BLOGS
Casi enteros Casi enteros

Casi enteros: un blog sobre los medios de comunicación, la publicidad, su papel en la financiación de los medios, la investigación y otros temas relacionados con todo esto

Entradas etiquetadas como ‘linkedin’

Perfil en LinkedIn

El mundo de las redes sociales es sumamente complejo y curioso en sus múltiples facetas. Además cambia continuamente.

En Facebook se trata de tener amigos; la amistad es una cuestión recíproca, así que uno acepta a amigos que, a su vez le aceptan a uno. Claro que el concepto de amistad es muy laxo: veo que ahora mismo tengo 579 amigos en Facebook; a muchos de ellos no les he visto nunca y con la mayor parte nunca he cruzado una palabra.

En Twitter se trata de seguir y de que te sigan. Conseguir que te sigan por lo que dices en frases de menos de 140 caracteres tiene su aquel. Además no tienes por qué interesar a las personas que te interesan a ti. Puedes tener muchos más seguidores que el número de personas que te siguen a ti (algo que se puede ver nada más entrar a un perfil). De hecho si el número de seguidores y el de seguidos es muy similar causa mala impresión; especialmente si ese número es muy alto suena a una especie de coleccionismo: te sigo para que me sigas y si no me sigues, dejo de seguirte. Veo que en este momento tengo 1381 seguidores y sigo a 678 perfiles (no sé si me siento capaz de saber qué me interesa desde 678 puntos de vista, pero al menos no parezco un coleccionista de seguidores).

LinkedIn es otra cosa. Dicen que es la red de los contactos profesionales, la que se utiliza para buscar trabajo o para conocer mejor a los candidatos al puesto que ofreces. Los contactos también son recíprocos: si estás en contacto con alguien, él está en contacto contigo. A veces se nota que alguien se ha quedado sin trabajo cuando, tras mucho tiempo sin dar señales de vida, contacta contigo en LinkedIn o te pide una recomendación.

En los últimos tiempos LinkedIn ofrece la posibilidad de validar las aptitudes de las personas con las que estás en contacto. Un buen día te llega un mensaje: fulano ha validado dos de tus aptitudes. Así se va enriqueciendo tu perfil. O no.

Si alguien mira hoy en mi perfil las aptitudes que han valorado mis contactos sabrá que soy un especialista en Marketing Digital y en Publicidad On line, en Planificación de Medios y en Estrategia Digital. No digo que no lo sea: durante varios años dirigí un departamento de Planificación y las primeras campañas digitales en las que participé se remontan a hace diecisiete años (cuando muchos de los actuales gurús digitales aún no habían empezado a trabajar).

Pero mirando ese mismo perfil nadie pensaría que a lo que más tiempo he dedicado, de lo que más sé, es de Investigación de Medios, o que llevo casi catorce años haciendo previsiones sobre Inversión Publicitaria, en lo que creo que soy una referencia en el mercado, o que, con mucha frecuencia, escribo artículos o doy charlas y cursos sobre los temas en los que he trabajado toda mi vida.

Seguro que hay algo que estoy haciendo mal. Menos mal que a estas alturas no tengo que buscar trabajo. Si no, debería dedicar más atención a mi perfil en LinkedIn.

Balances y propósitos

Se acabó el año en que nació Unax y me convirtió en abuelo.

Empieza el que, seguramente, será mi último año completo de actividad profesional.

Es un buen momento para hacer balance y también para mirar un poco hacia el futuro.

2013 ha sido un año bueno en lo personal. En lo profesional ha sido raro, como todos los últimos. Hacerse a la idea de que uno ocupa un papel cada vez más marginal es duro a veces, pero seguramente inevitable en esta sociedad cuando se ha rebasado con creces el hito de los sesenta años.

Hicimos, junto con The Cocktail Analysis, un gran estudio de Redes Sociales. Hemos hecho muchos estudios de Touch Points, seguramente el año que más, incluido el de carácter multinacional que me llevó a México DF para presentarlo. Y todo con el equipo reducido por la baja maternal de Mapi (sí; también fue el año en que llegó Martina). Así pudimos ver que el de Investigación de Zenith es un gran equipo. Muchas gracias, chicos. E hicimos muchos estudios más, en el día a día y para los numerosos new business de fin de año; en esta segunda parte del año ya con Mapi. Todo mucho más fácil.

Para el año que empieza la reducción de presupuestos presenta un panorama muy parecido a un erial. ¿Más marginal aún? Seguramente.

Así que Vigía y Zenthinela me han servido cada mes para oxigenarme un poco. Además al final las previsiones han empezado a ser buenas; a ver si se cumplen. En 2014 llegaré a la previsión número 100. Me gustaría celebrarlo de algún modo. Pero tendrá que ser modesto; no habrá presupuesto.

Siempre leo mucho. Hoy he estado contando los libros que he terminado en 2013: han sido 53, algo más de uno por semana.

Este blog, Casi Enteros, ha languidecido de una manera que no me gusta nada: 33 post en todo el año, cuando el primer año me quedé al borde de los 200. Mi propósito para este año es recuperar el ritmo y escribir al menos 150; temas siempre sobran. Lo que hay que encontrar es tiempo para escribir.

Claro que esto no es lo único que escribo. He escrito algunos artículos para Bloggin Zenith, el blog de la compañía, en el que también me gustaría colaborar más este año. También he escrito alguna cosa para revistas del mercado publicitario, y para Telos, la revista de Fundación Telefónica.

También he dado algunas, no muchas este año, charlas (AEDEMO, IIR,…)

Carlos, mi yerno, me regaló un blog, El Vigía, que puse en marcha en diciembre, en el que espero contar experiencias personales a un ritmo de una por semana. A ver si soy capaz.

Quizá donde más actividad he tenido es en Twitter. Siempre que he acudido a algún acto he intentado resumir alguna de las ideas principales que se estaban transmitiendo. También he reflejado mis ideas, cuando me venían y eran fáciles de resumir.

Ahora tengo más de mil seguidores en Twitter (1064 en este momento); 562 amigos en Facebook, una red que cada vez utilizo menos, casi sólo para reproducir mis tuits (aunque luego tienen más repercusión en esta red que en la propia Twitter); en LinkedIn tengo 1424 contactos, esta red la utilizo sobre todo para participar en debates en grupos; creo que su utilidad principal, buscar un nuevo trabajo, la tengo complicada y no la voy a necesitar a mi edad. Ni siquiera tengo muy actualizado el perfil.

Este año que empieza, el primero del resto de mi vida, va a ser clave para decidir qué haré a partir de ahora, especialmente cuando, ya pronto, no tenga que acudir cada día a la oficina. No me veo de brazos cruzados. Seguro que, al menos, escribiré y leeré mucho.

 

Aunque, como suele ocurrir, la redacción ha ido en otra dirección, la idea inicial de este artículo era recopilar una buena parte de esos artículos en los que se resume lo más visto, lo más leído, lo más… A continuación incluyo algunos de los links que había ido almacenando: IPMark recogía la lista de los vídeos más vistos en YouTube. También se puede seguir la lista de la propia Google. O lo que más se vio en España, que resumía Marketing Directo. También se publicó un vídeo resumen de seis minutos con lo más destacado del año.

Pero, en el plano más próximo a la temática de este blog, podemos comparar la lista de los vídeos publicitarios más vistos; o los mejores vídeos de marcas en la nueva red Vine o la de las campañas más virales, que está recogiendo Bloggin Zenith, el blog de mi empresa.

Aunque quizá sea más práctica la lista, publicada por LinkedIn, de las 25 habilidades profesionales que proporcionan más oportunidades laborales.

Si tienes un rato, revisa estos listados. Están llenos de ideas interesantes.

El cumplesiglos de la RAE

Hace unas semanas la RAE (Real Academia Española de la Lengua) cumplió sus primeros trescientos años de meritoria labor limpiando, fijando y dando esplendor a nuestro idioma.

Otra Academia, la de la Publicidad, de cuya Junta Directiva formo parte (*), decidió felicitarle con una campaña en clave de humor realizada por la agencia Shackleton. Además de numerosas piezas gráficas la campaña incluía este spot que, pese a la evidente apelación al humor y al lema de la RAE, ha sido el centro de una curiosa polémica, en la que se le tachaba de machista.

Entre muchos otros debates se puede ver éste producido en el grupo de LinkedIn de Círculo de Comunicación ICE. Creo que el afán por extremar lo políticamente correcto puede arruinar no sólo el sentido del humor; también la creatividad.

Como se comentó aquí en su momento, la Academia de la Publicidad tiene entre sus objetivos llevar a un publicitario a la RAE. Entre los publicitarios podemos encontrar a algunas de las personas que han creado las frases más repetidas y conocidas de los últimos cincuenta años; también a algunas de las que han apaleado más a nuestro idioma a base de anglicismos, en muchos casos innecesarios. Seguro que el papel que una de los primeras podría hacer en la RAE es importante y podría servir de contrapeso a las del segundo grupo. Llevar a un publicitario a la RAE es un objetivo complejo, pero posible, e interesante para las dos partes.

La agencia Shackleton, responsable del anuncio, ha hecho un análisis de su repercusión en redes sociales y llega a la conclusión de que, pese a la polémica, el anuncio ha sido bien recibido por el público: el 89% de las reacciones son favorables. Es posible que la polémica haya ayudado a que el anuncio sea visto por más personas: en las primeras tres semanas se han superado las 300.000 visualizaciones en Internet. Además varios millones de personas lo vieron en sus pases por las diferentes cadenas de televisión.

La reacción de la RAE parece haber sido positiva; su Director, José Manuel Blecua, considera que la campaña es muy simpática. No parece estar de acuerdo con las críticas feministas.

La Academia de la Publicidad celebró una asamblea extraordinaria el pasado martes en la que resultaron elegidos nuevo Secretario General, Enrique Yarza y nuevo Tesorero, Enrique Carrero. Bienvenidos los dos Enriques. Seguro que van a realizar muy bien sus tareas.

(*) Como miembro de la Junta vi la campaña antes de emitirse. No encontré nada reprobable en ella.

Las marcas son bien recibidas en las Redes Sociales

Semana intensa.

Cuatro presentaciones, de cuatro temas diferentes, en cinco días laborables. ¡Uff!

De las cuatro la que he tenido mayor repercusión es la presentación del estudio de Redes Sociales que hemos hecho Zenith y The Cocktail Analysis.

Lo presentamos el martes Felipe Romero de TCA y yo en el Espacio Fundación Telefónica. Hizo la introducción Candi Rodríguez, la Directora General de Zenith, mi jefa.

Como llego tarde a escribir (últimamente no consigo sacar tiempo para el blog, veo que llevaba casi un mes sin escribir aquí) ya está todo dicho. Incluso hay quién lo ha recogido con un resumen de los tuits más importantes que se publicaron sobre el evento. También publicamos un vídeo con el resumen de los principales resultados.

Creo que hay dos grandes titulares para el estudio:

Whatsapp ha irrumpido con fuerza cambiando el papel de algunas redes sociales

y

Las marcas son bien recibidas en las redes sociales

La llegada de Whatsapp, con sus más de diez millones de usuarios, la posibilidad de hacer y deshacer pequeños grupos para una función concreta, la no limitación de caracteres en los mensajes y las funcionalidades como la facilidad de colgar fotos y vídeos, ha trastocado la relación de los internautas con sus redes sociales habituales. Hay cosas que no queremos contar o mostrar a nuestros quinientos amigos en Facebook (sí, se nos fue de las manos) pero sí al grupo reducido de nuestra familia o nuestros colegas. A veces necesitamos más de 140 caracteres para expresar lo que queremos decir.

Hasta ahora no quedaba claro el modelo de negocio de Whatsapp, pero si entra en el entorno de Google, como se ha rumoreado recientemente, no quedarán muchas dudas: la publicidad entrará con fuerza.

Pero en una investigación realizada desde el mundo de la publicidad, la gran noticia, la buena noticia, es que para el 70% de los internautas usuarios de redes sociales las marcas no sólo no molestan sino que se valora lo que pueden aportar. Tras un primer momento de cierto rechazo, ahora se les reconoce su papel y se espera que aporten a sus seguidores ofertas, novedades, información sobre sus productos y ventajas.

En el mundo polifacético de las redes sociales, en el que sigue destacando Facebook, casi universal pero perdiendo emocionalidad, gana fuerza Twitter (que instala ahora en España su oferta publicitaria) y retrocede Tuenti, la de perfil más joven, el resto de las redes (salvo LinkedIn en el plano profesional) no alcanzan el rango de mayoritarias.

El hecho de que las marcas sean bienvenidas (con condiciones, claro, sin abusar de la confianza que nos dan) es una buena noticia para quienes nos dedicamos a la publicidad. En algún momento del trabajo previo a la presentación nos planteábamos que estábamos pasando del mundo de Facebook al de Brandbook, el libro de las marcas.

Espero que lo sepamos hacer bien y que no acabemos destruyendo una oportunidad, como ha ocurrido con otras.

En Zenith hicimos un primer estudio de redes sociales (entonces para Zed Digital) en el año 2008; ese mismo año realizó The Cocktail Analysis su Primer Observatorio de Redes Sociales. Ahora, cuando TCA realizaba su Quinto Observatorio, los dos proyectos se han unido. Creo que las dos partes hemos quedado satisfechas.

Tanto el vídeo resumen del estudio, como la presentación y la infografía están colgadas en Bloggin Zenith.

No me da la vida

Hace algún tiempo oí a mi hija esa expresión: no me da la vida.

Queremos hacer tantas cosas, hay tantas posibilidades, que siempre nos quedamos a mitad de camino.

Lo pensaba esta mañana, al ver todo el tiempo que llevo sin actualizar este blog. Ahora hace doce días; pero entre los dos posts anteriores transcurrieron veinte. Y no es que no lo intente; acabo de contar veinte boradores en los que guardo material o artículos medio escritos, que acaban perdiendo actualidad y ya nunca verán la luz.

Pero, claro, hay que trabajar, que eso es lo primero y luego, en los ratos libres, escribir el blog, participar en debates en LinkedIn, mantener Twitter actualizado, a Facebook ahora le hago poco caso,…ahora Zenith también tiene un blog (Bloggin Zenith) en el que intento participar…

…y preparar charlas, escribir artículos, participar en Conferencias…

…en junio di dos charlas casi seguidas, una en la Jornada de Mkt y AEDEMO dónde hablé de cómo llegar al consumidor 3.0 (que cuando intenté contar aquí me quedé a medias) y otra en Vitoria, en CARVI, a la que sí hice referencia en mi post anterior.

En las últimas semanas he salido a viaje por semana: el ya citado de Vitoria, la boda de una sobrina en Murcia (la vuelta me impidió ver el triunfo de la Selección en la Eurocopa), la Conferencia de Patrocinios de Infinit C en Oviedo la semana pasada (que merecería también un artículo…) y esta tarde salgo hacia Palma de Mallorca, donde me han invitado a Taleny_ya, un congreso sobre innovación que promete ser muy interesante.

Estoy deseando que lleguen las vacaciones, a ver si puedo desconectar.

¡Ah! que no se me olvide tuitear que he escrito este post.

Redes sociales ¿para qué?

Los mil millones de dólares pagados por Facebook por Instagram han vuelto a poner de actualidad las redes sociales.

Durante los últimos meses de la que más se ha hablado es de Pinterest.

A finales de marzo el humorista Leo Harlem ponía humor en el Congreso iRedes en Burgos; lo enlazo aquí porque creo que es una visión divertida que merece la pena ver.

También en ese mismo Congreso se produjo una interesante conversación entre el publicitario Risto Meijide y el escritor Agustín Fernández Mallo. No se sabe bien cual es el modelo de negocio en torno a las redes sociales. Mi amigo Miguel del Fresno sí lo tiene claro: si te lo dan gratis es que tú eres el producto. Están consiguiendo gratis toda la información que nosotros les queramos dar (que a veces es mucha) y que luego utilizarán para venderla a quien la necesite.

Hoy he cerrado el análisis del estudio Zenthinela correspondiente al mes de abril (que enviaré mañana a los panelistas); se estima que las redes sociales conseguirán este año en España 33 millones de euros de inversión publicitaria.

Facebook tendrá pronto mil millones de usuarios en todo el mundo; a nadie se le escapa el potencial que se esconde ahí, aunque la salida a Bolsa se esté retrasando más de lo esperado debido a la coyuntura económica y podemos tardar en saber cual es el valor que la compañía tiene para el mercado.

Twitter podría tener más de 500 millones de usuarios en el mundo, de ellos casi cinco en España. En este caso tampoco está claro cual será su modelo de negocio. Hace pocas semanas veíamos la primera campaña publicitaria inserta en un tuit; lo hizo la marca Mercedes en Argentina. Poco tiempo antes nos ofrecían la recopilación de tuits por temáticas para realizar estudios sociológicos y de mercado. Todos los que nos dedicamos a la investigación de mercados ya lo estábamos haciendo, pero no disponíamos de la información retroactiva. Ese podría ser un valor, pero parece escaso.

El uso publicitario, en el que todavía tenemos todos mucho que aprender, parece uno de los más evidentes, sobre todo si tenemos en cuenta que según algunos estudios hasta un 83% de la gente está dispuesta a seguir a marcas en las redes.

Un uso marginal, pero curioso, de Twitter es considerarlo como un indicador de audiencia (o al menos de interés) entre un determinado tipo de público. Hace unos días se publicaba que durante el partido de fútbol Barcelona-Chelsea se batió el récord de tuits por segundo, con una media de 13.684. Ese partido fue, en España, el evento más visto de lo que llevamos de temporada.

Las redes, como internet en general, son una extraordinaria fuente de información si se sabe separar el grano de la paja.

Para Reid Hoffman, el fundador de LinkedIn, en las redes reflejamos toda nuestra personalidad. Cada red representa su propio pecado capital. Asi LinkedIn, una red básicamente profesional, es codicia, mientras Facebook es ego. LinkedIn se relaciona con el trabajo, Facebook con las emociones, Twitter con el contenido. Entre todas estamos reflejando cómo somos. Y esa información está ahí para quien la pueda aprovechar; es mucho más que un curriculum vitae.

El mundo de las redes es casi infinito y tiende a crecer; en la Web de la empresa 2.0 podemos encontrar un ranking de las 40 más populares

Hay que saber usar las redes, porque igual que pueden resultarnos muy útiles, pueden hacernos mucho daño. El caso es que todos vamos aprendiendo a medida que las usamos. Todo lo que publicamos sin restricciones en una red está accesible para mucha gente, para los amigos y para los que no lo son tanto, incluso para personas que podrían utilizar esa información para perjudicarnos.

Cuando empezó este fenómeno 2.0 hicimos muy pronto un estudio sobre blogs y otro sobre redes sociales. Yo me apunté a todas las que iba conociendo, para saber lo que estábamos estudiando. En algunas no he persistido; ese es el caso de Xing (que cuando me apunté era Neurona), de Plaxo y de algunas otras. Tampoco hice mucho caso de Twitter al principio, pero en el verano pasado me reactivé y confieso que estoy bastante enganchado; he publicado mas de 1100 tuits y tengo 453 seguidores. Esos tuits se publican automáticamente en Facebook (supongo que inicialmente lo configuré así) donde tengo 505 amigos con los que tengo relaciones en muy distinto grado (de la mayoría casi nunca sé nada tras los últimos cambios hechos en la red; con otros hablo con frecuencia, incluido alguno a quien hace mucho tiempo que no veo); ese número se mueve ya muy poco. Supongo que todo el que pensó que podía tener algún interés mantener esa relación, ya la buscó hace años. En cambio en LinkedIn no para de crecer mi número de contactos, que en este momento son ya 1005 y eso que no acepto a cualquiera: me molesta mucho cuando alguien a quien no conozco de nada dice que es mi amigo. Pero sí suelo aceptar a personas que trabajan en el mismo sector que yo. Supongo que esa es la regla: algún día nos podemos ayudar, en una dirección o en la otra. Utilizo LinkedIn sobre todo para ver lo que se comenta en los grupos que tratan temas de mi interés. A veces también comento en ellos.

Cada día aprendemos sobre redes sociales, un mundo en continua evolución.

Seniors, tuits y estudio Net Radar

Ayer Mapi y yo presentamos en la UIC (Universitat Internacional de Catalunya) el estudio Net Radar. Se trata de un estudio sobre la eficacia de la publicidad en Internet que utiliza una metodología que, aunque ya va por su segunda edición, sigue siendo innovadora.

Javier Piedrahita, de marketingdirecto.com, grabó integramente la presentación y el vídeo ya se puede ver en YouTube.

Durante la presentación se podían ver en la sala tres grandes pantallas: en una se proyectaban las diapositivas que estábamos utilizando, en otra se nos podía ver a nosotros mismos en versión muy ampliada y en una tercera los comentarios que los asistentes  iban realizando a través de Twitter. Utilizamos el hastag #netradar en el que se pueden seguir viendo los comentarios que se fueron produciendo (muchas gracias, por cierto, a las personas que comentaron). Al finalizar la presentación se podían contar ya más de 150 tuits (comentarios); casi todos elogiosos para el estudio, los presentadores y Zenith Media como empresa que acpta y financia el estudio (gracias de nuevo).

Pero varios comentarios se referían a algo que debimos de contar mal, o que al menos no se entendió. El estudio Net Radar se realizó, por razones de eficiencia, entre personas de edades que iban desde los 14 a los 45 años y así lo puse de manifiesto al resumir la metodología utilizada; con un punto de ironía dije que las personas de mi edad no usamos internet.

Luego, a la hora de presentar los resultados enriquecimos la presentación de lo que es propiamente Net Radar con unas cuantas aportaciones de un estudio cualitativo que hemos realizado casi en las mismas fechas. Ahí, entre otros grupos de población, Mapi hablaba de cómo navegan los seniors. Creo que muchos de los asistentes pensaron que hablábamos de seniors menores de 45 años y probablemente se ofendieron. Evidentemente no era nuestra intención. Cuando hablamos de seniors hablamos de gente mayor, como yo.

Pero a lo mejor, para sucesivas olas del estudio, deberíamos cambiar el criterio y ampliar el rango de edades. Los seniors cada vez navegamos más por internet y pronto seremos uno de los grupos más atractivos para los anunciantes. Mientras un porcentaje muy elevado de jóvenes no tienen empleo y por tanto su poder adquisitivo no es muy alto, el grupo de personas que se acercan a la jubilación y participan en planes de pensiones va creciendo. Lamentablemente, como se viene diciendo, hemos construido una sociedad en la que la generación de nuestros hijos vivirá con más estrecheces que la nuestra.

Cuando decía en la presentación que la gente de mi edad no tenemos blog (este blog va a cumplir cuatro años y ha superado ya el millón de visitas lo que no está nada mal para un blog de contenido, más o menos, técnico), no estamos en redes sociales (tengo cerca de 900 contactos en LinkedIn, donde soy bastante activo, más de 400 “amigos” en Facebook y estoy en varias redes más en las que entré para curiosear aunque luego casi no las use) ni en Twitter (aquí llevo menos tiempo activo, como @MadinaED, pero ya me siguen más de 150 personas) está claro que lo decía como una ironía. Muchas personas más jóvenes de mi entorno no podrían decir lo mismo.

Seniors sí, pero no inactivos ni anticuados, aunque a veces no quieran contar con nosotros para no dar una mala imagen de nuestra empresas.

Indignados, comunicación y poder

Ya han pasado tres semanas desde la explosión de los Indignados o Movimiento 15M (¿por qué nos sonará tan mal lo de Movimiento a los de nuestra generación?). Algunos siguen en las plazas donde se iniciaron las concentraciones; otros se han desplazado hacia los barrios para continuar en la búsqueda de ideas que llevar luego a las asambleas. Tengo la impresión de que en este caso extender es diluir.

No tengo ni idea de cómo acabará esto, incluso es probable que no llegue a ninguna parte, pero al menos ha sido un toque de atención y una búsqueda de nuevos caminos. ¿Podemos seguir indefinidamente con un sistema en el que sólo pueden gobernar dos partidos que, a la postre, harán siempre la misma política, la que les impogan eso que llaman los mercados? ¿Quién elige a los mercados? ¿Por qué, tras rescatar a los bancos que tan importante papel jugaron en la marcha hacia la crisis económica actual, tenemos que admitir que sus directivos se lleven indemnizaciones millonarias?¿Por qué, mande quién mande, la política tiene que ser ultraliberal?¿Por qué dejamos que los productos fabricados en China, con nulo respeto a los derechos humanos o laborales de la gente, hundan a nuestras empresas?

Los Indignados, 15M, no les votes, acampada en la plaza… no tienen líderes, no tienen una ideología definida, pero defienden ideas con las que muchos estamos de acuerdo.

Estos días he oído manifestaciones de apoyo de José Luis Sampedro, un hombre que no ha perdido su lucidez pese a lo avanzado de su edad (y que ya prologó el librito de Stéphane Hessel al que se coloca en el inicio de este movimiento). También Eduardo Punset, otro veterano lúcido y que se aparta de los caminos trillados, apoyó a los primeros indignados. Federico Mayor Zaragoza, que fue ministro con UCD y Secretario General de la Unesco, analiza muy bien la situación en el libro Reacciona, que venía a ser una continuación del primer ¡Indignaos! Ahora me ha llegado, a través de LinkedIn la charla que Manuel Castells dio hace unos días a los acampados en la Plaza de Cataluña de Barcelona (se puede ver en video en este enlace). Todo un ejemplo de que los indignados pueden atraer a gente muy interesante.

Hace un par de años leí Comunicación y poder,  creo que es el último libro del profesor Castells, en el que analiza la autocomunicación de masas, este nuevo entorno que ha propiciado la web 2.0, en el que todos nos convertimos (potencialmente) en generadores y propagadores de noticias y opinión. Este hecho, que relativiza el papel de las autoridades y, sobre todo, de los medios (siempre oligopolistas) puede cambiar sustancialmente la sociedad. Quizá este sea el primer paso.

Por cierto, ayer estuve en la Feria del Libro y ya ví varios libros, en papel, que hacían referencia al movimiento 15M. Todo,hasta algo tradicionalmente tan lento como el mundo editorial en papel, se acelera en estos últimos tiempos.

El año de las Redes Sociales

Se puede decir que 2010, el año que acaba de terminar, ha sido el año de las Redes Sociales. En especial de Facebook, sin duda, pero de las redes sociales en general.

Por muchas razones.

Porque una película que narra la fundación de Facebook (novelada, claro) figura como una de las más importantes del año, candidata a casi todos los premios.

Porque la revista Time ha elegido como personaje del año a Mark Zuckerberg, fundador de Facebook.

Porque el citado Mark Zuckerberg a sus veintipocos años de edad es ya una de las personas más ricas del mundo y es la que ha entrado más joven en esa lista, superando a Bill Gates, otro genio de las patentes y la informática.

Porque las redes sociales parecen haber encontrado una vía para transformar en dinero su éxito. La inversión publicitaria en Redes Sociales se duplicará en el Reino Unido en los próximos tres años; las previsiones de inversión en España medidas por los paneles Zenith Vigía y Zenthinela, que yo coordino, casi se duplicaron a lo largo del año 2010.

Porque, en esa misma línea, Facebook habría ingresado 2000 millones de dólares en 2010.

Porque Facebook se ha convertido en una buena manera de analizar tendencias; aunque en este aspecto creo que Twitter le aventaja claramente.

Porque Facebook es un entorno en el que las aplicaciones (otro de los temas recurrentes de 2010, aunque en este caso más las del iPhone) crecen sin parar y hasta se pueden establecer rankings de las más adictivas.

Porque incluso podemos hacer mapas mundiales en los que situemos a nuestros amigos.

Porque Facebook se acerca ya a los 600 millones de usuarios, si no los ha superado ya.

Porque en diciembre Facebook sustituyó a Google como el sitio más visitado en Estados Unidos.

Porque ha pasado a formar parte del lenguaje popular: eres más falso que un amigo en Facebook. A día de hoy tengo 450 amigos en Facebook (evidentemente no todos son amigos del alma, aunque he recuperado a varios antiguos amigos y varios de mis mejores amigos no lo son en Facebook. Son mundos paralelos, pero claramente no coincidentes). Claro que aún tengo más amigos, que aquí se llaman de forma más realista contactos, en Linkedin (ahora mismo 596) red a la que por el momento le veo más utilidad en su enfoque profesional. Conozco gente que ha encontrado trabajo gracias a recomendaciones en esa red.

Entre las miles de previsiones para el año que comienza  que se han publicado estos días una de las que he leído pronosticaba la pérdida de importancia de las redes. Yo no lo creo.

Tuenti, Facebook y el negocio de las redes sociales

 Las redes sociales son noticia estos días. Telefónica ha comprado el 85% de Tuenti por 70 millones de euros. Leo que una de las condiciones que ha puesto la multinacional española es la salida de Bernardo Hernández, hasta ahora Presidente de la red adquirida.

No sé si es una buena idea. No conozco personalmente a Bernardo, pero es una de esas personas que funcionan en el mundo de internet un poco como el Rey Midas y han sido siempre una referencia: estuvo en los inicios de El Idealista, en 11870, es un alto ejecutivo de Google a nivel internacional y presidía Tuenti, la red española de mayor éxito entre los adolescentes.

Bernardo cuenta en su blog Pinto, pinto gorgorito, su salida de Tuenti. Titula el post a beatiful journey supongo que para él supone el final de una bonita aventura.

Zaryn, Koro, Ícaro y Alejandro siguen en Tuenti y seguro que la inyección de capital de Telefónica viene muy bien pero todo este asunto produce una cierta desazón. Telefónica ya lo intentó con Keteké y no fue precisamente un éxito. Ahora compran una red consolidada ¿será un buen negocio? Parece que para Bernardo y los accionistas que han vendido sí.

Las redes no han dejado de ser noticia este verano: pronto se estrenará la película sobre Facebook, de la que ya se conoce el trailer.

Facebook ha alcanzado ya sus primeros 500 millones de usuarios, aunque se habla de que se frena su crecimiento ¡cuando ha duplicado su tamaño en poco más de un año!

También hemos visto que las redes toman peso como soporte publicitario. Se ha publicado que ya son la primera plataforma de publicidad on line en el Reino Unido.

Incluso nos cuentan que cada vez somos más sinceros en las redes sociales, algo que ya ocurrió con internet como conjunto.

Yo sigo pensando que las redes tienen más potencial que presente, pero todos estos pasos que se están dando, seguro que van en la buena dirección.

Justo esta semana he alcanzado mi amigo número 400 en Facebook; tengo algunos más que esa cifra en LinkedIn (que, por ahora, veo más útil) y nunca he estrado en Tuenti, que creo queda lejos de mi perfil. Pero a lo mejor la curiosidad me puede.