BLOGS

Cómo ser mujer me salvó la vida

Por María José Agejas 

Muriel explica, sin dejar de reír, cómo ser mujer le salvó la vida: ‘si había hombres los sacaban y los asesinaban. Yo tuve miedo, porque tengo el pelo corto. Pensaron que era un hombre, pero me pidieron que me quitara la ropa y vieron mis pechos‘ dice, señalando sus generosas mamas, ‘y me dejaron irme’. 

Muriel en el campo de refugiados de Castor, Bangui. Imagen de Pablo Tosco / Oxfam Intermón

Muriel en el campo de refugiados de Castor, Bangui. Imagen de Pablo Tosco / Oxfam Intermón

Aunque aún sea capaz de reír, Muriel es una de las víctimas de la guerra en la República Centroafricana. En 2013 tuvo que huir de su barrio, arrasado por las milicias. Ahora vive en un campo de desplazados de Bangui. Se trata de una guerra tan olvidada que ni siquiera conocemos cuántos muertos ha dejado. Una guerra que se reaviva como los rescoldos mal apagados y en la que todo vale.

A Muriel aquel día le salvó ser mujer, pero a otras les ha costado caro. Los equipos de Oxfam Intermón en Paoua han escuchado historias de mujeres y niñas atacadas durante sus desplazamientos hasta los pozos o manantiales. Normalmente son ellas las encargadas de este viaje, que en muchos casos se ha alargado, debido al conflicto.

Y es que en esta guerra, que comenzó en 2012, el agua ha sido utilizada como arma. La destrucción de las ya escasas infraestructuras y la contaminación o inutilización de los pozos, de los que se surte buena parte de la población, sobre todo en las zonas rurales, alejan las fuentes de agua de los hogares y fuerzan a madres e hijas a caminar distancias mucho más largas. Es en esos trayectos donde las mujeres nos han contado que han sufrido ataques.

¿Qué hacer cuando esto sucede? Lamentablemente en la República Centroafricana la justicia no funciona, ni para las mujeres ni para los hombres. Fuera de Bangui el Estado brilla por su ausencia, incluyendo el sistema judicial, sustituido cada vez con más frecuencia por la “justicia popular”. Las mujeres no pueden denunciar, ni pueden esperar que la policía o el ejército, cuerpos totalmente desmantelados, les ofrezcan la protección debida.

Ante matrimonios forzosos y tempranos, violaciones, maltratos y asesinatos, de poco les sirve a las centroafricanas tener una presidenta mujer… y feminista. En efecto, Catherine Samba-Panza es la presidenta del  gobierno de transición y tiene un buen currículum como luchadora por los derechos de la mujer. Militó, por ejemplo, en la Asociación de Mujeres Juristas de Centroáfrica, especializada en luchar contra la mutilación genital femenina, de la que es víctima una de cada cuatro niñas en ese país, y trabajó también para Amnistía Internacional en temas de derechos humanos.  Ahora apenas puede aguantarse en la silla mientras ve cómo barrios enteros se vacían de un día para otro al ritmo de los ataques de uno y otro bando.

María José Agejas es periodista. Forma parte del equipo de Oxfam Intermón en República Centroafricana.

10 comentarios

  1. Dice ser Lico

    Me parece terrible lo que pasa allí. Para cuando un blog o un artículo para todos los hombres asesinados por estas huestes salvajes? Es terrible los ataques a mujeres pero intentad haceros a la idea de como se siente un hombre que está en su casa y lo arrastran fuera y que sabe que por ser hombre lo van a asesinar sin posibilidad de hacer nada y la muerte no se curra ni se supera de ninguna manera. Imaginad el terror que sufre. Los hombres somos humanos y tenemos miedo como cualquier hijo de vecino me parece lamentable el hecho de que se suelte aquí la suerte que tuvo por ser mujer y así no correr la misma suerte que los hombres. Que le dediquen todo un comentario y mencionen de paso ,como anecdotico, a todos esos hombres asesinados.
    Estoy cansado de que se haga de todo por las mujeres, ojo que me parece bien que se hagan cosas, y que no se haga nada ni se mencione nada por esos asesinados como si solo fuesen algo inevitable y un número y no pasa nada por que es lo normal.
    Tratar de esta forma sesgada un tema tan grave me parece una falta de respeto hacia todas esas victimas que ni os dignáis a mencionar y que no os podrán contar que han sufrido ataques por que están muertos.
    Supongo que sabéis que los hombres también tenemos derechos humanos no?. Lo digo por que no lo parece.

    09 noviembre 2015 | 08:34

  2. Dice ser Maria

    Lico, es una guerra en la que no luchan mujeres, todos los asesinos son hombres, si quieres podemos empezar tu blog hablando de eso.

    09 noviembre 2015 | 16:41

  3. Dice ser Pirulí

    Soy mujer y te doy toda la razón. Nos discriminamos solas creando concejalías y consejerías de la mujer. Si se pide igualdad es para todo, no sólo cuando nos viene bien.Si se mata a la expareja es violencia de genero o machista, si se mata a la nueva pareja de ella se menciona de pasada. No hacemos nada bien en discriminarnos de esas maneras.
    Sobre la guerra de estos países, todos sufren hombres y mujeres. Debe ser horrible saber que si eres mujer te van a violar, pero también saber que por ser hombre te van a matar. Todo es injusto.

    10 noviembre 2015 | 00:46

  4. Dice ser Désirée

    Es halucinante que con la situación actual de la mujer en el mundo aún haya gente como vosotros, Lico y Pirulí, que se siente atacada porque gente lucha para cambiar este estado de cosas. Aquí nadie favorece un género sobre el otro ni se crea discriminación alguna en contra de los hombres. Se intenta arrojar luz sobre el estado de los derechos de las mujeres en el mundo y defender estos derechos. ¡Quién se sienta agredido o discriminado por ello tiene un problema grave! Por supuesto que millones de hombres también sufren en este planeta y es horrible pero ¿acaso ellos necesitan del permiso de sus mujeres para salir de casa? ¿Se les prohíbe trabajar, votar o conducir como en algunos paises árabes? ¿Se les corta el pene y los testiculos, tal y como se les corta el clítoris y los labios a las niñas durante las mutilaciones genitales? ¿Los apedrean hasta la muerte como en Afganistán? ¡Un poquito de objetividad por favor!

    10 noviembre 2015 | 10:27

  5. Dice ser Miguel

    María,
    Las guerras las inician los gobernantes, y en ellas se obliga a la mayoría de los soldados a luchar en contra de su voluntad, si no luchan son juzgados y probablemente ejecutados. Podemos empezar un blog hablando del reclutamiento forzoso masculino, o de como el 98% de los combatientes muertos en las guerras son hombres, de como el 70% de los CIVILES muertos en las guerras de Iraq, Afganistán o Syria son hombres. Todos estos datos provienen de la ONU, así que antes de intentar desmentirlos compruebalos, y luego si tienes algo más que decir lo escribes por aquí (no es que necesites permiso, pero más que nada es por ahorrarte hacer el ridículo)

    10 noviembre 2015 | 10:32

  6. Dice ser Babu

    ¿Y se obligan niños de 10, 12 o 15 años a casarse con mujeres que les doblan o triplican la edad? ¿Acaso hay muchas sociedades donde una mujer se pueda casar con varios hombres? ¿En qué pais la mayoria de empresarios, directivos, gobernantes son mujeres? Y así podríamos seguir todo el día. Este mundo está dominado y dirigido por y para el hombre, él que niegue eso es un mentiroso. Que se quiera defender los derechos de las mujeres no es discriminación, es libertad y justicia.

    10 noviembre 2015 | 10:38

  7. Dice ser Javier

    Desiree,
    respecto a lo que dices de mutilación genital, te recomiendo informarte sobre los cientos de casos de niños y adolescentes muertos en países africanos (Kenya, Sudáfrica) debido a los rituales de circuncisión. Las lapidaciones en países como Irán se hacen tanto a hombres como a mujeres por casos de adulterio, ademas el 100% de los ejecutados por ser homosexuales por el Estado islámico o Irán son hombres. Tienes razón con que el que se defienda a un sexo (no género, eso es para las palabras) no implica que se ataque al otro, pero es que hoy en día los problemas que sufren los hombres no reciben eco en nuestra sociedad, mientras que a los de las mujeres se les da una magnitud infinitamente mayor.

    10 noviembre 2015 | 10:40

  8. Dice ser Désirée

    Javier: NO. Otra vez estamos cayendo en lo mismo. Creo que estamos de acuerdo en que TODA DISCRIMINACIÓN, sea por sexo, condición sexual, identificación sexual, raza, edad, clase social etc… es un ataque a los derechos del ser humano. Pero aquí no se trata de intentar comparar sufrimientos, se trata de resaltar los efectos de todo un sistema, endémico, que hace que la mitad de la población mundial, por nacer de un cierto sexo, no goce de los mismos derechos humanos que la otra mitad de la humanidad. No puedes negar que en el mundo en general y en particular en los paises pobres o en vía de desarrollo las mujeres no tienen los mismos derechos fundamentales que los hombres ¿no?

    Para contestar tus argumentos, estoy perfectamente al tanto de los daños provocados por la circuncisión. He estado en Kenia, Rwanda y Senegal. La circuncisión también es una mutilación y por lo tanto también conlleva peligro y en mi opinión, debería estar prohibida. Sin embargo, no se puede comparar en términos médicos el corte del prepucio con la ablación del clítoris y/o de los labios vaginales, siendo ésta una operación muchísimo más grave y discapacitante que la circuncisión.

    Lo mismo en cuanto a las lapidaciones. Sí que se condenan hombres a ser lapidados, pero mira tú también los porcentajes entre mujeres y hombres juzgados por adulterio y verás que la mayoría de los hombres son condenados a latigazos mientras las condenas de las mujeres son muchas graves, la mayoría a muerte.
    En cuanto a las horribles ejecuciones de homosexuales, tienes toda la razón pero otra vez estás mezclando churros con merinas, esto es discriminación por orientación SEXUAL, crimenes perpetrados por HOMBRES contra otros HOMBRES, y no discriminación de género, que es de lo que estamos hablando ahora.

    Tampoco has refutado o aportado argumentación respecto a mis demás preguntas abiertas, ni las de Babu.

    Para terminar, se da más visibilidad a los derechos de las mujeres porque son muchas las mujeres y asociaciones en general que luchan para la igualdad y para llegar a ello la concienciación del público es importantísima. Ya que abordaste el tema tú, si como hombre tienes la convicción de que la circuncisión atenta contra tus derechos ¿por qué no creas una asociación de hombres en contra de ello? Personalmente, me parecería una causa justa y os apoyaría.

    10 noviembre 2015 | 12:41

  9. Dice ser Koke

    @ MIGUEL, el argumento de María era malo pero el tuyo también. Las muertes de las que hablas son todas consecuencia de guerra y no de las mujeres… Los gobernantes que declaran las guerras a día de hoy son al 99% hombres y los soldados también son hombres porque en la mayoría de los paises se les prohibe a las mujeres ingresar en el ejercito! O sea que no entiendo muy bien que pintan las mujeres en contra de los hombres aquí y eso que soy tío.

    10 noviembre 2015 | 12:54

  10. Dice ser Miguel

    KOKE,
    ahí es donde te equivocas tu, al pensar que todo se debe a una guerra de sexos, cuando en realidad se trata de ejercer el poder por parte de las elites, repito que en la mayoria de las guerras los soldados son forzados a alistarse y morir por proteger los intereses de los políticos. Incluso en paises donde es obligatorio para las mujeres alistarse en el servicio militar, véase Israel, solo un 3% de las unidades de combate están compuestas por mujeres, mientras que un 56% de los oficiales son mujeres, ahora, ¿quien manda a quien matar en este caso? En España las mujeres tienen total libertad para alistarse en las FF.AA y el 98% de las muertes de soldados españoles en Afganistán han sido de hombres.
    Cabe recordar que el 97% de las muertes causadas por accidente laboral son de hombres tambén, el 80% de los sin techo son hombres, un largo etcétera.
    Las muertes son consecuencia de las guerras, si, pero resulta que la balanza se inclina de forma abrumadora en contra de los hombres, parece que no se puede uno quejar por ello. Muchos problemas que afectan a las mujeres no se deben tampoco a los hombres (la mutilación genital es ejercida por madres y abuelas, y en muchos casos son los padres o hermanos los que intentan evitarlas) y son vistos como un problema de género.
    En definitiva tu argumento apesta.

    Desiree,
    Según tú sólo son problemas de género los que afectan a las mujeres, mientras que lo que afecta a los hombres son cosas que pasan y ya está, ¿no? Tu radicalismo te ciega, luego la gente se pregunta por qué el feminismo atrae a tan pocos hombres si “busca la igualdad”. En realidad el feminismo dejó de buscar la igualdad en los años 70, esta tercera ola de feminismo o feminismo de género busca sólo la consecución de una agenda que persigue privilegios para las mujeres sin asumir los deberes que estos conllevan.

    10 noviembre 2015 | 13:47

Los comentarios están cerrados.