BLOGS
Casi enteros Casi enteros

Casi enteros: un blog sobre los medios de comunicación, la publicidad, su papel en la financiación de los medios, la investigación y otros temas relacionados con todo esto

Alberto Oliveras, formidable

Sonaba la Sinfonía del Nuevo Mundo, de Dvorak y se abría una caja de sorpresas.

A comienzos de los años sesenta la radio era lo mejor que entraba en muchos hogares españoles. Casi siempre era la vieja SER; la alternativa eran las diversas cadenas del Movimiento. Y cuando uno quería enterarse de lo que pasaba en España había que sintonizar una emisora extranjera. En mi casa escuchábamos Radio París, que tuvo varios nombres a lo largo de los años.

En la SER era donde Alberto Oliveras ponía en marcha cada semana el programa Ustedes son formidables. Casi siempre se trataba de una causa solidaria. Casi siempre lo que hacía era pedir dinero. Pero, si el contenido era importante, aún lo era mucho más la forma.

La voz de Alberto Oliveras subyugaba; era capaz de mantener el interés a lo largo de las varias horas de la noche que duraba el programa, conseguir un ambiente de suspense durante todo su transcurso y dar al final un último empujón para conseguir el dinero suficiente para sufragar la necesidad a la que se dedicara el programa.

Pero siempre había un componente humano de máximo interés: podían ser las víctimas de unas inundaciones o un misionero que necesitaba construir un dispensario o, incluso, un tema menor. Alberto Oliveras siempre conseguía elevar el tono.

Después hizo televisión y otras muchas cosas, pero yo siempre lo recuerdo como la voz de los Formidables.

Mucho tiempo después, cuando yo ya tenía bastante relación con la radio, coincidí con él en un hotel de veraneo. Podía haber charlado un rato y transmitirle mi admiración, pero mi timidez se impuso.

Ahora, hace casi un mes, nos ha dejado. Pero sigue formando parte de la historia de nuestra radio.

1 comentario

  1. Dice ser antonio larrosa

    ¡Pues no me habia enterado del fallecimiento de esta persona tan formidable . Hay que ver como es la vida, un hombre que todo lo hizo por el bien de otros , una persona entrañable, que nos entretenia en tiempos brumosos con un programa fantastico, yo creo que el fallecimiento de este señor merecia un poco de difusión pues somos millones los que lo admirabamos ¡No hay derecho a que nos enteremos de su muerte un mes despues por casualidad, pues es una casualidad que algunos nos enteremos gracias a us blog. Descanse en paz esta gran persona .T elo pedimos señor.

    15 Noviembre 2010 | 10:09

Los comentarios están cerrados.