BLOGS
Casi enteros Casi enteros

Casi enteros: un blog sobre los medios de comunicación, la publicidad, su papel en la financiación de los medios, la investigación y otros temas relacionados con todo esto

El cine, de nuevo

No he visto Ocho apellidos vascos. Es, como aquella película de Garci, mi Asignatura pendiente.

He oído opiniones encontradas: es divertida; no te pasas hora y media riendo; es la bomba; no es para tanto, como mucho para verla en casa.

También hay división sobre cómo quedamos los vascos. El fin de semana pasado estuve en Vitoria y ahí me dieron la mayor parte de las opiniones favorables. También una amiga vasca me decía ayer: nos retrata como somos. Otros dicen que la sátira llega hasta dejarnos en ridículo.

Veo que ETB participó en la producción y se llevará más de un 10% de los beneficios. ETB emitió durante muchos años el programa Vaya semanita, toda una demostración de lo dados que somos a reirnos de nosotros mismos y nuestros tópicos.

Pero lo que sí está claro es que se ha convertido en todo un fenómeno: en sólo cuatro semanas ya es la película rodada en castellano con más recaudación de la historia; varias semanas ha figurado entre las veinte películas con más recaudación en el mundo (algo insólito para una película estrenada sólo en un país, como España, de tamaño medio).

Ha sido también la película más vista durante la nueva Fiesta del Cine, que se celebró la semana pasada, de nuevo con un gran éxito. Cada vez que se celebra son más los espectadores que acuden a las salas. Se demuestra así que el precio es una variable muy relevante en los resultados del Cine.

Eso sí, desde que se estrenó la película de Martínez Lázaro me han preguntado varias veces cuántos apellidos vascos tengo (sí: son ocho). Por supuesto no es el caso de mi hija ni, mucho menos, claro, de mi nieto. Antes se viajaba menos y por eso nos mezclábamos menos.

5 comentarios

  1. Dice ser Stewart Cops

    Una buena promocion con un buen concepto, me alegro ya que cuesta que el cine nacional tenga exito…

    http://lacasadelcomicduendeverde.blogspot.com.es/2014/04/the-police-sting-y-su-influencia-en.html

    Saludos

    10 Abril 2014 | 23:16

  2. Dice ser A propósito de las verdades incómodas

    Respecto al tópico anecdotario sobre el carácter y costumbres de los oriundos del País Vasco nada que alegar porque sería reincidir en los mismos clichés de siempre, la mejor manera de huir de los mismos es erradicar prejuicios y tener una visión mucho más abierta de un mundo supuestamente mucho más integrado y cosmopolita. No obstante, y con ánimo de huir de los viejos clichés acerca del éxito o no del cine patrio, conviene recordar que la cinta española de mayor éxito de recaudación antes del estreno de la cinta que ocupa el post, “Ocho apellidos vascos” es “Torrente” y sus sucesivas secuelas, toda una paradoja que desmiente una de esas tramposas críticas -intencionadas o no- al cine español, en base a asociar directamente la -baja- calidad de sus cintas con los -bajos- éxitos de taquilla. Esta rocambolesca paradoja, no lo olvidemos tampoco, no sólo es aplicable al cine patrio, sino que es un hecho universal en toda la Historia del cine, ya que cintas que hoy día son consideradas como clásicos indiscutibles, en sus años de estreno o bien fueron fracasos rotundos en taquilla (Cleopatra, por ejº), o bien pasaron con más pena que gloria por las salas comerciales (El Gran Dictador, de Chaplin). Por todo ello asociar cine de calidad con el favor del gran público, es como aseverar que el buen cine es única y exclusivamente el realizado en Hollywood, no deja de ser un mito desterrado por una infinidad de títulos producidos en otras latitudes que en muchos casos son muy superiores en calidad, talento y profundidad a las cintas hollywoodienses más comerciales, el matiz se encuentra en la cultura cinematográfica patria, el despojarse de absurdos prejuicios -interesados o no- pseudocinematográficos que tienen que ver más con atavismos cavernarios políticos que con una crítica cinematográfica veraz y objetiva de la calidad de esas cintas.

    ¿Qué el cine es político en ocasiones?, por supuesto, ¿y por qué no puede serlo?, todos los ámbitos de la vida están influenciados en mayor o menor medida por la política y sus diferentes expresiones, y quien asevere lo contrario es que ha de hacérselo mirar, porque se ha perdido varios siglos de historia, revoluciones y conflictos beícos o no en cualquier parte del Mundo (no digamos ya en nuestro país, cuyas primeras 3/4 partes de siglo XX no se caracterizaron precisamente por un período de convivencia pacífico y democrático, en el que todas las visiones del mundo vivían en armonía). Otra cosa diferente es que haya públicos que no quieran verse reflejados, o que les resulte incómodas cierto tipo de cintas por la crudeza y/o el realismo con el que retratan esos realizadores nuestra realidad cotidiana o nuestro pasado más próximo, muy a pesar de que dichos hechos han sido y son fiel reflejo de la realidad que ni queremos ni podemos -esto es lo realmente devastador- ver-algunos, afortunadamente-.

    La alternativa es sencilla en estos casos: no acudir a las salas cinematográficas a ver las mismas, y poder visionar cintas que se acomoden al gusto medio de todos los públicos, es decir, un cine de evasión intrascendente, o puramente comercial orientado a distraer al gran público de dichos problemas cotidianos, o caricaturizar los mismos en forma de pelis complacientes con la cultura cinematográfica del gran público -que todo hay que decirlo, es muy mejorable, porque las pelis más taquilleras de nuestro cine o del norteamericano no se han caracterizado precisamente por su calidad cinematográfica, más bien tood lo contrario-. Cualquier obra cinematográfica de calado sea del género que sea, siempre, siempre, ha de buscar un cierto tono de crítica social con el entorno que le ha tocado vivir, y más en los tiempos que corren marcados por el pensamiento único, la mediocridad, el darwinismo social y el acomodamiento moral de las sociedades occidentales, más preocupadas por imponer un orden postcolonial basado en la globalización ideológica y financiera, que en buscar vías alternativas para una redistribución más justa y equilibrada de una riqueza -no ligada a la economía productiva precisamente- acrecentada en los últimos años -concentrada en pocas manos- que evite las actuales tragedias sociales -“daños colaterales” de las crisis sistémica que padecen en la actualidad la clase media y trabajadora de este país- que en forma de dosis más o menos racionadas y más o menos dosificadas y suavizadas contemplamos a diario en los principales medios de comunicación. Pero claro está, la realidad cotidiana, desgraciadamnete, supera y en mucho, la peor de las ficciones posibles y eso no hay realizador o realizadora que la pueda retratar en su integridad…

    16 Abril 2014 | 21:14

  3. masquemedios

    Ocho apellidos vascos sigue tirando de las cifras del cine español y del cine en general. Ya es la película española más vista desde que hay datos y lleva camino de convertirse en la más vista de todas.
    Hasta ha aumentado la inversión publicitaria en Cine.
    Panorama audiovisual da muchos más datos del buen año que se espera para el cine español.
    http://www.panoramaaudiovisual.com/2014/04/25/el-cine-espanol-consigue-la-cuota-de-taquilla-mas-alta-de-su-historia/

    29 Abril 2014 | 09:36

  4. masquemedios

    Ya ha superado en recaudación a Lo imposible y a Titanic. Sólo le queda por delante Avatar para ser la película de mayor recaudación de la historia de España. Los números de Ocho apellidos vascos impresionan.

    http://www.panoramaaudiovisual.com/2014/04/29/ocho-apellidos-vascos-supera-a-titanic-y-lo-imposible/

    30 Abril 2014 | 08:44

  5. masquemedios

    Ya la vi ayer.
    Me parece una comedia muy divertida. Echa mano de todos los tópicos y los exagera. Un buen recurso de humor.

    01 Mayo 2014 | 12:19

Los comentarios están cerrados.