BLOGS

En pie, generando igualdad

Montse Casasempere Generando igualdad

Por Montse Casasempere 

‘ Me llamo Mª José. Hace relativamente poco me descubrí mirándome de nuevo en el espejo, ni recuerdo cuándo fue el día en que dejé de hacerlo: la imagen que me devolvía me resultaba incómoda, supongo que es lo que ocurre con aquello que te resulta extraño.

Hace unos días sentí la necesidad de escribir, de recuperarme a mí misma en cada palabra que surgía de mis pensamientos. Y decidí contarme la historia de lo que fui, de lo que había sido… para reencontrarme con lo que soy en estos momentos, con lo que voy siendo, con la Mª José de siempre…

Y empecé con un Érase una vez… como siempre me contaban a mí las historias que me hacían soñar, como siempre empiezan los cuentos…

Érase una vez…. 4Una ‘mujer’ que caminaba por la vida sin rumbo, sin ilusiones, sin esperanza, sin que se le dibujara una mínima sonrisa en su rostro. En su círculo más cercano comentaban ‘puf! mírala, cómo ha cambiado, qué negativa, qué triste…’. Ninguna de esas personas hizo nunca el amago de acercarse a ella tan sólo por preguntarle qué le podía estar pasando.

Esa mujer poco a poco, día a día, fue dejando de ser. Creedme, no es tan complicado convertirse en invisible ante una misma…Y así pasó… Hasta que, como pasa con los cuentos, apareció su príncipe para salvarla…si bien esta vez no era un príncipe sino unas REINAS. Así, en mayúsculas. Eran las integrantes de la Asociación Generando Igualdad.

Sin dudarlo, sin pensarlo, nada más conocerla y proyectando sólo sonrisas le ofrecieron a la mujer la oportunidad de ir a su ‘casa’ (esa casa, que ya es la mía, el local donde dan ayuda psicológica, jurídica y grupal totalmente gratuita a mujeres como yo). Lo hicieron con tal amabilidad y cariño, que a la ‘mujer’ le fue imposible rechazar la oferta.

El primer día que la ‘mujer’ abrió la puerta de esa casa, se sorprendió del cariño que allí recibió, así como de la cantidad de mujeres a las que en su día les habían ofrecido la oportunidad de abrir esa puerta y que, ahora, la acogían a ella con un abrazo. Allí, poco a poco, la “mujer” fue encontrando el camino perdido. Hoy no puede sentirse más orgullosa del paso que dio, feliz de haber despertado aquel día en que se cruzó con Generando Igualdad y con todas las personas que han estado, guiándola, cuidándola, ofreciéndole terapia, compartiendo risas y lágrimas y convirtiéndose en lo que, sin duda son hoy, su FAMILIA.

Sin embargo, ahora, tras años de trabajo, la continuidad de la asociación corre peligro; ya que no cuentan con suficientes ingresos como para poder mantenerse en funcionamiento.

Como veis, tristemente, los cuentos no siempre van acompañados de finales felices, pero éste aún no ha terminado, lo estamos escribiendo y para darle un giro al final, sin duda, te necesitamos a ti.’

¿Nos ayudas a cambiar el final del cuento?

Mª José es una de las más de 700 mujeres que Generando Igualdad, dedicada a la atención de mujeres víctimas de la violencia de género, ha atendido en los últimos 15 años. Ahora, esta asociación está a punto de desaparecer. Si quieres ayudar a evitarlo puedes contribuir económicamente en http://www.generandoigualdad.com/donaciones/

Gracias por ayudarnos a seguir en pie… generando igualdad.

Montse Casasempere Ruiz es Vicepresidenta de Generando Igualdad.

Los comentarios están cerrados.