BLOGS
Casi enteros Casi enteros

Casi enteros: un blog sobre los medios de comunicación, la publicidad, su papel en la financiación de los medios, la investigación y otros temas relacionados con todo esto

Archivo de la categoría ‘Promociones’

La importancia de llamarse Andrés García

Para Óscar Wilde lo importante era llamarse Ernesto.

Pero en esta segunda mitad de noviembre lo importante va a ser llamarse Andrés. Quienes así se llamen pueden ganar un viaje de cinco días a Escocia, con todos los lujos incluídos.

Andrés no es un nombre demasiado extendido en España, así que las probabilidades de ganar no son despreciables.

Otros afortunados son quienes se apelliden García. En este caso ni siquiera tienen que participar en sorteos para ganarse una bola de helado de la marca Ben & Jerry’s.

Un antiguo jefe mío, y todavía buen amigo, me enseñó que cuando se hace una promoción hay una cosa mucho peor que el fracaso: que triunfe demasiado.

Este podría ser el caso de los heladeros americanos si todos los García de España se enteran de la promoción. Parece ser que son más de tres millones. ¡Tres millones de bolas de helado en pleno mes de noviembre!

Así que, si usted se llama Andrés García, ya lo sabe: puede ganar un viaje a Escocia y endulzarlo con una bola de helado.

¡Claro que si usted es Andrés García García puede exigir dos bolas de helado para disfrutar mientras espera a que le toque el viaje a Escocia!

Es tiempo de promociones

Enero es época de rebajas.

También es el momento de los buenos propósitos. Los vendedores de coleccionables lo saben y nos hacen en enero y a la vuelta de vacaciones de verano nuevas propuestas.

Luego está esa sensación de crisis de la que ya hablé en mi primer post.

Todas esas razones suman, pero ninguna es la fundamental para que todos los periódicos estén compitiendo en los quioscos, y en las televisiones, con un sinfín de imaginativas propuestas:

discos, libros, DVDs de cine o de música, cuberterías, vajillas, cursos de inglés, cuentos, guías de viaje, collares, maletas, ropa, reproductores de sonido o imagen de última generación, edredones, relojes,banderas, bichos (la última BICHOS metidos en metacrilato) y un, aún larguísimo, etcétera.

La razón principal es que ya ha comenzado el trabajo de campo de la primera ola del Estudio General de Medios (EGM), el estudio clave para la planificación de medios, esa actividad misteriosa a la que nos dedicamos en las agencias de medios y que consiste en decidir, basados en toda la información disponible, dónde se debe invertir el dinero de nuestros clientes, los anunciantes.

El trabajo de campo, las encuestas con las que se recoge la información, se realiza en tres etapas, olas, de nueve semanas cada una. Con esas 27 semanas se representa a las 52 semanas del año. Con los datos del pasado, y con algo de análisis de tendencias, se hacen previsiones sobre cómo será el futuro.

¿Son iguales las 52 semanas del año? Por los estudios continuos que tenemos de algunos medios, sabemos que no. Existe lo que llamamos estacionalidad.

¿Es bueno utilizar 27 semanas para representar a todo el año? Sí; es bueno. Es la mejor solución a la que hasta ahora ha llegado el mercado. En el pasado se utilizaron menos semanas (seis en los años ochenta, veinticuatro más recientemente).

Pero sería mejor hacer un estudio continuo, las 52 semanas del año.

Hace ya ¡tres años!¡cómo pasa el tiempo! La Junta Directiva de AIMC me encargó analizar el EGM y

realizar propuestas para mejorar el estudio. Reuní un equipo pequeño, de cinco personas (Jaime Agulló, Pablo Alonso, Fernando Palacios, María Jesús Solaún y yo mismo) y elaboramos un informe que se concretaba en ocho propuestas, una de ellas era realizar el estudio de forma continua, las 52 semanas del año.

Como casi todas las otras recomendaciones, esta tampoco salió adelante.

Gracias a esto seguiremos teniendo cada año tres temporadas calientes en el inicio de las promociones y veremos fantásticas campañas de publicidad en los otros medios