BLOGS
Casi enteros Casi enteros

Casi enteros: un blog sobre los medios de comunicación, la publicidad, su papel en la financiación de los medios, la investigación y otros temas relacionados con todo esto

2014 fue un buen año para el Cine

Ayer se publicaron los títulos de las películas que este año optarán a los Goya. El niño y La isla mínima se hicieron con el mayor número de nominaciones, pero los académicos también se acordaron de Mortadelo y Filemón contra Jimmy el cachondo, Ocho apellidos vascos, Relatos salvajes o Dios mío, pero qué te hemos hecho, algunas de las películas que han ayudado a que 2014 haya terminado con un aumento del 14% en la asistencia a las salas de cine.

¿Cómo ha sido posible esto en un país que considera el Cine como un artículo de lujo y lo penaliza con un IVA del 21%?

Hay varias razones:

Una buena cosecha de títulos: En España Ocho apellidos vascos se ha convertido, según datos de Rentrak, en la segunda película más taquillera de la historia, sólo superada por Avatar. Pero además hemos vivido otros éxitos: los ya citados como candidatos a los Goya, pero también los de películas extranjeras como Transformers, Guardianes de la galaxia, Maléfica, X-Men o Capitán América,… En un mundo tan dominado por las sagas y los personajes de comic no sé si decir que tiene mérito o que no es extraño que el cine español haya conseguido una participación de casi el 25%  (24,9% exactamente) en la cuota de pantalla.

Unas acertadas acciones de marketing: He hablado aquí ya varias veces de La Fiesta del Cine como uno de los motivos del crecimiento de la asistencia a las salas. Creo que en un momento como el que vivimos, en que Internet lo ha revolucionado todo, mantener una política de precios fijos (y muy elevados) era un tremendo error.

Estoy seguro de que si los exhibidores siguen avanzando por ese camino y profundizan en la diversificación de precios para los distintos días de la semana, dejaremos de ver las salas vacías muchos días entre semana. Y aumentará de nuevo el número de asistentes. Aunque la recaudación no aumente tanto. En 2014  un aumento del 14% en el número de asistentes sólo supuso un incremento del 5% en la recaudación, por la bajada en el precio medio de las entradas.

Pero ¿no será mejor ingresar un 5% más que seguir viendo cómo los espectadores abandonan el Cine?

Los comentarios están cerrados.