BLOGS

Pizarras en el baño

Por Belén de la Banda @bdelabanda

Hace un par de semanas fueron los mensajes de Boa Mistura en los pasos de peatones de Madrid. Hace un par de días, unos pequeños  carteles de pizarra pegados en las paredes, los espejos y las puertas de un baño público, que llamaban la atención sobre datos estadísticos. Estas pequeñas pizarras generaron a las puertas del servicio un pequeño baño-fórum (si es que esta combinación de palabras puede existir) sobre el alcance real de las cifras, las distintas posibilidades de autoría de la obra de arte, y la necesidad de publicitar datos como éstos también en el servicio de caballeros (donde al parecer sí había otras pizarras que no tuve ocasión de ver).

Aquí una representación de estos mensajes:

collage

Textos de denuncia encontrados en un baño público de Madrid. Collage de Anasara Lafuente.

Muchas veces las estadísticas me dejan fría. Y especialmente las que no me afectan directamente. Pero las pizarras me han dado mucho que pensar. En contadísimas mujeres poderosas codeándose con la élite mundial en Davos cada año. En miles y miles de madres, tías, abuelas, hermanas, que trabajan en todo el mundo cuidando de otros sin remuneración. En una compañera periodista que de repente se enteró un día de que su compañero de al lado en el periódico, que hacía lo mismo, ganaba más que ella.  En casos concretos, cercanos y lejanos, que al parecer son prototipos universales.

Por eso se agradecen estas pequeñas llamadas de atención. Y la sensibilidad de darles formas llamativas y colocarlas en lugares que no son los que esperaríamos, lugares no publicitarios que mantienen intactas todas sus propiedades comunicativas.

Porque no deberíamos cansarnos de escucharlo mientras no esté resuelto. Que existen en nuestro mundo intolerables desigualdades (riqueza extrema y pobreza extrema) es no sólo una realidad demostrada, sino uno de los principales obstáculos para el desarrollo y la vida digna de millones de personas. Quienes cuentan con el poder consiguen que las reglas del juego se escriban a su favor. Quienes más tienen siempre reciben más. Son muchos los estudios que así lo demuestran, entre ellos el informe IGUALES que hoy publica Oxfam Intermón en todo el mundo, y que será objeto de debate esta tarde. Una de las preguntas que se hará en este debate es cómo es posible que sólo 85 personas tengan tanta riqueza como la mitad de la poblacion mundial.

Esta desigualdad es evitable. La que separa a los ‘milmillonarios’ de las personas de a pie. La que separa a quienes deciden de quienes sobreviven. Como dice la pizarra en forma de estrella, muy pocas de las que deciden son mujeres. Por eso es más fácil que las reglas no se adapten a sus necesidades, ni sus sueldos al equilibrio imprescindible. Por eso su trabajo tiene más posibilidades de ser peor pagado, o no remunerado en absoluto, como dicen las otras dos pizarras.

Conocer y pensar los datos es un buen primer paso para mejorar la realidad. Gracias a esa mano anónima repartidora de golpes de conciencia en forma de inocentes pizarras.

Belén de la Banda es periodista y trabaja en el equipo de comunicación de Oxfam Intermón

3 comentarios

  1. Dice ser albitaguapa2

    cuanta chorrada y cuanto victimismo y cuanta mentira, de diez parejas que conozco, solo en dos las mujeres trabajan las mismas horas que los hombres y oh, adivina son las unicas que no ganan menos, y el trabajo en casa por supuesto que no es remunerado, solo faltaba que tuvieramos que sostener alas marujas que se van a tomar cafe a las 11 horas todos los dias

    30 octubre 2014 | 08:46

  2. Dice ser Miguel

    Bueno bueno, ya tocaba una entrada de estadísticas falsas, cuando os va a entrar en la cabeza que la llamada brecha salarial no existe para el mismo trabajo en igual condiciones? No creeis que si las mujeres cobraran menos estarían menos desempleadas que los hombres? Imaginad poder pagar entre un 10% y un 30 % menos a tus trabajadores…. además si podéis demostrar la existencia de dicha brecha hay un premio esperandoos, un premio que nadie ha podido reclamar porque la brecha no existe!!
    Respecto a las horas de trabajo no remuneradas, lo normal es que siendo la mayoria de las personas que se acogen a jornadas reducidas mujeres, haya más trabajo no remunerado por parte de estas.
    Me pregunto cual sería la reacción d elas feministas si s eponen notitas con datos como que el 99% de lass víctimas de accidentes laborales son hombres, que la gran mayoria de vñictimas de vilencia son hombres, que la mayorñia de suicidios son de hombres….

    30 octubre 2014 | 10:22

  3. Dice ser albitaguapa2

    y encima censuráis, ¿por que las mujeres pagan menos de seguro de coche¿ y esas estadísticas son mentira, yo conzco a 10 parejas, y h e hecho un pequeño test y en 9 casos ella trabaja mucho, mucho menos que su pareja así que claro cobra menos

    30 octubre 2014 | 16:53

Los comentarios están cerrados.