BLOGS

Iguales en la desigualdad

Por Flor de Torres Porras Flor de Torres

‘¡No hay derecho¡ ¿A qué? A que el débil sea despreciado, explotado y aplastado por el fuerte. Para corregir eso y evitarlo se justifica que exista el Derecho.’ Elías Díaz, Catedrático de Filosofía del Derecho

Lo que Elias Díaz nos está diciendo es que hay un concepto plural y polisémico de la víctima.

Reducir las víctimas de violencia de género a mujeres agredidas por sus parejas  es dejar impunes la mayoría de las conductas de la violencia de género.

Y es que la víctima está visible en la Justicia del  Siglo XXI, en un nuevo sistema de justicia. Un sistema que  pone como eje la protección  a todas las víctimas y en esa categoría están sin duda las víctimas de violencia de género. Incluso aquellas que no saben ni siquiera que lo son y para ello  se trabaja en su detección y prevención.

La justicia del Siglo XXI tiene que proteger incluso a las víctimas que no saben que lo son. Imagen: TrasTando.

La justicia del Siglo XXI tiene que proteger incluso a las víctimas que no saben que lo son. Imagen: TrasTando.

Hablamos de personas como Almudena y Susana -nombres supuestos para proteger su intimidad-, víctimas de una situación real con sentencia firme-. Ambas sufrieron durante 18 años brutales agresiones  por parte de un mismo agresor, su marido y padre,  respectivamente. A Almudena  en una ocasión la agredió y le rompió el tímpano. A Susana, por entregarle tarde las notas, la cogió del cuello para asfixiarla. Su madre se interpuso para evitar males mayores y recibió un puñetazo que le partió la nariz. Alguien alertó a la Policía, pero nadie abrió la puerta. Madre e hija tenían demasiado miedo a las represalias después de años de amenazas.

La lesión de Almudena fue a peor y finalmente tuvo que ir a urgencias. El parte médico redactado por los profesionales del hospital fue el que delató al maltratador. Éste siguió amenazándolas de muerte. No quería que declararan en el  Juzgado. Violó a Almudena y la despertaba de madrugada con fuertes golpes.

Francisca -tampoco es su nombre real, pero sí los hechos que relatamos aquí, ya que su caso está sentenciado en el Tribunal Supremo- desde el inicio de la convivencia tuvo problemas. Su pareja manifestaba unos celos irracionales, la acusaba una y otra vez de tener un amante. Ella vivía con miedo  a llegar tarde, procuraba que sus salidas del domicilio fueran lo más breves posibles, y siempre temía que cualquier cosa que hiciese no estuviera a gusto de su esposo. Él la insultaba y la llamaba inútil cada vez que se enfadaba. La amenazaba con matarla de forma violenta. En numerosas ocasiones y por cualquier motivo le propinaba golpes, la cogía por el cuello, le daba patadas o puñetazos. También lanzaba objetos de la casa, o los rompía, o tiraba la comida revoleándola por la estancia. Francisca, por miedo, nunca fue al médico a curarse de sus lesiones. Cayó enferma y con cada crisis de su enfermedad él se burlaba de ella. 

Rosa -de nuevo nombre ficticio para hechos reales que han propiciado una condena firme- tuvo dos años de relación de pareja.  Pasados los primeros seis meses, empezó a sufrir humillaciones y vejaciones. El le repetía que no valía para nada, la insultaba. Le prohibió salir con sus amigas e incluso con sus hermanas, le impidió vestir prendas que él consideraba demasiado atrevidas. Muchas veces la conminaba a deja el trabajo. Si ella no se sometía rápidamente, la golpeaba y le mordía. Rosa decidió cesar su relación con él. Pero su maltratador no aceptaba su voluntad. La buscó cuando estaba con un amigo común, la sacó de su coche tirándole del brazo, descalza, y la llevó a un descampado a empujones, golpes y mordiscos. La amenazó  con un cuchillo y con un destornillador, y la agredió tratando de comprobar si había tenido relaciones sexuales con ese amigo.

¿Qué tienen en común Almudena, Susana, Francisca y Rosa? Pues que toleraron los comportamientos que son auténticos obstáculos y resistencias a la igualdad  de las mujeres en su vida cotidiana. Con su silencio,  fruto del miedo y el poder que se ejercía sobre ellas, favorecieron la dominación oculta de sus parejas. Fueron forzadas  en  diversos aspectos ‘domésticos y cuidadores’ del comportamiento femenino tradicional, para aprovecharse de ellas por medio de la fuerza física y psíquica. Y permanecieron  siempre en el ‘statu quo desigualitario’. Fueron aisladas de un entorno familiar y social  para seguir siendo violentadas y atemorizadas por  sus parejas como única forma de control y poder.

Eran iguales en la desigualdad.

Todas ellas fueron abusadas en esa desigualdad previamente construida por el maltratador  a través de la  fuerza (psicológica o moral)  y  después agredidas en el cuerpo y en el alma. Conductas todas ellas Juzgadas en Sentencias firmes a sus autores. Hoy maltratadores condenados.

Es matemática pura. Solo hay que darse cuenta.  Hay que observarlo y no tolerarlo.

En los tres casos la detección del problema y las denuncias posteriores les salvaron la vida.

Flor de Torres Porras es Fiscal Delegada de la Comunidad Autónoma de Andalucía de Violencia a la mujer y contra la Discriminación sexual. Fiscal Decana de Málaga.

16 comentarios

  1. Dice ser El_Soberano

    Sigo sin ver ni una sola referencia a los maltratados por ser hombres.

    “Eres un inútil. No sabes limpiar. La tienes pequeña”

    Son frases de maltratadora.

    Por tanto, sigo siendo enemigo de vuestro “feminismo” y vuestra “igualdad” hasta que eso no cambie.

    23 octubre 2014 | 08:21

  2. Dice ser albitaguapa2

    todas mujeres, ningún hombre, qué curioso

    23 octubre 2014 | 08:53

  3. Dice ser JJGIL

    Raca, raca, raca, raca
    Yo tambien me puedo inventar nombres ficticios ¿y situaciones?
    El pobre Josema llego un día y se encontro con su mujer y un amigo en actitud algo mas que cariñosa.
    El “amigo” de su mujer le insulta y se rie de él y su mujer fue al area de la mujer del ayuntamiento y le presentan una denuncia por malos tratos psicologicos.
    El juzgado lo cita a velocidad el rayo, por tratarse de violencia de genero.
    Ella declara en el juicio, que es un buen marido y un excelente padre y que jamas le ha levantado la voz ni la ha insultado, pero que en area de la mujer le han dicho que denuncie que asi le sacara mas dinero y se quedara con el piso y los hijos.
    La jueza la regaña por esa actitud y esa denuncia.
    El fiscal interviene al haber menores en la familia. ¿el fiscal denuncia al la mujer por falsa denuncia? …. ni de coña es un fiscal politicamente correcto.
    La jueza condena a Josema a salir de la casa de inmediato y le obliga a pasar la pensión de alimentos durante 4 años, a pesar de que los hijos ya son mayores de edad e incluso uno de ellos vive fuera de España y trabajan los dos.
    Y cuatro años despuesel pobre Josema sigue esperando del juzado el fin de la pesadilla
    ¿Te ha gustado mi relato? ¿fantastico? ¿inventado? Ahhh no que esto me esta ocurriendo mi.
    Dejar ya de dar la matraca y dejar de mentir

    23 octubre 2014 | 09:13

  4. Dice ser maria

    Creo que dejas fuera a los hombres agredidos por sus parejas. Creo que para ellos ademas del miedo existe la vergüenza, que se rian de ellos por “calzonazos”.
    Intolerancia cero para cualquier tipo de violencia en el hogar.LA violencia doméstica está mal y punto, sea quien sea el agresor.

    23 octubre 2014 | 09:17

  5. Dice ser Violeta

    Importante la denuncia, importante el apoyo a la víctima durante todo el proceso, también importante la formación especializada de los profesionales, el mirar más allá de lo que la víctima relata, no quedarse con el último golpe, la ultima amenaza….. Y la prevención. Queda mucho por hacer aun, aún hay quien piensa que si no hay un ojo morado no hay maltrato, que si tiene la víctima trabajo tampoco hay maltrato, que si va bien vestida y maquillada tampoco lo hay, que si la mujer esta deteriorada psicológicamente “esta loca”, que si muestra ira, enfado, reivindica , no es víctima, si consume alcohol y otras drogas tampoco………
    Os felicito por vuestro blog. Pi

    23 octubre 2014 | 09:33

  6. Dice ser Ángela

    Hablemos de igualdad cuando se hagan reportajes señalando a los agresores, cuando se les culpabilice por agredir y violentar, en vez de poner no sólo el foco, sino toda la carga de responsabilidad y culpa en las mujeres por “consentir”, cuando estamos hablando de relaciones desiguales y violentas. Como ejemplo, no he leído nunca un artículo que responsabilice a secuestrados/as por grupos terroristas de “consentir” la violencia ejercida contra sus personas.

    23 octubre 2014 | 10:16

  7. Dice ser roetnig

    No reconocer que la violencia de género existe en ambas direcciones es dejar impunes la mayoría de las acciones…

    23 octubre 2014 | 10:18

  8. Dice ser Padre a medias

    Es un delincuente que debería estar entre rejas.

    También en el colegio se deberían dar clases de gestión de las emociones. Detrás de un maltratador suele haber una historia que tampoco interesa mucho… La presión de la sociedad porque un hombre gane dinero, tenga un status social, un “exito”…

    Finalmente me gustaría leeros algún día un artículo sobre los padres que hemos dejado de serlo por sentencia judicial. Pese a informes de equipos de psicólogos y los propios redactados por el juzgado pero que una jueza que dice “que por interés de los menores están mejor que su madre” oponiéndose a todas las demás opiniones cualificadas.

    Y mientras mis hijos casi ni me ven, y no les puedo contar cuentos al dormir, ni verles crecer…

    23 octubre 2014 | 10:25

  9. Dice ser marian

    Sería muy conveniente informar a la población sobre el típico y tópico perfil del maltratador, para saber reconocerle a tiempo, cuando es tu novio o ligue y mucho antes de que sea tu pareja o marido.

    23 octubre 2014 | 10:58

  10. Dice ser EN LO ÚNICO QUE SOMOS IGUALES ES EN LA ESTUPIDEZ.

    Yo también estoy cansado de palabras que expresan algo que no existe como “eternidad”, “perfección”, “igualdad” o “libertad”.

    23 octubre 2014 | 14:06

  11. Dice ser Vic

    Lo siento por ti, Padre a medias, pero tu historia no les interesa a aquell@s que pretenden mantener el discurso de que los hombres tenemos privilegios y vivimos entre algodones y solo las mujeres sufren violencia de genero. Aunque acertadamente aquí se habla de violencia psicológica y moral, no solo física, les interesa obviar que tu también eres victima de violencia de genero; también te violenta el sistema cuando una jueza dicta sentencia en contra de los informes de psicólogos y del mismo juzgado porque “están mejor con la madre”. Luego se quejan a su vez que las mujeres carguen con mas presión para criar a los hijos, pero claro, solo cuando interesa.

    Cuando tengamos fiscales y delegad@s en contra de la violencia de genero y la discriminación sexual que ayuden a las victimas sin tener en cuenta su sexo, sin añadir “a la Mujer” como subtitulo a lo anterior y cuando las leyes traten realmente igual a un agresor y una victima sin importar el sexo de cada uno; cuando las leyes de divorcio no den mucho mas poder a una parte que a otra en virtud de su genero, tratando a la otra parte como una mera cuenta bancaria; entonces podremos alegrarnos de que nos acercamos a una verdadera igualdad y no un extraño revanchismo.

    23 octubre 2014 | 14:43

  12. Dice ser susi

    Para Vic y Padreamedias:
    Entiendo que no debe ser plato de gusto tener que dejar tu casa y pasar una pensión. sin embargo, no existe ningún precepto en la ley que estableza preferencia materna para la custodia. Pero los jueces se tienen que ceñir a la realidad social, y la realidad es que a día de hoy, quienes llevan el mayor peso de la crianza son las mujeres. Os invito a visitar una consulta de pediatría por la mañana o la salida de un colegio por la tarde. A ver que veis más, hombres o mujeres. Sólo un 3% de excedencias por cuidado de hijos las piden hombres. El 97% restantes mujeres. 1 de cada 3 mujeres reduce jornada para atender personalmente a sus hijos. Sólo un 6% de hombres lo hace. Datos del INE, podeis comprobarlo. Es decir, las mujeres sacrifican por la crianza mucho más que los hombres. Como su dedicación es mayor, se les da la custodia más veces, pq es con quien más apego tiene el niñoy quien más de cerca conoce sus necesidades. Esto perjudica la vida laboral de las mujeres, cosa que no le sucede a los hombres. Ya lo dijo nuestra querida Mónica Oriol, presidenta de los empresarios, las mujeres de 25-45 años son un problema pq ya se sabe, tienen hijos. Por supuesto, la mayoría tienen hijos en pareja, pero esto poco parece importar. A ojos de los empresarios, las mujeres se reproducen solas.
    Me llama la atención una cosa, os quejáis de lo discriminados que estáis en un divorcio y ladráis por la custodia compartida. Sin embargo no he oído a ninguno de estos adalides de la custodia compartida de una discriminación brutal que padecen los hombres: El permiso por maternidad es de 16 semanas y el de paternidad solo de 15 días. Y os aseguro que en nómina os retienen por cotizaciones el mismo porcentaje que a las mujeres. Y a pesar de ello, tenéis menos permiso¡¡¡¡Os imagináis tener menos días por enfermedad o desempleo o menos días de vacaciones por ser hombres? Pues esto es igual. Pero no se pq, nunca oigo a ninguno quejarse de ello, cuando eso SI es na clarísima discrimación legañ

    23 octubre 2014 | 18:26

  13. Dice ser Bequi

    Todo tipo de violencia es por supuesto condenable y deleznable. Por supuesto que hay hombres maltratados, nadie lo niega, pero deberíais pensar que la mujer desde que nace es inculcada en ese miedo. Miedo a salir tarde de trabajar, miedo a pasar por el 99% de las calles cuando anochece, miedo a entrar en un portal oscuro, garajes , miedo a subirse a un ascensor con un hombre que no conoce, miedo a emborracharse y no sólo por la mezcla alcohol y volante… Todo esto y más lo llevamos ya encima de serie ” sólo” por ser mujer, y esto en este país, si ya miramos otros…. Somos continuamente insultadas por publicistas, religiones, costumbres…

    La inmensa mayoría de hombres que he conocido han sido personas totalmente normales pero por desgracia si voy por la acera de mi casa a las 22:00 y te siento detrás , por muy buena persona que seas, andaré más rápido, cruzaré de acera, sacaré el móvil… Y aunque os cueste entenderlo con este estrés vivimos las mujeres todos todos los días, y lo peor es que forma parte de nuestra vida y ni siquiera nos damos cuenta..

    Por eso lo siento, no me parece bien que los hombres sufran por su género, pero me hierve la sangre cuando escucho o leo el ” nosotros peor” ” feminazis” o demás comentarios despectivos, los hombres en general no sois los culpables, pero las que verdaderamente sufrimos lo que 4 hombres hacen somos la totalidad de las mujeres, sino pensad lo que les decís a vuestras hijas, madres, hermanas…

    23 octubre 2014 | 20:29

  14. Dice ser fernando

    Supongo que los comentarios de los “machitos” que aparecen por doquier en esta página irán acompañados de su correspondiente IP.

    ¿No se puede denunciar a estos seres deleznables ante un juzgado?

    Es muy cansino ver a gentuza amparado por el anonimato lanzar toda clase de proclamas machistas y apologéticas de la violencia contra la mujer, los inmigrantes, los homosexuales, etc.

    Se debería denunciar estas actitudes de odio. No se si existe algún lugar al que dirigirse para este fin (sin tener que pagar las tasas de la justicia que ya no es para tod@s sino para los que pueden permitírselo).

    Muy tristye que ante casos tan graves de tortura (que es al fin y al cabo lo que son) haya malnacidos que metan cizaña.

    Si esto fueran loas a ETA ya estaría la fiscalía de por medio, pero como solo alaban a torturadores de mujeres o le restan importancia a este tipo de violencia no pasa nada.

    Triste esta sociedad…

    24 octubre 2014 | 09:57

  15. Dice ser fernando

    Por el que dice ser “padre a medias”:

    Supongo que tu no eras de los que relatan en la entrada del Blog.

    En ese caso no viene a cuento tu batalla. Hay gente buena, gente mala y torturadores. se trata de acabar con estos.
    Luego está la parte judicial que debe mejorar muchísimo y para eso, como siempre, hace falta esa pasta qeu hemos REGALADO a los bancos.

    Mucho “las mujeres son muy malas y tal” pero las que palman son mujeres… no se si me explico.

    Luego el problema está en que para formar una familia hay que estar seguro, y falta educación en la sociedad actual donde se vende el “matrimonio para siempre” y el “amor a primera vista”.

    Si la cosa no va sobre ruedas, hay que aprender y ENSEÑAR que es mejor seguir buscando.

    No hay educación afectiva en esta sociedad. No se nos dice que hay que buscar y buscar hasta encontrar, porque eso es de “mujeriegos” y “putas”.

    Muy triste.

    24 octubre 2014 | 10:06

  16. Dice ser Miguel

    Fernando:
    No se donde has visto tu actitudes disculpando la violencia,, por otra parte este es un blog reivindicativo, supuestamente a favor de la igualdad de derechos, sin embargo cuando un hombre reclama igualdad de derechos sirectamente se le tacha de retrógrado, machista, misógino, etc…
    respecto a la entrada del blog, que decir, es lo que uno se ha acostumbrado ya, ver solo la mitad de los problemas, violencia es violencia, no se de donde viene esa mania de diferenciar por sexos.

    24 octubre 2014 | 15:38

Los comentarios están cerrados.