaginar que siente alguien cuando un ser querido está amenazado de muerte inminente, por la sinrazón y la maldad. No puedo imaginarlo, estoy convencida de que la realidad supera a la imaginación.
    Llegó el día 12, y llegó el momento de comenzar a arreglarme. Una pierna escayolada no facilita la rapidez de movimiento, así que procuré que no me pillara el toro. Y los segundos pasaban inexorablemente, avanzando hacia un trágico final.
    De frente al espejo mi imagen se reflejaba, vestida con mi precioso conjunto, con mi divina sandalia y con la inoportuna escayola, pero yo apenas presté atención a la falta de armonía de mi imagen, porque mi vista estaba fija en el lazo que tenía prendido a la blusa. Ese sí que estaba falto de armonía, en mi caso era azul oscuro, casi negro… así de escasas eran mis esperanzas. El odio convierte los corazones en piedra y los cerebros en estrechas tuberías que solo les permiten ver el mundo distorsionado… la compasión pasa de largo en esas gentes.
    No soy vengativa, ni defensora de la Ley del Talión, no les permito que me conviertan en lo que no soy, esa sería una victoria que no estoy dispuesta a facilitarles. Aquel joven tampoco les dejó vencer, luchó, ellos lo mataron vilmente, pero la hora de su muerte la eligió él.
    Sin embargo a pesar de no ser vengativa, quiero que paguen, que rindan cuentas al estado, sé que a la familia nada les compensará, sin embargo eso no los hace estar libre de deuda.
    Hace algún tiempo escribí un relato en el que uno de los personajes, un ser vil y perverso emprendía el camino de la redención y de su mano que era la mía, surgieron unos versos que contaban su sentir. Eran estos:

    Cuán difícil implorar perdón,
    si redimir tus pecados es batalla perdida.
    Osadía titánica pensar en ello siquiera.
    Mas cobardía inmunda, mi alma pérfida no te acogerá.
    Demasiado lastre lleva, no resiste más mezquindad.

    Gran pena sería la que tuvieran que rendirle a su conciencia… para pedir perdón. Ojalá.

    26 Enero 2015 | 11:25

  38. Dice ser Antonio Santiago

    Gracias por todo!

    26 Enero 2015 | 22:53

  39. Dice ser Almaría

    Gracias mil, Simpulso. Ha sido un placer, un real placer, un afrodisíaco literario.

    Besos con todas las letras, besos sonoros, besos agradecidos

    27 Enero 2015 | 10:47

  40. Dice ser nekane

    Manuel empieza usted, por fin! a enamorarse de su obra, le felicito!
    aura sé que fuiste la cancamusa de la boda, aún con muletas y escayolas, llevábas entre la piel, tu aura..
    gomaranto, le echo de menos…
    … “víctima de…, eres tú con varios nicks?, se te reconoce por tu escritura y el gusto musical.. todos somos primos, conocemos la soledad de los números primos, divisibles por uno, gemelares en sus raros casos, …como Castorp visitando a su primo Joachim ziemssens, allá en el sanatorio en los alpes suizos, contemplando su muerte estupefácto, o Tancredi sobrino, ante los últimos hilos de vida de su tío el admirado gran fabrizio cordera, o sea, la dignidad ante la muerte que le llega en una anódina habitación de hotel… la muerte, como un río, sube por los pies… O el gran y vital Zorba, que pide ser levantado para que la muerte le pille de pie.. somos algo, sin esa dignidad tan digna?
    yo solo quería que la viesemos en su sitio, en su lugar, pues si estás en el momento que llega aunque no sea a por tí, sientes su poder, su grandeza y el roce sigiloso de su capa que te acaricia con la suavidad del amante que sabe que un día, no tan lejano ….en todos y cada uno d etus sentidos, te poseerá…
    Pero hoy quería inmiscuirme, sin permiso supongo, en ese sentir religioso, que para mí os hace perder credibilidad y os contamina como algo sujeto a un clavo o sea, no os deja levitar en la mágia de la verdad y la pureza que es la falta de culpa, lo que es sentirse acariciado por ese otro que no vemos, pero nos mece y acuna con suavidad y nos es indispensable para respirar acompasados, nos posee y lo expulsamos para volver a rellenarnos de él, ese y no otro es el dios que somos y nos posee a su antojo, lo demás son dogmas muy dañinos e impuestos, que nos tienen todo el día en baños de culpa, por mi grandísima culpa…
    Era un tórrido verano de final de los 70 en Granada, nosotras tres, las parias sin novio, en cursillo de verano en la universidad, sofocadas de calor de día 40 grados y más!, chicas del norte!, ausentes de fuerza muscular y pulmonar, para poco más que bajar a almuñecar a romperte los pies en las aguas azul cuasi verdes calmas del mediterráneo pero con entradas criminales llenas de salvajes pedruscos, o subir al veleta a pelearte con el dios vértigo, sin embargo las noches era mágicas y sacaban otros muchos parias en la ciudad a perderse en sus calles oscuras de farolillos cuasi de gas, artistas pintores, tocaores de guitarra, poetas y nosotras, allí, en la ruta al sacromonte vía paseo de los tristes, coincidimos con ellos tres, jordanos y estudiantes de medicina, -sin pasta para pasar el verano con sus familias, tiempos sin vuelos low cost- Talal era el que destacaba, grandote con todas las hechuras de un hombre y ojos negros que se encendían en la noche, Amhad estatura baja pero complexión perfecta ojos árabes rasgados y bellos hasta hacerte cerrar lso tuyos, Akef extremadamente tímido, él era de farmacia, estatura media y guapo también, creo,era en vedad, su exotismo lo que nos interesaba, las comidas exóticas, el perejil en todos sus platos, ayyyyy cómo nuetsro Arguiñano, …las noches en las terrazas de las cuevas del sacromonte con luz violácea en su interior, música de Queen, Dire Straiss o el Imagine de Lennon, y en la terraza exterior, solo el frescor a la luz de la luna y el deslumbre de la alhambra iluminada, los olores del sur, los cuerpos relajados con las piernas estiradas sobre los zócalos, la vista perdida en la monumental maravilla y las charlas profundas sobre religión intentando nosotras entender al profeta, entender la mella que hacen los dogmas masticado en la cuna, en el aire en las conciencias, agradecidas de cómo la medicina les daba algo de la lucidez que les faltaba, máxime en Talal que era médico nato, de esos que saben de tí de un solo vistazo a tus rasgos, Amadh, sin embargo era defensor de la vida frívola, de aprovecharla y estrujarla la máximo,la medicina como medio de status, Akef refugiado en sus muchas dudas y en las mil drogas que conseguía en el almacen de farmacia, sacábamos así, cuasi con sacacorchos las dudas religiosas de nuestras fuertes religiones comparándolas y alabando al china, la que no tiene dioses, solo sanas costumbres y, tras echarlas por tierra a todas, ellos las volvían a abrazar al instantes, haciendose perdonar los pecados, …fueron cuasi 20 noches de las 30 que estuvimos, todas ellas entre baños en el mar y esas terrazas mágicas hoy desaparecidas y los jardines de la alhambra donde subíamos de noche a escuchar llorar a boabdil, entre el recelo y el miedo valiente de la juventud y sí, Boabdil lloraba entre las muchas acequias de agua fría, friísima aún en verano, pero también lloraba la mentira del paraíso y las veinte virgenes, ..Talal tenía novia, pero me aseguraba que si no fuera por ello y el deber al que debía el cumplimiento de su palabra yo debería ser su novia, yo estaba en verdad embobada de orientalismo en todas sus formas, pero mis falsos e igual de malos y dañinos dogmas eran otros: la integridad de mi persona,la dignidad de mujer, que yo resguardaba a rajatabla .
    …Talal y yo nunca nos besamos, máxime nos abrazamos, y lo tumbé, ofendida con la seguridad del porqué daba por hecho que yo le diría que sí, entonces taladraba con sus ojos y los interrogantes del por qué negaba mis sentimientos a quienes yo vencía, con el no solo está el alma, sino la dirección en la vida… yo no era el supuesto que él daba por hecho, a mí se me ganaba! y no bajaría jamás de los jamases a hacer mi vida en Jordania ni con el velo ni sin él, no creía en mahoma ni en cristo ni en nadie más que en la mochila de darwin, que salió a buscar la vida, a descontaminarse y a recordarme que lso bichos me hermanan, componen la atmosfera, nuestro yo y nuestro completo físico, somos kilo y medio de bacterias, la mayoría en el sistema digestivo, otros son bichos viajeros y aventreros que entra y salen d enosotros, quizás el humano solo seamos bacterias de otro organismo enorme, aunque nos rsesulte indigerible y difícil d etragar y, como díce rosa montero, curiosamente es un pensamiento que me serena…
    Dani, perdonános, has dejado muchas hojas en blanco y es la peor tentación para nosotros, en verdad me siento…Scheherezade y ésto que hago …son las mil y una noches? ..cuándo vuelves?

    27 Enero 2015 | 12:08

  41. Dice ser Al Sur de Gomaranto

    Esto se quedó simpulso
    y todos nos añoramos
    éramos como familia
    que al dejar de latir
    nos hemos desparramados,
    aunque miremos atrás,
    aunque la vista volvamos,
    cada vez seremos menos
    los que por aquí volvamos,
    seremos un grato recuerdos
    seguro, que no olvidamos.
    Como siempre y es mi costumbre;
    un afectuoso saludo
    desde, al Sur de Gomaranto….

    ………….27.01.2015/ 40

    27 Enero 2015 | 17:59

  42. Dice ser Oportuna

    Hay algo trágico en llegar tan tarde a una fiesta. Las luces están encendidas ya, muchos de los invitados se han marchado, otros recogen sus abrigos. Algunos corrillos apuran las últimas conversaciones y los últimos cigarrillos frente a la puerta. No quedan sino los restos, la vajilla sucia, las copas vacías y nada de beber.
    Te veo, al fondo, en uno de los corrillos. Has sido rápido, tienes un cubata en la mano y estás charlando y riendo. Estás en tu casa, con tu gente. Tengo uno de mis momentos de extrañeza, me pregunto que hago aquí, que pinto entre todos vosotros. Pero es sólo un minuto, he venido a buscarte y no quiero irme sin ti.
    Las Martens crujen con cada paso. Reconoces la pose, me conoces bien. Sabes que toda esa seguridad es impostada, las zancadas poderosas y la vista alta y al frente, para esconder todo mi miedo. ¿Vendrás conmigo?

    28 Enero 2015 | 15:41

  43. Dice ser manuel

    @Oportuna: Pero aún estoy yo, y me guardé unas cuantas botellitas de whisky en el bolsillo de la chaqueta, y en esa mesa queda algo de hielo y un par de vasos. Te diré lo que vamos a hacer: Nos vamos a esconder tras el piano, sobre unos cojines y cuando estemos absolutamente solos y se hayan apagado todas las luces, te levantarás, despacio, abrirás los cortinas de las ventanas de este salón antiguo, y entonces me sentaŕe al piano y te tocaré imagine, passione y otras canciones, para ti sóla, y bailarás un vals con tu pañuelo de Roberto Verino marcando el compás. Cuando amanezca saldremos por la puerta y buscaremos un bar, o una cafetería elegante y pediremos unos churritos y un café con leche. Después echaremos tu moneda al aire, y lo que salga haremos.

    28 Enero 2015 | 16:52

  44. Dice ser tendido frente al mar, ese camino

    No tengo que ir a ningures, porque ya estoy contigo desde el origen de los tiempos.
    Y hasta el

    (…) Entablaron una cálida amistad que derivó en una relación más íntima hacia el final de la década. Leonard se enamoró locamente de ella, sin que importara ni el abismo de la edad (veinticinco años de diferencia) ni el de experiencias vitales. El eterno amante, con un destello de libertino, comentó a Entertainment Weekly: “Artistas de oro macizo matarían por esta especie de angustia”.

    HARVEY KUBERNIK, “Everybody knows”, pg 148. Acerca de Cohen y Perla Batalla.

    http://www.youtube.com/watch?v=E25ZTfuMpIA

    28 Enero 2015 | 17:14

  45. Dice ser Aura

    Dices mucho nekane, haces reflexionar con tus palabras.
    Me inmiscuyo…
    Yo no tengo fe, al menos no tengo fe en ningún ser superior e intangible, pero esta afirmación no refleja nada más que el hecho en sí. No es una proyección de algo que he aprendido, creo que sencillamente viene impreso en mi ADN.
    ¿Es malo tener fe? Yo no lo creo. Lo que es malo es excusar nuestra intolerancia, nuestro sadismo, nuestra inmovilidad mental, parapetándonos detrás de una supuesta fe. Lo que es malo es pretender que los demás crean en nuestros dioses, sí o sí, aunque nosotros nos saltemos los preceptos a la torera. Lo que es malo es pretender a golpe de pistola, de degüello, de tortura inquisitorial, que los demás acaten unos códigos de conducta que ni sienten… ni creen. Lo que es malo es erigirse en justicieros de los que se las saltan. Lo que es malo es creerse el ombligo del mundo.
    Hace años la mala suerte se cebó con una familia que yo conocía. La mujer era la hermana mayor de un amigo y aunque mi trato con ella nunca fue más allá de un saludo cordial, si supe de su desgracia y de la manera en la que se enfrentó a ella su familia, porque como he dicho, con su hermano sí existía una relación más cercana.
    Dos profesores que decidieron formar una familia juntos. Tuvieron dos hijos; el mayor, con una incapacidad severa y el pequeño un niño saludable y feliz, hasta que la dama de la guadaña, con una sed insaciable de sus sangres, se mostró ante ellos con toda su magnitud.
    El padre enfermó. Esa enfermedad que vuelve asesinas a algunas células de nuestro cuerpo y que devoran lo que queda sano, se apoderó de él, minando su cuerpo… pero no su alma y tampoco su fe. Porque lo que no he contado es que esa familia sentía una fe inmensa en su Dios, según ellos era el motor de sus vidas y fue así siempre a pesar de los pesares.
    En los últimos coletazos de la vida del padre, sus días transcurrieron en un hospital, allí esperaba la muerte, sabía que no volvería a casa. Fue entonces cuando la dama implacable se mostró más avariciosa de lo que esperaban. El hijo pequeño también enfermó, aunque la alarma no se extendió entre la familia hasta que se encontraron cara a cara con la triste realidad, era una enfermedad que en la mayoría de los casos, en los países desarrollados, se supera sin demasiados problemas. Lástima que no fuera uno de esos casos. Murió a los pocos días víctima de una deshidratación aguda que no se pudo controlar.
    Imaginar la devastación de las personas que querían a ese niño, no cuesta mucho. Lo que sí supone un gran esfuerzo creer, es que sus padres lo asumieran con tanta resignación y entereza.
    Cariño, le decía el marido a la mujer, no temas por el peque, pronto estaré con él, como tú estarás con nuestro otro hijo, ya llegará el momento de volver a estar todos juntos. Ocho días después, quizá pudo comprobar qué tanto de verdad había en lo que creía.
    Yo no tengo fe… pero bien cierto es que me gustaría tenerla si ese es el efecto que pudiera llegar a causar en mi persona. Creo que ante una desgracia de ese tipo, me rompería en mil pedazos.
    Los dogmas, las imposiciones… esas vienen siempre de parte humana, de la peor parte humana, no de seres superiores, inventados o no que de existir en realidad, tienen que ver como son utilizados como moneda de cambio. Vienen de la necesidad de aplacar deseos terrenales, del cuerpo y del ego, no del alma.
    Siempre he pensado pese a no experimentarla, que algo debe tener de reconfortante la fe, cuando desde tiempos remotos y en civilizaciones muy distintas y distantes, los seres humanos se han cobijado en ella. Algo debe bullir en el interior de muchas personas para recurrir a seres que imaginan en otra dimensión.
    Pero lamentablemente, la ambición, el afán de protagonismo y poder de algunas personas, no tiene límites, es pernicioso, no sucumbe ante la adversidad. Se alía con ella.
    Si eres ambicioso de la peor manera, eres pragmático de la peor manera y aprovechas todo lo que tienes a tu alcance para salirte con la tuya. ¿Qué hay que apelar a la fe?… pues se apela, aunque los intereses genuinos nada tengan que ver con ella y lo que promulga. Un medio para conseguir un fin tangible bastante alejado de la divinidad. ¿Qué hay que tocar fibras sensibles para conseguirlo?… pues se tocan, el pudor y la vergüenza no hacen juego con ambiciones perversas. ¿El éxito que se tenga?… dependerá de las circunstancias, y ante esas que cada uno sostenga su vela, que segura estoy pocos serán lo que se libren de culpa. ¿Dónde está el límite? En mi opinión, tanto si es por exceso o por defecto, está donde se coarta la libertad, la de los demás y la propia.
    Para mí, mi fe es mi conciencia y hace tiempo lo expresé así:

    Conciencia

    Inoportuna compañera,
    molesta para algunos,
    repudiada por otros,
    ignorada por muchos.

    ¿A quién debo preguntar
    por qué tiene cabida en este mundo
    si nadie la escucha?

    Quizá sea la esperanza,
    la ilusión,
    la confianza,
    de un ser omnipotente… en nosotros.

    Dicen que nos creó a su imagen y semejanza.
    Dudas albergo desde siempre.
    ¿Nos creó? No creo.
    ¿A su imagen? No… espero.

    Mil preguntas me hago.
    Y mil respuestas no hallo.
    Inseguro porvenir al final del camino.

    ¿Por qué si nos concedieron la razón,
    no nos despojaron del mal?
    Quizá porque allanar la senda en exceso…
    adormece la constancia.

    Quizá…

    ¿Un ensayo? Un poco largo.
    ¿Un tanteo? Veredicto tenemos… longevo.
    ¿Testimonio? Cruel.
    ¿Fracaso? Solo mirar y se ve.

    Mas conciencia, sabemos que existes
    aunque te esquivemos.
    ¿Será que te cobras en el más allá?
    Si muchos creyeran… ¿Podrían cambiar?

    Quizá…

    Un saludo a todos.

    28 Enero 2015 | 18:24

  46. Dice ser José Jiménez

    Justo me entero de la existencia de este blog con la noticia de su abandono, publicada en El País. Cuánto lo siento, porque me ha encantado, aunque espero que al menos no lo quites de la red para poder leer los artículos pasados. He leído algunos, pero uno de ellos lo he releído, y me he dado cuenta que si cortaba los párrafos al ritmo de la lectura, aquello se convertía en verso libre. De modo que lo he copiado, y lo he ido haciendo así. He recortado algún frase y he quitado alguna otra, quizás he cambiado algún concepto, pero nada substancial. Helo aquí:
    MIS OJOS NO SON DE ESTE CUERPO:
    Suena extraño tener
    ante tus ojos
    y al alcance de la mano y el deseo
    a una mujer preciosa,
    borracha o no,
    pero consciente en intención,
    recostada en una cama ajena
    a espaldas de la fiesta
    y de la música de afuera,
    quitándose ella misma su camisa
    con cierta prisa calma,
    dejando al descubierto un sostén,
    cuya seda perfila la erección de sus pezones,
    bajando después, sus mismas manos,
    al primer botón de sus vaqueros,
    y luego al siguiente,
    y a un tercero,
    y tú, mientras, en pie,
    frente a esa cama,
    a un escaso aliento del borde de su cuerpo,
    mirando y admirando,
    y, sin embargo,
    no dejándote arrastrar por el deseo.
    Yo, antes de aquello, nada hice mujer;
    sólo observar en el salón cómo bailaba.
    Ella fue quien se acercó,
    tomó mi mano y me arrastró sin resistencia hasta esa cama.
    No escuché ni su nombre,
    ni el timbre de su voz.
    Sólo recuerdo que era preciosa,
    como tantas otras,
    y que quiso desnudarse sólo para mí,
    con previsión de contacto por su parte
    Pero no hubo más, te lo puedo jurar,
    No busqué otra cosa que mirar
    ¿es pecado tener ojos y orientarlos?
    Ni siquiera pensé en ti, mujer, te lo vuelvo a jurar,
    no me hizo falta.
    Cuando se quiere, como yo a ti,
    no tengo que usarte como escudo
    o como purga de arrepentimiento.
    Simplemente estás aquí, adentro,
    infiltrada en mis huesos,
    y eso anula cualquier otro deseo,
    Créeme, la lujuria no entra por el embudo
    que en el corazón pone el amor.
    Ahora bien, mis ojos, cariño,
    mis ojos, sólo mis ojos, son míos.
    Y libres,
    Libres, como Cuba, ya sin embargo.

    Buena suerte Taxi-dermista, Doctor en Espejo-logía del Profundismo, escritor y poeta, sigue grabando sobre el asfalto de la red los dibujos de tus neumáticos mentales desde la profundidad de tus sentimientos.

    28 Enero 2015 | 20:36

  47. Dice ser por quien doblan las campañas

    Ayer tarde respondí al amable saludo de Al sur de Gomarante, y me excusé ante Xulita y Almaría por mi devastada memoria, al no citarlas entre los comentaristas que dejaron huella en mí. Recuerdo cuando Xulita cedió (demasiado amablemente, a mi entender) a las presiones o sugerencias ajenas y pasó de postear en su idioma a hacerlo en plan bilingüe.

    Le di a “enviar”, lo vi publicado en la pantalla, pero después desapareció. Tan efímero como su contenido, flor reseca de un día. Bien está. Estaba de Dios, como decía mi abuela.

    Le agradezco a Aurita su defensa de la fe. Ni de lejos podría hacerlo yo mejor, ni con tan vívidas razones. Aunque también se puede hallar a Dios en medio de la alegría, para explicársela uno. O buscarlo, cuando vienen bien dadas, jugando al hide-and-seek que nos propone.

    Si por dioses fuera,.. cada día surge uno nuevo, pero por un extraño pudor le llamamos de otra forma. Actualizamos su nombre y nos lo creemos. Ídolos de barro, ídolos de burros, y de monosabios y quimeras verdaderas.

    No llega a tanto mi devoción, sólo creo en el Cristo hecho a sí mismo, a la medida de mis oraciones reflexivas, un Jesús taylor-made, ergonómico, siempre abierto de brazos, pues sus manos están clavadas a un madero, y por tanto, no puede bajar la guardia, ni defenderse de mis plegarias,

    mis preces por este niño de células mineras- me apropio del símil de Aurita- o por aquella mujer que ni se merece un ave de paso, o por mi perrito, que espera una chuche mientras rezo, y para quien soy una especie de dios, dadivoso, por el interés te quiero, Andrés, proveedor de manás y golosinas. Se aferra a mí, que soy una zarza ardiendo, y le ladra a la luna que más calienta. Llámale tonto a mi perrito y a su fe de goloso carbonero.

    Debo irme, me han venido a buscar. No me llevan cogido por las orejas, sino por mi obediente voluntad. Abrazos a los que se quedan. Es hora de acostarse para siempre. Gracias, Daniel, por el amor que nos has dado todos estos años.

    En 0:12 se ve a Perla Batalla 🙂 y mi dulcísima compañera es el ángel de la compasión…

    https://www.youtube.com/watch?v=7-0lV5qs1Qw

    29 Enero 2015 | 04:00

  48. Dice ser Aura

    Sigo tu estela llena de melodías preciosas y palabras repletas de ingenio y sabiduría. Como dice nekane, tus múltiples nick no velan tu persona.
    Haces bien en destacar la presencia, de quien despierta tu fe, en lo bueno de esta vida. Son las palabras de alguien capaz de sentirla, intensamente. De buscarla y de hallarla en un ladrido de un fiel compañero, en la sonrisa de un niño, en la charla con un amigo…
    Reconozco mi error, al que seguramente me lleva un ramalazo egoísta e inconsciente, no es algo premeditado. Tal vez una falta de generosidad y de agradecimiento que me induce a no conceder el valor que se merecen los buenos momentos de esta vida, o al menos a no permitirles que hagan tanta huella en mí. Insisto, algo que nace de forma espontánea, sin meditar, puede que no reflexionar sobre ello sea la razón por la que cobra protagonismo. Quizá sea mi falta de fe, la que me hace ser arrogante, por pensar en esa carencia, únicamente cuando vienen malas dadas. Una versión diferente de aquello de acordarse de Santa Bárbara solamente cuando truena. La impotencia no hace reparar en clavos ardiendo.
    Tu último comentario, me ha sonado a despedida y créeme, si es así, lo siento, me encanta leerte, aportas mucho… todos lo hacéis. Pero habrá que asumirlo, ya anunciaba Al Sur de Gamaranto hace unos días, que poco a poco este rincón sería más fiel que nunca a su nombre “Ni libre, ni ocupado”, no estará libre porque lo llenarán tantos y tantos post, tantos y tantos comentarios, y no estará ocupado por un presente vivo, con movimiento, tan solo recuerdos estáticos.

    Y para que veas que tengo propósito de enmienda:

    https://www.youtube.com/watch?v=nEPUsGBx6dY

    Un abrazo.

    29 Enero 2015 | 11:25

  49. Dice ser nekane

    .. éste lugar sigue abierto aún, la propaganda no muere, supongo que es un acuerdo de Dani, y sé que él nos lee, aunque ahora nos llama a las páginas de el país, donde se ha hecho hueco, lo anuncia aquí en faceboock, yo lo siento, pero ahí no me gusta, pues no versa, no crea arte y los cotilleos del taxi, sin más, me resultan frívolos o sea lo que abunda hoy en éstos lares o te venden algo o te refriegan hechos tontos para tontos …
    yo, siempre he sido la última de la fiesta, en llegar y salir, solo busco lo raro, lo recóndito… si llegas pronto te aburre y solo al final queda la esencia, un final que miles de veces lleva a otros principios: cuándo la oruga llega al fin, resurge la mariposa..
    Lo que has contado aura es el mal de vivir, la injusticia en el vivir, se sufre, se siente y emociona igual, seas creyente o no, pero de poco, nada, te sirve agarrarte a las mentiras que te crees porque te lo han contado, te han hecho brecha en el cerebro y solo te han entrado en el corazón porque somos débiles, fáciles de manejar, sensibleros, moldeables y sentimentales y porque es fácil, muy fácil, creer en un mundo mejor, sobre todo por la añoranza de que prime la justicia, pero la realidad es que por muy antigua que sea la religión se ha hecho siempre para dominar a los pueblos, nadie hay menos crédulo que el papa, el imán, el rabino o cualesquiera de sus líderes, ellos saben, porque guardan bajo siete llaves libros que nosotros no alcanzamos nunca, pero saber sabemos que una vez muerto el cuerpo, solo puede quedar la energía que como único camino tendría el cosmos, así que quizás mutemos, pero sin duda ya no somos.. y, lo duro es eso, el aceptarlo el que aún todo cobre menos significado, la insignificancia de estar aquí, máxime cuándo la lucha es tan dura aquí en el mundo y las mayorías que somos la plebe, lo tengamos tan duro, tan difícil, tan mal y todo sea tan injusto …y eso, lo decímos los que estamos bien, en salud, en empleo, en familia, los privilegiados nacidos en ésta época, la mejor, con diferencia!, en toda la historia de la humanidad,… pero cada uno en nuestro clan famliar contamos algo tan crudo y parecido como lo que tú has relatado y si te toca, qué haces?, no tienes salida!, actúes como actues, dígas lo que digas, lo que te tiene que pasar vá a pasar igual y el dolor que dejas atrás, en los tuyos es el mismo, profeses la religión que profeses o estés exento de ella, hay un dicho sabio que díce que, la vida es tan corta y el oficio de vivir tan difícil, que cuándo uno parece que aprende ya le toca despedirse, o sea, hay que morirse… sí, a mí me parece todo una burla cruel, indigna de cualquiera que se denomine dios y menos si es creador pues ninguno matamos a los nuestros, cierto sí, es que les damos la vida por antojo, por placer propio, por egoísmo…

    Con 15 años me castigaron, en casa, sin salir y el proyecto secreto era ir a ver un cantante novel a un club, así que me quedé en mi cuarto impotente y enfurruñada, a media noche me desperté bruscamente y asustada, sin encender la luz, solo con la que se filtraba por las rendijas de la persiana ví a mi lado un ataud y dentro el cantante, me tapé la cabeza y sudé horrores, encendí la luz con una mano y allí no había nada, pero por la mañana, al llegar a clase mis compis ya sabían la noticia en la radio, el tal cantante había muerto en un accidente de automóvil en las curvas de navarra… con 19, en un pueblo del alt penedés, me apoyé en un pretril que no sabía estaba recién hecho,puesto que cosas de nuestros pueblos, no había nada indicándolo, así que iba a caer al vacío pero todos lo vieron como algo, no visible, me impulsó en la gravedad a la que iba en caída libre, librándome de una caída de varios metros.. con 25, en un bus de valencia, supe al entrar que algo grave iba a pasar e indiqué a mis compis: no en el asiento del cristal!, aún en carretera de castellón, en noche cerrada un camión chocó con nosotros y murieron tres personas, varios heridos y nosotros tres ni un rasguño.. con 30 y pocos años, en verano en un gran parque bosquecillo, esperando mesa para tomar algo, coincidimos en la espera con otra pareja que esperaba igualmente mesa, ambos llevábamos una niña, al poco la madre empezó a gritar que había perdido la niña, además de oscuro, nadie la conocía, el padre voló a buscarla y yo no se ni por qué le dije: tranquila, salí a buscarla y al rato la ví jugando con más niños, no sé ni como la reconocí, la cogí en brazos y a la vez me entró un temor de cómo podía estar tan segura.. y si estaba cogiendo a otra y un padre me llamaba la atención por intento de secuestro o algo parecido?, pero nadie me detuvo, el padre ya estaba de vuelta y consolaba abrazando a la madre, cuándo me vieron y les entregué la niña, primero las gracias, los besos, las risas del susto, pero ella, la madre, me miró a los ojos con miedo, lo sé, y escaparon cuasi corriendo del lugar.. puedo contar más, ésto es solo un resumen.. en fin, no creo en nada más allá de las energías que nos componen, del instinto, de mi grandísimo corazón, que me duele una vez sí y otra también y en la hermandad de todos y cada uno de nosotros aquí en lo que sea ésto, haz bien, vé de frente y sé orgulloso, valórate!, qué cojones! por qué no?, la única verdad es que dentro de la igualdad o similitud, cada uno somos únicos e irrepetibles… o no?
    Por aquí, los neones de los anuncios aún no se han apagado, la música que incrustáis es cada vez más personal, los cantos de gomaranto cada vez son más propiamente suyos, sale y entra gente que no había visto o reparado y de repente se hacen notar, y en la entrada, en el portón pone cerrado, pero la puerta está de par en par, no lo véis?…

    29 Enero 2015 | 20:38

Los comentarios están cerrados.