BLOGS
Casi enteros Casi enteros

Casi enteros: un blog sobre los medios de comunicación, la publicidad, su papel en la financiación de los medios, la investigación y otros temas relacionados con todo esto

¡Hola! está en campaña

Hoy salía a los quioscos una nueva revista del corazón, OK!, versión española de una de las revistas de celebridades más famosas del mundo.

Podríamos decir que se trata de un ejercicio de valentía en un año que se presenta complicado y dentro de un medio que ha moderado sus alegrías en los últimos tiempos.

Pero el mundo de las revistas es así y no pasa un año sin que haya algún lanzamiento importante, sean cuales sean las circunstancias del mercado.

Es más, muchas veces las revistas lanzadas en circunstancias más complejas pueden ser las que consigan a largo plazo una vida más saneada, mientras que otras nacidas en momentos de bonanza, con muchos otros títulos naciendo a la vez, lo tienen más complicado.

Seguiremos los pasos y los primeros datos de OK!

Pero lo que me ha llamado la atención estos días es ver una campaña publicitaria de ¡Hola! No tengo suficiente seguridad en mi memoria como para decir que es la primera vez que esto ocurre, pero sí puedo asegurar que no es algo habitual.

Tampoco es muy habitual ver a ¡Hola! haciendo promociones. Pero en la campaña de estos días hemos visto que regala una camiseta diseñada por Ángel Slecher. Supongo que no va a seguir por este camino.

¡Hola! siempre ha sido uno de esos líderes que no necesitaban hacer publicidad, ni descuentos en las tarifas, ni grandes presentaciones. Un medio que se vendía solo.

Estoy seguro de que eso no va a cambiar, pero esta campaña nos enseña una nueva cara de la realidad: Aunque ¡Hola! no cambie, algo ha cambiado en el mundo de los medios.

5 comentarios

  1. Dice ser Goliat

    Me resulta tan chocante como la publicidad en ¡televisión! de un producto llamado Hemoal. Que luego parece que la mayor parte de lo que venden de Hemoal lo usa la gente para tratarse las ¡¡ojeras!! (sí, las de los ojos de la cara).Que está muy mal el mundo, os lo digo yo.

    30 Noviembre -0001 | 00:00

  2. Dice ser Goliat

    Es que me sigue pareciendo chocante la publicidad de Hemoal, pero no porque yo desmerezca el producto ni su publicidad, ni siquiera el medio escogido, ni mucho menos su efectividad. Mi alegato venía porque estoy convencido de que, cuando alguien acude a la botica para aliviar este tipo de dolencias, no pide ni Hemoal ni tampoco “el producto ese que anuncian por la tele para las almorranas”.Estoy seguro de que en caso de acudir sin receta (de las informales), lo que se pide al boticario es “una crema o pomada o tratamiento” para las “almorranas o hemorroides”. Y caso de repetir, creo más probable que acudan con un recorte del producto ya acabado, o simplemente por el nombre pero no a resultas de la publicidad sino del uso previo. Pero en la primera compra, quien sugiere Hemoal no es el cliente.Es decir, para esta tipología de producto, la opinión del profesional médico y farmacéutico es el todo de la venta, y los canales de comunicación hacia esos profesionales son muy distintos de la publicidad en televisión. Y luego por supuesto la calidad del producto: si funciona, se venderá. Igualmente en cuanto a comunicar la existencia de este tipo de tratamiento, es de suponer que la gente acuda al médico y que éste le informe de la posibilidad de aliviar los síntomas, que no haya que informarse por uno mismo…Pero por otro lado ahí está la publicidad. Y lo único que cabe pensar desde este lado de la barrera es: “pues si lo anuncian, por algo será”. Que me dices que es para venderlo mejor… pues vale, algo mejor sin duda, pero cuánto mejor, no sé. Chocante como lo del ¡Hola!, o como si en los quioscos se anunciase -en sus paneles exteriores- como canal de distribución a los propios quioscos, o si en las vallas publicitarias de exterior se pusieran anuncios de las propias vallas.Ah, gracias por el apunte, fíjate el mundo es un pañuelo…

    30 Noviembre -0001 | 00:00

  3. Dice ser Justerini

    Todavía recuerdo la última vez que ola se puso “nerviosa” y palmó una buena cantidad de euros con Diva y Chic. Espero por su bien que ahora midan más las fuerzas del “enemigo” y que solo gasten cartuchos si hace falta.Por cierto, algún día podemos hablar – por lo curioso que es – del sistema de “cotización” y compra de exclusivas en las revistas del corazón.

    26 Marzo 2008 | 23:30

  4. Dice ser cool boy

    ¿Ha cambiado algún responsable de dirección de estarevista? y del grupo?…Normalmente duran mas las revistas especializadas, no?, pero por otro lado, qué puede aportar el monstruo venido de fuera al panorama del corazón? creo que van los tiros por donde apuntaba Justerini.Saludos

    27 Marzo 2008 | 13:43

  5. Dice ser Más que medios

    Me hace gracia el comentario de Goliat.LLevo muchos años tabajando para Hemoal y para el resto de los productos de Laboratorios Combe, donde tengo a alguno de mis mejores amigos.Créeme, Goliat, cuando se hace publicidad de Hemoal es para vender ese producto. Y cuando se hace publicidad se vende muy bien. Ya he oído alguna otra vez que el producto funciona muy bien contra las ojeras (de los ojos de la cara, como tú dices) y probablemente sea verdad. Pero para lo que de verdad sirve es para tratar ese otro mal de la gente que, como decía una publicidad anterior “sufre en silencio” un mal bastante común, las hemorroides, vulgo almorranas.Y para eso funciona.Funciona la publicidad porque ayuda a que el producto se venda mejor y funciona el producto, porque alivia los males de mucha gente.Por eso se anuncia. Y lo hace en televisión porque, al menos hasta ahora, hemos comprobado que es el medio que mejor funciona para este producto.

    28 Marzo 2008 | 21:19

Los comentarios están cerrados.