BLOGS
Casi enteros Casi enteros

Casi enteros: un blog sobre los medios de comunicación, la publicidad, su papel en la financiación de los medios, la investigación y otros temas relacionados con todo esto

Ahora van a por las autonómicas

La UTECA (la asociación que agrupa a las televisiones privadas) es insaciable.

Primero fueron a por los ingresos de la televisión estatal. Ni ellos mismos podían dar crédito de lo fácil que les resultó conseguirlo. Este año han visto cómo sus ingresos crecían de una manera desmesurada, entre el enfado de los anunciantes, cuyas facturas crecían y crecían sin parar.

Mientras tanto la financiación de TVE peligra porque la fórmula improvisada por el Gobierno no pasa el filtro de Bruselas.

Los anunciantes y sus agentes, incapaces de buscar una alternativa realista a la televisión, somos cautivos de un duopolio de hecho. Los costes han llegado a subir algunos meses más de un 60% respecto al mismo mes del año pasado, a pesar de la dureza de la crisis.

Pero llega septiembre y hay menos alegría que en el primer semestre. Las televisiones privadas van a seguir ganando más dinero, pero puede que ya no sean las compañías más rentables de Europa.

Así que hay que buscar otra pieza. Y ahora, como era de esperar, tocan las autonómicas. El pasado lunes, Alejandro Echevarría, actual Presidente de UTECA dio una charla en su Bilbao natal y arremetió contra las televisiones autonómicas. Los argumentos de siempre: despilfarro, doble financiación…

Esta vez se trata de una pieza menor y la caza va a resultar mucho más complicada; no basta con convencer a un único Gobierno,  sino a varios de muy diversos colores. Pero supongo que el señor Echevarría no tiene prisa. Las cifras de este año le van a bastar para contentar a los accionistas. Ahora sólo se trata de calentar motores y poner a la opinión pública de su parte para rematar en la próxima crisis.

No voy a entrar en el debate de si las televisiones autonómicas son necesarias o no; si me apuran tampoco tengo claro que sean necesarias las televisiones privadas. Pero sí tengo claro que en caso de que existan las televisiones públicas es mejor que una parte de su financiación corra a cargo de la publicidad y no incrementando los impuestos.

Es muy fácil utilizar argumentos demagógicos contra las televisiones autonómicas, contra todo lo público y se podría comprender si quien lo hace es un emprendedor que ha puesto en marcha su negocio con una idea propia y arriesgando su dinero.

Pero si esas críticas se hacen desde un grupo de empresas objeto de concesión administrativa, en un mercado regulado y oligopolista (cada vez más próximo a un monopolio) resulta, cuando menos, curioso.

También es curiosa la actitud de la mayoría de los medios, que miran hacia otro lado ante estos ataques (cuando no colaboran abiertamente). Claro que en muchos casos se trata de los mismos perros…con los mismos collares.

Primero vinieron por la televisión estatal…pero yo no me preocupé porque no era televisión estatal.

Luego vinieron por las autonómicas…pero yo no era televisión autonómica.

Luego vinieron…

Ahora vienen por mí.

12 comentarios

  1. Dice ser Oscar Coca

    Creo que Alejandro Echevarría, que también es presidente de Telecinco, está molesto por que el gobierno obliga a la cadena privada a eliminar uno de sus cinco canales para cumplir con la legislación, ya que las cadenas televisivas sólo pueden explotar cuatro 😉

    29 Septiembre 2010 | 20:41

  2. Dice ser Goliat

    Eduardo,

    No me gustan nada los lloricas. Para cuándo, EN SERIO, una “huelga” de la AEA: primero puntual, luego indefinida?? Dónde está el problema de disfrazarlo de campaña de sensibilización? Ja!! Qué verdad es que sarna con gusto no pica.

    29 Septiembre 2010 | 21:33

  3. Dice ser antonio larrosa

    Las televisiones pagadas por los impuestos poco a poco deberan desaparecer o irse habituando a la idea de que han de pasar a ser privadas, pues ese gasto demencial que suponen su mantenimiento ya no es posible sostenerlo.

    Clica sobre mi nombre

    29 Septiembre 2010 | 22:36

  4. Dice ser OcioGratisMadrid

    No voy a entrar en el debate de si las televisiones autonómicas son necesarias o no; si me apuran tampoco tengo claro que sean necesarias las televisiones privadas. …

    Dice el Sr. bloguero: no sabe si son necesarias las televiones… pero le preocupa su tajada.…Ahora vienen por mí.

    Las televisiones públicas son, como unas cuantas cosas más, herencia del franquismo. Están en la “memoria franquista” y han enraizado ahí de modo que parece hasta normal que en algunas comunidades autónomas haya hasta dos o tres televisiones en manos del poder político local (dinero a chorros y sin control, véase el déficit que ahoga a Zapatero de dónde viene).

    Son curiosos los argumentos democráticos: un trabajador de una tv privada debe trabajar para pagar -con sus impuestos- a un periodista que trabaja para el gobierno ¡y cobra más! en la tv pública.

    Son las viejas ideas de la Castilla/Cataluña en andrajos: el progreso está en ocupar el lugar de la marquesa y dar limosnas o sopas bobas a los parados; nada de prosperidad, contratos iguales, progreso… ¡quiá!

    Dos televisiones estatales, dos docenas de televisiones autonómicas y ¡a callar! las otras, que son una concesión administrativa, de su ilustrísima marquesa… o duquesa, o presidente socialistO.

    ¡qué cosas!

    29 Septiembre 2010 | 23:07

  5. Dice ser Trucos Caseros

    Yo creo que hemos ganado en calidad desde que TVE retiró la publicidad y lo mismo pasará con las autonómicas… quienes salimos ganando en el fondo somo los teleespectadores, las cadenas que no emiten anuncios y quien pierde son las privadas, que su audiencia baja.
    Desde que la 1 retiró los anuncios no ha habido mes que no haya superado a las otras cadenas en audiencia.

    http://trucoscaseros.org/blog/

    29 Septiembre 2010 | 23:56

  6. Dice ser focolare

    Querido bloguero, te acompaño una frase que forma parte de la declaración de un miembro de Forta al Economista:”Las familias españolas deberían pensar en crear un cordón sanitario en sus hogares con respecto a las televisiones privadas y al modelo de sociedad que pretenden imponernos a todos, en el que el paradigma es Belén Esteban y otros subproductos de ese corte”,
    Otra opinión.
    un abrazo.

    30 Septiembre 2010 | 00:05

  7. Dice ser otro currito

    Plantearos esto, si quereis sacar un anuncio por la tele, tendreis que ir a donde puedan sacarlo “de hay que las televisiones se fusionen para poder poner un precio estandar a todos los anuncios de su fusion”

    muy sencillo en la 1-2 no puedo poner anuncios pues los tendre que poner en telecinco antena 3 etc…..

    Es como se dice un monopolio si yo controlo el mercado tu me tienes que contratar a mi no te queda otra, y como no estamos en guerra porque no puedes llevartelo a otra, te va a tocar pagarme lo que me de la gana.

    Traducido al cristiano lo que viene siendo el problema de las tv

    30 Septiembre 2010 | 00:31

  8. Dice ser Ana

    A la gente se la hipnotiza con la teoría de que las televisiones públicas son un capricho caro e innecesario que el ciudadano no debería pagar, y por lo tanto dejar el sector exclusivamente en manos de las privadas, que le salen gratis al ciudadano.

    Este argumento se basa en dos mentiras.

    1. Es falso que las televisiones públicas sean un capricho innecesario para el ciudadano.
    2. Es falso que las privadas no las paga el ciudadano.

    Tomemos por ejemplo dos temas delicados de salud cuyo debate existe en la actualidad en todo Occidente: la utilidad de las vacunaciones masivas infantiles y el debate sobre parto natural o parto medicalizado.

    En ambos casos, los medios privados están siempre a favor de la industria farmacéutica (que necesita los ingresos de las vacunaciones masivas) y de la industria médica privada (que cobra más cuantos más medios utiliza en un parto, y cuantos más partos pueda producir industrialmente por unidad de tiempo). Es más: en ambos casos, ambas industrias ganan más cuantas más necesidades posteriores creen en el paciente, a causa de episiotomías, cesáreas, falta de lactancia natural, efectos adversos de las vacunas, etc.

    Por contra, el sector público en más fácil que, en cuestiones de salud, opte por la prevención y el ahorro.

    Solamente en una cadena pública se podría observar un debate serio en el que los partidarios de vacunaciones más controladas o de partos naturales, puedan expresarse en profundidad para que el ciudadano pueda elegir y actuar en libertad.

    Estos dos temas son sólo un ejemplo extrapolable a cualquier otro tema del cual sea interesante que el ciudadano esté informado en profundidad. Si sólo recibimos información de las privadas, nuestro conocimiento de la realidad estará completamente manipulado por los intereses privados, para los cuales no somos más que carnaza.

    En cuanto al punto 2, digo lo de siempre: las televisiones que viven de la publicidad las pagamos de nuestro bolsillo, al comprar un producto anunciado en la televisión, en cuyo precio viene incluido su gasto en publicidad. Aunque no tengas tele.

    30 Septiembre 2010 | 11:00

  9. Dice ser temasarte.com

    Pues sí, al fin y al cabo, como dice Ana, la privadas las pagamos todos, aunque no tengamos ni veamos tele.
    La autonómicas, a veces incomprensibles para la mayoría, anteponen la posibilidad de pérdidas a perder el poder de la comunicación amañada por el mandatario de turno.
    Las públicas, a día de hoy, entran dentro de un lujo que veremos si se podrá mantener si las vuelven atrás, con publicidad.
    http://www.temasarte.com/esculturas-arte-a/albert_ramirez_union/ficha/Albert-Ram%C3%ADrez—Uni%C3%B3n.html

    30 Septiembre 2010 | 14:32

  10. Dice ser peluche

    Cuantos más canales de TV mejor para el ciudadano, y más facil evitar los monopolios

    30 Septiembre 2010 | 16:54

  11. Dice ser anónimo legado

    Gran comentario y repleto de verdad.

    01 Octubre 2010 | 21:01

  12. Dice ser Julio Garriga

    Si lago se debe buscar en la TV es la variedad. Se necesitan distints puntos de vista para todas las noticias. Distintos tipos de programas de entretenimiento. Distintos tipos de documentales culturales. Incluso, distintos tiposde programas infantiles.

    Si legalmente se les pudiera pedir a las TV’s privadas que plantearan una fórmula aceptable entre todos estos factores, estaría contento por que desaparecieran las públicas.

    El problema es que los que más se preocupan por una programación educattiva (y no me refiero a escolar, sino una de calidad) son los responsables de las públicas.

    He vivido en Barcelona casi toda mi vida i he visto TV3. No es mi canal predilecto, pero me ha dado mucho: desde que era un niño (con programas que mis amigos aragoneses, valencianos y baleares también veían), cuando fui un adolescente y ya de adulto. En todas mis etapas de la vida he tenido un programa en TV3 en el que me sentía representado.

    Eso no me ha pasado en Tele 5 o A3.

    Las televisiones públicas son necesarias porque son las únicas que, por concepto, primaran cultura a patrocinio.
    Otros temas son como los distintos gobiernos presionan. Pero no creo que eso sea parte de esta discusión.

    02 Octubre 2010 | 12:58

Los comentarios están cerrados.