BLOGS

Soñando una Colombia sin guerra

Por Raquel Checa

“Nunca creí que viviría esto” esas son las palabras con las que arrancó Estebana su intervención este martes 27 de septiembre, en los primeros minutos de una reunión de alrededor de 30 mujeres colombianas en Bogotá. Allí estábamos, todas de pie, en círculo, mirándonos a los ojos y compartiendo cómo nos sentíamos a pocas horas de haber visto, o mejor diríamos vivido,  la firma final de la Paz entre el Gobierno de Colombia y la guerrilla de las FARC-EP (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia – Ejército del Pueblo).

Manifestación por las víctimas del conflicto en Colombia. Imagen de Oxfam Intermón.

Manifestación por las víctimas del conflicto en Colombia. Imagen de Oxfam Intermón.

En ese círculo, una a una compartimos nuestros sentimientos, nuestras emociones, nuestros sueños de esperanza y de paz; de una paz que ahora se ve más cerca que nunca. Muchas palabras en memoria de todos los muertos, desaparecidos y víctimas de este conflicto armado.

No son palabras al aire. Algunas de las participantes de la reunión están en esa lista de víctimas. Cargan con historias de vida muy duras. Una de ellas compartió cómo a pesar de haber sido víctima de violencia sexual por actores armados y haber perdido dos hijos en esta guerra, ha sabido perdonar y ahora quiere avanzar hacia la paz porque sueña con dejar a sus nietos un país mejor.

Seguimos la ronda. Soledad nos contó que ella no conoce una Colombia sin guerra porque cuando nació ya existía la guerra. Pero este lunes en la tarde al ver cómo aquella niña vestida de blanco abría esa puerta blanca acompañada del Presidente de Colombia y daba inicio al acto oficial de la firma de la Paz, supo que un futuro mejor se abría para las nuevas generaciones.

En los más de 50 años de guerra, mucho se ha escrito y analizado sobre esta situación. No creo que ningún periodista ni político, ni experto o analista pueda transmitir con tanta fuerza y emoción lo que ha significado esta guerra en la vida de miles de mujeres. Ellas sí pueden, porque la han vivido en carne propia.

Todas recordamos lo que vivimos el lunes. Aunque la agenda del taller era cargada, decidimos acabar a las 3 para salir a la Plaza Bolívar, preparadas con nuestras camisetas a favor de la paz y en contra de la violencia hacia las mujeres. Nos unimos allí con muchísimos jóvenes y un ambiente festivo: más de 30 mil personas, según los medios. Y desde allí pudimos vivir a través de las pantallas ese momento histórico que tenía lugar en Cartagena. Escuchar las palabras de perdón de Rodrigo Londoño (FARC) fue uno de los momentos más emocionantes para miles de personas.

No todo está resuelto.  Este domingo la población está llamada a votar para decidir si están a favor o en contra de este acuerdo. Y los retos que quedan por delante son grandes. Avanzar hacia una paz sostenible y duradera implica el diseño e implementación de políticas que disminuyan las brechas de desigualdad y pobreza en Colombia, adelantar un proceso de negociación con la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) e instalar mecanismos para acabar con los distintos grupos armados post desmovilización que aún atentan contra la población civil.

Todas mis compañeras de taller son muy conscientes del camino largo que queda por delante, pero ahora están seguras de que la paz está muy cerca, y por eso el domingo irán a votar a favor del sí. Millones de mujeres de diferentes países estaremos atentas ese día, porque estamos vivas y seguiremos apostando por la paz.

Raquel Checa es Responsable Regional de Influencia para Oxfam en América Latina y Caribe

4 comentarios

  1. Dice ser juan antonio

    Por eso existe el terrorismo: porque pueden llegar a gobernar un país por la fuerza del terror y el miedo a su violencia.

    30 septiembre 2016 | 11:19

  2. Dice ser lolo

    ¿Guerra? Un gobierno elegido democráticamente contra un montón de fachas de izquierda que no respetan lo que diga el pueblo y se dedican a matar, secuestrar y robar.

    Eso no es una guerra. Es terrorismo barato.

    30 septiembre 2016 | 12:10

  3. Dice ser OsTar

    Los comentarios anteriores se olvidan, por ejemplo de los paramilitares y de los abusos y excesos del ejército colombiano. O es que no saben suficiente sobre Colombia o es que pertenecen a un bando, el que sigue queriendo la guerra porque le conviene.
    Enhorabuena a esas personas que se la juegan por la paz en el país. Yo voto sí.

    30 septiembre 2016 | 13:13

  4. Dice ser pedro

    Cuando no queden cultivos de coca y adormidera ademas de laboratorios clandestinos¡Colombia sera libre del todo!

    30 septiembre 2016 | 15:34

Los comentarios están cerrados.