BLOGS
Casi enteros Casi enteros

Casi enteros: un blog sobre los medios de comunicación, la publicidad, su papel en la financiación de los medios, la investigación y otros temas relacionados con todo esto

Entradas etiquetadas como ‘telefonica’

7 realidades y 3 tendencias

Esta mañana se ha presentado en el Espacio Fundación Telefónica el 15º Informe La Sociedad de la Información en España (el correspondiente a 2014).

La presentación, en un Espacio abarrotado, ha corrido a cargo de Emilio Gilolmo, Vicepresidente de la Fundación, con introducción de César Alierta, Presidente de Telefónica y cierre del Ministro José Manuel Soria.

Como viene siendo habitual, el presentador se ha centrado el los grandes apartados que se resumen en el título de este post: siete realidades y tres tendencias.

Las utilizaré para este breve resumen.

Vamos con las realidades.

1. Comienza la consolidación de los mercados telco en Europa.

En España Vodafone compró Ono y Orange compró Jazztel. No son movimientos aislados, sino dentro de la corriente general europea.

2. El éxito de la fibra óptica inicia la sustitución de tecnologías de menor capacidad.

El consumo de contenidos en el hogar está impulsando la penetración de la fibra óptica hasta el hogar, que supera ya el 10% de los hogares.

3. La experiencia de consumo de vídeo continúa enriqueciéndose.

Se produce cada vez más desde un alto número de dispositivos diferentes.

4. La regulación experimenta ante los desafíos que generan las nuevas tecnologías.

La realidad de la digitalización va más rápido que la legislación que la regula. Resulta complicado conseguir unas reglas de juego (sobre competencia y tributación) que sean neutrles para todos.

5. Los departamentos IT se transforman para impulsar la evolución tecnológica de las empresas.

Deben tratar de convertirse en facilitadores de la adopción de tecnologías que modernizan y mejoran la economía de las empresas.

6. La administración española impulsa el desarrollo de la economía digital.

Se han promulgado un buen número de leyes que afectan a este tema.

7. Se produce un auge de las comunicaciones cifradas.

Los casos Snowden y NSA han aumentado la conciencia sobre la vulnerabilidad de nuestras comunicaciones. Esto ha hecho que el porcentaje de tráfico cifrado haya pasado del 10 al 50 en un año.

Y las tendencias.

1. El vehículo se convierte en un nuevo espacio inteligente.

La mayor parte de las marcas de automóvil ya han introducido tecnología inteligente en sus vehículos, en algunos casos incluso en modelos de gama baja.

2. El M2M empuja sus límites.

La comunicación entre máquinas, una parte clave del Internet de las cosas (IoT) va adquiriendo cada vez más relevancia.

3. El comercio local se empieza a beneficiar de las TIC.

Si hasta ahora las veían como una amenaza, los comercios de barrio han empezado a utilizar estas tecnologías como nueva arma de venta.

Podríamos decir que en 2014 no hay grandes revoluciones pero sí una fuerte evolución, con crecimientos importantes en muchos aspectos clave de la Sociedad de la Información

El año en que perdí la memoria

¿Ya recuerdas lo que te ha pasado?

No. No recuerdo nada.

¿Recuerdas lo que te pasó ayer?

No. La verdad es que no. Tengo como un hueco en la memoria y no recuerdo nada de ese rato.

Cada vez que entraba un médico o un enfermero eran las mismas preguntas y la misma sensación de impotencia. Por momentos pensaba que si no lo recordaba, nunca me dejarían salir del hospital.

Creo que fue al día siguiente cuando llegó la doctora Escribano y me dijo: no hagas ningún esfuerzo; no te vas a acordar nunca…y no hace ninguna falta.

Pasé ocho días en el hospital y cuatro o cinco más de baja. Luego volví al trabajo. Lo concentré en menos horas para poder hacer una vida más saludable.

Ahora como sin sal (salvo cuando lo hago fuera de casa), procuro andar un buen rato (en torno a hora y media todos los días), hago fotos de mis paseos, intento escribir, aunque no siempre lo consigo…

Mi vida ha cambiado.

Cuando perdí la memoria mi nieto tenía dos meses; ahora tiene algo más de un año; casi anda y no para de chapurrear, aunque aún no se le entiende casi nada. Paso con él mis mejores ratos.

Cuando perdí la memoria mi hija tenía trabajo; ahora es toda una experta en conciliación: ha publicado #mamiconcilia y #papiconcilia y ha lanzado la iniciativa #SalPuntual. Ha salido un montón de veces en televisión y en otros medios y espera que todo eso sea un primer paso en su nueva vida profesional.

Cuando perdí la memoria creo que aún no se había convocado el concurso de Telefónica, un concurso que ganamos, pero que luego nos quitaron y nos dejó con un palmo de narices. Volvimos a ver que hacer el mejor trabajo no es lo más importante cuando otros manejan los hilos de más arriba.

Cuando perdí la memoria quería hacer un homenaje a los panelistas de Vigía y Zenthinela, los dos estudios que diseñé y coordino y que iban a cumplir sus primeras cien previsiones. Aunque al principio parecía que iba a ser casi imposible, ese homenaje se hizo el 26 de noviembre, cuando las previsiones llegaban a 105 y fue todo un éxito.

Cuando perdí la memoria me llegaron cientos de mensajes por Whatsapp, que ya era la aplicación por la que todos nos comunicábamos. Aún no sabíamos que valía 14.000 millones de euros, los que pagó Facebook poco después.

Cuando perdí la memoria España ya era un pozo de corrupción; luego hemos conocido más casos. Entonces aún no habíamos oído hablar de Podemos (yo al menos). Ahora parece que es una alternativa de poder y una esperanza o un revulsivo que hará cambiar las cosas.

Cuando perdí la memoria el Rey se llamaba Juan Carlos y en el PSOE mandaba Rubalcaba. Ahora el Rey es Felipe y el PSOE lo dirige Pedro Sánchez del que yo, ¡seré inculto! no había oído hablar cuando aún no había perdido la memoria.

Cuando perdí la memoria la amenaza terrorista se llamaba Al Quaeda y parecía haberse debilitado. Creo que nadie había oído hablar del Estado Islámico (yo al menos no); los malos en Siria parecían ser los que apoyaban a Al Assad, ahora ya no se sabe si hay buenos…

El año en que perdí la memoria pasaron estas y muchas otras cosas, en el plano personal, en el empresarial, en el nacional, en el internacional… espero que en el año siguiente a mi pérdida de memoria vuelvan a ocurrir muchas cosas que merezcan un hueco en mi deteriorada memoria. Espero, sobre todo, que predominen las buenas.

Eso deseo. ¡Feliz 2015!

Los límites de lo admisible

Ayer leí en Mediamundi un editorial que con el título ¿Quo vadis, Telefónica? recoge lo que me habría gustado escribir a mí la semana pasada si no nos hubieran prohibido hablar (y mucho menos escribir, una advertencia que me tomé como algo casi personal; en mi entorno no hay mucha más gente que escriba) sobre este tema.

Así que, como ya está escrito, y no lo he escrito yo, lo reproduzco aquí literalmente. Pido disculpas por ello (a la vez que le agradezco haberlo escrito) al editorialista de Mediamundi on line.

Este es el texto:

El día 16 de octubre Anuncios Live se hizo eco de la noticia de la revocación del concurso mundial de Medios que Telefónica había adjudicado tras un largo y duro proceso para todos los contendientes a principios de julio pasado. Unas horas más tarde lo publicaba también El Programa de la Publicidad. Al día siguiente también  Marketing Directo e IP Mark se hacían eco de la noticia y, fuera del sector, también lo hacían El Confidencial, Bolsamanía y Negocios.com.

El mismo día 17, El programa de la Publicidad volvió a la carga, sorprendido: “Ningún medio internacional publicitario se hace cargo del cambio de la cuenta global de Medios de Telefónica de Publicis Group a Havas Media”. Efectivamente, no deja de ser sorprendente, como señalaba El programa de la Publicidad, que “Ningún medio internacional del sector , ni siquiera en las ediciones digitales, se hace cargo del cambio de Publicis Group a Havas Media de la cuenta global de Medios de Telefónica. Un cambio que afecta a la publicidad de Telefónica en 19 países, no ha suscitado ni un breve, casi 24h después, en los medios del sector internacionales, al cierre de esta información”.

Más sorprendente parece que en ese mismo plazo no se hubieran hecho ya eco de la noticia todos los medios del sector y una buena parte de las ediciones de los diarios de información general y económicos, que sí se habían hecho eco de la asignación original. Y también parece sorprendente que se haya revocado una adjudicación y hecho una nueva sin explicar las causas de una y de otra.

Por coincidencia o no, el mismo día 17 de octubre se publica también la noticia de que el Grupo Bolloré ofrece tomar una posición de control en Havas, pasando del actual 36,2% a una posición mayoritaria, con una prima del 19,5% sobre el precio de las acciones de Havas antes de suspenderse su cotización. La oferta consistiría en un canje de 9 acciones de Grupo Bolloré por cada 5 de Havas. Aunque el portavoz de Havas se apresuró a desmentirlo, el anuncio multiplicó los rumores de una inmediata venta de Havas. Hay quien sugiere que a Vivendi.

Algún medio sugiere que Bolloré podría haber sido también protagonista en la decisión de Telefónica de revocar la adjudicación de su cuenta de Medios. Vincent Bolloré, CEO y accionista con un 5% de Vivendi, habría negociado la venta de GVT en Brasil, mercado clave para Telefónica, por 4.663 millones de euros en efectivo más un 12% en acciones de Telefónica Brasil y en la posterior alianza entre Telefónica y Vivendi para la gestión de contenidos de TV. En un acuerdo tan vital para Telefónica, podría haber entrado como moneda de cambio la gestión de la cuenta de Medios de Telefónica, que pasaría de Publicis a Havas, en donde Grupo Bolloré controla el 36,2% y donde el hijo de Vincent Bolloré, Yannick Bolloré, ejerce de CEO.

Si así hubiera sido, no solo hay dudas sobre la ética empresarial de una decisión, la de Telefónica, que puede acarrear graves perjuicios económicos y de imagen a una entidad mercantil y a sus ejecutivos y empleados sino, sobre todo, sobre la actuación de la otra parte del negocio. Cabe preguntar si esa negociación respondió a los intereses de los accionistas de Vivendi y si estos obtuvieron todos los beneficios posibles o si, por el contrario, se atendió a beneficios personales y empresariales propios y si, a su vez, se hizo favoreciendo a los accionistas de Havas o también en detrimento de sus intereses.

¿Por qué lo hacen unos?, ¿por qué se les admite a otros?, ¿por qué no informan muchos?, ¿por qué lo consentimos todos? El tiempo dará respuestas a estas y otras cuestiones pero, por el momento, se ha escrito uno de los capítulos más tristes de la historia de nuestro negocio. Un capítulo que no se merece el propio negocio ni los profesionales de Telefónica que decidieron la adjudicación de la cuenta de Medios ni ninguna de las agencias que participaron en las diferentes fases ni, sobre todo, la agencia adjudicataria y sus profesionales.

Había algunos antecedentes, uno implicando a los mismos protagonistas de la última adjudicación, pero la dimensión y las circunstancias hacen saltar todas las alarmas en un negocio que ya no estaba demasiado sano pero que ha visto sobrepasados los límites de lo admisible.

Ya que yo no lo podía contar, reproduzco aquí este relato, muy bien contado. Además estoy de acuerdo con las conclusiones. Por eso las he resaltado.

Santiago Microsoft Bernabeu

En este pequeño mundito nuestro del marketing, en el que tanto nos gusta introducir palabros en inglés, últimamente se habla mucho de naming.

Aunque inicialmente esa expresión se utiliza para las técnicas de creación de nombres para las empresas y las marcas (y hay empresas especializadas en eso) en estos meses lo hemos visto, sobre todo, aplicado a la utilización de marcas ya existentes para nombrar espacios públicos, en muchos casos estadios deportivos.

Sabemos que el estadio del Bayern de Múnich es el Allianz Arena, con el nombre de la compañía alemana de seguros. O que el Arsenal juega en el estadio Emirates, por las líneas aéreas del pequeño estado del Golfo.

Incluso una compañía española, Telefónica, ha dado nombre a espacios emblemáticos de Londres o Praga. En el O2 Arena se celebraron varias competiciones de los Juegos Olímpicos del año pasado.

En España vimos como Vodafone buscaba un terreno ajeno a los deportes y se apropiaba poco antes del verano de la estación de Metro de Sol.

Pero la polémica ha saltado a la opinión pública, ¡cómo no!, cuando se ha planteado el cambio de nombre del estadio Santiago Bernabéu. Nada más saltar esa posibilidad a la palestra se han conocido los nombres de tres candidatos: Microsoft, Audi y la propia Emirates. El precio que debería pagar el ganador se sitúa en torno a los 35 millones de euros anuales.

Veremos en qué queda pero parece que las marcas han encontrado otro terreno para asociarse con valores reconocidos por, al menos una parte de, la población

 

Una comunicación cada vez más móvil

Ha pasado ya una semana desde la presentación del SIE 11, el informe La Sociedad de la Información en España que elabora la Fundación Telefónica. Como he estado varios días de viaje me ha resultado imposible comentarla. Vamos con ello.

La presentación fue breve y muy orientada. El Presidente de Telefónica, César Alierta, al principio y el Ministro de Industria, José Manuel Soria, al final arroparon a Javier Nadal, Vicepresidente de la Fundación Telefónica que centró su presentación en el primer capítulo del informe, que recoge las diez claves del sector.

1.- La banda ancha móvil dirige el crecimiento de la banda ancha en España. En el primer semestre de 2011 el número de líneas de banda ancha móvil se aproximaba a los 14 millones, con un crecimiento semestral de más del 18%. La penetración de la banda ancha móvil (29,7%) superaba a la de la banda ancha fija (22,9%).

2.- Empieza la era post PC. En 2011 se vendieron en el mundo más teléfonos inteligentas (smartphones) que PCs. Sigue habiendo más PCs que smartphones, pero al ritmo que se renueva el parque parece claro que pronto no será el PC el aparato a través del cual se navegue más.

3.- Crece el comercio electrónico y se potencia el componente social: un 18,9% de los españoles compra por internet. La llegada de Zara a la venta electrónica es todo un símbolo de este proceso. Además emerge con fuerza el fenómeno de las ventas colectivas y los cupones de descuento. Groupon a nivel mundial y Letsbonus como líder en España son buenos representantes de esta tendencia.

4.- Smartcities: un primer paso hacia la Internet de las cosas. A lo largo del año pasado se ha hablado mucho de la Internet de las cosas. Málaga, Santander, Barcelona, Madrid y San Sebastián son buenos ejemplos de ciudades que están avanzando en esa dirección, con aplicaciones en riego de jardines, recogida de residuos, gestión del tráfico o ahorro de energía.

5.- El 2011 ha marcado el paso al uso de una Internet más productiva en lo personal y lo profesional. Crece fuertemente la formación, las relaciones con la administración o las compras a través de Internet.

6.- De la posesión al acceso: las redes habilitan nuevas formas de uso de Internet. Se pasa de la posesión al uso, sin necesidad de almacenar (música, películas…).

7.- Una nueva categoría de usuario: el comunicador digital permanente. Cada vez más usuarios están permanentemente conectados. En el caso de Twitter el 12% de los usuarios están conectados y comunicando permanentemente.

8.- Los nuevos servicios de Internet nacen con nuevas brechas digitales. La ya antigua preocupación por las brechas sociales que provocaba Internet se acentúan ahora en algunos supuestos. Así  mientras la penetración de Internet entre las mujeres se aproxima cada vez más a la que alcanza entre los hombres, el acceso a la red desde el móvil presenta una brecha de género de más del 50% (lo early adopters, los primeros que adoptan una tecnología, son más hombres que mujeres). Por otra parte las brechas en penetración de dispositivos sofisticados (GPS; Home Cinema, Televisión Conectada,…) entre hogares de clase media pueden llegar al 350%. Por el contrario el e.book ha hecho que se reduzca la brecha de edad.

9.- Retraso en la salida a bolsa de las grandes de Internet. Aunque justo estos días se está hablando de la inminente salida a Bolsa de Facebook, la compleja situación económica ha producido un cierto retraso sobre las fechas previstas. Pero las grandes empresas de Internet son las que están tirando del cambio actual.

10.- La concentración de mercado de las grandes empresas de Internet llama la atención de las autoridades. En cada tipo de actividad aparece un líder que concentra una gran parte del negocio. Es el caso de Google en buscadores, de Amazon en venta de libros y similares, de Apple en dispositivos y tantos otros.

La Sociedad de la Información y las TIC siguen moviéndose a un fuerte ritmo y gozan de buena salud, lo que en el actual entorno económico es una buenísima noticia.

Telefónica:¿La mejor o la peor?

Ya lo decía el tópico popular: para gustos están los colores.

Con pocos días de diferencia se han publicado estas tres noticias:

Movistar ha sido elegida de nuevo por los consumidores como la peor empresa del año. Se trata de unos premios que plantea la organización de consumidores Facua y se adjudican por votación popular

Telefónica es la empresa de telecomunicaciones más admirada según la prestigiosa revista internacional Fortune. Esta noticia se podía leer unos días antes en el diario Cinco Días en su sección de empresas.

Movistar es la operadora con menos reclamaciones de los consumidores, según un estudio elaborado por la OAUT (Oficina de Atención al Usuario de Telecomunicaciones) dependiente del Ministerio de Industria.

Supongo que el sector de las telecomunicaciones es el más controvertido y el que reúne a usuarios más activos y con opiniones más asentadas, pero ¿cómo se puede ser la peor empresa y a la vez la más admirada y la que tiene menos reclamaciones?

Claro que la pregunta se puede hacer al revés: ¿cómo una empresa puede ser la más admirada y con menos reclamaciones si los consumidores creen que es la peor?

¡Qué difícil es medir de forma objetiva la opinión pública!

¿Se acaban las tarifas planas de internet?

La bomba estalló a finales de agosto: Julio Linares, un alto directivo de Telefónica hablaba en la UIMP de Santander de la necesidad de acabar con la neutralidad de la red. Eso viene a ser algo así como que los datos de quién más paga tengan preferencia y circulen más rápido por internet que los de aquellos que paguen menos.

Pero quienes entienden de esto vieron también un aviso para navegantes: en el fondo nos estaban diciendo que eso de las tarifas planas (se entiende tarifas planas asequibles) se iba a acabar.

Y se armó la guerra.

El tema de la neutralidad de la red y el de su gobernanza son interesantes y complejos. Alguna vez he pensado tratarlos aquí y finalmente he desistido.

Pero esta puede ser una buena ocasión.

En algunos países se ha declarado el acceso a internet como uno de los derechos básicos. Incluso se habla de internet gratuito para todos. Esa es la opinión de Tim Berners Lee, el padre de la world wide web.

Pero internet requiere unas infraestructuras (cables de fibra óptica, antenas de telefonía móvil,…) cada vez más potentes y caras, que hay que tender y mantener. Con nuestra lógica de sociedad capitalista nadie lo hará si no ve un negocio en ello.

También requiere de contenidos de calidad (de los otros va a haber, seguro) que también son costosos y hay que pagar de alguna manera. Aquí no hay muchos modelos de negocio que funcionen, aunque los que lo hacen, y Google es el mejor ejemplo, lo hacen muy bien.

Me llamó la atención que ninguna operadora saliera al quite diciendo que ellos mantendrán sus tarifas planas contra viento y marea. Está claro que la idea, seguro que con matices, no les parece del todo mal.

Enrique Dans se erigió en portavoz (o uno de los portavoces más seguidos) de la postura en favor de la neutralidad:

eliminar la neutralidad de la red es lo mismo que matar internet.

Incluso el Senado vio la oportunidad de apoyar la neutralidad:

está en contra de que los usuarios que usan más internet paguen más

Ese es el momento en el que me empieza a sonar a demagogia y me saltan las alarmas. Sí, pedir internet gratis para todos puede ser popular y dar votos. Atacar a las operadoras, en especial a las dominantes, que ganan muchísimo dinero, es muy popular.

¿Y si no fuera todo tan sencillo?

Internet gratis para todos y con altísima capacidad es una maravilla por la que merece la pena pelear. Yo también la apoyo. Pero a lo mejor no es realista.

Puede que al defender una tarifa plana igual para todos, tanto para los que hacen un uso normal de interés como para los que se dedican a descargas intensivas y continuadas de todo tipo de contenidos los primeros estén financiando el consumo de los segundos, incluídos los piratas, que además podrían disminuir mucho la velocidad de los que hacen un uso normal.

Como decía David Torrejón en Marketing News:

ocupen sus asientos. Comienza el combate.

Seguro que hay una postura intermedia, sensata y realista. Pero casi seguro que nadie la va a defender.

Tele 5 adquiere Cuatro

Por fin llegan las anunciadas fusiones.

Y como se venía diciendo últimamente, suman nueve.

Ayer se encendieron todas las alarmas ante el anuncio en Expansión de la inminente fusión entre Antena 3 y La Sexta.

Todo parece indicar que alguien tenía prisa porque esa fuera la primera fusión en anunciarse.

Sin embargo, por la tarde, todo se diluía, o aplazaba: la respuesta de las cadenas cotizadas en Bolsa a la CNMV era que todas habían hablado con todas.

Al final, la primera fusión en anunciarse, esta misma tarde de viernes, ha sido la fusión de Tele 5 y Cuatro, en condiciones muy favorables a la empresa italiana.

Yo creo que la presión que ha venido ejerciendo la deuda de Prisa, desde la absurda OPA sobre Sogecable, ha sido determinante en las condiciones de la fusión.

Plantear una OPA sin haberla acordado con el mayor accionista llevó a una situación tan compleja como que Telefónica haya adquirido recientemente una participación bastante mayor que la que tenía hace poco más de un año por una cantidad de dinero mucho menor.

Discutible desde el punto de vista estratégico (¿lo que no era estratégico hace un año ha pasado a serlo ahora?) pero brillante desde el punto de vista financiero.

Ahora a Prisa le urgía vender. No podía llegar a marzo con ese montante de deuda. La solución ha sido vender Cuatro y el 22% de Digital + a Telecinco.

La fórmula es algo más compleja que eso, con la constitución de una nueva sociedad, pero el resultado no es muy diferente.

Si finalmente se produce también algún tipo de fusión entre Antena 3 y La Sexta nos encontraremos con un nuevo varapalo al mercado publicitario.

Habremos vuelto a una situación similar a la de 2005, antes del nacimiento de Cuatro y La Sexta, pero con la diferencia de que ya no existirá (para la publicidad) TVE.

Dos grandes comercializadoras estarán en condiciones de manejar el mercado a su antojo, en una situación de duopolio pero con aspecto de legalidad porque habrá un buen número de pequeños actores completando el panorama.

No necesitamos mucho más para profundizar la crisis del sector.

Una nueva complicación en un año ya de por sí muy complicado.

Amistades peligrosas: Un artículo interesante sobre este tema.

Rumores, rumores: ¡Cómo están las teles!

Andan revueltos los confidenciales del sector.

Pero ya han conseguido que las noticias salten a los medios más tradicionales.

La última es que Luis Fernández, el Presidente de la Corporación RTVE se va. Se siente engañado porque le han cambiado las reglas del juego a mitad del partido.

Así es como nos sentimos los publicitarios. Yo utilicé la semana pasada esa misma metáfora cuando me hicieron una entrevista en profundidad para un estudio sobre el futuro del audiovisual.

Estábamos jugando un partido de fútbol y a la mitad nos han puesto las porterías en las bandas.

En sólo unos meses se ha suprimido la publicidad en TVE, se han autorizado las fusiones entre cadenas y también la TDT de pago. Se acaba de publicar el Proyecto de Ley General de la Comunicación Audiovisual . Y, por si fuera poco, se lanzan globos sonda con un posible adelanto del apagón analógico.

Y en plena crisis económica.

¿Hay quién dé más?

Otros rumores hablan de la fusión entre Mediaset y Prisa, dos supergrupos de comunicación.

Cuando parecía que la enemistad entre Berlusconi y El País era insuperable, va a resultar que lo de las velinas era una cortina de humo.

Hasta nos cuentan el reparto que ya se habría hecho: Telecinco, Cuatro y la gestión de la publicidad se irían hacia Fuencarral, los canales de pago, la radio, la prensa y lo que quede de Santillana irían a la Gran Vía (con reparto interno entre Cebrián y Manuel Polanco). Lo que no me cuadra del todo es que quedaría de los canales de pago, porque también se habla del alto interés de Telefónica, también Gran Vía pero un poco más abajo.

Por cierto, si todo se concretara de una manera parecida a los rumores, el negocio de la compañía de Alierta habría sido fabuloso.

Se forraron al acudir a la OPV de Sogecable y ahora recuperarían su participación por una quinta parte de lo que ingresaron.

¡Qué gran idea la OPV!

Pero no nos olvidemos de que la fusión entre Cuatro y La Sexta se daba por hecha en julio y se quedó en agua de borrajas.

Otra cosa,y esto no es un rumor. Tristes noticias: desaparece Soitu, la apuesta de Sindo Lafuente por el periodismo en internet.

Si ni siquiera puede Sindo es que las cosas están aún más difíciles de lo que parece.

Teletrabajo

Hace un par de semanas quedé para desayunar con Pilar Marqués, buena amiga desde hace ya bastantes años.

Pilar trabajó unos años en una agencia de medios competencia de la empresa en la que yo trabajo. De ahí nos viene la amistad. A veces los competidores también podemos ser amigos.

Ahora lleva ya varios años en Repsol, dónde primero se encargó de los medios y luego ha ido ocupando otros puestos, no sólo relacionados con la publicidad.

Pero no es de eso de lo que quería hablar aquí.

Pilar me hizo todo un elogio de algunos proyectos en los que está involucrada actualmente en Repsol. Habló con entusiasmo de los empleados con capacidades diferentes, que representan un 5% de la compañía y lo hacen con buenos resultados.

Ya simplemente el nombre es toda una declaración de intenciones.

Además hablamos del proyecto de teletrabajo, que también tienen muy avanzado.

Un grupo creciente de empleados (100 en el proyecto del año pasado, pero serán ya 400 a finales de este año) trabajan varios días a la semana desde su casa. Facilita la conciliación, aumenta el rendimiento, al evitar las horas de desplazamiento y aumenta la satisfacción de los empleados.

Pocos días después, en San Sebastián, tras mi ponencia en la jornada sobre Contenidos Audiovisuales Multiplataforma, coincidí con Rogelio Velasco, Director de Operadoras Móviles en la Unidad de Contenidos de Telefónica. En el rato que hablamos también salió el tema del teletrabajo.

Resulta que en Telefónica hay más de 3.000 personas, sólo en España, en régimen de teletrabajo.

Me dio que pensar.

Dos grandes empresas, punteras, de las cinco grandes del IBEX 35, están dando pasos en una dirección que tiene toda la lógica en este mundo de nuevas tecnologías.

Muchas personas podríamos hacer la mayor parte de nuestro trabajo desde casa. Eso evitaría que nos desplazáramos y perdiéramos tiempo dos o tres días a la semana si fuéramos capaces de concentrar en los otros tres o dos días las reuniones y los contactos necesarios con nuestros compañeros.

Se ahorraría tiempo, combustible, se contaminaría menos, trabajaríamos más a gusto…Seguro que también tiene inconvenientes, pero ahora, yo, no se los veo.