BLOGS

Las invisibles

Julia Serramitjana

Le doy al play y me aparece una silueta humana cubierta con vendas. ‘Nadie quiere ser invisible’, se escucha de fondo. Inquitetante. Poco a poco, veo un personaje indefinido, casi invisible, que se va quitando todas las prendas que lleva encima, una a una, despojándose de todo entre la penumbra. Finalmente, aparece una mujer. Una mujer que parece estar luchando por hacerse visible.

 


La mujer de este vídeo no es real, pero sí lo son las 51 millones de personas en todo el mundo que han tenido que huir de sus hogares para sobrevivir a un conflicto armado. Pero ¿quiénes son las invisibles? Según el ACNUR, cerca de la mitad de estas personas son mujeres. Millones que se han visto despojadas de todo. Ellas son las invisibles.

La cantidad de personas refugiadas en el mundo supera ya la de la Segunda Guerra Mundial. Pero, aún así, esta situación es invisible ante los ojos del mundo. Por esta razón, la Oficina de Acción Humanitaria de la Comisión Europea –ECHO, por sus siglas en inglés- y Oxfam (Oxfam Intermón en España) han unido fuerzas en “EUsaveLIVES- Tú salvas vidas” para visibilizar la frágil situación de millones de personas procedentes de Siria, Sudán del Sur y República Centroafricana, que se encuentran en medio de un exilio forzado y en la mayoría de los casos, olvidado y que, para sobrevivir, todas y cada una de ellas necesitan de la ayuda humanitaria.

Mujeres como Martha, de Sudán del Sur, Jeanne, de la República Centroafricana y Nefel, de Siria, tres de las mujeres que hacemos visibles y a las que damos voz para dar a conocer la dramática situación de tantas personas que sufren. Ellas ponen rostro a las cifras. No es casualidad escoger rostros de mujeres para ilustrar esta situación.

Según datos del ACNUR el 52’4% de las personas refugiadas a causa del conflicto en la República Centorafricana son mujeres. La cifra es del 55’3% en Sudán del Sur  y del 51’3% en Siria.

Todas ellas comparten una historia que comienza siempre de la misma manera: una huida desesperada con la ropa que llevaban puesta, sus únicas pertenencias. Es en este viaje que se vuelven invisibles y comienza otra historia: llegan a un lugar seguro, dejan de correr y la pregunta que surge es: ¿y ahora qué? A lo largo de 2015 daremos respuesta a esta pregunta a través de la voz de mujeres como ellas.

Júlia Serramitjana es periodista y trabaja en Oxfam Intermón

5 comentarios

  1. Dice ser David

    A las mujeres, a todas, hay que protegerlas, son muy importantes para la vida, sino, no habrá equilibrio, pues aportan bondad, y si te unes a ellas, te darán su corazón sin dudarlo. Es una realidad, no maltrato pero sí respeto absoluto y comprensión.

    09 marzo 2015 | 09:46

  2. Dice ser quemadoquemuerdo

    Un hombre vuelve a su casa antes de la hora y se encuentra a su mujer con el fontanero. Su primer impulso es irrumpir en la escena y montar un “po llo”, pero se lo piensa mejor, da media vuelta y se marcha al bar.

    Vuelve a casa más tarde, a la hora acostumbrada. El fontanero ya no está. Marido y mujer fingen que no ha pasado nada. Días más tarde el marido le explica a un amigo lo sucedido y se justifica de esta manera: “Si me divorcio de ella, me echan de mi propia casa, dejo de poder ver a mi hijo excepto los fines de semana, y encima tengo que mantener a mi mujery al fontanero viviendo en mi casa, mientras yo he
    ido a parar a la calle”.

    Este tipo de VIOLENCIA Y MALTRATO ejercidos por el Estado contra los hombres está a la orden del día. Todos somos conscientes de ella, todos nos escandalizamos e indignamos cuando conocemos un caso en nuestro entorno,pero no hay lugar para ella en los medios de comunicación, en los medios esta violencia y este maltrato no existen. Curioso..

    SON TODAS UNAS POBRES VÍSSTIMASSS DEL MASSCHISMOOO…..

    09 marzo 2015 | 10:41

  3. Dice ser quemadoquemuerdo

    David. ¿y a los hombres no hay que protegerlos?

    ¿Están abocados fatalmente a soportar todo tipo de abusos (por ejemplo, cuernos más expolio económico y pérdida de los hijos) si se ven implicados en un divorcio?

    09 marzo 2015 | 12:08

  4. Dice ser quemadoquemuerdo

    David, a los hombres también hay que protegerlos de determinados abusos legalizados. Todos somos seres humanos.

    09 marzo 2015 | 13:10

  5. Dice ser ferrantt

    A los hombres, a todos, hay que protegerlos, son muy importantes para la vida, sino, no habrá equilibrio, pues aportan bondad, y si te unes a ellos, te darán su corazón sin dudarlo. Es una realidad, no maltrato pero sí respeto absoluto y comprensión.

    09 marzo 2015 | 13:40

Los comentarios están cerrados.