BLOGS

El regalo de Chela

Por Belén de la Banda @bdelabanda

Hay personas tan grandes que sobresalen de cualquier paisaje. Chela Carpio es una de nuestras primeras compañeras de trabajo en Lima, cuando llegamos como cooperantes en los 90. Su primer regalo es la acogida, la paciencia para enseñarnos a sobrevivir entre los usos y costumbres de una organización, y una ciudad y un país desconocidos. Y así Chela se convierte en la amiga imprescidible, la persona con quien siempre se puede contar, a la que nunca se puede defraudar.

 

Chela Carpio, en Irlanda en 2013. Imagen: Belén de la Banda.

Chela Carpio, en Irlanda en 2013. Imagen: Belén de la Banda.

La sonrisa. La sonrisa franca de Chela es una de las primeras que reconoce nuestro primer bebé, y después nuestra pequeña peruana. Los niños, en cualquier lugar del mundo, adoran a Chela: ella juega con cada uno como algo delicioso, algo precioso, porque ha experimentado el dolor de perder un niño, su añorado Pepito. Para ella, cada ser humano es un tesoro, desde el primer momento. Por eso les da confianza.

El esfuerzo. Cada día, al salir de la oficina, Chela vuela hacia su casa, donde se inicia su segunda jornada: una pequeña dulcería familiar que abre sus puertas cada día a las seis de la tarde. Cuando la clientela se retira, en la casita rodeada de flores es el momento de amasar, preparar y hornear para el día siguiente. Y también el fin de semana. Así, como muchas familias peruanas, Chela y Pepe labran con enrollados, empanaditas, cheescakes, tartas de tres leches y chicha morada las carreras universitarias de sus hijas. Con su esfuerzo, el esfuerzo aprendido día a día en casa, Carolina y Mariela llegan muy lejos, como profesionales y como personas.

Un punto de encuentro. No es sólo que la dulcería se convierta en un centro de actividad; es que Chela en sí misma es como el ‘meeting point’ del aeropuerto Jorge Chávez de Lima. Quien tiene un problema, quien está sufriendo, quien no sabe qué hacer, quien tiene una alegría para compartir, cuenta con su paciencia, con su hombro para llorar, con unos solsitos para ayudar. Sabe dónde está el bien, y empuja en esa dirección. Si pierdes el trabajo, si te roban, si estás enferma, si no encuentras a tu niño perdido, reza para que Chela esté cerca.

Una mujer en el mundo. Cuando se jubila, la tienda la ocupa a jornada completa. Pero se arregla para ahorrar y visitar a sus amigos, a su familia, por lejos que estén. Los amigos cooperantes o misioneros españoles que han ido pasando por su base en Lima, la familia en Estados Unidos, su precioso nieto en Irlanda. Todos queremos que Chela nos visite; cuando Chela está en casa hay paz y alegría. La vida se disfruta con ella entre risas y verdades compartidas. Lo saben desde nuestros más queridos amigos hasta el jardinero del Ayuntamiento de Madrid, desde José Luis Perales hasta los tenderos de Dublín. Con su sonrisa Chela crea un espacio de empatía donde todo lo bueno es posible.

El domingo perdimos a Chela. Es duro estar lejos, no haber podido acompañarla en su enfermedad, no poder abrazar a su familia, que ya es nuestra, no poder compartir mejor su dolor, este enorme agujero que nos queda.

Pero sí podemos agradecerles el regalo de esta mujer compartida, repartida, querida, que ha sido y es tan grande. Todas estas palabras son tristes y pocas comparadas con una vida radiante. Con Chela hemos aprendido que una persona nunca se arrepiente de ser generosa. Que siempre podemos ser mejores, y que no hay nadie perfecto: conviene la paciencia para los demás y para nosotros.

Gracias, Chela, tú sabes los porqués.

Belén de la Banda es periodista y trabaja en el equipo de comunicación de Oxfam Intermón.

15 comentarios

  1. Dice ser CARLOS

    EL MEJOR DE LOS EJEMPLOS A SEGUIR,ESTA GRAN MUJER SEGURO QUE SIGUE AYUDANDO A OTROS ESTE DONDE ESTE.ES UNA GRAN SUERTE PODER CONTAR CON PERSONAS ASI EN ESTA SOCIEDAD,OJALA FUESEMOS TODOS ASI.BUEN VIAJE CHELA.

    17 febrero 2015 | 07:07

  2. Dice ser SARA

    Gracias Belén por traernos trocitos de tanta humanidad por el mundo, esas personas imprescindibles para el avance de la humanidad….y en este caso, un trocito de mi tierra…un abrazo grande en el dolor y la pérdida, Tú la conociste, y tus niños, pobres los que no tuvimos la suerte de abrazar a Chela….

    17 febrero 2015 | 08:15

  3. Dice ser Paloma Valdivia

    Comparto Belén contigo cada una de las palabras. Chela fue parte de mi vida y aunque no fueron muchos años, es de aquellas personas por su valía, esfuerzo y paz que nunca olvidas, que quieres conocer el secreto de esa amabilidad, de su saber estar. Un abrazo fuerte para los tres!

    18 febrero 2015 | 00:01

  4. Dice ser Mónica

    Muy lindas palabras Belén ella fue una mujer y madre ejemplar nunca me olvidare de su Monik y su linda sonrisa

    18 febrero 2015 | 03:42

  5. Dice ser Miguel

    Muchos no llegamos a conocer ciertas fasetas de su vida, pero quienes la conocimos en la «Dulceria» siempre sentimos esa paz y alegria que solo ella sabia irradiar con su saludo tan cordial con el que siempre te recibia.

    18 febrero 2015 | 17:15

  6. Dice ser Marlene

    Chelita, ya descansa y esta endulzando en otra vida,…….con esa ternura y amabilidad que la caracterizaban……..

    19 febrero 2015 | 02:47

  7. Dice ser GIovanna Ugaz

    Gracias SRA BELEN …nos deja un bonito recuerdo y palabras … un angel en su dulceria … Giovanna U. PERU

    19 febrero 2015 | 03:26

  8. Dice ser MARIA TERESA

    Sra. Chelita todas esas palabras y mucho mas se merece tan gentil con la paciencia para que esperes tu dulce si estabas apurado ella te trasmitia tranquilidad paz descansa chelita

    19 febrero 2015 | 14:15

  9. Dice ser miguel hurtado espinoza

    la sra chelita es y seguira siendo la unica persona que con sus manos hacia maravillas ,en los dos embarazos de mi esposa los antojos siempre me llevaron a la fuente de soda don pepe y es gratificante decir que de sus manos comi gracias sra chelita donde estes siempre sera muy recordada..

    19 febrero 2015 | 14:56

  10. Dice ser Jaime C. LaTorre

    que Dios la tenga en su Gloria por siempre Doña Chelita; el Cielo se engalana con tanta dulzura, con tanto manjar, con su presencia Celestial…

    19 febrero 2015 | 17:54

  11. Dice ser jorge cervantes

    hola. soy uno de los clientes de la sra Chelita como se le dice, y es cierto, no solo es una dulcería ubicada en un barrio de clase media sino que era un lugar de encuentra donde te podias encontrar con el vecino papa de tu amigo que no veias hace años y del mismo amigo que no frecuentas, pero si no te encontrabas con nadie , ella estaba allí para darse cuenta que tu no solo fuiste por un dulce , porque dulcerías existen en cualquier sitio, sino que se acercaba y se daba un tiempito para preguntrte como te va como están tus hijor y tus papis, la sola pregunta te hacia sentir en familia…. Que Dios te tenga en su gloria hasta siempre sra Chelita-

    19 febrero 2015 | 21:00

  12. Dice ser Gaby

    Chelita, Dios a ganado un Ángel en el cielo, estas al lado de tu Pepito nos has dejado un gran dolor, toda la vida te admire, estarás en nuestro recuerdos toda la vida. Descansa en paz.

    19 febrero 2015 | 23:42

  13. Dice ser faviola godinez

    gracias por tus lindas palabras hacia chelita….todas son ciertas y me considero afortunada de haberla conocido y ser parte de sus amigas de siempre no podía dejar pasar la oportunidad de agradecerte por algo que no hice pero me identifico con cada una de tus palabras.DIOS la tenga en su gloria

    20 febrero 2015 | 19:47

  14. Que li das palabras para esta srnora dama que se llevandose sus deliciosos postres a compartir en el reyno de DIOS. Agradezco a la vida a mi mama y a mi prima Cecilia que me presrntaron a esta dulce Dama me regalo una receta para que se la prepare a mi pareja lo hize y hasta el dia de hoy lo seguire haciendo llegar de un pais tan lejos como Lausanne Suiza y desesperarse para ir a comer sus ricos postres no tiene precio Descanza en Paz mi querida Chelita DIOS se lleva aco el a las perdonas buenas para que sigan bendicirndo a mas gente desde dondr quieras que estrs eres un angel mas en nuestras vidas y no hay que llorarla al contrario recordarla con mucha alegria y amor gracias Belén por esr lindo homenaje

    20 febrero 2015 | 23:10

  15. Dice ser Rosa Avalos

    Más de 40 años compartiendo inolvidables momentos con Chelita, hacen que lo que más deseaba al verla es esa tierna y encantadora sonrisa que te inundaba el corazón de paz, alegría y el deseo de parecerte en algo a ella por su inmensa ternura y su gran bondad y amor al prójimo, estoy segura que en sus más tristes momentos siempre pidió al señor por todos los que la rodeamos y estoy segura lo sigue haciendo ahora que se encuentra en la presencia de Nuestro Creador y de su Santísima Madre, siempre estará en mi corazón hasta el día en que nos volvamos a encontrar. Gracias Chelita por todo el amor que me diste.

    02 marzo 2015 | 06:49

Los comentarios están cerrados.