BLOGS

Irani Sen: una mujer de negocios nada convencional

Por Cristina Niell

Irani Sen es una mujer de negocios. Nació en la India hace más de 60 años y hoy es la cara visible de Craft Resource Centre (CRC). No es una gran empresa, solo tiene 18 trabajadores y trabajadoras. Sin embargo, sus decisiones afectan a más de 1.000 personas que trabajan organizadas en 63 grupos productores y elaboran bolsos, pañuelos, joyas, artículos de papelería… Irani dirige una organización de comercio justo y no ha tenido un camino fácil hasta aquí.

Irani Sen, durante una reciente visita a Barcelona, junto a los pañuelos que produce su cooperativa. Imagen: Rosana Poza/Oxfam Intermón

Irani Sen, durante una reciente visita a Barcelona, junto a los pañuelos que produce su cooperativa. Imagen: Rosana Poza/Oxfam Intermón

Porque su trayectoria no ha sido sencilla, sabe que tiene un rol a la hora de promover el cambio social: “las mujeres en mi situación, que han tenido una educación y tienen una profesión, deben hacerse oír, tener su propia identidad y motivar a otras”. Esa búsqueda de sí mismas es lo que, según Irani, está llevando a muchas mujeres en la India al divorcio. “Si quieres tener una identidad en esta sociedad hay que ser muy fuerte,  desempeñar un papel, pasar el mensaje”.

He conocido a Irani en una reunión de “negocios” en Oxfam Intermón, organización que importa algunos de productos elaborados en CRC y que se venden en sus tiendas de Comercio Justo.  La relación entre ambas organizaciones se inició hace más de 20 años con la compra de pequeños bolsos de piel, pañuelos y bisutería.

Su papel como responsable de CRC la lleva a entrevistarse con otros responsables de empresas y organizaciones. “Hoy no noto ninguna diferencia de trato por el hecho de ser mujer, no me consideran inferior; aunque no es muy normal en la India que una mujer lidere una organización”.

Para cambiar esta situación comenta que ‘hay que hablar con las chicas jóvenes antes de que se casen. En los talleres donde trabajan los productores y productoras lo hacemos. Ellas deben saber que si una mujer gana dinero puede ser independiente’. Lo dice desde la propia experiencia. Con estudios de física y sueños de ser científica se casó en un matrimonio impuesto por la familia a los 19 años. ‘Aquello no funcionó, me di cuenta cuando tuve a mi hijo, pero entonces no podía separarme, no podía mantenerme a mi misma y a mi hijo. Quería seguir estudiando pero mi marido no me dejó. Me separé una primera vez y mi hermano me devolvió a casa de mi marido. En la segunda ocasión encontré trabajo y ya no regresé, pero no pude llevarme a mi hijo. Peleé por él legalmente durante 7 años y cuando su padre murió, mi hijo vino conmigo’.

El trabajo de más de 45 años en organizaciones de comercio justo, le ha permitido ver ‘que hay tantas mujeres en condiciones tan duras; que he tenido tanta suerte de tener una buena educación. No podía hacer otra cosa que reunir la fuerza para hacer algo por ellas.’

Cristina Niell trabaja en Oxfam Intermón. Tiene una vida sin emoción y disfruta oyendo, leyendo y escribiendo historias de otros.

1 comentario

  1. I heard about Irani Sen is a lady business. She has no huge company, only eighteen employees… Irani runs a fair trade business and has not had a simple way here.

    06 junio 2016 | 13:43

Los comentarios están cerrados.