BLOGS
Casi enteros Casi enteros

Casi enteros: un blog sobre los medios de comunicación, la publicidad, su papel en la financiación de los medios, la investigación y otros temas relacionados con todo esto

No admitimos publicidad

En un paseo por Madrid veo en un portal esa advertencia: No admitimos publicidad. Los portales de alrededor están dotados de un depósito Publicesta que tiene todo el aspecto de que será vaciado directamente en el cubo de la basura.

publipapeleras (1)

Son mecanismos cómodos, que impiden que algún vecino deba abrir la puerta constantemente para atender las llamadas de una serie interminable de autodenominados carteros comerciales.

Pero también son, y para mí lo son más que ninguna otra cosa, una metáfora de nuestra sociedad actual: no admitimos publicidad, pero tampoco queremos pagar por los contenidos y además somos capaces de montar en cólera si pretenden cobrarnos un canon por alguno de los aparatos con los que reproduciremos textos, imágenes o sonidos. Y queremos una internet gratuita o con una tarifa mínima, la justa para pagar al operador de telecomunicaciones.

¿Quién paga todo esto?¿Cuales son los mecanismos de financiación de esta nueva Sociedad de la Información y el Conocimiento, en la que reproducir contenidos con una calidad igual al original tiene un coste prácticamente nulo?

En el viejo modelo una parte la pagaba directamente el consumidor (al comprar el diario, al abonarse a una televisión de pago, al adquirir un CD o un DVD) y otra parte la pagaba la publicidad (con los anuncios en televisión, en radio o en prensa o colocando productos en las películas y las series).

publipapeleras

Pero si cada vez estamos menos dispuestos a pagar directamente y además no queremos ver la publicidad (y la tecnología nos ayuda en nuestro intento) está claro que habrá que inventarse otros sistemas de financiación y que el modelo que ha funcionado hasta ahora está a punto de morir.

No lo matemos antes de haber encontrado su sustituto o todo el mundo de la creación (y el propio entorno de internet) puede tener los días contados.

11 comentarios

  1. Dice ser i'm cool boy!!!!

    Si, el buzoneo puede ser papeleo absurdo o no… pero lo que también ocurre es que no es tan “guay” la fontanería del barrio que un catálogo del mierdamarkt… por otro lao quien tiene unas zapatillas, camisa, pantalón ausente del logo del fabricante?… o tenemos algún regalo promocional en casa que incluso valoramos más que algún artículo comprado. Sin embargo las camisetas de “talleres Paco” nos las ponemos para estar en casa y demás. Pobre Paco…. aunque si se apellidase Rabanne.Para la patrulla del canon, no veais cosas donde no las hay. La gente que se indigna rápidamente suele hacer incomprensible la causa por la que se indigna y lucha.

    30 Noviembre -0001 | 00:00

  2. Dice ser Goliat

    Bueno, quizá puedo haber sido algo vehemente, no es que esté cabreado por el post, en todo caso por el fondo. Sí que hay mecanismos para pagar a los creadores de contenidos, que en efecto no viven del aire, aunque muchos de ellos (van gogh es el tópico) se han tenido que conformar con una lata de sardinas hasta el día que la palmaron.La forma de pagar a los creadores y a los artistas en general es la que ha habido siempre: ellos nos dan un contenido y nosotros les pagamos por ello al recibirlo, ya sea un CD, un concierto, una descarga de MP3 por móvil o ADSL, una película en el cine… Ahora, si luego vienen por otro sitio intentando cobrarme también por ese mismo contenido que ya les pagué, e incluso por otros contenidos que nunca querré comprarles, entonces ahí se rompe la baraja.Y la baraja está rota. En el caso particular de España, cuando la SGAE devuelva todo lo que han robado con la connivencia del Gobierno a millones de españoles que jamás realizarán copias privadas de las obras cuya propiedad intelectual pertenece a sus asociados, entonces será cuando yo vuelva a pagarles a los creadores de contenidos al hacerme con sus obras. Mientras tanto, haré todo lo posible por evitarlo, lo mismo que por evitar ser gravado con el canon.Y luego está la otra vía por la que pagamos a la SGAE y similares que es con nuestros impuestos, mediante subvenciones que se dan a los “artistas” sin más requisito que el de denominarse como tales, pero esta es una batalla perdida porque todos los Gobiernos hacen lo que les viene en gana con las subvenciones, y lo mismo las reciben muchas pseudo-ONGs, empresas privadas, sindicatos verticales, y un largo etc. que no las merecen más que los “artistas”, así que… ¡qué viva el cine español, y qué bueno que es!

    30 Noviembre -0001 | 00:00

  3. Dice ser Goliat

    Perplejo me quedo, Eduardo. En otras circunstancias no le habría contestado, pero ver en un blog de 20minutos.es que alguien defienda colateralmente el canon digital es algo que jamás hubiera esperado ver. Alucino en colores. Le voy a poner una metáfora, ¿se imagina Ud. defendiendo en un blog de Público que con Franco estábamos mejor porque la atención sanitaria no estaba desbordada, como está ahora? Pues lo mismo.Para empezar, el motivo por el que no se “admita publicidad” (genéricamente hablando) se debe al ABUSO por parte del buzoneo, sepa Ud. que los buzones se idearon para recibir correspondencia, o sea cartas y postalitas de las de toda la vida. Si llegan doce buzoneros y me saturan el buzón, luego el cartero tiene que arruguñar las cartas para poder dejármelas. Y no hablemos si se ausenta uno durante una semana y no tiene un vecino que le limpie el buzón.A nadie le importa recibir unas pequeñas papeletas con información de un antenista, fontanero, restaurante chino del barrio e incluso de la nueva tintorería que hayan abierto, aunque uno jamás lleve nada a limpiar al tinte… Pero cuando cada día te obsequian con tres sábanas y dos cuartillas plastificadas, la cosa cambia. Con lo que no diga Ud. que en Madrid no se admite la publicidad, porque lo que no se admite es el abuso en el buzoneo, que de alguna forma tiene que intentar evitarse.Pero bueno pase, porque cierto es que el mercado publicitario está bastante saturadito, y la gente está empezando a hartarse de muchas cosas, como de que le planten un chirimbolo de 5 metros de alto delante de su ventana, por la que antes podía ver maravillosamente el atasco de tráfico de cada día. Claro que esa es ya otra cuestión. Lo que no se puede aceptar es que diga Ud. que “…tampoco queremos pagar por los contenidos y además somos capaces de montar en cólera si pretenden cobrarnos un canon por alguno de los aparatos con los que reproduciremos textos, imágenes o sonidos.”Mire Ud., en este país llevamos años pagando tan ricamente por contenidos, pagando por SMS para bajarnos el tono de moda, pagando por CDs y DVDs para renovar toda nuestra batería de casettes y cintas VHS, pagando cantidades desorbitadas por la TV por satélite (actualmente un monopolio) o por cable, o por la banda medio-ancha de internet. Y nunca ha pasado nada. Pero cuando llegaron con un canon preventivo en los soportes ópticos vírgenes, por si acaso se usaban para piratear, era EVIDENTE que el personal iba a resarcirse de un daño económico e injustificado que se inflingía de antemano y “por si acaso”. Eso ya fue una primera chapuza de la administración en cuanto a la LPI.Ahora bien, el disparata mayúsculo ha venido ya con el canon digital. ¿¿Qué dice Ud. de que “pretenden cobrarnos un canon por alguno de los aparatos con los que reproduciremos textos, imágenes o sonidos”?? Mire, no diga chorradas. Montamos en cólera porque nos cobran un canon por un aparato que yo no tengo por qué utilizar para albergar ni reproducir ninguna obra sujeta a propiedad intelectual, y que en la mayoría de los casos jamás utilizaré para ello. Tiene cojones la cosa.Una memoria USB, un teléfono móvil, un disco duro externo… ¿a cuento de qué tengo yo que pagarle por tener eso a unos artistas chupasangres que tienen agarrado al Gobierno por las urnas? Y en todo caso, quien use eso para hacer copias privadas, que le pague directamente a la SGAE para que le emita un certificado que le permita hacer dichas copias, pero no yo, ¡joder! Yo quiero mi móvil para hablar por teléfono, y mi memoria USB para almacenar las fotos de mi hija o los documentos del trabajo. ¿Lo entiende Ud., o se lo explico con más ejemplos?¿Por qué entonces no se aplica un canon digital a las cámaras de fotos digitales con pantallita LCD y memoria incorporadas? ¿Y si la utilizo para hacer una foto a un cuadro de un pintor que tenga la propiedad intelectual del mismo? Entonces tendría una copia privada de la obra almacenada en la cámara y podría verla cuando quisiera, ¿o no? Pero claro, ya había que ser muy sinvergüenzas para argumentar este “por si acaso”.Termino ya, sepa Ud. que el canon digital es una concesión vergonzosa del PSOE a la SGAE que tenía cuantificada de antemano la cantidad total de dinero que la SGAE percibirá en 2008 por el total del canon recaudado: 200 millones de euros. Y que esos 200 millones se han repartido entre lo que se les ha ocurrido que podían gravar para sacar una “toca” para cada dispositivo, o sea algo tan vergonzoso como su velado argumento de que hemos que contribuir con el canon digital a sostener el tren de vida de ciertos “artistas”. Da igual cuál sea el nuevo modelo de negocio que adopten, pues mientras no devuelvan todo lo que han robado en concepto de canon, somos muchos los que jamás vamos a volver a ser clientes de ese “negocio de los contenidos”.P.D. El PP no hizo caso a dos millones de manifestantes contra la guerra de IRAQ y así le lució el pelo. El PSOE no hace ni puñetero caso a millón y medio de firmas contra el canon, y ya veremos lo que pasa.

    18 Enero 2008 | 10:53

  4. Dice ser masquemedios

    Vaya, vaya, Goliat ¡qué cabreo!Está claro que no era más que un comentario marginal. Yo no estoy a favor del canon (ni en contra; no es un tema que conozca a fondo).Yo sólo quería mostrar la contradicción en la que está entrando esta sociedad de la tecnología y el todo gratis. Parece que sólo estamos dispuestos a pagar a las compañías de telecomunicaciones. Y si no se encuentran mecanismos para pagar a los creadores de contenidos (que supongo que no viven del aire) la sociedad se empobrece.Pero, por supuesto, puedo estar equivocado.Por lo demás, estoy de acuerdo en que el motivo por el que no admitimos publicidad es el abuso a que las empresas anunciantes y sus agentes nos han venido sometiendo.Pero, gracias a la publicidad tenemos diarios gratis, como 20 Minutos, hemos tenido una televisión o una radio bastante aceptables, también gratis y tenemos contenidos gratis o fabulosos buscadores en internet.Creo que el siguiente paso es buscar la medida de todo esto. ¿Cuánta publicidad se puede enviar sin saturar al consumidor?

    18 Enero 2008 | 11:22

  5. Dice ser Histerias

    Totalmente de acuerdo con el comentario de Goliat. Desde un sector de este país se trata de convencernos de que dicho canon lo entendamos y aceptemos como algo justo.En cuanto a la publicidad, pues mire usted, yo abro el buzón para encontrar la correspondencia de la gente que aprecio, o la información de algún producto por el que me he interesado previamente, pero no para tener que tirar a la basura un puñado de papeleo absurdo, inútil para mí, que lo único que me hace es pensar en la de árboles que podríamos estar salvando sino fuera por la dichosa y masiva publicidad. La cual, por cierto, se cuela en mi vida sin permiso alguno cuando estoy escuchando la radio, cuando veo la tele, cuando camino por la calle, al descolgar el teléfono al medio día, cuando abro el correo electrónico, el buzón, etc. Así que ante tal acoso, ante tal metralleo de productos me parece correcto y lícito poner una barrera en la puerta de casa como defensa, como queja, como acto de dignidad privada. Me molesta estar comiendo y que suene el telefonillo y sea el cartero de la publi, o suene el teléfono y aparezca una telefonista jodiéndome la siesta.Respecto al canon en mi página escribí un artículo haciendo referencia a lo que supone tal imposición, a los derechos que vulnera, tales como la presunción de inocencia, por ejemplo, pilar de nuestra justicia. El canon nos acusa y sanciona a todos de antemano, sin tener en cuenta que mucha gente utiliza el teléfono móvil para llamar, sobre todo la gente mayor, que son muchos, otros, más jóvenes, se presupone que bajan música española o pelis españolas del emule, pues mire, yo no lo hago, treinta años tengo, y soy más de la música inglesa, no me seduce para nada Alejandro Sanz, ni Papito, ni El canto del loco, etc, y lo mismo con el cine patrio, salvo excepciones puntuales. Con las mismas podríamos exigir unos derechos publicitarios por cada vez que recomendamos acudir al cine o comprar un CD a un amigo, publicidad gratuita que le hacemos al autor de turno, pues mi insistencia ha llevado a más de uno y de dos al cine o a incrementer su discoteca, para benificio del creador. Desde que pago el canon, por supuesto que a nadie, ya puede apsionarme un grupo o una película, le voy a recomendar su compra. Y para terminar, me gustaría decir que el canon se ampara en la importancia de la cultura, en su sustento, ja, la primera inversión debería ser en una buena enseñanza, no pasar de curso con cuatro pencos, con faltas de ortografía y sin saber quién fue don Pelayo, porque así podríamos partirnos la caja de risa cuando traten de convencernos de que “La madre de José me está volviendo loco” es una obra de arte que merece respaldo ministerial, y apoyo de todos los bolsillos para seguir adelante, y lo mismo con el cine. En fin, una opinión, sin más.

    18 Enero 2008 | 11:36

  6. Dice ser Publicidad masiva NO!

    La publicidad en exceso molesta, ya sea la media hora de anuncios durante una pelicula en TV , el mogollon de publicidad de la prensa sobre todo los domingos, el buzon saturado de panfletos o los tropocientos anuncios repetitivos de la radio.Hay que segmentar mas la publicidad es decir solo hacerla llegar a la gente que le pueda interesar, asi se molestara menos.

    18 Enero 2008 | 14:01

  7. Dice ser humor

    El buzoneo es muy molesto. que llamen al timbre cada 30 minutos los buzoneadores para que les abras, es molesto e incómodo.Videos humor

    18 Enero 2008 | 19:42

  8. La públicida es muy necesaria y dá trabajo a muchas personas,no solo a los que se dedican a eso si no a todos los demas millones y millones de trabajadores de todas las industrias que no venderian casi, si no se dieran a conocer. si tengo un teléfono y nadie sabe mi numero, nadie me llamará. Y donde no me dejan poner algo de publicidad de mi web de escritor peor del mundo, no hago comentarios. simplemente por eso escribo aquí……http://www.antoniolarrosa.com

    20 Enero 2008 | 10:57

  9. No quisiera dejar en el tintero otra opini.on respecto a este asunto que creo interesantisimo. Creo que las personas que tanto reniegan de la públicidad , son en gran mayoria unos tikis mikis. unas personas intolerantes que no se dán cuenta de que si ellos ya tienen cubiertas sus necesidades tambien ese joven o viejo que toca el timbre para poder entrar y poner unos panfletos tambien tiene derecho a comer y está trabajsndo honradamente. Y esta clase de tikis mikis seguramente pensarian de otra forma si fueran ellos o un familiar el que tuviera que hacer ese trabajo en el que apenas ganan para calzado de tanto que andan.y que se pongan un a mano en el corazón y piensen que yo nunca he hecho ese trabajo ni conozco anadie de la publicidad pero me jode mucho que unos intolerantes acomodados se quejen de todo como si solo ellos tuvieran todos los derchos del mundo y eso no es así.y que conste que no voy contra nadie porque lo mio es escribir y aunque lo hago fatál, como cualquier escritor que se precie, deseo que todo el mundo me lea y me considere un amigo más.http://www.antoniolarrosa.com

    20 Enero 2008 | 11:11

  10. Dice ser Histerias

    Antonio Larrosa, compartiendo con usted la afición por la escritura, en su caso creo que profesión, mucho lamento no compartir su comentario, en el que demuestra más bien poca tolerancia al referirse a otros que difieren de su perspectiva como “intolerantes acomadados” o “tikis mikis”, pues el asunto tratado era el de la intolerancia frente a la publicidad masiva, haré hincapié en la palabra masiva, pues la publicidad en sí misma es un elemento de venta sobresaliente que en los últimos tiempos podría considerarse casi un arte, sobre todo la publicidad televisiva -la cual me apasiona- y fotográfica. Su enfoque, su argumentación en favor del repartidor de publicidad que justo le va al pobre para pagarse los zapatos no era, creo yo, el motivo a debatir. Por esa regla de tres apoyaríamos a la industria armamentística y otros ejemplos con el simple pretexto de que alimentan bocas. En cualquier caso, que el encargado de buzonear cobre poco es una cuestión a tratar con el publicista que, por lo general, si le alcanzan los cuartos para grandes campañas, es porque luego obtiene una remuneración satisfactoria y abusa del que necesita un trabajo, sí o sí.Por otro lado sepa que considerar molesto e innecesario un bombardeo propagandístico constante como el que sufrimos hoy en día no supone, ni de lejos, hallarse uno con todas las necesidades cubiertas ni nadar en la abundancia.Su comentario ha servido para algo, leerle a usted y visitar su página, motivo para descubrir a un tipo interesado en las letras y poder llegar a conocerlo mejor a través de sus escritos. Un saludo, amigo.

    22 Enero 2008 | 12:10

  11. Dice ser abnehmen

    Creo que se estan mezclando muchas cosas. El canon digital, por ejemplo, no creo que venga a cuento: una cosa es la publicidad y otra cosa son los impuestos.Respecto a la publicidad, yo que vivo de ella y que como todos la consumo, pienso que ya forma parte de nuestra sociedad. Sin embargo, tambien pienso que estamos atrasadisimos. Lo que no tiene sentido es inundar los buzones de papel que casi siempre acaba en la basura. Habria que buscar la manera de “abonarse” a la publicidad que uno quiera recibir, ya sea para que Internet nos salga gratis o para decidir que comprar para cenar. Es un poco la idea de la publicidad no intrusiva.

    04 Octubre 2008 | 16:47

Los comentarios están cerrados.