BLOGS
Casi enteros Casi enteros

Casi enteros: un blog sobre los medios de comunicación, la publicidad, su papel en la financiación de los medios, la investigación y otros temas relacionados con todo esto

Entradas etiquetadas como ‘casi enteros’

¡Ocho años ya! Cumpleaños de Casi Enteros

Hoy hace ocho años que escribí mi primer post en este blog.

Cuando el blog cumplió dos años dije que al empezar no esperaba que llegara a cumplir dos años.

Cuando cumplió cuatro años escribí estoy casi seguro de que no llegaré a cumplir cuatro años más. Está claro que soy un desastre haciendo previsiones. Aquí sigo. Y no voy a hablar de lo que pueda pasar dentro de otros ocho años cuando ya seré un viejecito, espero, entrañable.

En estos años han pasado muchas cosas, en lo personal, en lo familiar y en lo profesional.

En lo personal, pronto hará dos años de mi pérdida temporal de memoria, lo que me llevó a cambiar algo mi régimen de vida y a caminar mucho. Para mucha gente me he convertido en el paseante por Madrid que publica fotos en Twitter (y que, en general, ven en Facebook).

En lo familiar pronto hará cuatro años de la muerte de mi madre y la boda (una semana después) de Usúe, mi hija. Hace algo más de dos años que llegó Unax, mi nieto y una de mis mayores alegrías.

En lo profesional mi empresa ha vivido años complicados. Por la crisis y por otras causas. Yo me he ido apartando de la segunda linea, en la que ya estaba hace tiempo. La suerte es que siempre he tenido un gran equipo y que Mapi, cuando tuvo que coger las riendas, lo hizo, lo hace siempre, muy bien. Pero sigo participando en la definición de nuevas investigaciones y en su primer análisis. Me sigo haciendo la ijusión de que aporto algo. Ahora empiezo una nueva etapa, con algo menos dedicación y, espero, más tiempo libre.

A lo mejor este blog lo nota para bien. Ya el año pasado ha revivido un poco y he sido algo más constante que en los anteriores. No he hecho muchos propósitos de nuevo año, o de nueva etapa. Me queda tiempo para ello. Espero.

Mis 15 posts más leídos

Termina un año y es una buena ocasión para hacer un repaso de lo que ha sido. Esta vez, aprovechando una oferta de Melisa, la jefa de esto de los blogs, voy a hacerlo mirándome al ombligo, o haciendo examen de conciencia, como se decía antes.

¿Qué he hecho este año en Casi Enteros? Y ¿qué repercusión ha tenido? ¿A qué he dedicado más espacio?¿Qué temas interesan más? O ¿el éxito depende de un título acertado?

Lo primero de todo tiene que ser agradecer a mis 250.575 usuarios únicos (que en estos dos días ya serán algunos más). La cifra (me) impresiona.

Si hasta hoy había escrito 103 post (a dos por semana, algo menos de lo que suelen recomendar para fidelizar a los lectores) eso quiere decir que cada post lo leen de media algo más de 2400 personas.

Pero hay algunos que consiguen mucho más.

1.- Hartos de los españoles pasó de los 38.000 usuarios únicos sólo en los 20 días del mes de abril que transcurrieron desde su publicacion. En el post se glosaba una campaña de publicidad exterior que realizaron varias empresas en colaboración y que tenía como finalidad poner en valor el talento de los españoles. Está claro que, en este caso, el título (que era el slogan de la campaña) tuvo una parte importante en el éxito.

Harto de los españoles. Foto Clear Channel

No voy a aburrir con los datos de los demás, pero sí a citar los 15 que han tenido más atractivo. Son estos:

2.- Herrera en la COPE y no habrá datos hasta diciembre. La marcha de Carlos Herrera de Onda Cero a la COPE tenía un gran interés desde el punto de vista de las audiencias, uno de los temas estrella de Casi Enteros. Pero el sistema de medición de la Radio, el EGM, sólo da datos tres veces al año. Era una buena ocasión para llamar la atención a un medio que en su día apostó por no tener más frecuencia de datos. La publicación en diciembre de los datos de la última ola del año, con uno de los mayores cambios de audiencia vividos en la historia de nuestro país confirmó que habría sido interesante ir conociendo el ritmo de la incorporación de nuevos oyentes.

3.- ¿Hicieron bien las teles en ignorar el terror? La noche del 13 de noviembre el Daesh atacó el corazón de Europa con una serie de atentados en París. Sólo 24 Horas, la cadena especializada de TVE y algún otro canal de menor tamaño interrumpieron sus emisiones para ir informando de las novedades que se producían. La mayor parte de los canales siguieron con su programación habitual, de entretenimiento y cotilleos de fin de semana. Este post generó un cierto debate; no todo el mundo está de acuerdo en que la información, y menos si se trata de dar pábulo a una organización terrorista, deba primar en la televisión.

4.- Campofrío lo ha vuelto a hacer. Ya es un clásico que la empresa de cárnicos reciba las Navidades con una campaña en la que mueve nuestros sentimientos para recordarnos que nada ni nadie nos quite nuestra manera de disfrutar de la vida. Este año lo ha vuelto a hacer; en esta ocasión con un cortometraje de gran calidad con el que ha conseguido, otra vez, que se nos salten las lagrimitas (al menos a mí). Si además, como demuestran los premios a la eficacia que ganan un año tras otro, estas campañas funcionan para aumentar las ventas, el éxito es total. Este post es uno de los últimos que he escrito; en menos de diez días ha conseguido situarse en esta cuarta posición. Campofrío es cliente de Zenith, la empresa para la que trabajo, así que confieso que le tengo un cariño especial.

5.- Vamos Bertín: ¡Viva el bipartidismo! El programa En la tuya o en la mía ha sido el gran éxito de este año en una TVE que no ha tenido demasiados. Cuando en plena precampaña electoral se anunció que los dos últimos entrevistados antes del inicio de la campaña serían los líderes de los dos partidos mayoritarios (que por primera vez parecían tener unos fuertes competidores) sonaba a chanchullo o cacicada. Si además, como es mi caso, se tiene un gran cariño por la televisión pública, no se podía dejar pasar la ocasión de denunciarlo.

6.- Ocho pasos para destruir TVE: ya vamos por el octavo. En mayo de 2013 inicié una serie de artículos que pretendían poner de manifiesto la política de los gobiernos, especialmente el del PP, pero no sólo, tendentes a hacer desaparecer las empresas públicas y en concreto las televisiones. En uno de ellos contaba, en tono irónico, cuales eran los pasos para destruirlas. Poco a poco se iba avanzando por ese camino y el pasado julio lo quise poner de manifiesto.

7.- El inglés y la soledad del Presidente. A raíz de una foto en la que se veía a Mariano Rajoy en una reunión europea aislado y con la mirada perdida, y recordando otras similares de presidentes anteriores, reflexionaba sobre la dificultad con los idiomas de los españoles de mi generación, recordando situaciones en las que yo mismo me he visto.

8.- No la vio ni el Tato. Cuando murió José Sazatornil Saza, La 2 emitió como homenaje la película La escopeta nacional. Pese a que tuvo una audiencia bastante superior a la habitual en esa cadena quedó muy lejos de los programas emitidos en las dos grandes privadas. Ana, una persona de mi equipo, puso este título al informe sobre las audiencias del día. Está claro que en mi homenaje compartido a Ana y a Saza también el título fue el responsable de un buen número de visitas. Así que, de nuevo, ¡gracias, Ana!

9.- 50 sombras de Grey reactiva la publicidad en el Cine. Los exclusivistas de publicidad en el Cine aprovecharon el estreno de una película polémica basada en una serie de novelas de mucho éxito para realizar un evento para publicitarios, (con alta participación femenina) y poner de manifiesto las virtudes de la publicidad en Cine. Los lectores de Casi enteros conocen mi debilidad por el Cine en sala; muchos de mis colegas de profesión saben que, hace ya veinte años puse en marcha el estudio Lumière, padre de otros estudios en la misma línea que le han sucedido años después. El Cine es el medio con más capacidad de generar recuerdo publicitario, un recuerdo que, además, es mucho más persistente que el generado por otros medios.

10.- Los 15 matemáticos más influyentes. Nació a raíz de un doodle sobre Boole y una pregunta que me hicieron en el trabajo. Ya sabía que las listas de los 10, o los 15, más… suelen tener éxito y además permanecen en el tiempo. No quise hablar de los más importantes o los mejores sino de quienes han influido más en el pensamiento actual. Fue una lista personal y no excesivamente meditada, que dejaba fuera a algunos que podían haber estado (pero yo no habría sabido a quién quitar). Tuvo un buen número de comentarios con sugerencias. No es la única vez que mi formación de matemático acaba teniendo cierta repercusión en los resultados del blog.

11.- Las revistas del corazón, fenómeno paranormal. Es otro de los éxitos de este mes y seguro que una de las razones es el título que, como ya hemos visto en otros casos, no es mío. El post recogía mis ideas a raíz de mi participación en un desayuno con ese mismo título, y en muy buena compañía, organizado por el grupo Vocento.

12.- Billones y trillones. Un post que pronto va a cumplir cuatro años, o un ciclo bisiesto, porque lo publiqué el 29 de febrero de 2012. De nuevo, como en el post 10, es mi vena matemática la que funciona y además con una gran permanencia en el tiempo. Todos los meses sigue generando visitas. Simplemente trataba de explicar que nuestros billones (con 12 ceros) y nuestros trillones (con 18 ceros) son mucho más grandes que los billones anglosajones (de 9 ceros) y sus trillones (de 12 ceros, nuestros billones). ¡Han sido tantas las charlas en las que he tenido que aclarar esa confusión!

13.- La televisión pública de capa caída. Tras un mes de julio en que La 1 se quedó en una cuota de 9,0%, la más baja de su historia, a finales de agosto se debatía para mejorar ligeramente esa cifra. Tras la supresión de la publicidad por el Gobierno de Zapatero, la televisión pública ha ido perdiendo peso poco a poco. Será muy difícil que alguien consiga que levante el vuelo. Si aumentan las pérdidas y no consigue aumentar su audiencia, quienes quieren cerrarla tendrán una buena disculpa.

14.- ¿De verdad el Metro de Bilbao lo hizo Norman Foster? Se trata de una reivindicación familiar. El Metro de Bilbao es una gran obra de ingeniería, en la que se resolvieron problemas, como el cruce de una ría con suelo arenoso, con soluciones originales reconocidas en todo el mundo. Sin embargo en el imaginario popular, y en el oficial, el autor parece ser Norman Foster, un arquitecto famoso que hizo el diseño de algunas de las entradas y de una estación. Los dos ingenieros vascos que hicieron el proyecto, uno de ellos mi hermano José Ramón, parecen haber caído en un injusto olvido.

15.- El muerto estaba muy vivo. Desde que apareció Internet no ha pasado una semana sin que alguien nos vuelva a anunciar la muerte de la televisión. Sin embargo los datos están ahí para demostrar no sólo que la gente dedica mucho tiempo a ver la televisión sino que, también, si se quieren potenciar campañas o negocios sólo Internet la mejor manera de conseguirlo es, precisamente apoyarlos desde televisión. No sé si en este caso ayudó el título; probablemente no.

Veo que la Televisión, en especial la pública, Publicidad y Matemáticas dominan sobre otros temas. Pero también hay presencia de Radio, Revistas, Cine e Internet, como corresponde a un blog que quiere ser Más que medios (y por eso Casi Enteros). E incluso algún tema personal.

Gracias de nuevo a esos más de 250.000 usuarios únicos.

¡Y feliz 2016 para todos!

Siete años y un día

Casi Enteros nació el 3 de enero de 2008. Por estos días se han cumplido ya siete años.

Cuando empecé a escribirlo no creo que se me pasara por la imaginación poder llegar a esto, aunque suelo ser constante en lo que emprendo.

En siete años he escrito cerca de 800 posts (ahora hay colgados 780, pero algunos se perdieron en el cambio de plataforma). Esto hace una media de algo más de 100 al año. Veo que fui más constante al principio y algo más irregular después. En 2014, con 97, me he quedado sólo un poco por debajo de la media.

Esos posts han provocado algo más de 9.000 comentarios (quedan 8.994, sin los que se perdieron en el cambio, que incluían alguno de los posts más comentados). En los últimos tiempos los comentarios escasean. Me dicen que es algo general en los blogs, pero yo sigo viendo blogs con posts que provocan cientos de comentarios.

Sigo sin entender muy bien cual es el mecanismo que hace que algunos temas concentren muchísimas más visitas que otros. De los 75 posts de los que tengo datos sólo 20 superaron las mil visitas, pero uno de ellos (Desaparecen 9 canales de televisión) superó las 21.000 en mayo, probablemente por tratar un tema de actualidad. Aparcahombres, el siguiente por número de visitas (12.350) era un comentario en tono jocoso, que incluso fue tildado de machista, de una campaña publicitaria.

Como casi siempre escribo en fines de semana, que es cuando tengo más tiempo, veo que en mi caso publicar en esos días, cuando el resto de los blogueros de 20 Minutos está menos activo, no es mala idea: muchos de los posts con más visitas los he publicado en domingo.

A veces veo que un tema tiene una gran repercusión en Twitter que sin embargo no se refleja en un aumento en el número de visitas: el post Algo se mueve en la medición de televisión tuvo más de 13.000 impresiones de los diversos tuits en que lo cité y que fue tuiteado 46 veces, se quedó en poco más de 1.900 visitas (que no está nada mal, pero daba la impresión de que podía haber llegado más alto).

En Casi Enteros he tratado sobre todo temas profesionales de publicidad y medios, pero también he comentado algunas de mis lecturas y temas personales, míos o de mi familia. Trato de ser variado, no siempre con éxito.

Ahora, que seguramente tendré más tiempo, espero ser más constante.

4 años ya

Este blog cumple hoy cuatro años. El primer post tiene fecha del 3 de enero de 2008. Desde entonces se han sucedido algo más de 600, aunque este año se me han roto las cuentas. No sé muy bien la razón, pero cuando 20 Minutos decidió cambiar de plataforma, desde La coctelera a WordPress, se perdieron algunos post y yo he dejado de recibir estadísticas. Hace un año las entradas pasaban de 500 y con las 92 añadidas se han quedado en 579. Calculo que habré pasado del millón de visitas, pero no lo puedo confirmar. Es una pena. Aunque también se perdieron comentarios, ahora se contabilizan más de 7.600, a pesar de que últimamente ha disminuido el ritmo.

También he disminuido algo el ritmo de publicación. En 2011 escribí 92 entradas, aproximadamente una cada cuatro días, cuando del primer año quedan registradas 181, casi el doble. En realidad, cada año he ido escribiendo un poco menos; conocer el número de visitas era un estímulo que ahora ya no tengo. También noto que desde que estoy más activo en Twitter (@MadinaED) me cuesta más escribir. Muchas de las ideas que desarrollaría en el blog se quedan en el mero titular que representa la frase en Twitter. Seguramente eso ganan los lectores de Casi Enteros.

Cuando empecé hace cuatro años, como un reto personal con Arsenio Escolar, el Director de 20 Minutos, no pensé que aguantaría cuatro años; ahora estoy casi seguro de que no llegaré a cumplir cuatro más, pero para mí ha sido una aventura bonita e interesante, con la que hasta he ganado algún amigo y algún compañero. Seguramente Pedro no trabajaría en Zenith Media si no hubiera existido este blog. Cuando leí los primeros comentarios de Goliat, siempre tan militante y en muchos casos en desacuerdo conmigo, no creo que pensara en que acabaríamos siendo amigos. Ahora echo de menos a Histerias, otro de mis primeros comentaristas fieles, que me envió su primera novela con una dedicatoria entrañable.

Me hace gracia cuando acudo a algunas reuniones con gente del sector que algunos hayan leído el blog, lo conozcan y lo comenten, igual que echo de menos que en mi entorno más cercano casi nunca se produzcan esos comentarios.

Cuatro años ya. Cuatro años de crisis económica, de crisis en el mercado publicitario, que mi empresa, y yo mismo, hemos capeado bastante bien, sin dejar naúfragos por el camino.

A ver si dentro de un año puedo escribir otro comentario como éste, con mayor optimismo.

Mi voto vale menos que el tuyo

No es tan fácil.

Ha pasado casi una semana desde las elecciones. El resultado ha sido tan apabullante, la mayoría absoluta de unos, el descalabro de otros, que, más que de las diferencias en las votaciones, yo he oído hablar de las consecuencias de la Ley Electoral, que beneficia a algunos partidos (los mayoritarios en las circunscripciones por las que se presentan) y perjudica a otros (todos los demás).

Eso hace que aunque algún partido hizo de la frase cada voto vale el slogan de su campaña, la realidad haya ido, como siempre, por otra parte. De hecho todos los votos que ese partido, UPyD, ha conseguido en cualquier provincia que no sea Madrid o Valencia, no han servido para nada, ni siquiera para alcanzar el 5% a nivel nacional que les daría derecho a tener grupo parlamentario (yo supongo que finalmente lo tendrán).

Esta vez al menos no he oído tantas críticas al sistema D’Hondt y sí muchas, mejor orientadas, hacia el diferente peso que tienen las circunscripciones electorales. Hace casi cuatro años, en los primeros meses de existencia de Casi Enteros, le dediqué un post a este tema. Lo titulé Pobre D’Hondt. No sé si porque el señor que da nombre al sistema de reparto de los escaños era matemático como yo o porque creo que ha sido muy injustamente tratado, me siento solidario con este hombre.

El caso es que el sistema D’Hondt puede no ser la mejor manera de distribuir escaños; estos días he visto reproducido un artículo (también de colegas matemáticos, en este caso españoles de la Universidad de Valencia) que explica un sistema mejor y además más sencillo. Pero la mejora que introduce es mínima y no habría cambiado sustancialmente la distribución de escaños. El sistema D’Hondt funciona razonablemente bien para cada demarcación; en casi todos los casos la distribución de escaños que produce es la óptima o está muy próxima a ella. Cuando la demarcación es grande (como en el caso de las europeas) la representatividad que consigue es muy próxima a la óptima (entendiendo por óptima la que más se aproxime a la proporcional).

El problema viene cuando las circunscripciones son pequeñas; el caso extremo sería el sistema mayoritario inglés (y en muy buena medida el nuestro para el Senado) en el que toda la representación se la lleva el partido más votado, con lo que los votos de los otros partidos en esa demarcación no sirven, literalmente, para nada.

En nuestro caso, en las elecciones al Congreso, el sistema es proporcional para cada circunscripción, pero hay circunscripciones de tamaño muy diferente. Eso hace que en Soria (que elige dos diputados) dé lo mismo ser el primero que el segundo (siempre que el primero no duplique al segundo) pero si eres el tercer partido, o cualquier otro a partir de ahí, tus votos no sirven para nada.

Esto ha hecho que en las últimas elecciones el coste en votos de los escaños de los diferentes partidos haya sido muy diferente. Mientra GBai consigue su escaño con 42.372 votos, en una circunscripción pequeña como Navarra, y a Amaiur cada uno de sus siete escaños le ha costado 47.656; Equo no consigue ninguno pese a tener 215.776.

Siempre se hace hincapié en las ventajas que obtienen los partidos nacionalistas que son fuertes en circunscripciones pequeñas y obtienen ventajas sobre los nacionales. En esta ocasión el hecho de que entre los favorecidos esté la coalición Amaiur ha hecho sublevarse a más de uno.

Pero no es tanto que sean nacionalistas como que tengan mucho peso en las demarcaciones por las que se presentan. Así, los grandes partidos nacionales han salido más beneficiados que la mayoría de los partidos nacionalistas. Al PP cada escaño le ha costado 58.073 votos, 6630 menos que los 64.703 que le han costado al PNV cada uno de sus cinco diputados; cada diputado le ha costado al PSOE 63.248 votos, prácticamente lo mismo que los 63.253 que le han costado a la coalición CiU.

Los grandes perjudicados son los partidos, como IU o UPyD, que obtienen sus votos muy dispersos a lo largo de todo el territorio nacional y que casi sólo obtienen representación en las circunscripciones más pobladas. Todos los votos que obtienen en circunscripciones pequeñas o incluso medianas sólo sirven para llegar a ese mínimo necesario para obtener grupo parlamentario.

El sistema electoral que tenemos se instauró en los primeros años de la transición con dos finalidades principales:  evitar la proliferación de pequeños partidos (en las primeras elecciones, las del 15 de junio del 77, se presentaron multitud) y mantener la representatividad provincial. Está claro que el primer objetivo se consiguió. El segundo no está tan claro si pensamos en la abundancia de diputados cuneros; sin ir más lejos en la anterior legislatura Rubalcaba (cántabro, residente desde hace mil años en Madrid, casado con una vitoriana, era diputado ¡por Cadiz!).

Con una distribución proporcional de los escaños ningún partido habría obtenido mayoría absoluta. El PP tendría 154 escaños, el PSOE 99, IU 24, UPyD 16 o CiU 14. El PNV conseguiría los mismos 5 que con la ley actual, pero los mismos que Amaiur (en lugar de dos menos) y Equo alcanzaría 3 diputados. Pero no todos los regionalistas se verían perjudicados: el BNG obtendría un escaño más (3 en lugar de los 2 que obtiene ahora.

Si se quiere mantener la representatividad provincial y además aumentar la proporcionalidad a nivel nacional, la solución sería llevar todos los votos que no obtienen representación en su provincia a una bolsa nacional de restos con la que se distribuiría un número añadido de diputados, proporcinalmente. Se hace así en algunos países de centroeuropa.

En estos momentos hay un movimiento a favor de reformar la Ley Electoral para hacerla más representativa. Se puede apoyar desde la web Actuable. Por cierto, creo que dentro de unos días voy a conocer (por otros motivos) a Francisco Polo, su promotor.

Estoy en Twitter @MadinaED

Tele5 y el dinero de RTVE

Esta semana ha habido varias noticias interesantes sobre un tema que siempre me ha interesado. Los lectores habituales de Casi Enteros (si es que existen) ya conocen mi interés.

1.- TVE y TV3 se hacen con los derechos del partido en abierto de la Champions. Ya sólo queda un partido en abierto. Para todo lo demás, pague usted.

2.- Paolo Vasile, el representante de Dios en la Tierra (perdón, el representante de il Cavalliere en estas tierras) se enfada mucho por lo anterior: TVE sobrepuja con dinero público. También se podría leer: la empresa más rentable del IBEX 35 no es capaz de pagar el precio que pide la UEFA; pero esto es otra historia.

3.- Tanto Tele 5 como Antena 3 han presentado sus resultados de 2010. Recordemos: el año de la crisis, cuando cinco millones de españoles no tienen trabajo y lo están pasando muy mal. Antena 3 ha aumentado su beneficio en un 80% y Tele 5 es la empresa más rentable del IBEX 35 y repartirá un dividendo de 140 millones de euros.

4.- Y todo eso porque Antena 3 y Tele 5 han sido las grandes beneficiadas de la supresión de publicidad de TVE.

5.- A cambio TVE tiene déficit: un déficit que se situará entre los 40 y los 50 millones de euros y que va en contra de la Ley de Financiación de TVE.

¿Cómo se financiará ese déficit y la compra de los partidos de la Champions y los 140 millones de euros que se embolsarán Berlusconi y sus socios?

Pues, no le quepa duda, querido lector: con mi dinero y con el suyo. Esos impuestos adicionales que tendremos que pagar para compensar el lujo de no tener anuncios en TVE, ver las películas en hora y media y no tener que esperar hasta altas horas de la noche para ver cómo terminan los programas que nos interesan.

Eso sí, si nos interesa Gran Hermano, lo podemos ver durante 24 horas; si preferimos a Belén Esteban casi podemos tener la misma dosis.

Y mientras tanto, el señor Vasile está muy enfadado.

Seguro que quiere ganar todavía más dinero. A mí también me gustaría, pero no cambian las leyes para favorecerme.

3 años. 700.000 visitas

Hoy hace tres años escribí mi primer post en este blog.

Esta mañana, cuando he recibido el informe de visitas de la semana pasada, he visto que en total pasaba de las 699.000 visitas, más de la mitad conseguidas durante el último año. Seguramente hoy habré pasado ya de las 700.000.

Ya sé que estos números no son muy impresionantes; cualquiera de los grandes blogueros españoles consiguen tanto o más que eso en un solo mes.

Pero este es un blog modesto, dedicado a un tema muy específico, como son los medios de comunicación y a mí me impresiona que nada menos que 700.000 veces alguien se haya dirigido hasta Casi Enteros para ver a qué dedicaba mis reflexiones.

Han sido algo más de 500 post en aproximadamente mil días. Eso dice varias cosas: que he sido bastante constante: más o menos un post cada dos días; o que cada día visitan el blog por término medio unas 700 personas; o que cada post lo han leído aproximadamente (y también por término medio) unas 1.400 personas.

También ha habido cerca de 6.000 comentarios, descontando aquellos que he rechazado como spam; como en esto he sido generoso, no siempre he eliminado comentarios que no tenían nada que ver con el tema que yo trataba y que, en rigor, sí eran spam. Pero con estas reglas tan laxas, cada artículo ha tenido como media algo más de 11 comentarios; aunque muchos no han cosechado ninguno y algunos han pasado de cien (no siempre, he de reconocerlo, los más técnicos).

Lo mejor es que, lejos de disminuir, el ritmo de visitas y el de comentarios, ha ido aumentando cada año.

Me dicen que el fenómeno blog está en decadencia. Yo no lo creo.

En todo caso: Gracias. 700.000 veces gracias. 700.000 millones de veces gracias.

Al bajar de la patera

Mis primeros contactos con internet se remontan al año 1994. Tener a Jaime Agulló en mi equipo ayudó mucho: él parecía saberlo todo acerca del nuevo ¿medio?

En Zenith (todavía Central Media) apostamos muy pronto por esa novedad. Ya en el verano de 1996 organizamos un curso en la UIMP en Santander, que se llamó Nuevos medios, nueva publicidad. Uno de los momentos cumbre del curso iba a ser la confección en directo de la portada de El Periódico, uno de los patrocinadores. Como no podía ser menos, con aquellas conexiones y aquel ancho de banda, la cosa falló. Pero el curso fue un gran éxito, por los ponentes y por el número de asistentes, que además preguntaron un montón y fueron siempre muy activos. Además lo pasamos muy bien. Jesús Aranda, que fue el Secretario, tuvo mucho que ver.

El curso se repitió, con un título parecido (añadimos la financiación) y con Jaime Agulló como Secretario, al año siguiente. Volvió a ser un éxito, aunque ya no era tan novedoso.

También de un curso es mi primer recuerdo, o el más intenso, de la revista Interactiva. Corría el verano de 2000 y Zenith Media organizó otro curso; esta vez con la Complutense y en El Escorial. Yo era el Secretario del curso y Enrique Bustamante el Director. La proximidad a Madrid hizo que casi nadie se quedara por allí, así que la parte lúdica que habían tenido los de Santander, que todos recordábamos con cariño, desapareció. Pero Javier San Román, de Interactiva, no faltó a ninguna de las sesiones, hizo muchas preguntas y entrevistó a varios de los ponentes. El nivel de los ponentes había sido muy alto, pero el grado de colaboración de mis compañeros (Zenith atravesaba entonces una de sus primeras transiciones) fue muy bajo. Me quedó la sensación de que sólo Interactiva nos había salvado del naufragio. Luego he colaborado con la revista varias veces con artículos.

A todo esto ya se había fundado ZIS (Zenith Interactive Solutions) la actual ZED Digital, como una empresa diferente y en un edificio diferente. Hacía falta gente nueva. Los de siempre teníamos que mantenernos lejos. Jaime Agulló se fue a Terra; yo dí unos de mis primeros pasos atrás.

Pero Internet ya había entrado en nuestras vidas; el e.mail ocupaba una parte creciente del tiempo de trabajo y nos facilitaba mucho las cosas. Tanto que a comienzos de 2001 se me ocurrió utilizarlo para poner en marcha una investigación muy sencilla, entre amigos, para prever la evolución de la inversión publicitaria. Eso acabó siendo Zenith Vigía, que está a punto de cumplir su ola número 50 y es ya una referencia del mercado. El año pasado le dimos un hermanito: Zenthinela, que ya lleva siete olas. No sé si hay muchas investigaciones anteriores que utilicen el e.mail; yo me siento orgulloso de la idea.

También me siento orgulloso de que mi equipo, sin ser interactivo, haya llevado a cabo ya tres estudios sobre la publicidad en el móvil (más de 12.000 entrevistas en total), un estudio sobre el mundo de los blogs, tan pronto como en 2007; un estudio sobre redes sociales en 2008 y el gran estudio Net Radar, sobre eficacia publicitaria basada en el recuerdo y utilizando la técnica del eye tracking.

Personalmente mantengo un blog (Casi Enteros) desde hace dos años y medio y cuento con varios cientos de amigos digitales tanto en Facebook como en LinkedIn.

No está mal para ser un inmigrante llegado, eso sí, en una de las primeras pateras.

Este artículo se publicó en el número conmemorativo de los diez años de la revista Interactiva

Publicidad,sí

Las asociaciones del sector publicitario van a poner en marcha una campaña para dar a conocer al público en general la importancia económica y social de la publicidad, el tema favorito de este blog.

El lema será Publicidad, sí.

La publicidad está atravesando un mal momento. Las inversiones se reducen año tras año desde 2007 y no se ven visos de que puedan recuperarse.

Pero eso no es lo más grave: muchos años de abusos, especialmente en las televisiones privadas, con bloques cada vez más largos, insoportables para los espectadores, han generado una mala imagen. Mucha gente rechaza la publicidad. Los anunciantes están pagando sus propios errores (mantener una publicidad excesivamente barata no es una buena idea) y los errores aún mayores de las ambiciosas cadenas privadas de televisión (bloques cada vez más largos, vendidos a cualquier precio).

Hemos conseguido que la publicidad sea cada vez menos eficaz y que además se rechace.

No hemos sabido transmitir el pacto implicito gracias al cual la publicidad ha regalado contenidos gratis y atractivos a cambio de unos minutos de atención. La mayor parte de la televisión ha sido gratis durante muchos años; lo mismo ha ocurrido con la radio. Gracias a la publicidad hemos visto o escuchado todos los grandes espectáculos deportivos, pero también grandes películas, o series o documentales. La publicidad mantiene también totalmente los diarios (como este 20 Minutos que acoge el blog Casi Enteros) y las revistas gratuitas y participa en la financiación de los diarios y las revistas de pago, a los que ayuda a mantener una línea editorial independiente.

Lo sabemos, pero no lo valoramos suficientemente.

Desde la llegada de Internet se nos habla de que la publicidad tiene que ser no intrusiva. Hasta ahora la publicidad no intrusiva, la que no molesta, la que el consumidor elige ver, no ha generado dinero suficiente para financiar todo el sistema. Quizá en el futuro sea diferente.

La publicidad es también un elemento importante para el mantenimiento de la economía, en sociedades cada vez más basadas en el consumo. Ya sé que este modelo económico está en discusión, pero no parece que tengamos modelos alternativos sostenibles.

Espero que la campaña sea un éxito y sepamos transmitir los valores de la publicidad y los beneficios que ha aportado y sigue aportando a la sociedad. Creo que lo hemos dejado para un poco tarde, pero dice el refrán que más vale tarde que nunca.

Quienes estén interesados en aspectos relacionados con este tema, en Casi Enteros se ha tratado reiteradamente. Algunos ejemplos, no exhaustivos pueden verse en los posts publicados el 14 de marzo de 2008, el 25 de marzo de 2008, el 20 de mayo de 2008, el 5 de septiembre de 2008 y más recientemente, este mismo año, el 13 de febrero, el 25 de marzo o el 8 de junio.

Defendamos la publicidad, la gasolina de la economía.

¡Cumpleaños feliz!

Hoy hace dos años publiqué mi primer post en este blog.

Cuando empecé no estaba seguro de que fuera una buena idea y desde luego no pensaba que seguiría escribiendo dos años después.

Sin embargo este artículo hace el número 355 ¡casi uno cada dos días!; tengo cincuenta temas apuntados en borradores (muchos de ellos seguro que no verán la luz), estoy a punto de llegar a las 400.000 visitas y acabo de superar los 4000 comentarios guardados. Curioso: eso hace que se cumpla la regla que dice que de cada cien lectores sólo uno se decide a comentar.

Como el año pasado por estas fechas escribí un artículo similar a este puedo ver que, pese a haber escrito algo menos, sobre todo por el incidente de mayo, en 2009 se multiplicaron por cuatro las visitas de 2008.

De nuevo tengo que dar las gracias a los lectores.

Pero el 3 de enero se celebra otro cumpleaños: Hoy hace 31 años nació Usúe, mi única hija.

Hace un año les recomendaba su blog: Tecme y Puma. Hoy vuelvo a hacerlo: es un blog interesante y muy bien escrito.

En el artículo que publicó el día de fin de año nos cuenta su particular crisis de 2009, un año que empezó muy mal y, a diferencia de lo que les ha ocurrido a otras muchas personas, acabó mejor.

El artículo opta al premio de Atrápalo. Para mí sería una alegría que desde este blog le llegaran visitas y, si creen que es un buen artículo, votos. Se trata de entrar entre los veinte más votados. Ahora lleva más de cuarenta votos y se sitúa entre los 35 posts más votados.

Creo que es un objetivo que se puede alcanzar.