BLOGS
Casi enteros Casi enteros

Casi enteros: un blog sobre los medios de comunicación, la publicidad, su papel en la financiación de los medios, la investigación y otros temas relacionados con todo esto

Las revistas del corazón, fenómeno paranormal

He participado esta semana como invitado en un desayuno temático sobre las Revistas del Corazón, organizado por Vocento en torno a su revista Corazón CzN TVE. Debatíamos Yolanda Aguilar, Directora de la revista, Carolina Casado, periodista y presentadora del programa Corazón, de TVE, Beatriz Cortázar, periodista, Jesús Locampos, también periodista (ambos especializados en el mundo de los famosos) y yo mismo.

Creo que cuando he confesado no tener ni idea de quién es Toño Sanchís he quedado definitivamente catalogado como el de los datos. Y eso que, creo, no he dado ningún dato…o casi.

Yolanda ha introducido la conversación haciendo referencia a un estudio elaborado para la agencia Reuters que muestra el casi absoluto desinterés de los españoles por la información sobre famosos (menos del 10% estamos interesados) algo que contrasta con el mismo dato, mucho más elevado, referido a otros países. A partir de ahí buscaba la explicación a la escasa inversión publicitaria que capta en nuestro país ese tipo de revistas.

Se diría que, pese al claro interés que muestran otros datos (y la vida misma: todos tenemos un componente curioso, o cotilla) cuando nos preguntan directamente por el tema, preferimos ocultar nuestros gustos.

Las Revistas del Corazón serían así, en opinión de Beatriz Cortázar, el caso contrario a la leyenda de La 2 (todo el mundo decía que la veía, pero los datos de audiencia no reflejaban eso). Aquí, sin embargo, nadie reconoce estar interesado por los detalles de la vida de los famosos pero las revistas más leídas son las del Corazón.

El argumento se cae desde el momento en que los datos de audiencia de revistas (los del EGM) se obtienen por declaración y las revistas más leídas, las de mejores datos de audiencia, son todas del Corazón.

Así que yo pienso que quizá lo que ocurre es que la pregunta del estudio de Reuters (que no conozco) debía de estar formulada en unos términos que no invitaran a confesar que se leen ese tipo de revistas.

Porque lo que está claro (y los datos de audiencia lo demuestran) es que los temas del corazón, la frivolidad, los cotilleos sobre la vida de personajes famosos, interesan, tanto en Revistas, como en Televisión o en Internet.

En un momento de crisis de los informativos en TVE los que mejor mantienen su audiencia son los del mediodía de los fines de semana, justo los que van precedidos por un programa como Corazón.

El gran éxito de audiencia de la cadena pública, el programa En tu casa o en la mía, tiene un formato muy similar a un programa del corazón y es el que han utilizado los políticos del sistema para hacer su precampaña electoral y conseguir audiencia.

Así que no hay tal fenómeno paranormal: no es que los españoles lean esas revistas, o vean esos programas, y no se enteren, o se les olvide cuando les preguntan. La audiencia existe, se registra y se reconoce.

Sí es verdad que la publicidad, o una gran parte de la publicidad, no se dirige a ese tipo de revistas; pero creo que es más producto de la crisis, que ha afectado sobre todo al papel, y con él a las Revistas, que de de esta temática determinada.

También pienso, y así lo dije en el coloquio, que la Televisión, un determinado tipo de programas de Televisión, ha perjudicado al mundo del Corazón. Cuando los protagonistas eran los miembros de las casas reales, los del star system, los ídolos de la canción o los políticos triunfantes,tenían un interés para el público diferente de cuando los personajes provienen del enésimo reality de una cadena de Televisión, que los recicla una y otra vez para realimentar el morbo.

Seguramente marcas que habrían compartido con gusto las páginas de una revista con Lady Di o Carolina de Mónaco (sí; ya sé que soy muy antiguo, pero lo digo para que se entienda mejor el ejemplo) puede que no se sientan tan cómodas si quien van a tener en la página de al lado es ese Toño Sanchís que hasta el comienzo de este coloquio yo desconocía (ahora ya sé que es el antiguo agente de otro personaje tan glamouroso como Belén Esteban).

Yo, que leí Los cachorros con diecisiete o dieciocho años y luego La ciudad y los perros, y La casa verde y Pantaleón y las visitadoras y Conversación en la Catedral y…una tras otra todas sus novelas hasta la reciente El héroe discreto, tuve que oir hace poco a un familiar: ¿Vargas Llosa? ¡Sí, hombre! el que está con la Preysler.

¡Claro que se leen las Revistas del Corazón! Mucho más que cualquier otra cosa (salvo, quizá, los periódicos deportivos).

Y yo creo que en un momento en el que se habla de storytelling, de branded content y de influencers, (lo siento, pero en esta profesión tan cursi, se habla de esos términos ingleses) las Revistas del Corazón que tienen historias atractivas que contar y a los personajes seguidos por mayor número de personas tienen ahora una gran oportunidad que seguro que muchos anunciantess también verán como tal.

2 comentarios

  1. Dice ser Alejandro

    Las revistas del corazón entretienen pero mejor si te toca la lotería de superbigbox y asi vives la vida como un artista 🙂

    12 Diciembre 2015 | 10:28

  2. Dice ser Ana

    Somos un bonito país de cotillas…asi nos va….El próximo día 20 se tendrían que presentar la Preysler y compañía, seguro que arrasaban..

    12 Diciembre 2015 | 16:12

Los comentarios están cerrados.