BLOGS
Casi enteros Casi enteros

Casi enteros: un blog sobre los medios de comunicación, la publicidad, su papel en la financiación de los medios, la investigación y otros temas relacionados con todo esto

Entradas etiquetadas como ‘cuatro’

¿La película más vista en televisión?

Ayer Mediaset concentró toda su energía en destrozar a la competencia. La 1 había conseguido todo un hito en las semanas anteriores al colocar reiteradamente En la tuya o en la mía como programa más visto de los miércoles, mientras Antena 3 también superaba a Tele 5 con un no excesivamente brillante Top Chef. Así que programó Ocho apellidos vascos, aprovechando que se anuncia para la semana próxima el estreno en cines de su secuela Ocho apellidos catalanes.

Y no la programó sólo en Tele 5; lo hizo también, de forma simultánea en Cuatro.

Los resultados de audiencia no defraudaron: consiguió casi ocho millones de espectadores (un millón por cada apellido, casi la audiencia que acumuló el año pasado en las salas de cine): 5.138.000 en Tele 5 (30,7% de cuota) y 2.821.000 en Cuatro (16,9% de cuota). Además consiguió hundir (o tocar muy seriamente) a sus cadenas competidoras: el programa estrella de La 1 se quedó en 2.803.000 espectadores, casi un 18% menos que el de la semana anterior; mucho peor le fue a Antena 3; Top Chef se quedó en 1.480.000 espectadores, casi un 36% por debajo de los que había obtenido una semana antes.

¿Fue Ocho apellidos vascos la película más vista en TV en España?

Para algunos fue la película más vista en televisión en España.

Pero Ana, mi compañera de la que ya he hablado aquí en alguna ocasión, ya nos ha aclarado que no fue así: Cateto a babor, en 1992, le superó con 10.078.000 espectadores.

Es muy complicado hablar de récords absolutos de audiencia de televisión en España. Casi con toda seguridad las mayores audiencias se consiguieron antes de 1990, antes de que, con el nacimiento de las cadenas privadas, se produjera la primera gran fragmentación de audiencias. Otra cosa es que no podamos comparar los datos: hasta junio de 1986 no aparecieron los primeros audímetros y los datos del EGM no permitían bajar a la audiencia individual de una película. Se podrían haber estimado en función del número de respuestas obtenidas en otro estudio, el Panel de aceptación de programas, pero eso no se hacía de modo habitual.

Entre el verano de 1986, cuando se obtienen los primeros datos de audimetría, y el año 1993, ya teníamos datos de audimetría, pero Sofres (ahora Kantar Media) no considera los datos de Ecotel (la empresa inicial de audimetría, que Sofres compró en su momento) en la serie histórica.

Los datos que se pueden comparar sin demorarse mucho en la búsqueda comienzan en 1993, pero no nos engañemos: ya había televisión, audimetría e incluso fuerte competencia, antes de esa fecha.

Sin quitarle ningún mérito a la película emitida ayer, creo que no es correcto decir que fue la más vista de la historia de nuestra televisión.

Tele 5 gana mayo mientras TVE se hunde

Esta vez Tele 5 ha ganado con una ventaja clara (15,4% frente a 13,0% de Antena 3) y dominando desde los primeros días del mes. Mayo ha sido el noveno mes consecutivo en que la cadena de Mediaset consigue el liderato. La 1, tercera con 9,9%, se queda de nuevo por debajo del 10% y parece estar abocada a competir más con La Sexta (7,6%) o con Cuatro (7,3%) que con las cadenas líderes de cada grupo.

Lo que está ocurriendo con la cadena pública es una pena. Los informativos se quedan ya muy lejos de los de las privadas; algunos días el Telediario 2 ni siquiera consigue situarse entre los 25 programas más vistos. El de Tele 5 arrasa por la noche (y en el promedio de todos los informativos) y Antena 3 gana claramente al mediodía.

Si a esto añadimos que el mayor seguimiento de la jornada electoral se hizo por La Sexta y no por TVE, tendremos una foto bastante buena de la situación.

Y eso que de las cinco emisiones más vistas cuatro correspondieron a La 1:

El partido Juventus-Real Madrid, la ida de la semifinal de la Champions, con 8,1 millones de espectadores.

Las votaciones del Festival de Eurovisión, con 7,1 millones.

El partido Bayern Munich- Barcelona, vuelta de la otra semifinal de la Champions, con 6,4 millones.

Y en quinto lugar la emisión del Festival de Eurovisión propiamente dicho que se quedó a unos pocos miles de los seis millones de espectadores.

Sólo encontró su hueco en el cuarto lugar de este Top 5 la final de la Copa del Rey, Athletic de Bilbao-Barcelona con 6,3 millones, emitida por Tele 5.

Tras la desaparición de la publicidad en la época de Zapatero, que la situó en una posición de financiación muy comprometida, los errores de programación del nuevo equipo (renunciar a una serie de éxito en la tarde que, rápidamente, contrató la competencia; los sucesivos intentos de rectificar, sin éxito; los cambios en la línea informativa y tantos otros) han llevado a TVE a una situación muy  compleja.

Hay momentos en que parece que tantos errores no pueden ser casuales. Y, como tener una cadena de gran audiencia que sirva de altavoz a las acciones del Gobierno en mejor que tener una con poca audiencia, la otra opción, la destrucción intencionada de todo lo público, suena muy verosímil.

El último intento de revitalizar la noche de los lunes, el debate Así de claro que presenta Buruaga, se saldó con 955.000 espectadores de media y un 6,7% de share (más de tres puntos por debajo de la exigua media de la cadena). No sé si el hecho de que dos contertulios estuvieran de acuerdo en considerar al PP como un partido socialdemócrata tendrá algo que ver con el resultado.

No sólo perdió La Roja

Tras ganar un Mundial de fútbol y dos Eurocopas en los últimos seis años las expectativas alrededor de la selección española, La Roja, para el Mundial de Brasil eran muy altas.

Así que no puede extrañar que tanto los medios de comunicación como las marcas comerciales hubieran hecho apuestas importantes a que la trayectoria del equipo iba a ser larga.

La eliminación ya en el segundo partido ha tenido, además de la decepción generalizada, fuertes efectos económicos.

En el mundo de los medios, el tema central de este blog, la empresa más perjudicada es Mediaset, la propietaria de Tele 5 y Cuatro, las cadenas que están emitiendo los partidos. Al día siguiente del partido contra Chile la cotización de la compañía en Bolsa caía más de tres puntos. Nada sorprendente si se miran las audiencias: el partido contra Holanda superó los 10,8 millones de espectadores; el de Chile pasó de los 12,6 millones. Con toda seguridad, si el partido contra Australia hubiera sido decisivo la audiencia se habría situado por encima de los 14 millones; al estar el equipo nacional ya eliminado, la audiencia se quedó por debajo de los 5,2 millones.

En el caso de haberse clasificado España, todos los siguientes partidos habrían sido decisivos y, por tanto, con audiencias crecientes. Pero, como en la fábula de la lechera, el cántaro se rompió.

Se ha publicado que el coste para Mediaset de esa eliminación tan temprana ha sido de 15 millones de euros. A esto habría que añadir las pérdidas (o ganancias no percibidas) de los diarios deportivos (del orden de 4 millones, en cifras también publicadas), las de las cadenas de radio y las de los sitios de Internet, especialmente los especializados en deportes.

Para tratar de paliar en alguna medida las pérdidas, Tele 5 ha echado mano de su reserva de películas de éxito. En la conmemoración de los diez años de la salida a Bolsa de Mediaset sus directivos han declarado que ya contaban con que la del Mundial era una apuesta más arriesgada que la de la Eurocopa. Pero supongo que ni en el peor de sus sueños esperaban una eliminación al segundo partido.

Pero los análisis no se quedan ahí.

La lista de perjudicados se amplía con los patrocinadores de la selección, los vendedores de televisores, las marcas de comida a domicilio o de cervezas, los bares, las marcas de ropa deportiva, las casas de apuestas…Un estudio publicado estos días sitúa en 986 millones de euros el dinero que se ha dejado de mover debido a lo temprano de la eliminación. El portal Kelisto, algo más moderado, sitúa esas pérdidas en 600 millones.

La repercusión en el mundo de los medios de la eliminación de otra serie de países con mercados publicitarios amplios (Inglaterra, Italia,…) será, sin duda, también muy importante. Un estudio de la prestigiosa organización WARC sitúa en 300 millones de libras las pérdidas ocasionadas por la temprana eliminación de Inglaterra.

Visto así, se entienden algo mejor las primas millonarias que iban a cobrar los jugadores de la selección.

Gran Hermano sustituye a CNN+

Todo un signo de los tiempos.

Una vez cerrado el acuerdo entre Tele 5 y PRISA para la compra de Cuatro se van conociendo los diversos flecos de la operación.

Hoy ha sido el último día de emisión de CNN+. Tele 5 no podía mantener un canal tan poco rentable. A cambio pondrá en marcha un canal Gran Hermano 24 horas.

Hacer un buen canal de noticias es muy caro y da muy poca audiencia; luego no es rentable.

A cambio habrá pocas cosas más baratas que un canal sobre el veterano reality show; y muy probablemente conseguirá audiencias mayores que las del canal al que sustituye. Por tanto…en un mundo en el que el dinero lo es todo, no caben muchas dudas.

Como daño colateral, el veterano e indiscutible (aunque muy discutido) Iñaki Gabilondo, se queda sin el que podría ser su último trabajo. Aunque eso podría tener remedio: PRNoticias, el especialista en rumores sobre medios, habla de una posible oferta de Onda Cero; el rumor es verosímil: Gabilondo ya coincidión hace años con González Ferrari y se puede suponer que mantienen una buena relación.

Sería un final curioso para un hombre tan fiel al Grupo PRISA, del que sólo salió para dirigir los informativos de TVE en plena transición.

Pero es todo un signo de los tiempos que vivimos.

La televisión sigue batiendo récords de consumo

Se ha hablado mucho de la feroz competencia que nuevos dispositivos, en especial el ordenador y el teléfono móvil, ejercen sobre el televisor en la captura de nuestro tiempo.

Más aún, en los últimos años la EIAA (asociación europea de publicidad interactiva) nos suele regalar un informe en el que habla de que internet ya ocupa más tiempo que la televisión y suele tener una amplia y generosa acogida en los medios. El estudio sólo se refiere a internautas, pero eso nadie lo dice.

Pues bien, la verdad es que el consumo de televisión no deja de aumentar y este año viene batiendo récords mes tras mes (lo explican muy bien Eduardo García Matilla y Carlos Arnanz en el artículo enlazado). Y nos referimos a la televisión vista en el televisor, al que un español medio dedica ya casi cuatro horas de cada uno de los días. En los ocho primeros meses del año el consumo ha aumentado en promedio 8 minutos, sobre el año anterior, que ya había tenido un consumo muy elevado.

Cada vez que ha habido un incremento significativo en la oferta, el consumo ha aumentado. Ocurrió cuando aparecieron las cadenas privadas; volvió a ocurrir con el primer desembarco de cadenas digitales por satélite; de nuevo cuando se pusieron en marcha Cuatro y La Sexta y está volviendo a ocurrir ahora con la generalización de la TDT y la llegada de nuevos canales a muchos hogares.

Es muy probable que la crisis económica también esté colaborando. Más parados son más potenciales televidentes de muchas horas; además es la opción de ocio más barata para quienes tienen dificultades para llegar a fin de mes.

Pero también hay otros motivos: los niños, el grupo que ve menos televisión tienen ahora una mayor oferta entre la que elegir; la población española envejece y los ancianos son quienes disponen de más tiempo para ver la televisión, que es la actividad a la que dedican más tiempo.

Los éxitos del deporte español también pueden haber contribuido a este incremento del consumo. Incluso el clima, con un invierno más duro y largo de lo habitual en los últimos años, podría haber ayudado.

En cualquier caso, la televisión tiene cuerda para rato.

Eso sí, las audiencias se reparten de una manera cada vez más igualada entre un número muy elevado de cadenas. La audiencia está sumamente fragmentada; la cadena líder puede serlo con menos del 15% del total.

Para los anunciantes, que además no pueden llegar a los espectadores de TVE, que entre todas sus cadenas se acerca a un cuarto de la audiencia total, la vida es ahora mucho más complicada.

Cambios en la audiencia de televisión

Un día es un día y si se decía que un grano no hace granero también habrá que pensar que un día no hace calendario. Pero las audiencias de ayer, domingo 29 de agosto son muy llamativas. Yo creo que son un signo de los nuevos tiempos. Por eso voy a destacar algunos aspectos interesantes:

– El líder, en este caso Antena 3, no llega a los 12 puntos de share (se queda en 11,9%)

– Hay cuatro cadenas en menos de dos puntos: Antena 3, 11,9%; La Sexta, 11,1%; Autonómicas 10,6% y TVE 1 10,1%.

– Para encontrar a Tele 5 (8,9%), una de las que pelean por el liderato mensual (este mes va a ser segunda tras TVE 1), hay que bajar hasta el sexto puesto. Y eso pese a haber metido cinco programas entre los 25 más vistos.

– Los canales Temáticos se acercan a los 30 puntos (29,5%) de ellos corresponden a los canales Gratuitos 20,2% y a los de Pago 9,3%.

– El líder de los canales temáticos, un canal  de TVE, Clan TV (3,3%) ya supera a La 2 (2,8%).

Teledeporte consigue un 1,6% en un día especialmente deportivo. Por la tarde, a la hora de la Vuelta a España, consigue llegar al 3%.

– Los canales de deportes dominan entre los temáticos de pago. (Canal+ 1,2%; GolTV 0,8%; Canal+ Liga 0,5%).

– Existe un Resto que se lleva un preocupante 6%.

– El programa más visto, la retransmisión por La Sexta del GP de Bélgica de Fórmula 1 llegó a los 3.566.000 espectadores, pero el programa más visto de la noche, el famoso prime time, se quedó en 2.115.000 espectadores, fue la emisión posterior a la carrera de Moto GP del GP de Indianápolis en TVE1.

2010: El año que viviremos peligrosamente

Termina un año complicado para la publicidad.

Y entramos en un nuevo año inmersos todavía en una profunda crisis económica de la que no se ve el final.

Empezamos 2010 ya desde el primer día con una importante novedad: no habrá publicidad en Televisión Española.

La cadena pública, cada vez más líder de audiencia y, desde mi punto de vista, con la programación más digna de todas las generalistas, ve así premiada su buena gestión, también desde el punto de vista publicitario, con esta sorprendente decisión.

Pero las novedades no se van a quedar ahí: la fragmentación de audiencia seguirá aumentando a medida que se extienda el apagón analógico. En abril cualquier hogar español podrá sintonizar cerca de cuarenta canales. Aunque la mayoría sólo recojan audiencias residuales, la suma de muchos pocos se notará en la audiencia de las grandes.

Eliminada la publicidad de TVE, firmada la fusión entre Tele 5 y Cuatro y muy cerca de culminar la de Antena 3 y La Sexta habremos pasado en pocos meses de tener cinco comercializadoras con las que negociar a sólo dos. ¡Se simplifican mucho las cosas! Será mucho más fácil subir los precios.

Si el pago se generaliza para los grandes eventos (y los deportivos van por ese camino), las posibilidades de generación rápida de cobertura se reducen. Quien tenga que realizar un lanzamiento lo tendrá cada vez más complicado.

Internet sigue siendo el gran medio alternativo. Pero lo es de una manera muy diferente.

Hay que generar conversaciones, nos dicen.

Pero la publicidad ahí tiene mala cabida; se admite mal en internet y el internauta ha desarrollado reflejos para evadirla.

Las redes sociales son el gran boom, pero aún tenemos que aprender a utilizarlas.

Y, claro, en Internet sí que es absurdo hablar de concentraciones de audiencia.

Los medios impresos lo están pasando mal; han de redefinir su papel. Será complicado

Cuando pase la crisis ya nada será igual, pero no cabe duda de que 2010 será un año interesante en el que cada uno deberá encontrar el papel que jugará a partir de ahora y aprender a representarlo.

Tele 5 adquiere Cuatro

Por fin llegan las anunciadas fusiones.

Y como se venía diciendo últimamente, suman nueve.

Ayer se encendieron todas las alarmas ante el anuncio en Expansión de la inminente fusión entre Antena 3 y La Sexta.

Todo parece indicar que alguien tenía prisa porque esa fuera la primera fusión en anunciarse.

Sin embargo, por la tarde, todo se diluía, o aplazaba: la respuesta de las cadenas cotizadas en Bolsa a la CNMV era que todas habían hablado con todas.

Al final, la primera fusión en anunciarse, esta misma tarde de viernes, ha sido la fusión de Tele 5 y Cuatro, en condiciones muy favorables a la empresa italiana.

Yo creo que la presión que ha venido ejerciendo la deuda de Prisa, desde la absurda OPA sobre Sogecable, ha sido determinante en las condiciones de la fusión.

Plantear una OPA sin haberla acordado con el mayor accionista llevó a una situación tan compleja como que Telefónica haya adquirido recientemente una participación bastante mayor que la que tenía hace poco más de un año por una cantidad de dinero mucho menor.

Discutible desde el punto de vista estratégico (¿lo que no era estratégico hace un año ha pasado a serlo ahora?) pero brillante desde el punto de vista financiero.

Ahora a Prisa le urgía vender. No podía llegar a marzo con ese montante de deuda. La solución ha sido vender Cuatro y el 22% de Digital + a Telecinco.

La fórmula es algo más compleja que eso, con la constitución de una nueva sociedad, pero el resultado no es muy diferente.

Si finalmente se produce también algún tipo de fusión entre Antena 3 y La Sexta nos encontraremos con un nuevo varapalo al mercado publicitario.

Habremos vuelto a una situación similar a la de 2005, antes del nacimiento de Cuatro y La Sexta, pero con la diferencia de que ya no existirá (para la publicidad) TVE.

Dos grandes comercializadoras estarán en condiciones de manejar el mercado a su antojo, en una situación de duopolio pero con aspecto de legalidad porque habrá un buen número de pequeños actores completando el panorama.

No necesitamos mucho más para profundizar la crisis del sector.

Una nueva complicación en un año ya de por sí muy complicado.

Amistades peligrosas: Un artículo interesante sobre este tema.

Rumores, rumores: ¡Cómo están las teles!

Andan revueltos los confidenciales del sector.

Pero ya han conseguido que las noticias salten a los medios más tradicionales.

La última es que Luis Fernández, el Presidente de la Corporación RTVE se va. Se siente engañado porque le han cambiado las reglas del juego a mitad del partido.

Así es como nos sentimos los publicitarios. Yo utilicé la semana pasada esa misma metáfora cuando me hicieron una entrevista en profundidad para un estudio sobre el futuro del audiovisual.

Estábamos jugando un partido de fútbol y a la mitad nos han puesto las porterías en las bandas.

En sólo unos meses se ha suprimido la publicidad en TVE, se han autorizado las fusiones entre cadenas y también la TDT de pago. Se acaba de publicar el Proyecto de Ley General de la Comunicación Audiovisual . Y, por si fuera poco, se lanzan globos sonda con un posible adelanto del apagón analógico.

Y en plena crisis económica.

¿Hay quién dé más?

Otros rumores hablan de la fusión entre Mediaset y Prisa, dos supergrupos de comunicación.

Cuando parecía que la enemistad entre Berlusconi y El País era insuperable, va a resultar que lo de las velinas era una cortina de humo.

Hasta nos cuentan el reparto que ya se habría hecho: Telecinco, Cuatro y la gestión de la publicidad se irían hacia Fuencarral, los canales de pago, la radio, la prensa y lo que quede de Santillana irían a la Gran Vía (con reparto interno entre Cebrián y Manuel Polanco). Lo que no me cuadra del todo es que quedaría de los canales de pago, porque también se habla del alto interés de Telefónica, también Gran Vía pero un poco más abajo.

Por cierto, si todo se concretara de una manera parecida a los rumores, el negocio de la compañía de Alierta habría sido fabuloso.

Se forraron al acudir a la OPV de Sogecable y ahora recuperarían su participación por una quinta parte de lo que ingresaron.

¡Qué gran idea la OPV!

Pero no nos olvidemos de que la fusión entre Cuatro y La Sexta se daba por hecha en julio y se quedó en agua de borrajas.

Otra cosa,y esto no es un rumor. Tristes noticias: desaparece Soitu, la apuesta de Sindo Lafuente por el periodismo en internet.

Si ni siquiera puede Sindo es que las cosas están aún más difíciles de lo que parece.

La nueva temporada de televisión

Ya pasaron los tiempos, ¡qué tiempos aquellos!, en los que las cadenas de televisión hacían presentaciones para publicitarios de su nueva temporada.

Recuerdo especialmente las de TVE, multitudinarias, en las que todos nos reencontrábamos después del verano.

Ya no las volveremos a ver.

Esta temporada que comienza ahora va a ser muy especial. En abril, o antes, cesarán las emisiones analógicas. Podrá verse en televisión casi cualquier partido de fútbol que nos podamos imaginar, pero será difícil saber en qué canal y por qué sistema de pago.

Esperamos que se fusionen algunas cadenas. Pasamos en poco tiempo de el mercado necesita más cadenas a no hay sitio para más de tres a sacamos una ley para que se fusionen a no hay quién quiera fusionarse conmigo. ¿Cómo acabará esta película?

Va creciendo poco a poco la audiencia de los canales temáticos (un 19,4% la primera semana de septiembre, aunque alcanzaron un 20% en agosto, tradicionalmente su mejor mes). Entre las tres grandes generalistas ya hay semanas que no alcanzan el 45%, pero las dos grandes privadas, lo que nos va a quedar para conseguir coberturas rápidas, no suman ni el 30%.

Tele 5 ha empezado bien el mes de septiembre (2º puesto, 15,2% de share). En la primera semana salva la tarde (uno de sus mayores problemas últimamente) con Sálvame, un nuevo tomate, y las noches con viejos programas como CSI o la enésima edición de Gran Hermano.

TVE vuelve a colocar a La Primera como líder (16,2% de share), gracias a los deportes, los informativos y una sobremesa muy sólida con Amar en tiempos revueltos, que también celebra su ¿4º?¿5º? cumpleaños. La vuelta de La Señora funcionó bien, aunque no pudo con CSI.

Antena 3 (3ª, 14,5% de share) parece flojear a la espera de sus estrenos de temporada. Los ultraveteranos Simpsons y los Informativos son sus puntos de anclaje.

Cuatro (7,6%) y La Sexta (6,1%) parecen lamentar que no fraguara el acuerdo. La Sexta tiene puestas sus esperanzas en el europeo de baloncesto, pero el comienzo ayer no pudo ser peor, en lo deportivo.

Las autonómicas (12,1%) parecen esforzarse en no llamar la atención del señor del Corral, no vaya a acelerar sus peticiones de supresión de la publicidad.

Nos espera una temporada interesante. No sé si como espectadores de televisión (la mayor parte de las novedades no son tales) pero sí al menos como espectadores del fenómeno televisivo.

Otro día hablaremos de la que les espera a los pobrecitos planificadores.