BLOGS

Je suis Nigeria

Por María Solanas CardínMaría Solanas

Lo que no se cuenta, parece no existir, incluso cuando las dimensiones y la brutalidad de la masacre sobrepasan –con mucho- otros dramáticos atentados que han estremecido al mundo. En Nigeria, las acciones del grupo terrorista Boko Haram (que se puede traducir del hausa como “la educación occidental es pecado”) superan, desde 2009,  las 13.000 víctimas mortales. La violencia afecta, de manera particularmente cruel, a niñas y mujeres – que además de asesinadas y secuestradas, son obligadas a morir como bombas humanas por “pasar más desapercibidas y levantar menos sospechas” en los mercados y las plazas públicas-. Una violencia atroz y execrable que la pasada semana asesinó a 2.000 civiles en Baga. Pero, como tan acertadamente escribe Jesús Núñez,  Baga (Nigeria) no es Paris.

Manifestación.

Mujeres cristianas y musulmanas protestan contra el secuestro de niñas en Bauchi, Nigeria. Imagen de EFE / STR.

Gracias a Amnistía Internacional y otras organizaciones que trabajan en el terreno, la opinión pública ha conocido la masacre y el terror que están sucediendo en los estados del noreste de Nigeria. Sin embargo, lo que la magnitud y las consecuencias de la barbarie terrorista de Boko Haram exigen con urgencia es actuar. La condena internacional, la solidaridad con las víctimas, el foco informativo, o la movilización de la opinión pública -habiendo sido deseables y siendo aún necesarias- son ya absolutamente insuficientes. Con más de un millón y medio de desplazados huyendo del conflicto a otras zonas del país, y a los vecinos Camerún, Níger y Chad; más de 10.000 personas muertas en 2014 como consecuencia de la violencia; y  230 niñas secuestradas desde el pasado mes de abril, ha llegado el momento de pasar de la repulsa global y las campañas en redes sociales a la acción eficaz y la cooperación de la comunidad internacional para afrontar un problema que no es sólo de otros, y que ningún gobierno puede abordar en solitario. Que debemos asumir colectivamente porque amenaza la paz y la seguridad globales. También la nuestra. También somos Nigeria.

La marginación, la pobreza y la inestabilidad de los estados del noreste del país -a donde no llegan los beneficios del petróleo que han convertido a Nigeria en el primer productor del continente africano- requieren de un enfoque multidimensional que incluya no sólo medidas de seguridad, militares, de cooperación en materia de contra-terrorismo y de prevención de la radicalización, sino también y sobre todo, de un desarrollo inclusivo que ofrezca un horizonte vital a la población, en particular a los jóvenes de las zonas afectadas. El gobierno nigeriano debe abordar con mayor determinación un conflicto cuya magnitud y complejidad no hacen sino crecer. Las elecciones presidenciales del próximo mes de febrero deberían ser una oportunidad para asumir un compromiso firme en esa dirección. Hasta ahora las autoridades nigerianas han evitado por todos los medios que la violencia de Boko Haram “empañe” la campaña electoral. Tras la masacre y la destrucción de Baga, será difícil seguir ignorando el conflicto.

Con la ayuda de los países y organizaciones de la región, en particular de la CEDEAO y la Unión Africana es necesario poner en marcha una estrategia integral para lograr el fin de la violencia, y sentar las bases que prevengan la lacra terrorista. La próxima Cumbre de la Unión Africana, prevista para los días 23 a 31 de enero en la capital etíope Addis Abeba, y centrada, entre otros asuntos, en el 2015 como año del empoderamiento de las mujeres, no puede ser una ocasión perdida. La comunidad internacional, y en particular la Unión Europea, deben también contribuir a garantizar la paz y la seguridad en uno de nuestros vecinos del sur, cuya estabilidad es clave para el conjunto de la UE, y muy en especial para España. En su última reunión de diálogo político con la Unión Europea, Nigeria apeló a la cooperación permanente en materia de inteligencia, incluida aquella que afecta a las fuentes externas de financiación y al suministro de armas a Boko Haram. La Unión Europea no parece tener sentido de urgencia,  pero el margen para poder afrontar la amenaza con ciertas garantías de éxito es cada día más estrecho. No ignoremos, como hemos hecho hasta ahora, que también somos Nigeria.

María Solanas es Coordinadora de Proyectos en el Real Instituto Elcano. Privilegiada en los afectos, feliz madre de una hija feliz.

6 comentarios

  1. Dice ser Miguel

    Es curioso como solamente te centras en las mujeres y niñas, cuando, en realidad , la gran mayoria de víctimas de Boko Haram han sido hombres y niños, también obligados a inmolarse. Cuando es infame incidente del secuestro de las 200 niñas, la comunidad internacional se volcó con el tema “Bring back our girls”, lo que pasa es que pocos dias antes 150 niños fueron quemados vivos en una aldea. Cosas así pasan continuamente, la vida del varón se da por sentada, no vale lo mismo; ya que SIEMPRE la prensa destaca sólo a las víctimas femeninas.
    Todas las víctimas valen igual!!! basta ya de sesgar las noticias de la misma manera!!

    21 enero 2015 | 08:03

  2. Dice ser Amarosa

    Miguel, totalmente de acuerdo. Siempre la misma cantinela por estos lares…
    Y ojo, no menosprecio el sufrimiento de estas pobres mujeres y niñas, pero en este blog se menosprecia el sufrimiento de hombres y niños inocentes, sólo por tener las gónadas “equivocadas”.

    Les deseo lo mejor a TODO el pueblo nigeriano, sometido a la barbarie de esta gentuza.

    Más allá de esto, con el enfoque en este tipo de blogs, lo que vamos a volver es a la época del Titanic y los hombres tendremos que abandonar el barco después de las mujeres… (Acojonante) Queremos ser iguales… pero no para todo eh!!!

    21 enero 2015 | 11:06

  3. Dice ser Silvia Rodríguez

    Buenísimo el artículo. Y penosos los comentarios. Porque aunque la escritora habla de niñas, habla también de todas las otras cosas que ocurren en Nigeria, y que al parecer echáis de menos.
    “En Nigeria, las acciones del grupo terrorista Boko Haram (que se puede traducir del hausa como “la educación occidental es pecado”) superan, desde 2009, las 13.000 víctimas mortales. La violencia afecta, de manera particularmente cruel, a niñas y mujeres – que además de asesinadas y secuestradas, son obligadas a morir como bombas humanas por “pasar más desapercibidas y levantar menos sospechas” en los mercados y las plazas públicas-. Una violencia atroz y execrable que la pasada semana asesinó a 2.000 civiles en Baga.”

    Todavía hay a quien le molesta que se hable de cosas que afectan a las mujeres. Y que las mujeres opinen. Mucho curro por hacer.

    21 enero 2015 | 11:59

  4. Dice ser para Silvia Rodríguez

    donde ves tu que hable de victimas hombres? “las 13.000 víctimas mortales” es el unico sitio donde se les incluiria pero continua diciendo ” La violencia afecta, de manera particularmente cruel, a niñas y mujeres” lo de los hombres acaso no esalgo cruel? claro cuando le ocurre a un hombre, que mas dara, solo os sirven para daros dinero y usarnos de consolador, todo lo demás da igual, feminazismo al orden del dia

    21 enero 2015 | 13:54

  5. Dice ser Andrea

    Silvia Rodríguez ahaaa cuentanos más…
    http://www.memegenerator.es/imagenes/memes/full/0/28/289540.jpg

    Ya que los comentarios de los demás te parecen tan malos… mira lo que interesa el tuyo…

    Un poco de respeto… que creo que tampoco han dicho nada malo y en contra de la mujer para que saques las uñas… han dicho que esa gente hace mal a otra gente, hombres y mujeres, cosa que es cierta, seas o no feminista.

    Quitaos de la venda, hay que hablar de personas! Y dividir entre buenas personas y malas personas, no entre hombres y mujeres, o negros y blancos.

    Personas buenas y personas malas. Fin

    21 enero 2015 | 14:30

  6. Dice ser miguel

    Silvia Rodriguez
    No, no me fastidia que se hable de cosas que afecten a mujeres, me fastidia que se hable de cosas que afectan a todo el mundo pero sólo se de importancia a la mitad ( o mas de la mitad ) de las víctimas. Simplemente hace hace falta echar un vistazo a cualquier periódico para verlo. Puede que no coincida con tu opinión, pero la respeto, y sobre todo respeto tu derecho a opinar. Siempre que se lleva la contraria a algún artículo de este blog se insinúa o directamente se llama a la persona machista, misógino, etc,,, no aceptar los dogmas de las llamadas doctrinas de género no significa ser machista o misógino.
    No, no me fastidia que opines y que alces la voz ante problemas, no, no odio a las mujeres, simplemente creo que la búsqueda de la igualdad no pasa por el feminismo actual (un movimiento que empezó como una causa muy noble pero que hoy en dia a excedido su propósito en los países desarrollados).

    21 enero 2015 | 15:51

Los comentarios están cerrados.