BLOGS

Soy trabajadora doméstica en España

Por Laura Martínez Valero Laura Martínez Valero

He quedado con Teresa Moreno en una placita del barrio de Tetuán, en Madrid, una zona de gran diversidad cultural donde residen muchos inmigrantes, especialmente latinos. Esta ecuatoriana fuerte y decidida vino de Guayaquil a España en el año 2000 con mucha ilusión en la maleta y pensó que estaría de regreso en dos o tres años con bastante dinero ahorrado. Sin embargo, la situación que encontró aquí fue muy diferente.

Como muchas mujeres inmigrantes no tenía papeles y encontró trabajo en el sector doméstico, un sector en el que más del 80% de personas empleadas son mujeres (la mayoría inmigrantes). Comenzó haciendo suplencias y cuidando de personas mayores por periodos cortos de tiempo. Cuenta que estaba intentando conseguir los papeles por arraigo y que el mismo día que le iban a conceder la tarjeta, falleció la señora a la que estaba cuidando. ‘Yo fui a hablar con la hija y me dijo que no, que ya se había muerto su mamá, que ya no. Yo le decía a la señora: “aunque sea usted me contrata de nuevo, me firma… y yo pago las cuotas de la Seguridad Social’. Pero ella decía que no, que no y que no. Y como yo hay muchas que se han quedado sin papeles’, recuerda. Tras varios intentos consiguió la tarjeta de residencia, pero hasta ese momento la posibilidad de que la deportaran había estado siempre presente.

Teresa Moreno en el barrio de Tetuán, Madrid, a principios de enero. (C) Laura Martínez Valero/Oxfam Intermón

Teresa Moreno en el barrio de Tetuán, Madrid, a principios de enero. (C) Laura Martínez Valero/Oxfam Intermón

Teresa denuncia que privacidad del hogar y la vulnerabilidad de las mujeres trabajadoras, que en la mayoría de ocasiones no tienen ‘papeles’ y necesitan desesperadamente mantener una relación laboral estable para poder obtenerlos, es el pretexto perfecto para que se cometan abusos. Uno de los más frecuentes es que no las den de alta en la Seguridad Social. Y ahora, con la crisis es aún peor. Teresa denuncia que las mujeres se han convertido en una especie de máquina multiuso que por menor sueldo hacen más cosas: cuidan a personas mayores, limpian la casa, cocinan y cuidan a los niños.

Para evitar esta situación, Teresa tiene claro que lo fundamental es que las mujeres conozcan sus derechos laborales. Desde que conoció el Centro Pueblos Unidos, Teresa acude todos los sábados a las sesiones de trabajo. Allí, Teresa ha encontrado el respaldo de otras mujeres en su misma situación que se han convertido en su gran familia. Con la formación en derechos laborales, los cursos y la bolsa de trabajo que les proporciona el centro han aprendido a defender sus derechos y a quererse como mujeres. Su objetivo es exigir que se las vea como trabajadoras a las que hay que tratar con respeto. “No queremos pedir porque pedir es para que nos regalen. Es obligar a que nos den nuestros derechos, a que nos solucionen cosas”, afirma.

Actualmente, Teresa aporta su experiencia en Pueblos Unidos a las recién llegadas para que no admitan ni soporten los abusos laborales a los que los españoles y españolas sometemos en muchas ocasiones a las empleadas domésticas. ¿De verdad no somos capaces de reconocernos en estas mujeres que han dejado su hogar en busca de mejores oportunidades? Teresa bromea y dice que ahora con la crisis ya no sólo recomienda a las inmigrantes que vayan a Pueblos Unidos, también se lo dice a cualquier española a la que ve en apuros.

A Teresa aún le queda algún tiempo hasta que pueda regresar a Ecuador, algo que anhela. Yo sé que cuando regrese las mujeres inmigrantes se quedaran sin una gran defensora, pero espero que para entonces la situación laboral haya mejorado para todos y todas. ¿Será verdad?

En Pueblos Unidos trabajan con las mujeres empleadas en el hogar para que sean conscientes de sus derechos y luchen por ellos. Así, realizan talleres de empoderamiento, de liderazgo y de participación ciudadana. Además prestan atención psicológica individual y ayudan a encontrar vivienda o asesoramiento jurídico.

Laura Martínez Valero trabaja en el equipo de comunicación de Oxfam Intermón y participa en el proyecto Avanzadoras, que recoge testimonios e historia de lideresas como María Teresa Moreno Astudillo.

25 comentarios

  1. Dice ser Lico

    Como si ese abuso solo lo soportaran las mujeres no te jode. Vaya tela que esto se llame mujer e igualdad. Creo que con que se llame el espacio mujer , mujer hoy , o mujer y sus derechos bastaría. Igualdad pues saca también los abusos que se cometen en la “otra mitad de los seres humanos” que por si no lo sabias también somos humanos.

    13 enero 2015 | 08:27

  2. Dice ser tomas lopez

    Dice que tiene miedo a que la deporten. Bien sabes que esto no son los Eeuu.

    13 enero 2015 | 08:37

  3. Dice ser sofia

    No entiendo, porque vinieron y se quedaron de una forma ilegal.
    Y menos aún k exijan estando ilegales.
    Yo vivo en america del sur, no solo no tengo derecho a medico, educación para mis hijos, puntos preferentes para vivenda…….
    Yo me compré mi casa. Yo me tangho que pagar el seguro meico. La educacion de mis hijos, …… todo y lo mas cojonudo es que solo me permiten estar alli 6 meses al año, pero no greatis, mensualmente tengo que pagar.
    Si no pago meueden poner hasta 33 salarios minimos de multa, y de alli no podre salir hasta k no lo pague, te llevan a la carcel y luego te echan .Porque aqui no les tratamos IGUAL.

    13 enero 2015 | 09:03

  4. Dice ser Yo

    También es un abuso y una violación de ley entrar ilegalmente en un país. Para exigir que se cumplan las normas hay que empezar por no infringirlas uno mismo. Me parece fatal la explotación de trabajadores sean nacionales o extranjeros, pero en estos casos, ¿qué pueden esperar las ¨víctimas¨? Lo que mal comienza mal acaba. Seguramente, si la señora hubiese ingresado en España o en cualquier otro país con un visado de trabajo y cumpliendo con la legislación nacional no hubiera visto vulnerados sus derechos. Aquí entra una doble moral. Por un lado, la señora sabe que no puede trabajar (y que no puede ser dada de alta en la S.S.) porque no cuenta con un permiso/visado de trabajo, pero aún así es su decisión y desea emigrar ilegalmente a España y trabajar de forma irregular. Pero una vez logrados sus objetivos (trabajar ILEGALMENTE) se queja de que vulneran sus derechos, cuando ella misma propició y aceptó esa situación de forma voluntaria, MISMA SITUACIÓN QUE YA SABÍA DE ANTEMANO, es decir, antes de entrar ilegalmente en España era su deseo trabajar ilegalmente en España.

    13 enero 2015 | 09:14

  5. Dice ser albitaguapa2

    la mayoria de los albañiles son hombres y? muchos no tienen tampoco seguro y? si no estas cualificiado o te quedas en tu pais o debes ia porlo que queda, talleres deemporderamiento, que cosa mas ridicula

    13 enero 2015 | 09:14

  6. Dice ser No al abuso

    Lo que ha sufrido este colectivo, desde la época del tarado gallego…con abusos y más abusos, hasta la humillación, a españolas de pueblo que eran la chacha para toda la vida….cualquiera las ha visto y cualquiera ve ahora a latinoamericanos llevando niños al colegio que son más altos que ellas o sin calcetines yendo a comprar algo que se les ha olvidado o esos chicos que van con ancianos olvidados por sus hijos, ayudándolos a caminar. Es una vergüenza que haya racismo contra los sudamericanos y más con gente como esta. Que se les de los derechos suficientes para que este trabajo sea digno.

    13 enero 2015 | 09:21

  7. Dice ser a mi me lo vas a contar

    Pues lo que expones es lo que les hicieron a nuestras madres, tias , abuelas y vecinas cuando se fueron del campo a las ciudades despues de la guerra civil(1936-1939) especifico porque igual alguno/a no lo sabe, trabajaban como burras en las casas de las “señoras” y hacian todos los trabajos, limpiaban, cocinaban y se encargaban de los niños y los abuelos, no estas contando nada nuevo, y ellas no tenian ningun derecho y solo obligaciones, y si enfermaban les daban una patada en el culo y las mandaban a su pueblo, ¿¿¿¿¿que derechos tenian ellas, me contestas?????

    13 enero 2015 | 09:40

  8. Dice ser Jaime

    “No queremos pedir porque pedir es para que nos regalen. Es obligar a que nos den nuestros derechos, a que nos solucionen cosas”

    Tus derechos… ¿como el derecho de trabajar que NO TIENES por no ser española, no tener papeles en regla y estar ilegalmente en el país? Joer, qué bien, yo pido que se repeten conmigo los derechos y la ley. La misma ley y derechos que yo me paso por el forro.

    13 enero 2015 | 09:44

  9. Dice ser albitaguapa2

    no tenéis verguenza defendiendo a quien hace algo ilegal sólo porque es mujer

    13 enero 2015 | 10:06

  10. Dice ser paki

    Yo solo digo, porque no se vuelve a su país, aaaaahh ya que allí aun la tratan peor, y ni si quiera puede protestar, acabáramos, ya nos hemos enterado. Por vuestra culpa muchas mujeres que se dedicaban a la limpieza cobran menos, y tienen que asumir otras tareas, porque vosotras las hacéis sin rechistar…..no me da pena no me parece justo, ya estamos hartos , la liais y luego a llorar…..

    13 enero 2015 | 10:20

  11. Dice ser Cesarro

    Parece que Jaimito no se ha enterado que la señora llegó a España sin papeles en el año 2000 y que actualmente ha regularizado su situación.
    En fin, yo también soy inmigrante suramericano pero, al contrario de la señora, he estado siempre en situación “legal” en este hermoso país. La verdad no entiendo como la señora en su momento llegó a pensar en venir aquí sin papeles, trabajar un par de años, ahorrar mucho dinero y volverse a Ecuador. Es cierto que eran tiempos mejores pero no estoy de acuerdo con su idea inicial.

    Ah y por favor, dejad ya de quejaros y de insistir que los inmigrantes tenemos mas derechos que vosotros, eso es completamente falso, informaos antes de hablar tan rápidamente y dejad de justificar vuestros problemas haciendo lo más fácil: echando la culpa a la inmigración.
    Yo llevo 7 años aquí trabajando legalmente, pago impuestos como cualquier español lo haría y de hecho contribuyo con gran parte de mi sueldo (más del 20%) al IRPF.
    Reconozco que hay inmigrantes que han hecho cosas malas pero, ¿acaso no hay españoles que se han equivocado en algún momento?. Vale ya de generalizar.
    Un saludo a todos y viva España!

    13 enero 2015 | 11:49

  12. Dice ser japoas

    Parece que no tiene demasiad@s defensores/as; es que la mayoría llevan razón, no se puede llegar a un país de forma ilegal y pedir que te traten de forma legal. Seamos serios y conscientes.

    13 enero 2015 | 12:53

  13. Dice ser marta

    la mayoría no quieren estar dadas de alta, porque les quitan las ayudas que sabemos que van para ellas, para las inmigrantes…

    que no lloren cuando son ellas mismas las que se quedan con todas las ayudas sin cotizar, repito, porque ellas mismas no quieren, conozco cientos de casos de extranjeras y no me digais que no …

    entran sin papeles ? no me parece ni medio normal, bueno esto es españa aqui todo vale.

    13 enero 2015 | 14:35

  14. Dice ser marta

    Por cierto, trabajar un par de años, ahorrar mucho dinero y volverse a Ecuador???
    pero esta tia de que va??
    en españa llevamos toda la vida currando cotizando etc y sin poder ahorrar..jajajaja, es buenisimo eso que ha dicho.

    por cierto, no ayudan para nada a la economia española, no gastan…todo lo envian a sus paises o lo ahorran con lo cual no ayudan nada viniendo.

    13 enero 2015 | 14:38

  15. Dice ser nube44

    Me parece alucinante que diga sin rubor ninguno que le propuso a su antigua jefa un contrato ficticio de trabajo inexistente en el que ellla pagara la Seguridad social para conseguir papeles.
    ¿Eso no es un delito?

    13 enero 2015 | 16:44

  16. Dice ser Yo Discrepo

    ¿Pero de donde sale toda esta gente que ha puesto a caldo a esta pobre mujer?

    Como decía mi abuela: ¡madre del amor hermoso!.

    No me puedo creer que toda esta tropa de insultadores profesionales lean 20 Minutos. ¡Ah!, ya se. Son esos que se dedican a desprestigiar los artículos que tienen contenido social o hablan de solidaridad.

    Lo que me jode de esta gente (perdón no suelo decir tacos) es que se ponen de acuerdo para salir en tropel y hacer pensar al lector que cae por casualidad en el blog e incluso al mismo protagonista del artículo, que lo que está escrito es una sarta de tonterías y a esto se le llama hacer “luz de gas”.

    Pues no. Lo que ha escrito y nos ha trasladado Laura Martínez Valero es una bocanada de aire fresco

    13 enero 2015 | 16:47

  17. Dice ser cesarro

    Vamos a ver Martita. Dices lo siguiente:

    “que no lloren cuando son ellas mismas las que se quedan con todas las ayudas sin cotizar, repito, porque ellas mismas no quieren, conozco cientos de casos de extranjeras y no me digais que no …”

    y yo te digo: Por´que no me iluminas con tu sabiduría y me explicas cuales son las ayudas a las que tienen derecho los inmigrantes que no cotizan???. Creo que no sabes que si un inmigrante no cotiza, cuando le caduque su permiso de residencia estaría en España de forma irregular. ¿Quién tiene ayudas del gobierno en esa situación?

    Luego dices:

    “por cierto, no ayudan para nada a la economia española, no gastan…todo lo envian a sus paises o lo ahorran con lo cual no ayudan nada viniendo.”

    Será que los inmigrantes no comen ni pagan un sitio donde vivir ni tendrán facturas que pagar. ¿Qué pasa, que yo no le puedo enviar dinero a mi madre en Colombia?.

    Si tu no puedes ahorrar a lo mejor el problema es tuyo bonita…. haber ido a la universidad!

    Qé fácil es justificar carencias intelectuales echando la culpa a la inmigración.

    13 enero 2015 | 17:10

  18. Dice ser cesarro

    por cierto.
    ¿Qué diferencia habrá entre esta señora y los españoles que emigran a países como Alemania o Inglaterra y que también piensan en volver a España cuando la situación esté mejor?

    AAh perdona, que son Españoles… todo lo que hacen esta bien hecho!

    13 enero 2015 | 17:28

  19. Dice ser albitaguapa2

    japoas, asi 45.989-999 personas digan que no tienen razon seguirán diciendo chorradas

    13 enero 2015 | 17:54

  20. Dice ser Emme

    Si es que lo leo y me entra un cabreo… Recuerdo el caso de una boliviana que “contratamos” para cuidar a mi padre. Nosotros queríamos hacer el contrato legal pero nos daba largas: que si me falta un papel, que si en dos meses les puedo dar toda la documentación…
    Nos fiamos y fuimos esperando sus papeles, hasta que 4 meses después de empezar a trabajar aparece en mi centro de trabajo exigiendo vacaciones pagadas y paga extra. Le dí hasta final de mes para que se fuera. Nunca más!!!
    Chupar, chupar y chupar sin cotizar nada? Mucha cara es lo que tienen algunas

    13 enero 2015 | 19:30

  21. Dice ser abcº

    Señora, para empezar usted admite que trabajaba y residía ilegalmente? Ya empezamos mal, usted nunca debió quedarse en España porque no entró legal.

    Señoras que vienen y trabajan en negro hay muchísimas, y ocurre que el precio de hora trabajada ha bajado gracias a esa competencia desleal . Pero ese dinero “negro” luego se envían en remesas a sus países y aquí paz y luego gloria.

    En cuanto a derechos y explotación sufrida por parte de españoles y españolas… Mire, señora. Yo fui un@ de los que confié en una señora extranjera… De trabajar, nada de nada, hasta el punto de que luego supe que se iba en mitad de su jornada, aprovechando que yo no estaba. Le perdoné varias veces, que si limpiaba mal, o directamente me dejaba las cosas sin hacer, que si no aparecía o lo hacía tarde, etcétera… Y al final, denuncié un robo que presuntamente me hizo ella con una copia de mi llave -no forzaron cerraduras.

    Así que no, gracias, en los periódicos salen de vez en cuando casos de señoras “explotadas por españoles y españolas” que delinquen aprovechando su puesto.¿Quién explota a quién? No generalicemos.

    Y si no le gusta, siempre le quedará Ecuador. Que ya está bien de tanta llorera.

    13 enero 2015 | 20:02

  22. Dice ser abcº

    Y sobre que trabajan en negro…

    ¿Quién quiere trabajar en negro para no perder las ayudas? Cuando están ilegales piden papeles, pero luego el dinero negro es muy goloso.

    Que no nacimos ayer, por el amor de Dios.

    13 enero 2015 | 20:05

  23. Dice ser jager

    Creo que eso de que la mayoría de empleados domésticos son inmigrantes ya no cuela. Para ejemplo, en Facebook hay una página que se llama Informer. Reto a cualquiera a que ponga que necesita un/a empleada/o domestico/a y verán como los que contestan serán españoles/as de todas las edades posibles.
    Y para muestra un botón, la empleada que yo ocupo en mi piso es una española, y entrevisté a muchas más españolas también antes de ella.

    Así que dejen de catalogar a las empleadas domésticas como inmigrantes que hoy en día la cosa ha cambiado y te encuentras más autóctonos que otra cosa.

    Se acabó la época en la que los españoles podían contratar alguien para limpiar su piso, hoy tienen que currar de lo que sea para poder vivir.

    Y además, tanto españoles como inmigrantes trabajan en negro, así que también eso de culpar a inmigrantes de no cotizar y enviar dinero tampoco aplica más.

    Despierten a la realidad de España, un país en franco retroceso y que va a peor.

    13 enero 2015 | 21:14

  24. Dice ser marta

    cesarro o “cesarrito” estoy dando una opinión como el resto, tan válida como la tuya, y Sí, se de lo que hablo, ayudas todas las del mundo.
    que yo sepa españoles ilegales no entran en alemania etc…
    repito,esta señora del articulo no es ejemplo de trabajadora digna de respeto.

    14 enero 2015 | 09:20

  25. Dice ser omar

    A quienes dicen que no se puede trabajar ilegal y despues reclamar: se trabaja ilegal por que hay patrones ESPAÑOLES que les conviene para poder abusar a gusto del trabajador. Porque LA MAYORÍA DE LOS españoles que emigraron a sudamérica fueron sin contrato alguno y hasta sin papeles, lo sé por que soy hijo de emigrantes españoles, así que a dejarse de idioteces, vayan con ese cuento barato, reiterativo y muy aprendido a los reductos fachos que los alberguen.

    26 enero 2015 | 15:34

Los comentarios están cerrados.