BLOGS
Casi enteros Casi enteros

Casi enteros: un blog sobre los medios de comunicación, la publicidad, su papel en la financiación de los medios, la investigación y otros temas relacionados con todo esto

Entradas etiquetadas como ‘tele 5’

¿Se acaba la hegemonía de Tele 5?

Tele 5 ha sido la cadena de mayor audiencia durante 27 meses consecutivos, nada menos que dos años y tres meses. Pero esa larga serie se terminó en noviembre de 2016.

Diciembre es un mes especial, con una segunda parte en la que, tradicionalmente, la comercialización es diferente y los ingresos comerciales disminuyen. Tele 5, la cadena comercial por excelencia, podría haber descuidado ese periodo, algo menos interesante. Eso podría haber explicado el triunfo de Antena 3 en diciembre. Ya se sabe: un grano no hace granero.

La salida de mercedes Milá no le ha sentado bien a Gran Hermano

Pero en enero se ha repetido la historia: Antena 3 se destacó desde el primer día; a falta de una semana Tele 5 se acercó y llegó a situarse a sólo un  décima de su rival. Pero el último fin de semana Antena 3 arrasó y dejó a Tele 5 sin posibilidades.

Al final Antena 3 ganó por tres décimas. Es una diferencia pequeña.

Son ya dos meses, o todavía sólo dos meses. Es muy pronto para sacar conclusiones. Pero podría ser un aviso.

Una manera de hacer televisión que ha tenido gran éxito a lo largo de los años (crear personajes populares en programas de supuesta realidad y seguirlos después a lo largo de una gran parte de la programación) ¿podría estar agotándose?

El modelo Gran Hermano, Supervivientes, Sálvame, (en versiones normal y VIP)… ¿tiene fecha de caducidad?

No lo sé.

Lo que sí sé es que ese modelo ha empezado a encontrar debilidades en su parte comercial. Si un número cada vez mayor de anunciantes no está dispuesto a asociar la imagen de su marca a ese tipo de programas, el modelo puede tener problemas.

Quizá sea eso lo que ocurre.

Veremos.

Tele 5 dominó en 2016

Fiel a su costumbre, la consultora Barlovento Comunicación ha publicado hoy, 2 de enero su informe sobre la audiencia de las Campanadas que sirve de prólogo al informe anual de audiencias, un informe que en los últimos años anticipa a la última semana de diciembre, a sabiendas que los grandes datos no van a cambiar.

Las Campanadas de fin de año son uno de esos pocos territorios en los que La 1 de TVE sigue manteniendo la tradición de liderar la audiencia. Este año también lo ha hecho (5.192.000 espectadores y 38,8% de cuota) aunque cada vez se le acercan más sus competidoras: pierde 8,7 puntos de cuota respecto al año pasado.. Antena 3 aprovecha el morbo del vestido que llevará Cristina Pedroche y el tirón del cocinero Chicote para reunir a 2.319.000 espectadores y conseguir un 17.3% de cuota; Tele 5 se contuvo esta vez y con Lara Álvarez y Carlos Sobera consiguió 1.676.000 espectadores y el 12.5% de cuota.

La 1 mantiene su liderato en las Campanadas de fin de año. (RTVE)

En los datos anuales Tele 5 no ha tenido rival…o sí, al final. La cadena de Vasile ha dominado durante los once primeros meses del año (completando una serie de 27 meses consecutivos de liderato) pero ha perdido en diciembre, cuando le ha superado Antena 3 por cinco décimas (13,3% frente a 12,8% de Tele 5). En el total anual el triunfo es claro: 14,4% para Tele 5 frente a 12,8% para Antena3. Lejos queda La 1 con 10,1% aunque supera por tres décimas el resultado de 2015 gracias a una mejoría en los últimos meses.

Antena 3, en cualquier caso, le saca a su audiencia mejor rendimiento comercial que su rival; cada vez son más los anunciantes que rechazan planificar su publicidad en algunos de los programas de mayor audiencia de Tele 5 (Gran Hermano, Sálvame,…) lo que ayuda a la cadena de Carlotti. 2016 ha sido un año bueno para la inversión publicitaria en televisión que, poco a poco, va recuperando lo perdido a lo largo de la crisis.

El consumo de Televisión cae por cuarto año consecutivo; aun así se mantiene en 233 minutos diarios (230 en directo y 3 minutos al día en diferido). Casi cuatro horas diarias para algo que, una y otra vez, nos declaran a punto de morir.

Ha sido un buen año para la televisión de pago, que gana algo más de punto y medio respecto a 2015 y con una cuota del 20,4% supera por dos décimas su récord anterior que se remontaba a 2010.

Ha sido también el año de las nuevas concesiones; en el cómputo anual se quedan en un 2,3% pero la tendencia es creciente y en diciembre llegaron a un 3,8%.

Y asistimos a una nueva batalla que tendrá, dicen, serias consecuencias en el consumo audiovisual: los grande operadores mundiales de la televisión en streaming han puesto su punto de mira en el mercado español: a Netflix, que llegó en octubre de 2015 se han unido recientemente HBO (a mediados de noviembre) y Amazon Prime Video (en diciembre). Con la ya veterana, para este mercado, Yomvi, completan un panorama con mucho potencial, especialmente porque tiene el apoyo de las operadoras de telecomunicaciones.

El año 2017 promete ser interesante.

Sprint para liderar diciembre

Estamos acostumbrados a que Tele 5 sea líder de audiencia. Ha ganado cada uno de los últimos 27 meses. Así, que gane la cadena de Vasile no suele ser noticia.

En algún momento incluso pareció que a sus rivales no les interesaba liderar la audiencia y se conformaban con ser quienes más ingresos conseguían.

Directivos de Tele 5 y Antena 3 en una conferencia reciente (Foto del autor)

Pero este mes pueden cambiar las cosas. Desde los primeros días se vio que Antena 3 iba a presentar batalla aprovechando la temporada más floja de Gran Hermano. En los cuatro primeros días Antena 3 le sacaba casi dos puntos (13,7% frente a 11,9% de Tele 5). En la segunda semana Tele 5 acercaba posiciones: para el día 11 mantenía su 11,9% pero Antena 3 bajaba hasta 12,8%. A mediados de la tercera semana parecía que volvería a ocurrir lo de todos los meses: para el día 15 Tele 5 se situaba a sólo dos décimas (12,7% frente a 12,9%), pero un empujón de Antena 3 le llevaba a teminar la semana de nuevo con cinco décimas (13,0% frente a 12,5%). Nada irreparable, por supuesto, con trece días por delante.

Van pasando los días y, tras el dominio de Antena 3 en la últimas fiestas, cada vez parece más claro que la cadena de Carlotti va a romper la racha de su rival. Tras el día de ayer, a falta de tan solo cinco días, la distancia es ahora de seis décimas (13,4% frente a 12,8%). Tele 5 todavía podría ganar diciembre pero tendría que superar a su competidora por algo más de tres puntos cada uno de los cinco días que quedan hasta final de año. Algo muy poco probable en una semana de programaciones especiales y cuando los programas estrellas de su programación han terminado temporada.

Parece que podemos terminar el año con un cambio en el liderato.

Además La 1 puede cerrar diciembre como su mejor mes del año: hasta el día 26 lleva un 10,8% (tres décimas por encima de su mejor mes de lo que va de año) y los programas especiales de estos días no se le suelen dar mal.

La fiesta del Cine triunfó de nuevo

La semana pasada se ha vuelto a celebrar la Fiesta del Cine. A lo largo de los tres días de que se compone acudieron a las salas de cine españolas un total de más de dos millones y medio de espectadores.

El Cine y su Fiesta siguen trinfando

El Cine y su Fiesta siguen trinfando

Este año la protagonista ha sido, de nuevo, una película española: Un monstruo viene a verme. De nuevo la película de Tele 5, como ya ocurriera hace dos años con Ocho apellidos vascos. La chica del tren e Inferno han sido las otras dos películas que la han acompañado en el podium de las más vistas de esos tres días mágicos.

Desde 2009 no había habido un año con tanta asistencia al Cine como éste en los diez primeros meses del año. Así lo refleja Amalia Blanco en este tuit.

Además hemos vivido el mejor mes de octubre desde 2005; también podemos verlo en un tuit de la misma autora:

El Cine lleva unos cuantos años recuperando un papel que había perdido. Las Fiestas del Cine ayudan a mostrar que el precio es una variable importante en la asistencia a las salas. Es posible que también le estén sirviendo a la industria para recopilar datos, tan valorados ahora, de asistentes al Cine, unas bases de datos que, sin duda, tendrán mucho valor en estos tiempos.

El Cine ha vivido también unos años de recuperación como vehículo publicitario. Parece que este año la retirada de uno de los mayores anunciantes está perjudicando al medio. Seguro que sólo es un fenómeno circunstancial: en un medio pequeño cualquier incidencia se nota, especialmente si la protagoniza un gran anunciante.

Pero el Cine, como medio publicitario, es el medio del recuerdo. La cobertura es pequeña, pero quien ve publicidad en Cine no la olvida.

Ya lo demostramos hace veinte años con el estudio Lumière.

La audiencia del debate

Es todo un signo de los tiempos: el debate entre Clinton y Trump alcanzó una audiencia de 80,9 millones de espectadores en televisión. Es el récord hasta ahora pero sólo supera por 300.000 los que obtuvo el debate entre Carter y Reagan en 1980. Hace ¡36 años!

Clinton-Trump el debate de este siglo

Clinton-Trump el debate de este siglo

300.000 más en 36 años. No es mucho ¿no?

¡Claro que ahora la noticia no es esa! La noticia es que el debate alcanzó un pico de 4,4 terabites por segundo en la plataforma de streaming Akamai. Se quedó muy cerca del récord de esta plataforma, que mantiene la final de gimnasia femenina de los Juegos de Río.

Hoy se han publicado los datos que resumen las audiencias del mes de septiembre en Televisión en España. La noticia podría ser que La 1 de TVE registra su mínimo histórico, con un 9,4%, o que una televisión de calidad, como Tele 5 lleva dos años consecutivos liderando el ranking de la Televisión en España pero yo me inclino por destacar que entre las tres mayores cadenas no llegan al 36% de share. Vivimos en la era de la fragmentación.

Antena 3 renuncia a liderar la audiencia

Tele 5 ha vuelto a ser líder de audiencia en agosto. Y van…24 meses. O sea que no es noticia.

Pero esta vez podía haber sido diferente. Tele 5 suele bajar la guardia en verano. De hecho, la última vez que no fue líder fue en agosto de hace dos años. Además estaban los Juegos Olímpicos, que daban una fuerza inusual a TVE, con sus canales La 1 y Teledeporte en las mejores cifras desde hace muchos meses. De hecho el 3,0% de Teledeporte ha sido su máximo histórico, según destaca Barlovento en su informe.

Antena 3 comenzó el mes por delante de Tele 5 y mantuvo unas cifras muy igualadas, que parecían dejar ver que iba a haber pelea al menos hasta el día 20. A partir de ahí Tele 5 se fue distanciando poco a poco hasta llegar a ganar el mes por cuatro décimas de diferencia. Eso sí, con cifras ya muy pequeñas; que la cadena ganadora se quede en un 12,3% nos pone en una situación de fragmentación que, casi, podríamos llamar norteamericana. Entre las tres primeras cadenas no llegan al 35%.

Las Campos, uno de los éxitos del verano en Tele 5

Antena 3 concentra la mayor parte de los eventos más vistos: la emisión más vista del mes fue la prórroga de la Supercopa; la película más vista fue Flores en el ático, emitida el 24 de agosto en esa  cadena; la serie más vista fue Lucifer, el 1 de agosto en Antena 3; la serie de animación más vista fue, una vez más, Los Simpsons…y sin embargo no consigue liderar el mes. Le fallan los informativos y tener una mayor fortaleza en entretenimiento (aquí ganaron Las Campos, en Tele 5) y a lo largo del día, en lo que se suele llamar day time.

Da la impresión de que, al contrario de lo que ocurría hace algunos años, el liderato no es un objetivo por el que Antena 3 luche.

Pero la verdad es que, a la vista de los resultados comerciales parece que ese liderazgo por el que no lucha no le hace ninguna falta.

Tele 5 domina las audiencias y los ingresos

Un mes más, y van dieciocho seguidos, Tele 5 ha sido la ganadora de la batalla de las audiencias. Este mes incluso aumenta su diferencia hasta 1,6 puntos desde las tres décimas de enero.

La cadena de Gran Hermano y Sálvame es también líder en informativos, un territorio que hace tiempo perdió TVE. Es curioso que una cadena cuya personalidad nadie identificaría con la información sitúe seis de sus informativos de la noche entre los veinte programas más vistos de todas las cadenas y sólo incluya otros dos (una emisión de la serie El Príncipe y una de Got Talent) en ese ranking.

Dos de las protagonistas de Gran Hermano

Es una cadena consistente a lo largo del día, que no basa su audiencia en grandes éxitos aunque tampoco consigue las audiencias más deseadas por los anunciantes, esas que hace unos años le llevaron a definir el target comercial.

Ahora, en este mundo del duopolio, en el que dos grandes grupos se reparten la mayor parte de las inversiones publicitarias, el ganador por audiencia no es siempre el que más ingresos consigue, o al menos no en la misma medida. En realidad ya pasó algo similar en los primeros tiempos de las privadas, cuando competían con una TVE con mayor audiencia, pero no siempre la más comercial.

La televisión lineal, la de toda la vida, está perdiendo audiencia (de la audiencia que miden los audímetros, la que se comercializa en el actual sistema). En los últimos tres años el consumo de televisión ha caído doce minutos al día; en el último mes de febreo ha caído doce minutos respecto al febrero anterior.

Por el momento el dato no es preocupante; el consumo en el mes de febrero ha sido de 251 minutos (4 horas y 11 minutos) por espectador y día. Pero cada vez hay más ofertas audiovisuales, que se pueden ver en más aparatos diferentes, compitiendo por el tiempo de ocio de las personas.

Hay que estar atentos a la evolución del fenómeno. Si yo fuera Carlotti, o Vasile, empezaría a preocuparme, a pesar de que los resultados económicos (que se acaban de presentar) sean muy saneados; y cada vez más.

La televisión es un negocio boyante, pero cambia a gran velocidad. Seguramente lo seguirá siendo, pero puede que dentro de pocos años los ganadores no sean los mismos.

¿La película más vista en televisión?

Ayer Mediaset concentró toda su energía en destrozar a la competencia. La 1 había conseguido todo un hito en las semanas anteriores al colocar reiteradamente En la tuya o en la mía como programa más visto de los miércoles, mientras Antena 3 también superaba a Tele 5 con un no excesivamente brillante Top Chef. Así que programó Ocho apellidos vascos, aprovechando que se anuncia para la semana próxima el estreno en cines de su secuela Ocho apellidos catalanes.

Y no la programó sólo en Tele 5; lo hizo también, de forma simultánea en Cuatro.

Los resultados de audiencia no defraudaron: consiguió casi ocho millones de espectadores (un millón por cada apellido, casi la audiencia que acumuló el año pasado en las salas de cine): 5.138.000 en Tele 5 (30,7% de cuota) y 2.821.000 en Cuatro (16,9% de cuota). Además consiguió hundir (o tocar muy seriamente) a sus cadenas competidoras: el programa estrella de La 1 se quedó en 2.803.000 espectadores, casi un 18% menos que el de la semana anterior; mucho peor le fue a Antena 3; Top Chef se quedó en 1.480.000 espectadores, casi un 36% por debajo de los que había obtenido una semana antes.

¿Fue Ocho apellidos vascos la película más vista en TV en España?

Para algunos fue la película más vista en televisión en España.

Pero Ana, mi compañera de la que ya he hablado aquí en alguna ocasión, ya nos ha aclarado que no fue así: Cateto a babor, en 1992, le superó con 10.078.000 espectadores.

Es muy complicado hablar de récords absolutos de audiencia de televisión en España. Casi con toda seguridad las mayores audiencias se consiguieron antes de 1990, antes de que, con el nacimiento de las cadenas privadas, se produjera la primera gran fragmentación de audiencias. Otra cosa es que no podamos comparar los datos: hasta junio de 1986 no aparecieron los primeros audímetros y los datos del EGM no permitían bajar a la audiencia individual de una película. Se podrían haber estimado en función del número de respuestas obtenidas en otro estudio, el Panel de aceptación de programas, pero eso no se hacía de modo habitual.

Entre el verano de 1986, cuando se obtienen los primeros datos de audimetría, y el año 1993, ya teníamos datos de audimetría, pero Sofres (ahora Kantar Media) no considera los datos de Ecotel (la empresa inicial de audimetría, que Sofres compró en su momento) en la serie histórica.

Los datos que se pueden comparar sin demorarse mucho en la búsqueda comienzan en 1993, pero no nos engañemos: ya había televisión, audimetría e incluso fuerte competencia, antes de esa fecha.

Sin quitarle ningún mérito a la película emitida ayer, creo que no es correcto decir que fue la más vista de la historia de nuestra televisión.

Tele 5 completa un año seguido de liderato

Puntual como cada día 1, incluso cuando cae en festivo, me ha llegado el informe de audiencias de Barlovento Comunicación.

Una vez más, y ya van doce meses seguidos, Tele 5 se ha situado como líder. Agosto no suele ser el mejor mes de esta cadena; por el menor consumo de televisión es un mes menos comercial y no es raro que los muy comerciales hombres de Mediaset levanten el pie del acelerador. De hecho, hace un año fue la última vez que cedieron el liderato a Antena 3. Ahora han mantenido el tipo, aunque sólo sea por dos décimas de diferencia.

La audiencia no es, como decía Joaquín en su comentario de hace unos días, el criterio de calidad (al menos no el único criterio que debería influir en la programación de las televisiones públicas). Pero para las televisiones comerciales la audiencia es clave: es la mercancía que venden a los anunciantes, que son su principal fuente de financiación. También es una medida de cuánto saben adaptarse a los gustos del público (unos gustos que ayudan a crear).

Vivimos unos tiempos de audiencias muy fragmentadas. Entre las tres grandes cadenas sólo alcanzan el 35,2% de cuota. Recuerdo, no hace tantos años (o sí) cuando yo hablaba del paralelo 27, el límite del que no debía bajar una cadena si quería ser líder (entonces lo era casi siempre La 1). ¿Quiere eso decir que los gustos son muy variados? No está claro.

Si prescindimos del fútbol (incluso en agosto, el mes menos futbolístico del año, los cinco programas más vistos son de fútbol; también lo es el programa más visto en Tele 5, Antena 3, Cuatro y La Sexta) parece que los gustos dominantes se concentran en los realities, los programas y tertulias de cotilleo y poco más. Últimamente también han pegado con fuerza los programas de cocina, pero no ha sido así en agosto.

Parece que Tele 5 es la cadena que mejor  ha captado los gustos actuales de los telespectadores españoles. Pero también vemos que una parte cada vez mayor de esos espectadores opta por otras alternativas. Casi un 65% de la audiencia se va a cadenas diferentes de las tres más grandes y tanto como un 45% a alguna que no se incluye entre las seis de mayor audiencia.

Además el consumo de televisión convencional cae; lentamente pero cae. En agosto un minuto menos que en el mismo mes de hace un año. ¿Una situación preocupante para las cadenas? Según se mire: aún con el descenso, en el mes de menor audiencia del año el español medio vio 191 minutos de televisión convencional al día. ¡Más de tres horas!

Si yo fuera directivo de Mediaset (Tele 5) o de Antena 3 miraría primero a los resultados del primer semestre ¡muy positivos! luego a la evolución de la audiencia y luego estudiaría muy a fondo las amenazas de Internet y de las nuevas opciones de pago. El presente es excelente; el futuro, cada vez más, incierto.

Por cierto, los resultados económicos del primer semestre han sido muy similares para Tele 5 y Antena 3 pese al claro dominio en audiencia de la primera. Parece que cuando hay programas rechazados por una parte de los anunciantes la audiencia no es el único criterio.

El target comercial, que se inventó en su momento Publiespaña (Tele 5) ha acabado volviéndose en su contra.

Tele 5 gana mayo mientras TVE se hunde

Esta vez Tele 5 ha ganado con una ventaja clara (15,4% frente a 13,0% de Antena 3) y dominando desde los primeros días del mes. Mayo ha sido el noveno mes consecutivo en que la cadena de Mediaset consigue el liderato. La 1, tercera con 9,9%, se queda de nuevo por debajo del 10% y parece estar abocada a competir más con La Sexta (7,6%) o con Cuatro (7,3%) que con las cadenas líderes de cada grupo.

Lo que está ocurriendo con la cadena pública es una pena. Los informativos se quedan ya muy lejos de los de las privadas; algunos días el Telediario 2 ni siquiera consigue situarse entre los 25 programas más vistos. El de Tele 5 arrasa por la noche (y en el promedio de todos los informativos) y Antena 3 gana claramente al mediodía.

Si a esto añadimos que el mayor seguimiento de la jornada electoral se hizo por La Sexta y no por TVE, tendremos una foto bastante buena de la situación.

Y eso que de las cinco emisiones más vistas cuatro correspondieron a La 1:

El partido Juventus-Real Madrid, la ida de la semifinal de la Champions, con 8,1 millones de espectadores.

Las votaciones del Festival de Eurovisión, con 7,1 millones.

El partido Bayern Munich- Barcelona, vuelta de la otra semifinal de la Champions, con 6,4 millones.

Y en quinto lugar la emisión del Festival de Eurovisión propiamente dicho que se quedó a unos pocos miles de los seis millones de espectadores.

Sólo encontró su hueco en el cuarto lugar de este Top 5 la final de la Copa del Rey, Athletic de Bilbao-Barcelona con 6,3 millones, emitida por Tele 5.

Tras la desaparición de la publicidad en la época de Zapatero, que la situó en una posición de financiación muy comprometida, los errores de programación del nuevo equipo (renunciar a una serie de éxito en la tarde que, rápidamente, contrató la competencia; los sucesivos intentos de rectificar, sin éxito; los cambios en la línea informativa y tantos otros) han llevado a TVE a una situación muy  compleja.

Hay momentos en que parece que tantos errores no pueden ser casuales. Y, como tener una cadena de gran audiencia que sirva de altavoz a las acciones del Gobierno en mejor que tener una con poca audiencia, la otra opción, la destrucción intencionada de todo lo público, suena muy verosímil.

El último intento de revitalizar la noche de los lunes, el debate Así de claro que presenta Buruaga, se saldó con 955.000 espectadores de media y un 6,7% de share (más de tres puntos por debajo de la exigua media de la cadena). No sé si el hecho de que dos contertulios estuvieran de acuerdo en considerar al PP como un partido socialdemócrata tendrá algo que ver con el resultado.