BLOGS
Casi enteros Casi enteros

Casi enteros: un blog sobre los medios de comunicación, la publicidad, su papel en la financiación de los medios, la investigación y otros temas relacionados con todo esto

Archivo de la categoría ‘Cine’

2016 volvió a ser un buen año para el Cine

Hacía muchos años que el Cine no superaba en España los 100 millones de entradas vendidas. Este año lo ha conseguido. Ha crecido un 6% respecto al año pasado y ha rebasado, por muy poco (100,27), esa cifra simbólica. No ocurría desde el año 2008, a comienzos de la crisis económica.

Tal como iba el año se esperaba más pero diciembre fue un mes algo peor que el del año pasado lo que impidió llegar a mejores cifras.

La recaudación total ha sido de 601,77 millones de euros, lo que nos da un coste medio para la entrada de, casi exactamente, 6 euros, una cifra que para quienes vivimos en Madrid puede parecer muy por debajo de mercado.

Se explica por varias razones: el Cine no cuesta lo mismo en todos los sitios; los grandes picos de ventas de entradas se dan en las llamadas Fiestas del Cine, en las que el precio suele quedar por debajo de los 3 euros; cada semana a los picos de sábados y domingos suele añadirse el Día del Espectador que también oferta un precio reducido; en muchas salas hay precios especiales para determinados públicos (los mayores, por ejemplo)…

Aquí siempre hemos defendido que la asistencia al Cine es muy sensible al precio.

Últimamente veo que algunos exhibidores parecen estar convencidos de ello, o al menos están probando la hipótesis: los cines Conde Duque ofrecen varios días del espectador cada semana; las salas de los cines de la Prensa, en la Gran Vía, siempre tienen precio reducido. Seguro que en toda España hay muchos más ejemplos y creo que les funcionará.

Fotograma de Un monstruo viono a verme (FOTO: Tele 5)

Hay otro aspecto interesante: de nuevo (ha pasado en cinco de los seis últimos años) la película más taquillera ha sido una película española: Un monstruo viene a verme, de Juan Antonio Bayona. Sus tres últimas películas han sido grandes éxitos de taquilla. En casi todos los casos es película española más taquillera del año era una producida por una cadena de televisión (en este caso, y en casi todos, Tele 5) para cumplir la cuota obligatoria de producción de Cine a que les obliga la ley.

Hace poco, en uno de los desayunos que organiza el Foro Nueva Comunicación, Alejandro Echevarría, Presidente de Mediaset, se quejaba de tener que estar sometidos a esa obligación. No le falta razón desde el punto de vista de una competencia ampliada que ahora les llega con empresas multinacionales (Netflix, HBO. Amazon,…) que parecen no estar sometidas a esa misma ley.

Pero, con quejas y todo, las inversiones obligadas que están haciendo los dos grandes grupos de televisión privada en España se están mostrando, en una gran parte de los casos, muy rentables.

Podría decirse además que su producción de Cine dignifica la calidad de lo que habitualmente suelen hacer en televisión.

2016 ha sido un buen año para el Cine en general y para el Cine español en particular aunque ninguna película ha llegado a las recaudaciones de los últimos años. Esta vez destacan varios títulos de animación: Mascotas, Buscando a Dory o Zootropolis. En el caso del cine español, además de la citada destaca Palmeras en la nieve, que repartió su recaudación entre los últimos días de 2015 y los primeros meses de 2016.

La esperada Rogue One, enésima secuela de Star Wars, se ha quedado a medio camino de la recaudación esperada, si bien puede ser un caso similar al último citado: todavía puede completar su recaudación en el año que comienza.

Todo parece indicar que 2017 puede volver a ser un buen año, con producciones interesantes que están comenzando a llegar y con una situación económica algo más desahogada que la de los últimos años.

Si además se revisara la tributación del Cine sería fantástico.

La fiesta del Cine triunfó de nuevo

La semana pasada se ha vuelto a celebrar la Fiesta del Cine. A lo largo de los tres días de que se compone acudieron a las salas de cine españolas un total de más de dos millones y medio de espectadores.

El Cine y su Fiesta siguen trinfando

El Cine y su Fiesta siguen trinfando

Este año la protagonista ha sido, de nuevo, una película española: Un monstruo viene a verme. De nuevo la película de Tele 5, como ya ocurriera hace dos años con Ocho apellidos vascos. La chica del tren e Inferno han sido las otras dos películas que la han acompañado en el podium de las más vistas de esos tres días mágicos.

Desde 2009 no había habido un año con tanta asistencia al Cine como éste en los diez primeros meses del año. Así lo refleja Amalia Blanco en este tuit.

Además hemos vivido el mejor mes de octubre desde 2005; también podemos verlo en un tuit de la misma autora:

El Cine lleva unos cuantos años recuperando un papel que había perdido. Las Fiestas del Cine ayudan a mostrar que el precio es una variable importante en la asistencia a las salas. Es posible que también le estén sirviendo a la industria para recopilar datos, tan valorados ahora, de asistentes al Cine, unas bases de datos que, sin duda, tendrán mucho valor en estos tiempos.

El Cine ha vivido también unos años de recuperación como vehículo publicitario. Parece que este año la retirada de uno de los mayores anunciantes está perjudicando al medio. Seguro que sólo es un fenómeno circunstancial: en un medio pequeño cualquier incidencia se nota, especialmente si la protagoniza un gran anunciante.

Pero el Cine, como medio publicitario, es el medio del recuerdo. La cobertura es pequeña, pero quien ve publicidad en Cine no la olvida.

Ya lo demostramos hace veinte años con el estudio Lumière.

Marcas que regalan buenos cortometrajes

Se habla mucho de que los consumidores estamos hartos de publicidad y que lo que deben hacer las marcas es atraernos hacia lo que nos quieren contar y no interrumpir con su mensaje lo que estamos haciendo.

Cada vez hay más gente que discute la idea con la que nos hemos desenvuelto en los últimos años: pagamos con nuestra atención a la publicidad los contenidos que los medios nos ofrecen gratis o a precio inferior al de coste. Una idea que yo creo que sigue siendo válida y que está en la base de la supervivencia de los medios.

Pero hay momentos en los que las marcas nos regalan unos contenidos que apetece ir a buscar. En eso que ahora se llama branded content hay marcas que son verdaderas maestras y llevan mucho tiempo avanzando por ese camino. Una de ellas es Red Bull y su apuesta por los deportes extremos o por la música.

Pero justo en estas últimas semanas me he encontrado con dos cortometrajes que merece la pena ver. Uno de ellos Las pequeñas cosas nos lo regala Estrella Damm, que lleva varios años en esta línea desde que comenzó a proponernos canciones del verano con su línea de comunicación Mediterráneamente. Se trata de una pequeña obra de arte con dirección de Alberto Rodríguez y protagonismo de Jean Reno y Laia Costa.

El otro, 17 años juntos, celebra los primeros 17 años de ING Direct en España. Dirigida por Javier Fesser y protagonizada por Luis Bermejo, Diana Peñalver, Waldemar Vidalón y Milagros Monrroy es una comedia salpicada de sentimientos que toca el tema de la inmigración, la familia y las relaciones sociales. Merece la pena verlo.

No sé si con estas acciones las marcas aumentarán sus ventas. Posiblemente sí. Pero lo que sí tengo claro es que se ganan nuestra simpatía.

En mi caso ING Direct ya la tenía ganada. Hace 17 años, en aquel mes de mayo de 1999 participé en su lanzamiento y durante los siete años siguientes colaboré en el crecimiento de una marca que ha llegado a ser la imagen de su categoría.

Me parecen dos auténticos regalos; dos cortometrajes absolutamente recomendables. Yo los recomiendo.

El Cine español triunfa fuera

Tres de cada cinco espectadores de películas españolas en 2015 no vivían en España.

Ramón Colom, Presidente de FAPAE, dio a conocer hace unos días el informe “El cine español en el mercado internacional 2015” en el que se pueden ver un gran número de datos interesantes.

Ramón Colom en la presentación del estudio

El año pasado el cine español ingresó 270 millones de euros; de ellos 160 corresponden a proyecciones de películas españolas en el extranjero. 26 millones de espectadores vieron películas españolas fuera de nuestro país.

En 2015 se produjeron en España 254 películas, el 15,5% de las producidas en Europa.

El 19,2% de la recaudación de los cines españoles correspondió a películas españolas. Con este dato España se sitúa en novena posición entre los países europeos por cuota de cine autóctono. No me parece el mejor dato posible. Parece que el cine español tiene peor imagen entre los españoles que en el extranjero.

No nos damos cuenta del valor, no sólo económico, que puede tener el cine desde el punto de vista de la influencia cultural.

Se exhibieron a nivel internacional 132 películas, un 16% menos que el año anterior. Aun así sólo en dos años anteriores (21012 y 2014 se superó esta cifra).

Méjico es el país en el que se exhiben más películas españolas, seguido por Italia. El cine español triunfa más en Latinoamérica (afinidad lingüística) que en Europa (proximidad geográfica y económica).

La isla mínima, de Alberto Rodríguez ha sido la película española con mayor repercusión internacional y por ello ha conseguido el Premio FAPAE-ComScore.

El Cine era una fiesta

Hace unos días se celebró una nueva Fiesta del Cine, esos tres días entre semana en los que una bajada del precio de las entradas y una buena campaña de comunicación consiguen que las salas se llenen y se conviertan en la fiesta que el Cine siempre debe ser. Una sala casi vacía es una cosa muy triste.

Esta vez la asistencia creció un 5% respecto a la Fiesta que se celebró un año antes y se superaron los 1,7 millones de espectadores.

La Fiesta del Cine volvió a demostrar la importancia del precio de la entrada.

Tras una larga crisis, provocada en parte por la crisis económica, pero también por las nuevas maneras de consumo audiovisual que se han impuesto, especialmente entre los jóvenes su principal público en la fase anterior, el Cine se recupera en todos sus indicadores: aumenta el número de espectadores en los análisis realizados por Rentrak (ahora ComScore); aumenta la audiencia recogida por el EGM y aumenta también, a muy buen ritmo, la inversión publicitaria según recogen tanto Infoadex como i2p, aunque con importantes diferencias en sus estimaciones.

Todo son buenas noticias para el Cine aunque seguramente el número de espectadores crecería aún más si se generalizara la costumbre, que ya veo en algunas salas, de variar los precios en función de los días de la semana (más baratos los días de menos afluencia) o de la película proyectada (más baratos para películas de menor presupuesto o de menor acptación popular).

Si, como parece evidente, el precio es una variable determinante de la asistencia al Cine, actuar sobre el precio puede ser la raíz de la solución a un problema que, aunque ahora sea menos grave, sigue exitiendo.

Se anuncia otro buen año para el Cine Español

Dos películas españolas se situaron entre las diez más taquilleras del primer trimestre. Palmeras en la nieve recaudó 12,2 millones de euros y se sitúa en tercera posición (tras los 14,3 millones de El renacido y los 12,5 de Zootrópolis): Las cifras totales de Palmeras…son algo mayores ya que su estreno se produjo en la última semana de 2o15.

En sexta posición se sitúa Cien años de perdón, con 6,1 millones. En este caso, como en el de las dos peliculas que le preceden (Deadpool, con 10,1 millones, que está siendo la sorpresa del año y Batman v Superman: el amanecer de la justicia, con 8,1 millones) se puede esperar que sigan aumentando sus resultados ya que se mantienen en taquilla.

Otra película española, Ocho apellidos catalanes, se sitúa en undécima posición, con 4 millones recaudados este año, que habría que sumar a los algo más de 31 millones que consiguió en 2015. Pese a quedar muy lejos de los 56 millones de su predecesora Ocho apellidos vascos, constituye uno de los hitos históricos del Cine Español.

El estreno de julieta no ha tenido el éxito esperado

En el primer trimestre, además de las dos citadas películas españolas se coló una británica (La chica danesa) en la lista de las diez películas de más éxito comercial. El restante 70% fueron películas estadounidenses.

Los 29 millones de euros recaudados por las películas españolas en el primer trimestre representan un aumento del 52% (10 millones más) sobre el mismo periodo del año pasado. Pero la comparación puede ser engañosa porque el año pasado los mayores éxitos se concentraron en el segundo semestre.

El inicio del segundo trimestre también ha sido bueno. El primer fin de semana de abril cuatro películas españolas (Kiki, el amor se hace, Julieta, Altamira y Cien años de perdón) se situaron entre las diez primeras.

Buenas noticias, aunque desde la industria nos recuerdan que el éxito se concentra en muy pocas películas y que, tras ellas, se produce un cierto vacío, con una disminución de producciones y, especialmente, de dinero dedicado a producción.

2015 fue un buen año para el Cine: también para el español

Aun sin conocer los datos definitivos de Rentrak ya se puede decir que el año que acaba de terminar ha sido bueno para el Cine. Con los datos provisionales tuiteados el pasado miércoles ya sabemos que aumentó tanto la recaudación (un 8%) como la asistencia (un 7%). Son buenos datos si se comparan con los últimos años, los de la crisis y los de opciones alternativas de ver el cine.

Hubo 94 millones de espectadores y 571 millones de euros de recaudación.


También fue un buen año para el Cine Español, que alcanzó un 19% de cuota.


De hecho, la película con una mayor recaudación es española, Ocho apellidos catalanes, que hasta el 30 de diciembre llevaba 31 millones de euros, aún lejos de los 56 millones que recaudó la iniciadora de la saga Ocho apellidos Vascos.


Además, el hecho de que algunas de las películas más taquilleras del año estén aún en cartel anuncia un buen inicio de año 2016.


Las películas de más recaudación de la pasada semana incluyen en los puestos 1º y 3º a las películas 3ª y 1ª del año, la ya citada Ocho apellidos catalanes y la muy esperada Star Wars.


También se puede augurar un buen comienzo de año para el Cine Español. En el segundo lugar de las películas más vistas de la última semana del año aparece otra película española: Palmeras en la nieve.

Fotograma de Palmeras en la nieve

Las tres películas españolas que se incluyen entre las 15 más vistas de este fin de semana acumulan un 35% de la recaudación.

Así que el Cine está de enhorabuena.

También el español.

El precio del Cine

Se está celebrando estos días una nueva Fiesta del Cine; creo que ya es la novena edición. Vuelve a ser un éxito.

La Fiesta mantiene el procedimiento (inscribirse previamente en una web) y el precio (2,90€) y se mantiene también el éxito de casi todas las ediciones anteriores (en alguna, la coincidencia con partidos importantes de la Champions perjudicó algo el número de asistentes).

Se han inscrito en la web más de millón y medio de espectadores. El martes, el primer día, asistieron a las salas de cine 495.368 espectadores, según datos de Rentrak, lo que multiplica por ocho la cifra de asistentes del martes de la semana anterior y aumenta un 53% la cifra de la edición anterior, la de mayo.

Eso demuestra, de nuevo, que el Cine es muy sensible al precio, que tiene, en términos económicos, una gran elasticidad, como recogía, hace ya dos años en un artículo Alfonso Oriol, CEO de Movierecord, que algo debe de saber del tema.

En la Fiesta del Cine se vuelven a ver colas para entrar

También hace dos años por estas fechas yo hacía una propuesta en este blog: que durante todo el año (y no sólo en la Fiesta del Cine) los precios varíen a lo largo de la semana y sean más bajos en los días de menor asistencia (que así dejarían de serlo).

No tengo los datos de asistencia por día de la semana, pero bastaría analizar la información de Rentrak para realizar un estudio de precios que sirviera para maximizar los ingresos.  Una propuesta, (sin datos es osada y seguramente errada), podría ser: los lunes 3€, los martes 4€, los miércoles 5€, los jueves 6€ y los fines de semana los precios actuales. Desaparecería el concepto de Día del Espectador porque todos lo serían. Incluso se podría sofisticar más la fórmula en función de las sesiones.

No creo que nadie esté más interesado en mantener unos precios elevados que en obtener mayores ingresos. Y siempre es mejor mantener las salas llenas que vender unas pocas entradas por sesión, algo que para el espectador es bastante deprimente.

Como se puede leer en el artículo de Alfonso Oriol en las fiestas del cine (yo diría con los precios variables) ganan todos: productores, distribuidores, exhibidores y hasta el Ministerio de Hacienda, porque aumenta la recaudación de IVA. Y por supuesto el espectador, que podría acudir más veces a ver las películas como más le gustan por un precio más asequible. Además haría al Cine aún más atractivo para los anunciantes, que conseguirían una mayor audiencia.

¿Por qué no probar?

Otro buen año para el Cine Español

Mi amigo Juan Ramón Plana, que ha sido durante muchos años Director General de la Asociación Española de Anunciantes y ahora es un feliz jubilado, ha escrito un libro que publicará en el próximo mes de enero. Yo he sido uno de los privilegiados que ha podido leerlo antes de su publicación y emocionarme con muchas de sus páginas. En una de ellas se puede leer:

¡Viva el cine español, sus intérpretes y directores! Sé que muchas personas, algunos de mis conocidos, no van a ver cine español, en mi caso es al revés lo prefiero sobre cualquier otra historia, sobre cualquier otro cine, es mi gente, su vida…y ahora ya cuento con amigos entre las personas (heroicas) que lo hacen…

A mí me pasa algo parecido. No voy a decir que me gustan todas las películas españolas; ni mucho menos. Pero sí que muchas de las películas que más me gustan son españolas. Me gustan los temas próximos, contados por gente próxima de una manera próxima.

Las cifras del cine español este año se estaban quedando muy por debajo de las del año pasado, muy marcado por el éxito, no del todo esperado, de la comedia Ocho apellidos vascos, que se quedó muy cerca de los diez millones de espectadores.

Pero en las últimas semanas ese efecto se está corrigiendo. A lo largo del mes de septiembre las listas de las películas más vistas, que publica Rentrak, se han visto pobladas por películas españolas. En varias ocasiones cinco de las diez primeras eran españolas. Atrapa la bandera ocupó la primera posición sus dos primeras semanas y un mes después

de su estreno continúa entre las cuatro más vistas y acumula ya más de millón y medio de espectadores. Regresión, la última película de Alejandro Amenábar ha sido líder sus dos primeras semanas y se sitúa como el mejor estreno de película española del año. Menor, pero también importante, ha sido el éxito de Anacleto…y así, unas cuantas más.

Y aún queda pendiente Ocho apellidos catalanes, que se estrenará a finales de noviembre y para la que, ahora sí, se augura un gran éxito.

También podremos disfrutar aún de una nueva Fiesta del Cine, la primera semana de noviembre. Esperemos que no coincida con partidos de fútbol importantes (que estropearon la de primavera) y se repita el éxito de años anteriores.

Con todo ello se espera que la cuota del cine español se sitúe por encima del 20% del total.

Habrá que ver cómo funciona Loreak en su carrera hacia los Óscar. Hay que reconocer que enviar una ópera prima rodada en euskera es una apuesta atrevida.

En cualquier caso, celebremos los éxitos del Cine Español, nuestro cine.

No la vio ni el Tato

Ayer murió Saza. José Sazatornil era uno de los grandes actores españoles. Aunque todos los medios le han calificado como secundario (y seguramente lo fuera por la duración de sus papeles en los repartos en los que participó) creo que hay muy pocos actores que hayan dejado una huella más profunda en la memoria de la gente. ¿Quién no recuerda varias de sus actuaciones magistrales?

Foto: Archivo

Como homenaje a su memoria La 2 emitió anoche La escopeta nacional, una de las grandes películas de Berlanga en las que Saza tiene un inolvidable papel secundario.

Seguramente mucha gente no se enteró; suele pasar con esos homenajes rápidos, en el mismo día: no da tiempo a promocionarlos. Yo mismo me he enterado esta mañana leyendo el informe sobre la audiencia de ayer que ha escrito Ana, de mi equipo.

En estos días de julio en los que hay mucha gente de vacaciones, Ana ha añadido a sus ocupaciones habituales de análisis de las redes sociales la elaboración de los informes de audiencia de televisión. Y lo está haciendo muy bien. Se arriesga a que le encarguemos que siga haciéndolos aunque no haya nadie de vacaciones.

Copio aquí literalmente su informe:

Poco se habla de la iniciativa de RTVE, que desde mayo y hasta el año 2017, dedicará el prime time de La2, todos los días, de lunes a viernes, a emitir una película española del siglo XX. Ayer, como homenaje a la muerte del actor José Sazatornil, “Saza”, un imprescindible de Berlanga (y tantos otros), La2 emitió “La Escopeta Nacional”. No la vio ni el tato (5,6%), al fin y al cabo sólo es cine español, y ayer emitían joyas como “Novia por Contrato” (14,8%) en A3 o el estreno de Invisibles en T5, la serie de Spielberg donde adorables niños se convierten en violentos asesinos dispuestos a destruir el mundo. Fue la emisión más vista del día, con 2,1 millones de telespectadores.

Aunque en estos tiempos que corren un 5,6% en La 2 es casi un récord (duplica la media de la cadena en lo que va de mes y sólo Saber y ganar está muy por encima de esas cifras cada día)  y lo de no la vio ni el Tato puede ser un poco exagerado, es una pena que sólo 727.000 personas vieran ayer la joya de Berlanga.

No recuerdo haber visto nunca Novia por contrato; supongo que es una típica comedia americana sin importancia, pero competir con Spielberg es duro en cualquier caso.

Aun así siguen llamando la atención las cifras de la televisión: casi hablamos de fracaso cuando hubo más de 700.000 personas viendo a la vez un mismo contenido. ¿Cuántos vídeos en Internet alcanzan esas cifras?¿En cuánto tiempo?

Estas líneas pretendn ser mi homenaje a Sazay al buen trabajo de Ana, con su siempre personal sentido del humor.