BLOGS
Casi enteros Casi enteros

Casi enteros: un blog sobre los medios de comunicación, la publicidad, su papel en la financiación de los medios, la investigación y otros temas relacionados con todo esto

¿Todo vale en publicidad?

Leo en Tecme y Puma, un blog que me resulta particularmente próximo y que, por supuesto, les recomiendo, un post sobre el lanzamiento de la serie Dexter.

La agencia de publicidad que tiene por nombre Kitchen repartió falsos brazos humanos por contenedores y carnicerías de los madrileños barrios de Vallecas y Malasaña para generar espectación ante el lanzamiento de “Dexter” en Cuatro. La serie está protagonizada por un experto en análisis sanguíneos, que trabaja para la policía de Miami. Tras su aspecto agradable, esconde a un ser que se toma la justicia por su mano y asesina a los criminales.

Copio del post imágenes de la macabra acción.

Esto me ha traído a la memoria otra acción, también de dudoso gusto, que hace un par de meses guardé para dedicarle un comentario en un momento que, hasta ahora, nunca llegaba.

Supongo que alguien pensó que al público objetivo de un producto tan transgresor como una tabla de skate board la suelta de miles de cucarachas marcadas con un logotipo blanco le podía resultar atractivo.

Pueden verlo en el video correspondiente.

No conozco los resultados en ventas de esta acción.

Espero que no fueran muy buenos.

Si no, no quiero ni pensar en el próximo paso.

Pero en el ámbito de las publicaciones de marketing este tipo de acciones tienen el éxito asegurado.

Pero ¿de verdad son efectivas?

Y, por otra parte, vuelvo al título del post: ¿todo vale en publicidad?

Parece que desde que existe internet y el concepto de viralidad, es así. Invierto poco dinero, realizo una acción chocante, la cuelgo en internet y espero a que alguien lo cuente.

Al fin y al cabo los datos que se necesitan para que se considere que algo ha sido un éxito en internet no son muy elevados. ¿Se acuerdan de mi post Internet: Cifras y letras, allá por el 17 de febrero?

8 comentarios

  1. Dice ser david

    tener cuidado con la discoteca van gogh en san josé de la rinconada. ultimamente están apareciendo muchos casos de intoxicaciones por éxtasis. Se rumorea que las propias camareras/os vierten ésta sustancia para provocar aumento de consumo de bebidas alcohólicas. quiero avisar de ésto por que un amigo ha sufrido este fin de semana convulsiones y lo está pasando mal en el hospital.

    30 Noviembre -0001 | 00:00

  2. Dice ser david

    por favor, me gustatria denunciarlo pero no tengo pruebas, ultimamente está ocurriendo algo extraño en esa discoteca. tener cuidado con asistir a esta discoteca, puede que te toque a ti.

    30 Noviembre -0001 | 00:00

  3. Dice ser Recogido del blog de Arsenio SUPERESCOLAR!!

    El otro día escuché en RNE a un argentino, creativo de no se que agencia de publicidad, explicar una campaña sobre una bebida cuyo anuncio resultante fue premiado con no se que basura. Lo primero que me llamó la atención fue cuando dijo que, “elegir la música”, es un proceso lento que lleva varios meses.El problema es ese. Una empresa contrata a una agencia para que le desarrolle una campaña y esta agencia pretende vivir de esa teta durante un período que va de seis meses a un año hasta que le presentan el producto “elaborado” a los consumidores.Se habla mucho de cuál puede ser el futuro de la industria discográfica y cinematográfica desde la aparición de la Red, pero se comenta muy poco sobre el futuro de las demas “cosas” que nos rodean.Con la “aparición” de Internet, las grandes empresas que invierten dinero en publicidad se irán dando cuenta, poco a poco, que les resultará mucho más rentable y mil veces más rápido que miles de creativos en paro de todo el mundo les presenten proyectos en el plazo de una semana que contratar a una súper agencia especializada que tarda cinco meses en encontrar “un disco que poner en el anuncio”.Y seguramente aparecerán en ese corto período de tiempo ideas mucho más geniales que las de contratar a Iván Campo para que preste su imagen a un ritmo de hip hop (o de lo que sea) para que la gente tome un refresco. Benetton, entiende mucho de eso.Otro tema es el del Marketing Viral, que irá in crescendo. Pero esa historia acaba de nacer y con toda seguridad va a ser “el futuro” de muchos pequeños empresarios que no cuentan con los mismos recursos que las grandes multinacionales, pero sí con la imaginación suficiente.Mira Arsenio, y no soy ningún fantasma. Yo te juro que conozco un sistema para que un artista cualquiera ya publicitado (un triunfito, o similares) saque un disco a la calle y venda medio millón de copias en un trimestre sin preocuparse de descargas “ilegales” y demás zaranjainas. ¿Cómo? El tema está en hacer partícipe a los consumidores de los beneficios y si no digo nada más es porque el tema es tan claro y diáfano que cualquier discográfica que lo leyera ahora mismo lo llevaría sin duda a la práctica y a mí que me fueran dando porque no se pueden “patentar” determinadas ideas que son fruto de la inteligencia y del sentido común.El tema no es que las empresas gasten menos en publicidad, que sí lo hacen. El tema es que esas empresas, en situaciones de crisis de consumo, miran con muchísimo más detalle en qué invierten cada euro y, sobre todo, donde lo invierten.Muchos se hundirán inevitablemente por una razón muy simple. Porque su número de lectores, oyentes, televidentes, o lo que sean, descenderán considerablemente y no tendrán “cifras jugosas que presentar” a los que invierten en publicidad.¿Cómo se soluciona eso? ¿Con recortes?. En parte sí, es cierto, pero también se soluciona “optimizando” la empresa siguiendo una regla de tres muy simple, que consiste en hacerte a lo bestia con lo que los demás van perdiendo.Me hace gracia el comentario, dicho sea sin ánimo ofensivo hacia su autor, del que comenta que le da pena que desaparezca de tu “mapa” Pablo Carbonell (que me cae muy bien) y sin embargo pide que eches a la puta calle al tan traído y llevado ezcritor. Desde el punto de vista empresarial, el de los beneficios, lo que tiene que hacer una empresa es mirar cifras (en internet se puede ver todo al detalle, hasta los segundos que alguien está mirando algo, y si no lo tenéis así es por donde deberíais empezar) y “ver” con objetividad que es lo que le resulta más rentable. A lo mejor lo que escribe Pablo Carbonell está de puta madre y lo que escribe ese chico es una puta mierda… pero el “consumidor” generalmente consume mierda y sólo una minoría, no significativa a efectos de rentabilidad económica, entra en tu diario cada día para leer perlas cultivadas y joyas de la literatura periodística. Y cierto es también que, en tiempos de bonanza, la suma de muchos Pablos Carboneles atraen a muchas pequeñas minorías que, sumadas, ya conforman un “resultado” que presentar. Pero en tiempos de crisis hay que centrarse en un “elemento” que siendo una “unidad” consiga atraer al mismo número de potenciales consumidores.Y el gran problema, claro, es el que apuntaba al principio sobre los creativos, técnicos, y la teta que tiene que durar meses y años. Con esto quiero decirte que, si yo ahora mismo me pongo a analizar tu diario para optimizarlo (y debo ser una de las pocas personas de este planeta que, sin recurrir a nada ilegal, consiguió “derrotar” a Microsoft… y al que le suene a fantasmada que le den por saco, porque es cierto y 24 personas al menos sonreirán al leer esto) en un plazo de dos o tres días te presento una serie de puntos que, siguiéndolos fielmente, vuelven a disparar las cifras de tu diario hacia arriba haciéndote conseguir las migas y trozos de pastel que van perdiendo otros poco a poco. El inconveniente, como siempre, estaría en tu propia casa, porque los técnicos te dirían que “es que eso lleva mucho tiempo hacerlo, es que no es tan sencillo, etc, etc” porque, sencillamente, tienen que justificar su sueldo y hacerte ver que su trabajo es mil veces más complicado de lo que en realidad es cuando, en su mayor parte, se podría llevar a cabo (demostrable) en cien veces menos tiempo del que ellos emplean en tratar de ser como el tío que necesita medio año para “encontrar la música” para un anuncio.¿Por qué no lo hago? Pues porque no me da la gana. Podría escribirte esos puntos aquí pero así estaría en el mismo caso de decirle a una discográfica lo que tiene que hacer para vender medio millón de copias de un disco y además crearle de paso un nuevo sistema para comercializar ese tipo de productos con éxito. Y la verdad… ya hace algún tiempo (por otras causas) que me cansé de que me expriman y cuando veo que “surge o aparece” una idea “genial” que ya se me había ocurrido a mí hace tiempo, me sirve sólo como motivo para hacerme sonreir. Será la edad, claro. Y el asco generalizado que me produce casi todo.Saludos.lo dijo aljs · 24 Junio 2008 | 01:55 PM

    25 Junio 2008 | 15:48

  4. Dice ser Histerias

    Hay muy buenos anuncios cuyos productos ofertados no han cosechado el éxito de la campaña publicitaria, en tal caso, ¿la publicidiad ha sido realmente buena? Si consideramos la publicidad como expresión creativa y libre, sin duda, todo cabría, ahora bien, son los propios productos, los que pagan a las empresas creativas, los que ajustan sus límites en función de la imagen de marca que desean transmitir o mantener. Martini nos tiene acostumbrados a un juego sensual inteligente y elegante, que nunca adoptaría Coca Cola, por ejemplo, que prefiere anuncios bien para toda la familia. En automóviles, por ejemplo, el grupo Audi-Volkswagen realiza anuncios de una calidad y originalidad impecables, sólo BMW se les acerca. Reanult ha optado en los últimos tiempos por la publicidad loca, surrealista, irónica. Citroën sigue líneas más clásicas, con anuncios que, salvo excepciones, van al grano de las características del automóvil y su oferta de precio. Citroën es la que más vende. Mercedes no suele atinar tanto con sus anuncios televisivos, no atrapa, no sorprende, lo siento por usted que tenía alguna relación con la marca, pero personalmente, lo veo así.Todo vale en publicidad, no soy partidario de las censuras, salvo aquellas que van más allá de lo que la lógica y el buen gusto nos puedan dictar.Y al de arriba, pues nada, cuando se le pase la pereza puede empezar a llamar a puertas y forrarse, qué barbaridad…

    25 Junio 2008 | 16:56

  5. Dice ser Goliat

    Muy buena pregunta, Eduardo. Forma parte de otra mayor y que trae en jaque a la humanidad desde hace milenios: ¿el fin justifica los medios? Las personas curiosamente -Miguel Ángel Sabadell, gran tipo, seguro que le encontraría a esto una explicación antropológica- se dividen en dos bandos: los pragmáticos y los otros que me resisto a adjetivar. Pero esta manía de los humanos de domiciliarnos por extremos ya nos acompaña desde Parménides y Heráclito. El pobre Aristóteles tuvo, y tiene, poco éxito con el invento aquel de la virtud…Y yo me mojo y te contesto que sí, pero que sí a la mayor. Si tú quieres algo, que se supone que ese algo está bendecido con nobles y honestos porqués y “paraqués”, entonces lo que hagas para conseguirlo es lo de menos. Siempre que entre dichos “medios” no exista algo que vaya radicalmente en contra de alguna otra cosa que también desees, ya que en ese caso tendríamos un conflicto de fines y habría que dirimir entre ellos -es decir, siempre hay que evitar que un remedio vaya a ser peor que la enfermedad, por poner un ejemplo- mediante ponderación razonada.Te hablé una vez -creo- del título de J.P. Sartre “El Diabo y el Buen Dios”. En esa novela hay un caso claro de una decisión acerca de si el fin justifica los medios. Pobre Heinrich, hasta para ser un personaje de novela hay que tener suerte en esta vida.

    26 Junio 2008 | 10:15

  6. Dice ser ElChat

    La verdad es que este tipo de publicidad es una verdadera sobrada, pero bueno seguramente les saliera bien el invento y generase mucha audiencia 😉

    26 Junio 2008 | 12:44

  7. Dice ser Pedro Muñoz

    Provocar por provocar es muy sencillo, y más ahora que parece que está de moda que una campaña tenga que ser viral. A veces nos olvidamos un poco de que los creativos publicitarios son sobre todo eso, Publicitarios, y que aquí estamos para vender. Para que las marcas establezcan un dialogo con los consumidores y establezcan una relación seria y duradera. Las marcas quieren enamorarnos y nosotros estamos deseándolo, y el catalizador de todo eso se llama agencia. Y los “millones de creativos birlantes que hay en paro por el mundo” tal vez no lo sean tanto, porque seguramente no hayan entendido eso. Así que al autor del primer comentario: no sélo se trata de elegir la mejor canción, se trata de elegir “la canción”, la forma que mejor os conecte al anunciante y a ti.

    27 Junio 2008 | 13:35

  8. Dice ser Nicanor

    ACT

    01 Julio 2008 | 22:37

Los comentarios están cerrados.