BLOGS
Casi enteros Casi enteros

Casi enteros: un blog sobre los medios de comunicación, la publicidad, su papel en la financiación de los medios, la investigación y otros temas relacionados con todo esto

De compras sin voz

El primer día del año mi hija Usúe y yo amanecimos sin voz.

La juerga de fin de año; pensarán ustedes. Eso mismo me dijeron ayer en la oficina cuando llegué a trabajar.

Pero creo que no fue así. El año lo habíamos empezado separados: ella en casa de sus suegros y yo en la de mis cuñados. Comidas, ritmos, temperaturas…todo diferente.

La mañana del 31 salimos juntos de compras. Chispeaba y hacía frío; mucho menos que otros años por estas fechas, pero frío al fin y al cabo. Al entrar en las tiendas yo me desabrochaba la ropa, que volvía a abrocharme al salir; ella no. Podía ser una forma de comprobar cual de los dos métodos era mejor, pero parece que los dos fallaron.

Hoy ella ya puede hablar, pero yo sigo igual…o peor. Y me quedaban algunas compras por hacer.

He preparado un buen taco de papeles y el bolígrafo que siempre suele ir conmigo. En el primer papel he puesto No tengo voz; en el segundo Gracias. Y he salido a ver qué ocurría en unas tiendas atestadas de gente en uno de los días de más consumo del año.

Día de compras masivas

La verdad es que ha sido toda una experiencia. En algunos sitios he podido coger yo las cosas que quería y bastaba enseñar mis dos primeros papeles para encontrar comprensión y más de una sonrisa.

Cuando tenía que pedir algo, lo escribía; en mayúsculas, eso sí, porque temía que mi letra (mal apoyado encima) no la entendieran. En una me pedían el papel para escribirme la respuesta, pero luego se han dado cuento de que sordo, sordo, no estaba y todo ha ido bien.

Me ha fallado alguna cosa, porque en estas fechas ya no quedaban o porque se me iba mucho del precio que me había imaginado pero, más o menos, he conseguido lo que quería.

Por la tarde, en la tradicional cola de San Onofre para comprar el no menos tradicional roscón, ya tenía el auxilio de Usúe, con su voz recuperada.

Y me ha servido para comprobar que predomina la gente amable y comprensiva…y lo duro que tiene que ser tener permanentemente una discapacidad.

Espero recuperar mi voz cuanto antes.

 

2 comentarios

  1. Dice ser ercedes Del pino Alvarez

    Estoy operada de cancer de laringe. Estuve cuatro años sin voz, actualmente tengo colocada una protesis fonatoria desde hace 2 meses y puedo hablar. Hoy me pregunto como he podido soportar vivir sin emitir sonido.Es cierto que la gente fue siempre muy amable conmigo.

    06 Enero 2016 | 20:39

  2. Dice ser Claudia

    Gran experiencia, igual deberías haber realizado reposo aunque se justifica. Si tienes que hacer algo, las excusas siempre van a aparecer. Depende de ti poder lograrlo. Saludos

    27 Enero 2016 | 00:21

Los comentarios están cerrados.