BLOGS

Por la economía: cerrar la brecha

Por María Solanas Cardín  María Solanas

Las personas y su talento son dos de los principales motores del crecimiento económico sostenible. Si la mitad del talento no se desarrolla, o está infrautilizado, la economía nunca crecerá como podría’.

Así comienza el fundador y Presidente ejecutivo del Foro Económico Mundial, Klaus Schwab, la presentación del Informe global sobre la brecha de género 2014.

The Global Gender Gap Report cuantifica, desde 2006, la magnitud de las disparidades basadas en el género en cuatro áreas clave: salud, educación, economía y política, y hace un seguimiento de su progreso. Trabaja los datos en base a cuatro subíndices: salud y tasa de supervivencia; logros en educación; participación económica y oportunidades; y empoderamiento político.

Variaciones sobre la portada del Global Gender Gap Report 2014. imagen de TrasTando.

Variaciones sobre la portada del Global Gender Gap Report 2014. imagen de TrasTando.

Como señala el informe, en los últimos años se ha avanzado notablemente en materia de igualdad de género, y en algunos casos, en un tiempo relativamente corto. En promedio, en 2014 se ha cerrado más del 96% de la brecha de género en salud; el 94% de la brecha en los logros educativos; el 60% de la brecha en la participación económica; y el 21% de la brecha en empoderamiento político. Sin embargo, estamos aún muy lejos de alcanzar la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres. De hecho, ningún país del mundo ha cerrado totalmente la brecha de género, aunque los cinco países nórdicos (Islandia, Finlandia, Noruega, Suecia, y Dinamarca) lo han logrado en más del 80%.

España ocupa el puesto 29 en la clasificación general de este año (sobre un total de los 142 que se han incluido en este Informe), con una ligera mejora en comparación con la puntuación global del año pasado. España experimentó un incremento en su puntuación en 2010 y 2011, debido principalmente al incremento en el subíndice de empoderamiento político. Sin embargo, debido al descenso en la proporción de mujeres en cargos ministeriales, en 2013 sufrió la caída más significativa en la región con respecto a 2006. No obstante, España mejoró su índice en el Parlamento en comparación con el año pasado, y puntúa entre los once mejores países en esta variable.

Como bien señala el Informe, la correlación entre la igualdad de género, el PIB per cápita, el nivel de competitividad (medido según el Índice de Competitividad Global 2014-2015) y el de desarrollo humano es evidente. Así, España ocupa el puesto 29 en el índice de igualdad; el 31 en PIB per cápita; el 27 en el índice de desarrollo humano, y el 35 en el índice de competitividad global. El determinante más importante de la competitividad de un país es su talento humano-las habilidades y la productividad de su fuerza laboral-. Dado que las mujeres representan la mitad de la base potencial de talento de un país, la competitividad de una nación a largo plazo depende, en gran medida, de si y cómo se educa a las mujeres, y si se aprovecha su talento. El Informe subraya que, con el fin de maximizar la competitividad y el desarrollo potencial, cada país debe hacer un esfuerzo sostenido para alcanzar la igualdad de género.

Los beneficios señalados van más allá de los argumentos económicos. Hay otra razón simple y poderosa para perseguir la igualdad: la equidad. Las mujeres representan la mitad de la población mundial-que merece el mismo acceso a la salud, la educación, la influencia, el poder adquisitivo y la representación política-. Sus puntos de vista y valores son fundamentales para asegurar un futuro común más próspero e inclusivo. El progreso colectivo de la humanidad depende de ello’.

Quien esgrime estas razones no es quien escribe esta entrada –aunque las comparta plenamente-, sino el presidente del Foro Económico Mundial, Klaus Schwab, nada sospechoso de defender causas imposibles y lesivas para la economía global. Sólo aquellos países que avancen en la igualdad, podrán alcanzar todo su potencial económico. ¡Cerrar la brecha de género es (también) la economía!

María Solanas es Coordinadora de Proyectos en el Real Instituto Elcano. Privilegiada en los afectos, feliz madre de una hija feliz.

Los comentarios están cerrados.