BLOGS
Casi enteros Casi enteros

Casi enteros: un blog sobre los medios de comunicación, la publicidad, su papel en la financiación de los medios, la investigación y otros temas relacionados con todo esto

Un paseo por la Feria del Libro

Ayer estuve en la Feria del Libro.

Si contamos los eventos como medios, y lo son, se trata del medio más importante que tiene la industria editorial para promocionar sus productos.

Sólo puede comparársele el día de San Jordi en Cataluña.

En mi familia es una tradición. Creo que no he faltado ningún año desde que vivo en Madrid.

Además solemos ir en familia. Y comprar un libro, al menos, para cada uno.

Como yo soy el que más leo me suele tocar alguno más.

Pero como también tengo tendencia a comprar más de lo que luego soy capaz de leer y tengo muchos libros acumulados, esta vez me hice el propósito de no comprar demasiado.

Después de la primavera lluviosa y más bien fría que hemos tenido en Madrid, ayer hizo una tarde espléndida, muy agradable para pasear. Sin lluvia y sin excesivo calor.

Siempre ve uno a famosos.

Ayer paseaba, con un séquito numeroso, Esperanza Aguirre.

No ví grandes colas de firmas; sólo al final a mi admirada

Almudena Grandes. También estaba el televisivo Boris, que este año fue finalista del Planeta y la semana pasada presentó la gala de El Sol en San Sebastián.

Al final sólo me compré dos libros. Será mejor que lo cuentes, que hace unos meses publicó Antonio Núñez, que fue planner de Saatchi & Saatchi y de SCPF y La fórmula preferida del profesor, de la escritora japonesa Yoko Ogawa. Este, más que nada por lo que podía tener de reminiscencias matemáticas.

Ya les contaré.

Hoy he terminado de leer El Mundo, de Juanjo Millás. Me ha encantado.

Como en uno de los comentarios me decían, la gente que lee en los blogs debe de ser aficionada a la lectura. Trataré de sacar tiempo para comentarles mis impresiones sobre estas dos últimas lecturas: la citada y El Juego del Ángel, de Ruiz Zafón. Por cierto, no he entendido en el artículo de Antonio Muñoz Molina en El País de hoy si considera una buena novela o no, por el hecho de que venda muchos ejemplares.

9 comentarios

  1. Dice ser Fertxu

    Buenas!Yo ire hoy a la feria del libro, yo termine ayer de leer, La sombra del viento, que aunque buen libro, quizás me decepciono un poco en el sentido, de la gran repercusión que tuvo, me hizo crearmuchas espectativas.La señora Aguirre sorprendente verla por la feria del libro, cuando para ella la gente de la cultura son titiriteros y cuando era Ministra de cúltura, fue precisamente cuando menos se dedicó en este departamento.Hoy a disfrutar de la feria.un saludofertxunocalla.blogspot.com

    30 Noviembre -0001 | 00:00

  2. Dice ser Indignado por lo paleto del país

    Pues yo fuí a las 16:30 de la tarde y ME LA ENCONTRÉ CERRADA A CAL Y CANTO.PAÍS DE PALETOS.Hacen una feria una vez al año, y los muy vagos cierran las casetas mil horas a mediodía.Me dí media vuelta y me fuí indignado por el país de paletos que somos.Llevaba 90 euros en el bolsillo (más reserva, pero los 90 tenía intención de fundirlos) para comprar, pero me negué a esperar.Es más, no pienso volver jamás a esta mierda.

    30 Noviembre -0001 | 00:00

  3. Dice ser ana castillo

    anoche termine “villa diamante” no es que sea una fan de este señor por que creo que su espectaculo lo vasa en su homosexsualidad y en sus gritos, pero si esperaba mas de el a la hora de escribir, y la verdad hay momento en la novela que se te hacen bastante espesos por decirlo de alguna manera yo esperaba mas de su libro

    08 Junio 2008 | 09:37

  4. Dice ser miguel

    Ana Castillo, le recomiendo que siga leyendo, sea la novela que sea, a ver si así aprende a escribir, usando correctamente los signos de puntuación, las tildes, las mayúsculas, y que “vasa” es con b.

    08 Junio 2008 | 10:23

  5. Dice ser Antonio

    Me he leído “El Mundo” de Millas y “Villa Diamante”, así en esta secuencia. Son dos libros totalmente diferentes; el primero narrado en primera persona, muy sencillo, sin pretensiones en las que el escritor narra una parte de su vida -o así, nos lo ha hecho creer-. Millas, como siempre, muy acertdado en el pensamiento de lo que es y no es.Del segundo. He tenido que quitarme el sombrero ante la prosa de Boris, recuerda la escritura norteamericana, redundancia en el detalle, exquisito diseño de la frase. Interesante es, el momento histórico de vivido en Venezuela, durante la dictadura de Marcos Pérez Jimenez -exiliado en España, hasta su muerte- con toques que recuerdan novelas famosas, como “El Conde de Montecristo” -a mi parecer- y en un simple trozo de la novela a “El Beso de la Mujer Araña”, pasando, para dar toques finales de lo que sería una novela, que en el mejor de sus casos, podría ser llevada a la pantalla televisiva con mayor éxito. Aún así, es un libro muy bien escrito. Un único detalle, hay que saber algo de la historia de su país, desde ese momento es una obra súper interesante.Saludos.P.D: Muy de acuerdo contigo, no porque se tengan ventas, significa que un libro es bueno. Exixten un montón de libros casi perfectos, que nadie ha leído.

    08 Junio 2008 | 10:42

  6. Dice ser ear

    Menuda mierda de feria, no es la sombra de lo que era, toneladas de bestsellers al peso, editoriales magufas vendiendo la felicidad a través de los chakras, extinción de las librerías especializadas, la carpa de las universidades vacías e infames personajillos firmando sus “lbros”.Es un reflejo social de primer orden.

    08 Junio 2008 | 10:51

  7. Dice ser vert

    La feria me parece un gran evento. Una forma de acercar el mundo de la lectura a los cuidadanos. Cada uno decide que compra y si quiere compralo.Es cierto que el numero de ventas de un libro como guia a la hora de compar no siempre resulta efectivo; y sino, que se lo digan a Dan Brown.

    08 Junio 2008 | 11:41

  8. Dice ser vert

    Añadan ustedes todas las tildes al comentario anterior.

    08 Junio 2008 | 11:44

  9. Dice ser María José

    Cómo comprendo a Eduardo cuando asegura que tiene tendencia a comprar más de lo que luego es capaz de leer, por lo que inevitablemente se le acumulan libros. Tal cosa ocurre entre los buenos lectores, entre las personas que sienten fascinación por los libros, y cuando éstos últimos se muestran en las estanterías o mesas de las librerías, en las Ferias o en las tiendas especializadas actúan siempre como un poderoso imán sobre la voluntad del amante lector o devorador de libros, por lo que no puedes evitar acudir a ellos y ocurre que, si además, tienen descuentos te animas y compras más de lo que en realidad puedes leer. Pero ahí están los amados libros desparramados en las habitaciones de las casas ocupando su lugar de honor en los sufridos anaqueles que padecen cada vez más una saturación agobiante, aunque procuro, en mi caso personal, mantener un cierto equilibrio y orden entre tantos papeles y libros de todo tipo. No deseo ser exhaustiva, sólo diré que ahora frecuento más los Kioscos, otra fuente maravillosa para adquirir interesantes libros a buen precio; a destacar el esfuerzo de editoriales de la categoría de Planeta de-Agostini que nos ofrecen interesantes colecciones como las Grandes Biografías de la Historia de España, pasando por RBA y su magna colección de Biblioteca Historia de España, que dedica más de 60 títulos escritos por los más prestigiosos hispanistas, nacionales e internacionales (John H. Elliott, Luis Suárez, Henry Kamen, Manuel Fernández Álvarez, Hugh Thomás, John Lynch, Paul Preston, Julio Valdeón etc.) ,y sin olvidar las promociones culturales (de literatura, biografías, de la historia, del arte) de periódicos como El Mundo, El País, ABC, algunas atractivas ofertas atrayentes como cantos de sirena, ya que se trata de buenos libros a precios más o menos económicos.Confieso que he caído en muchas de estas tentaciones culturales kiosqueras, pese a ser muy consciente de la imposibilidad de poder leer todo lo que he ído comprando. Ni que decir tiene que, a costa de mi sufrida economía y de agobiar los espacios vitales del dulce hogar. Es lo que tiene la pasión por la lectura y los libros; eso sí, los libros siempre con soporte de papel, que yo pueda tocarlos e ir con ellos a cualquier sitio, nada de pantallas para leer ni tecnologías de ningún tipo, a la vieja usanza, como Dios manda, y ojalá que sea por mucho tiempo así.Por cierto, a Eduardo le gusta Almudena Grandes, (sin duda la madrileña ocupa un puesto de honor dentro de la literatura contemporánea española, desde que escribiese su impactante obra “Las edades de Lulú”); pero yo confieso mi debilidad por la académica catalana Ana María Matute, escritora de exquisita sensibilidad y tremenda originalidad.Saludos:

    15 Junio 2008 | 15:44

Los comentarios están cerrados.