BLOGS
Ni libre ni ocupado Ni libre ni ocupado

Elegido Mejor Blog 2006.Ya lo dijo Descartes: ¡Taxi!, luego existo...

Archivo de Agosto, 2014

Cancún

FOTO: Wikipedia

FOTO: Wikipedia

Cuando el amor no es suficiente garantía, compramos frigoríficos a plazos. Nos dejamos llevar por el reclamo —¡¡¡Pague en doce meses sin intereses!!!— ,  lo cual resulta falso, o al menos inexacto: oculta el “interés” de seguir juntos durante el resto de las cuotas. De modo que firmar un pago aplazado se acaba convirtiendo en otra forma de ampliar la temporalidad de las parejas. El compromiso ahora se llama frigorífico,  y cada vez que lo usen y saquen un brik de leche, o las sobras del pollo de ayer, o coloquen media docena de huevos, ese preciso golpe de aire frío conservará también sus ganas de seguir juntos.

Y ese amor No Frost perdurará porque es tangible, no como otros…

Me refiero, por ejemplo, a los viajes aplazados. Me refiero a disfrutar de quince días en un Todo Incluido en Cancún y pagarlo a posteriori, a seis o doce meses (siempre en número par). Ahí no hay puerta fría que abrir, sólo recuerdos. Por eso el marco sobre la tele con una foto de los dos en el resort, tumbados y morenos, tomando daiquiris. Esa foto os dará motivos para seguir pagando. Aunque viajéis ahora en silencio en mi taxi, hastiados el uno del otro, en el trayecto del aeropuerto a casa.