BLOGS
Casi enteros Casi enteros

Casi enteros: un blog sobre los medios de comunicación, la publicidad, su papel en la financiación de los medios, la investigación y otros temas relacionados con todo esto

Mi voto vale menos que el tuyo

No es tan fácil.

Ha pasado casi una semana desde las elecciones. El resultado ha sido tan apabullante, la mayoría absoluta de unos, el descalabro de otros, que, más que de las diferencias en las votaciones, yo he oído hablar de las consecuencias de la Ley Electoral, que beneficia a algunos partidos (los mayoritarios en las circunscripciones por las que se presentan) y perjudica a otros (todos los demás).

Eso hace que aunque algún partido hizo de la frase cada voto vale el slogan de su campaña, la realidad haya ido, como siempre, por otra parte. De hecho todos los votos que ese partido, UPyD, ha conseguido en cualquier provincia que no sea Madrid o Valencia, no han servido para nada, ni siquiera para alcanzar el 5% a nivel nacional que les daría derecho a tener grupo parlamentario (yo supongo que finalmente lo tendrán).

Esta vez al menos no he oído tantas críticas al sistema D’Hondt y sí muchas, mejor orientadas, hacia el diferente peso que tienen las circunscripciones electorales. Hace casi cuatro años, en los primeros meses de existencia de Casi Enteros, le dediqué un post a este tema. Lo titulé Pobre D’Hondt. No sé si porque el señor que da nombre al sistema de reparto de los escaños era matemático como yo o porque creo que ha sido muy injustamente tratado, me siento solidario con este hombre.

El caso es que el sistema D’Hondt puede no ser la mejor manera de distribuir escaños; estos días he visto reproducido un artículo (también de colegas matemáticos, en este caso españoles de la Universidad de Valencia) que explica un sistema mejor y además más sencillo. Pero la mejora que introduce es mínima y no habría cambiado sustancialmente la distribución de escaños. El sistema D’Hondt funciona razonablemente bien para cada demarcación; en casi todos los casos la distribución de escaños que produce es la óptima o está muy próxima a ella. Cuando la demarcación es grande (como en el caso de las europeas) la representatividad que consigue es muy próxima a la óptima (entendiendo por óptima la que más se aproxime a la proporcional).

El problema viene cuando las circunscripciones son pequeñas; el caso extremo sería el sistema mayoritario inglés (y en muy buena medida el nuestro para el Senado) en el que toda la representación se la lleva el partido más votado, con lo que los votos de los otros partidos en esa demarcación no sirven, literalmente, para nada.

En nuestro caso, en las elecciones al Congreso, el sistema es proporcional para cada circunscripción, pero hay circunscripciones de tamaño muy diferente. Eso hace que en Soria (que elige dos diputados) dé lo mismo ser el primero que el segundo (siempre que el primero no duplique al segundo) pero si eres el tercer partido, o cualquier otro a partir de ahí, tus votos no sirven para nada.

Esto ha hecho que en las últimas elecciones el coste en votos de los escaños de los diferentes partidos haya sido muy diferente. Mientra GBai consigue su escaño con 42.372 votos, en una circunscripción pequeña como Navarra, y a Amaiur cada uno de sus siete escaños le ha costado 47.656; Equo no consigue ninguno pese a tener 215.776.

Siempre se hace hincapié en las ventajas que obtienen los partidos nacionalistas que son fuertes en circunscripciones pequeñas y obtienen ventajas sobre los nacionales. En esta ocasión el hecho de que entre los favorecidos esté la coalición Amaiur ha hecho sublevarse a más de uno.

Pero no es tanto que sean nacionalistas como que tengan mucho peso en las demarcaciones por las que se presentan. Así, los grandes partidos nacionales han salido más beneficiados que la mayoría de los partidos nacionalistas. Al PP cada escaño le ha costado 58.073 votos, 6630 menos que los 64.703 que le han costado al PNV cada uno de sus cinco diputados; cada diputado le ha costado al PSOE 63.248 votos, prácticamente lo mismo que los 63.253 que le han costado a la coalición CiU.

Los grandes perjudicados son los partidos, como IU o UPyD, que obtienen sus votos muy dispersos a lo largo de todo el territorio nacional y que casi sólo obtienen representación en las circunscripciones más pobladas. Todos los votos que obtienen en circunscripciones pequeñas o incluso medianas sólo sirven para llegar a ese mínimo necesario para obtener grupo parlamentario.

El sistema electoral que tenemos se instauró en los primeros años de la transición con dos finalidades principales:  evitar la proliferación de pequeños partidos (en las primeras elecciones, las del 15 de junio del 77, se presentaron multitud) y mantener la representatividad provincial. Está claro que el primer objetivo se consiguió. El segundo no está tan claro si pensamos en la abundancia de diputados cuneros; sin ir más lejos en la anterior legislatura Rubalcaba (cántabro, residente desde hace mil años en Madrid, casado con una vitoriana, era diputado ¡por Cadiz!).

Con una distribución proporcional de los escaños ningún partido habría obtenido mayoría absoluta. El PP tendría 154 escaños, el PSOE 99, IU 24, UPyD 16 o CiU 14. El PNV conseguiría los mismos 5 que con la ley actual, pero los mismos que Amaiur (en lugar de dos menos) y Equo alcanzaría 3 diputados. Pero no todos los regionalistas se verían perjudicados: el BNG obtendría un escaño más (3 en lugar de los 2 que obtiene ahora.

Si se quiere mantener la representatividad provincial y además aumentar la proporcionalidad a nivel nacional, la solución sería llevar todos los votos que no obtienen representación en su provincia a una bolsa nacional de restos con la que se distribuiría un número añadido de diputados, proporcinalmente. Se hace así en algunos países de centroeuropa.

En estos momentos hay un movimiento a favor de reformar la Ley Electoral para hacerla más representativa. Se puede apoyar desde la web Actuable. Por cierto, creo que dentro de unos días voy a conocer (por otros motivos) a Francisco Polo, su promotor.

Estoy en Twitter @MadinaED

5 comentarios

  1. Dice ser Carla

    Algún dia nos explicará alguien este lio, pero no estaría mal que después de tantos años se volviese a abrir el debate sobre este tema.

    Carla
    http://www.lasbolaschinas.com

    24 Noviembre 2011 | 23:11

  2. es completamente injusta la ley electoral, ¿por qué hay que dividir los diputados por provincias si luego cada uno se incluye dentro de su grupo parlamentario y no se sabe de que provincia viene?

    pincha y consulta los mejores depositos

    25 Noviembre 2011 | 10:28

  3. Dice ser antonio larrosa

    A rio revuelto…Solo digo eso por que a buen entendedor con pocas palabras basta..
    Un sistema que no comprende nadie puede dar pie a muchos malentendidos.
    Clica sobre mi nombre

    25 Noviembre 2011 | 11:18

  4. masquemedios

    El bipartidismo entra en crisis a pesar de la Ley Electoral. Análisis de Joaquín Prieto en El País: http://politica.elpais.com/politica/2011/11/26/actualidad/1322332520_284111.html

    27 Noviembre 2011 | 11:56

  5. Dice ser cheap handbags

    //../– Las navidades están a la vuelta de la esquina. ¿TIENES Pensado Todos ya tus Regalos para ti o tus Seres Queridos? En Nuestra web podras encontrar baratos

    Visitanos: http://www.botas2011.com/

    07 Diciembre 2011 | 13:23

Los comentarios están cerrados.