BLOGS
Casi enteros Casi enteros

Casi enteros: un blog sobre los medios de comunicación, la publicidad, su papel en la financiación de los medios, la investigación y otros temas relacionados con todo esto

23 de abril: Día del libro

Hoy, como todos los años por estas fechas, me ha llegado el regalo de TV3.

La televisión autonómica catalana es muy respetuosa con sus tradiciones y tiene espléndidos detalles con los que nos dedicamos a esto de la publicidad. Podemos tener cocas o huevos de Pascua y por Sant Jordi no nos falta nunca un libro (el último Premio Planeta) y una rosa (que en los últimos años, con vocación de permanencia, se ha transformado en una obra de arte. Este año es una litografía; de una rosa, por supuesto).

Este año además el Premio Planeta es El Mundo de Juan José Millás. Me encanta Millás y espero que me guste esta obra. El año pasado leí con placer Laura y Julio.

Hay quien tiene prejuicios contra el Premio Planeta. Una vez, en una reunión me comentaron: yo nunca leeré un Premio Planeta. Yo pensé: pues te has perdido El jinete polaco, una de las mejores obras de los últimos veinte años.

Hay muchas más. Yo agradezco musho el gesto, el regalo, de TV3. Gracias, Neus.

Control, una revista de publicidad, ha desarrollado estos días una inteligente iniciativa. Pedir a responsables de distintas agencias la recomendación de un libro que, por alguna razón, no necesariamente publicitaria, les resultara interesante.

Aunque la pregunta iba dirigida a los máximos responsables de las empresas, por esas cosas que muchas veces ocurren (tienen cosas más importantes de las que ocuparse) la pregunta ha acabado llegando a mí.

Mi selección de un solo libro se ha dirigido a El corazón helado, la novela de Almudena Grandes que acaba de recibir el Premio José Manuel Lara al mejor libro de 2007. Para mí también lo ha sido.

Yo leo mucho.

Seguramente ahora un poco menos. El tiempo que dedico al blog sale de alguna parte. Y cuando no trabajo o duermo lo que más hacía hasta ahora era leer. Ahora también, pero menos.

Para la revista Control había que seleccionar un título y así, a bote pronto.

Pero ahora tengo más tiempo y puedo hacer una recomendación, entre los libros que he leído en los últimos meses.

El año pasado se cumplían cincuenta de la muerte de Pío Baroja, un autor que he frecuentado mucho desde mi adolescencia. Se reeditaron varias cosas y yo volví a leer con agrado Desde la última vuelta del camino, esas cuasi memorias tan del estilo barojiano.

Veneno y sombra y adiós, el final de la trilogía Tu rostro mañana, de Javier Marías mantenía el tono y el interés de las dos partes anteriores. Creo que es una obra maestra que merece la pena leer.

No me gustó, o me gustó menos que otras de sus obras anteriores, Viajes por el scriptorium, en la que creo que Paul Auster mostraba signos de agotamiento.

Me encantaron, pese a su dureza (o a lo mejor por eso) los relatos de Los peces de la amargura, una obre en la que Fernando Aramburu muestra las condiciones en que se vive en mi tierra. Un libro muy recomendable.

Otra colección de relatos, Pura anarquía, de Woody Allen, muy irregular peso con destellos próximos a la genialidad que caracteriza al personaje, al autor en este caso.

También era de relatos, muchos de ellos interesantes, Todas las familias felices, del mejicano Carlos Fuentes. Ya saben, la frase inicial de Ana Karenina: todas las familias felices se parecen, las desgraciadas lo son cada una a su manera.

He recuperado el placer por leer a Henry James, en concreto dos antologías de relatos que llevaban en su título la palabra selecto. Y lo eran.

Acabo de leer Mil cretinos, lo último de Quim Monzó, que en general me ha gustado menos que otras colecciones anteriores.

También leí el libro de diarios de Bioy Casares en el que se recogían todas las referencias a Borges. Un tocho de lás de 1600 páginas que uno lee basándose en la admiración por ambos autores. Creo que Bioy es un autor extraordinario, casi siempre tapado ¿voluntariamente? por la sonbra de Borges. Bueno, para mí fue un ejercicio de voluntad para acabar descubriendo una cierta mezquindad en la personalidad, en el día a día, de dos genios. A los que, por supuesto, seguiré admirando.

Leí Una historia de la lectura de Alberto Manguel, un libro precioso en edición de lujo que me deceocionó un poco, quisá poeque esperaba demasiado.

No me defraudó Arthur y George, de Julian Barnes, un británico del que ya había leído varias cosas y a quien merece la pena conocer.

Sé que me gustó El mar de John Banville, pero ahora veo que me dejó poca huella.

He leído dos obras de Ohran Pamuk, el premio Nobel turco: una autobiográfica, Estambul y una de sus primeras novelas El castillo blanco; creo que las dos merecen la pena. Se trata de un gran escritor.

Otro premio Nobel y otras memorias, Las pequeñas memorias de Saramago; agradables de leer pero que yo no elegiría entre las mejores obras del autor.

Ravel, una novela corta del francés Jean Echenoz, se leía con interés.

Entre dos libros españoles recientes me gustó más Mira si yo te querré, de Luis Leante, que Nuestra epopeya de Manuel Longares, aunque los dos tienen un interés superior a la media.

La mujer justa de Sandor Maraï forma parte de la obra, siemore interesante de este magnífico autor húngaro que hemos redescubierto caso veinte años después de morir.

Compro y me regalan muchos libros, así que sigo teniendo mucho material para leer. Pero ahora tengo un nuevo Millás a la cola.

5 comentarios

  1. Dice ser Cool Boy

    Me ha encantado la selección y por otro lado ver una de tus pasiones.Muchas gracias por la selección de libros y por otro lado que vuelvan los tiempos en los que tiempo teníamos.Saludos.

    24 Abril 2008 | 09:44

  2. Dice ser Goliat

    Hay una novela excepcional, cortita, fácil de leer y plenamente vigente, pero que por desgracia está ya descatalogada: El Diablo y el buen Dios. De Sartre.

    24 Abril 2008 | 18:42

  3. Dice ser Juegos

    Yo me he comprado un mogollon de libros, ya os contare que tal!

    25 Abril 2008 | 02:08

  4. Dice ser Histerias

    Fácil que muchos aquí compartamos pasión por la literatura, incluso por la escritura, así que siempre se agradece una buena colección de títulos en los que zambullirse al margen de prisas y deberes. Tomo nota y dejo alguna que otra opción literaria- La ladrona de libros, de Markus Zusack- La sombra del águila, de Pérez Reverte- Los renglones torcidos de Dios, Torcuato Luca de Tena.- El niño con el pijama de rayas, de John Boyne- El principito, de Antoine Saint ExupéryEntre otros muchos, todos ellos son lecturas rápidas, amenas, directas y que llegan al lector dejando un poso que crecerá en nuestra memoria.

    25 Abril 2008 | 11:15

  5. Dice ser LIla

    Yo por mi parte he comprado 2 libros, el primero LAS CATARATAS DEL COPPERMINE (periodismo, narra un hecho histórico) y el otro LA CAZA DEL CARNERO SALVAJE de MurakamiCreo que la compra de libros para St. Jordi está muy dirigida…Aparte de las editoriales del grupo planeta…hay más vida.Hace años pasear por las paradas era un deleite, descubrías los libros ya que, aparte de planeta, los editores no podian ni plantearse las campañas de marketing que algunos grupos realizan actualmente.Por si no lo sabeis, muchos autores que edita Planeta se han hecho y han credido en EDITORIALES, no en fabricas de churros. Cómo alguien puede aspirar a escribir si ya de entrada le cortan las posibilidades?, como alguien puede pensar que no es mediocre si no sale en impactos publicitarios tanto escritos como visuales…

    25 Abril 2008 | 14:44

Los comentarios están cerrados.