BLOGS
Casi enteros Casi enteros

Casi enteros: un blog sobre los medios de comunicación, la publicidad, su papel en la financiación de los medios, la investigación y otros temas relacionados con todo esto

Mis lecturas de verano: Eso no estaba en mi libro de Historia de España

Mi cuñado Joaquín, el que me acompaña en las Vueltas al Mar Menor, es un apasionado de la historia. De vez en cuando compartimos libros. Este verano me ha pasado Eso no estaba en mi libro de Historia de España, de Francisco García del Junco, profesor de la Universidad de Córdoba.

image1(13)

Es uno de esos libros, ahora hay unos cuantos, que, desde el nacionalismo español, nos ayudan a descubrir algunas de esas páginas, siempre positivas, que no son suficientemente conocidas, especialmente por las generaciones algo más jóvenes que nosotros, que han estudiado con los planes de enseñanza más recientes.

El libro consta de trece capítulos y combina temas ya bastante conocidos con otros que no lo son tanto. El inicial, sobre Blas de Lezo y su defensa de Cartagena de Indias es el protagonista del primer capítulo. Creo que es uno de los más conocidos, sobre todo recientemente. El gran militar guipuzcoano ha sido objeto de varios libros en los últimos años y hasta tiene un monumento en plena Plaza de Colón de Madrid.

Creo que también es bastante conocida la expedición de Malaspina. RTVE le dedicó un magnífico documental que dio lugar a un también espléndido libro de su servicio de publicaciones. En cualquier caso nunca está de más recordar aquellas épocas en las que éramos líderes incluso en expediciones científicas.

En cambio yo no conocía la Real Expedición Filantrópica de la Vacuna, un episodio del final del siglo XVIII del que deberíamos sentirnos especialmente orgullosos. Un éxito científico y médico de increíble dificultad, con el grupo de niños portadores, en su sangre, de la vacuna recién inventada en Inglaterra. Veo que justo estos días se anuncia el estreno de 22 ángeles, una película para televisión sobre este tema que pronto se verá en RTVE.

Tampoco creo que sean muy conocidas las expediciones de Manuel Iradier por las selvas del golfo de Guinea. Salvo que, como en mi caso, uno sea de Vitoria, haya vivido a veinte metros de la calle Manuel Iradier y haya estudiado en el Instituto Ramiro de Maeztu (actual Parlamento Vasco) a pocos metros de la estatua del explorador. Además una tía mía, Herminia, era familia de Manuel Iradier.

Yo no conocía la expedición del jesuíta Pedro Páez que descubrió a principios del siglo XVII las fuentes del Nilo.

image1(12)

Índice del libro

El libro incluye episodios menores, como la curiosa Paz de las Tres Vacas, las invasiones vikingas en la edad media o las pequeñas islas del Pacífico que seguirían siendo españolas al haber sido olvidadas en los tratados de cesión de 1898.

Hay algunos capítulos discutibles, como los dedicados a la defensa de las crueldades de la Inquisición, porque en otros países hubo tribunales similares e igual de crueles, o los dedicados a desmontar la Leyenda Negra (que creo ya sobradamente desmontada) con argumentos como que ningún país quiere conquistar territorios despoblados, que luego utiliza en sentido contrario para contar la exterminación de los indios del Norte por parte de los ingleses y los colonos estadounidenses.

Un libro interesante pero irregular. Más interesante cuando se dedica a destacar los hechos notables y poco conocidos de nuestra historia que cuando entra en áridas tesis para defender algunos aspectos poco defendibles. Ni aquí ni en ningún sitio se ha hecho todo bien a lo largo de toda la historia. Todas las historias tienen luces, y está bien destacarlas, y sombras. Y no pasa nada por reconocerlas.

Los comentarios están cerrados.