BLOGS

¿Y después del 25N, qué?

Almudena Díaz PagésPor Almudena Díaz Pagés 

Pasó el 25 de noviembre. Hoy muchas personas son más conscientes que anteayer sobre la gravedad de la violencia hacia las mujeres en todo el mundo. Pero generar conciencia e inspirar acciones que pongan fin a una de las formas de desigualdad de género más severas existentes, tiene que seguir presente en nuestras vidas. Hablábamos de la campaña ÚNETE para poner fin a la violencia contra las mujeres, de la iniciativa del llamado Día Naranja. Toda la sociedad civil del mundo ha sido invitada a mostrar su sensibilidad y conciencia sobre la violencia de género, con dos propuestas muy claras:

Imagen de la campaña #orangeourworld de Naciones Unidas.

Imagen de la campaña #orangeourworld de Naciones Unidas.

#Orangeurworld en #16days

Al 25N le siguen los 16 días de activismo (hasta el 10 de diciembre) de la campaña ÚNETE para poner fin a la violencia contra las mujeres, que este año 2014 propone bajo el lema #orangeurhood, visibilizar en las calles, las tiendas, los recintos públicos (escuelas, bibliotecas…) y los negocios de tu comunidad, a través del color naranja por medio de proyección de luces, banderas, lazos…o lo que esté en nuestras manos, la problemática de la violencia de género.

La agenda de ONU Mujeres para erradicar la violencia contra las mujeres

Paralelamente a estos 16 días de activismo, la Directora Ejecutiva de ONU Mujeres, Michelle Bachelet, ha presentado una exhaustiva agenda de políticas para poner fin a la violencia contra las mujeres en todo el mundo, y ha instado a los líderes mundiales a movilizar la voluntad política y las inversiones para garantizar que las mujeres disfruten de su derecho fundamental a una vida libre de violencia.

Todos los 25 de cada mes son el #DíaNaranja

Podemos seguir haciendo un gesto el día 25 de cada mes, como parte de esta misma campaña. Porque la conciencia de la violencia que sufren las mujeres y las niñas no es suficiente, y la reflexión y la denuncia tampoco,  cada año Naciones Unidas y las organizaciones de defensa de los derechos humanos de las mujeres definen como prioritarios diferentes temas que, a día de hoy, tienen un impacto decisivo sobre la mitad de la población mundial.

A lo largo del 2014, los temas sobres los qué se ha querido levantar conciencia han sido:

  • La prevención del acoso sexual y otras formas de violencia en los espacios públicos. Todavía una asignatura pendiente incluso en los países con mayores índices de igualdad.
  • El estigma de la violencia contra las niñas. A día de hoy se estima que 700 millones de mujeres han experimentado un matrimonio prematuro, práctica que en muchas ocasiones implica la pérdida de oportunidades de educación y de acceso al mercado laboral, mayores tasas de mortalidad materna y de violencia doméstica.
  • La violencia de género a través de la economía informal. Y en especial, la que acontece contra las trabajadoras del hogar, ya que aunque la violencia contra las mujeres en el entorno laboral puede afectar a todos los sectores, las trabajadoras domésticas son las principales víctimas.
  • La violencia contra las mujeres y las niñas en el mundo del deporte. Muchas mujeres y niñas sufren las barreras impuestas por la tradición, la religión y la sociedad, a la hora de querer practicar un deporte. Además, este sector de la sociedad es mucho más proclive a sufrir la violencia doméstica tras la celebración de grandes eventos deportivos.
  • La violencia contra la mujer en el entorno laboral. Este tipo de violencia de género puede adoptar diferentes formas, desde el acoso sexual hasta la discriminación de género y el bullying. Las empresas tienen la responsabilidad de asegurar entornos laborales libres de violencia para todas las mujeres y las niñas.
  • La violencia sexual contra las mujeres y las niñas bajo situaciones de conflicto puede sucederse de manera sistémica, como arma de guerra, y muchos de sus perpetradores lo hacen con total impunidad. Además, debido a la inestabilidad resultante del conflicto, los supervivientes tienen miedo y son muchas las dificultades para acceder a la justicia y denunciar.
  • La Mutilación Genital Femenina (MGF) es una violación de los derechos humanos, su práctica se justifica en una mezcla de razones culturales, sociales y religiosas y se calcula que más de 130 millones de niñas y mujeres en el mundo han sido víctimas de esta práctica.
  • El acceso a la justicia para las sobrevivientes de la violencia de género. A día de hoy, todavía son muchos los obstáculos que impiden a las mujeres y a las niñas poder reportar estos abusos, e incluso, en algunas áreas del planeta ni siquiera son considerados crímenes, o las autoridades la permiten.

Aunque haya pasado el día, siempre tenemos que tener presente que la violencia contra las mujeres y las niñas NO es inevitable. La prevención es posible y esencial, si queremos caminar hacia una sociedad libre de violencia y discriminación por razones de género, sensibilízate como si todos los días fueran el Día de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres y las Niñas, #orangeurworld.

Almudena Díaz Pagés es politóloga y especialista en Relaciones Internacionales. Editora de Género de la plataforma United Explanations.

3 comentarios

  1. Dice ser albitaguapa2

    despues del 25 n seguirá habiendo denuncias falsas, todas las custodias serán para la madre y muchas mujeres preferirán a uno peor persona pero que tiene mejor nivel de vida, por ejemplo

    26 noviembre 2014 | 08:16

  2. Dice ser Daniel L.

    después del 25n a seguir haciendo leyes injustas que promocionen la violencia, que es lo que buscan y da dinero a los lobbies

    26 noviembre 2014 | 13:44

  3. Dice ser geminis44

    a -albitaguapa2- a que viene ese comentario-por cierto segun la fiscalia suponen el 0,001 % -y del resto del comenterio…… con lo que aqui se expone1905?

    26 noviembre 2014 | 20:20

Los comentarios están cerrados.