BLOGS

La patria en el limbo

Por Isabel Ortigosa isabel Ortigosa

Francisca tiene 26 años, un marido, tres hijos y una barriga hinchada que deja claro que pronto serán cuatro. Sueña que un día sus niños podrán escoger una carrera que les guste, que serán profesionales  y ‘que no tendrán la misma vida que yo’. Pero Francisca, nacida en República Dominicana, declarada en el registro civil y ciudadana dominicana de pleno derecho desde que nació, perdió hace un año su derecho a la ciudadanía. Y con ella, sus hijos.

La patria en el limbo. Imagen de Inspiraction.

La patria en el limbo. Imagen de Inspiraction.

¿La razón? Hace apenas un año, la sentencia 168-13 promulgada por el Tribunal Constitucional,  denegaba la nacionalidad dominicana a Juliana Deguis Pierre, una mujer dominicana de 28 años y de ascendencia haitiana. El hecho irrefutable de que Juliana llevaba 28 años siendo dominicana no le sirvió de nada. De la noche a la mañana, era una apátrida, una persona sin nacionalidad, invisible a efectos jurídicos.

Con ella, más de 200.000 dominicanos de ascendencia haitiana se vieron de golpe condenados a una falta de nacionalidad con consecuencias gravísimas en sus vidas y sus opciones de futuro. No tener cédula de identidad en República Dominicana implica no poder realizar estudios superiores, no poder firmar un contrato de trabajo, no poder comprar o vender, heredar, abrir una cuenta bancaria, cotizar en un fondo de pensiones, pagar un seguro médico, contraer matrimonio, ejercer el derecho a voto, viajar fuera del país… Ni tan siquiera inscribir a los hijos en un registro civil. Es decir: la condena es además hereditaria, se transmite de generación en generación como una enfermedad maldita ante la que aparentemente poco o nada cabe hacer.

Francisca no pudo continuar sus estudios, no puede trabajar, no puede casarse con Domingo, el padre de sus hijos, y no puede declarar a ninguno de sus niños en el Registro Civil, porque a ella le niegan la cédula de identidad.  “Mi padre vino a República Dominicana en busca de un trabajo y una mejor vida, y murió cuando yo era adolescente. Él nunca se hubiera imaginado que mis hijos y yo pasaríamos por esto”, dice.

Domingo trabaja como peón en un matadero. Sale a las 7 de la mañana a trabajar y no regresa hasta la hora de cenar. Tampoco puede inscribir a sus hijos como padre soltero, porque actualmente la identidad legal sólo la transmite la mujer. Sus hijos son apátridas, porque la Junta Central Electoral sigue reteniendo el acta de su pareja.

El impacto de las políticas de desnacionalización ha agravado así la discriminación hacia las mujeres de ascendencia haitiana. Actualmente en República Dominicana, la inscripción en el registro civil se realiza en base a los documentos que posea la madre; una mujer puede registrar a su hijo o hija como madre soltera, sin embargo un hombre no puede hacerlo como progenitor soltero. En caso de que la madre no posea ningún documento, la inscripción en el registro no podrá realizarse.

Las mujeres cargan con la responsabilidad del reconocimiento jurídico de sus hijos. Por ello la política de desnacionalización les ha afectado especialmente. Les ha convertido en reproductoras de identidad o apátrida dependiendo de si tiene documentación o no. Cuando los hijos no pueden ser inscritos en el registro civil porque sus madres son víctimas de una negación de documentos, al problema en sí se une una casi inevitable sensación de culpabilidad.

¿Hasta cuándo? La campaña Vidas en pause  denuncia el limbo jurídico en el que han quedado miles de dominicanos de ascendencia haitiana. Esta situación debe solventarse con medidas efectivas que garanticen el derecho a la nacionalidad de todo ser humano, sin excepciones. Ya.

 

Isabel Ortigosa es Responsable de Incidencia de InspirAction

10 comentarios

  1. Dice ser 88 A. E.

    26 años, 3 hijos y otro en la barriga……………….no hay mas que decir

    13 octubre 2014 | 10:45

  2. Dice ser Segur

    88 A. E.:

    Pues yo creo que deberías decir mucho más, en lugar de callarte como un cobarde.

    Mi abuela fue una mujer culta y con estudios, católica practicante, esposa de un oficial de artillería del bando nacional, el cual pasó la guerra en campos de concentración de la República, de donde salió con la salud muy tocada. Mi abuela tuvo 5 hijos, y algún embarazo más.

    Lo que tengas que decir de las mujeres con 4 hijos, dilo abiertamente. Que se vea que eres un digno (o digna) miembro del Patriarcado, misógino/a y racista, típico ejemplo de de esas culturas a las que desprecias.

    13 octubre 2014 | 14:55

  3. Dice ser albitaguapa2

    Si tu abuela tenía para comer perfecto, el problema es si no lo tienes, entonces es una irresponsabilidad total

    13 octubre 2014 | 18:44

  4. Dice ser Veaney Arteaga

    Isabel Ortigosa, me apena que no hicieras un trabajo profundo, equidistante, imparcial. Es un trabajo periodístico cojo.
    El padre de Francisca vino sin ningún tipo de visa, identificación, pasaporte o carta de invitación a un país extraño.
    Vino como decimos nosotros los dominicanos a “buscárselas como un toro”. Aquí pudo hacer vida que en su país era más dificil. Tener familia, hijos y aunque ya falleció, nietos.
    La ley y constitución dominicana nunca ha otorgado la nacionalidad a migrantes ilegales en condición irregular. Ni la constitución de 1966, ni la actual ni las anteriores.

    Es una monumental mentira que las mujeres “…porque actualmente la identidad legal sólo la transmite la mujer….” haces Isabel un uso de la desinformación, con propósitos desconocidos.
    No escribes nada de los acuerdos migratorios entre RD – Haití de los años 1939 y 1966. En donde dice con claridad que todo trabajador migrante si tiene sus hijos en RD debe ir a su consulado o embajada con fines de registrarlo.

    Los migrantes Dominicanos en España,sus hijos no adquieren la nacionalidad española. Aunque estén legales.

    No quiero escribir más, pues un país que se escandaliza por la entrada de 1000 subsaharianos al mes es un escándalo, nosotros tenemos una masiva migración ilegal de alrededor de 3 millones, en un país de solo 10 millones de habitantes y casi 50 mil kilómetro cuadrados.

    Averigua quién fue le Gobernador Osorio y su nefasta política que hizo en 1606 en la colonia española de Santo Domingo

    14 octubre 2014 | 20:44

  5. Dice ser Dominicana

    Cuanta parcialidad en este artículo, le recomiendo a la autora que investigue bien antes de escribir tanta bazofia. Lo primero es que los haitianos que cruzan nuestra debil frontera no son apatridas, SON HAITIANOS segun su propia constitución, lo segundo es que por el hecho de haber nacido aqui en territorio dominicano no les otorga el derecho a la nacionalidad, segun nuestra constitución. Lo tercero es que nuestro gobierno esta implementando un plan de regularización de inmigrantes que nos esta costando muchos millones de pesos a los dominicanos, dinero que podria estar siendo utilizado en beneficio de una parte de nuestros ciudadanos que bastantes carencias tienen ya, porque aqui también hay pobreza.

    Si tanto quieren a los haitianos ilegales, que se los lleven a sus paises, los domincianos estamos cansados de esta injusta campaña en contra de nosotros. Basta ya!!!

    Y por último 88 A. E. llevas toda la razón, estas señoras paren promedio 5 hijos sin poder mantenerlos, lo que provoca que nuestro estado cargue con el gasto de salud y educación de esos niños, todo por la irresponsabilidad de sus padres y al final esto se traduce en mas carga en impuestos para nosotros.

    14 octubre 2014 | 23:35

  6. Dice ser Franklin Amparo

    El artículo 11 de la constitución haitiana dice “que un haitiano es haitiano no importa donde nazca si es hijo de haitiano” no obstante que busque su nacionalidad en HAITÍ, porque ella no es apátrida no es Dominicana. Gracias.

    14 octubre 2014 | 23:42

  7. Dice ser master

    No existe ni existira solucion dominicana al problema haitiano. España y mas de 150 paises mas en el mundo no otorgan nacionalidad ni siquiera a hijos de legales, entonces porque chantajear a R.D., presionandolo para que otorgue nacionalidad a hijos de ilegales cuando la constitucion del pais lo prohibe.

    Tampoco son apatridas ya que la constitucion haitiana les garantiza la nacionalidad a todos los hijos de haitianos nascan donde nascan.

    Artículo 11 de la Constitución haitiana establece que “toda persona nacida de padre haitiano o madre haitiana, que sean haitianos de origen y que nunca hayan renunciado a su nacionalidad, poseen la nacionalidad haitiana al momento de su nacimiento”

    15 octubre 2014 | 10:37

  8. Dice ser Isabel

    Lamentablemente, algunos de los comentaristas parecen confundiar a distintos colectivos residentes en República Dominicana que enfrentan una situación administrativa irregular. Es importante destacar que ni Francisca ni el resto de las personas a las que se refiere este artículo son inmigrantes ilegales, sino dominicanos, nacidos en este país y reconocidos como ciudadanos de pleno derecho durante años hasta que una sentencia de 2013 les privó de su nacionalidad. El número de hijos que tengan no tiene nada que ver con su derecho a la nacionalidad.

    El propio Gobierno dominicano dio cierta marcha atrás a la sentencia, a través de una ley aprobada por la Cámara de Diputados y el Senado de la República (ley 169-14), que dividía en dos grupos a los afectados: por un lado, los dominicanos de origen haitiano inscritos en algún Registro Civil del país entre 1929 y 2007, a los que la ley reconoce ahora la nacionalidad dominicana. Por el otro, los hijos de inmigrantes haitianos sin papeles dominicanos o sin un pasaporte con visado, que nacieron en República Dominicana pero que nunca fueron inscritos. A estos últimos se les ofreció regularizar su situación inscribiéndose en el Libro de Extranjeros, con un plazo de tan sólo 90 días para hacerlo y con la opción de adquirir la nacionalidad en dos años. Este plazo claramente es demasiado corto, lo que implica que si no se amplía miles de personas no podrán regularizar su situación.

    Desde organizaciones internacionales como InspirAction,entendemos que debe prolongarse el plazo para acogerse a la Ley. Junto a miles de dominicanos de buena fé, defendemos que tener nacionalidad es un derecho inalienable de todas las personas y que a nadie le puede ser retirada su nacionalidad por motivos discriminatorios, y menos aún de manera retroactiva. Nos preocupa especialmente la situación de los niños, como siempre las víctimas más vulnerables en cualquier conflicto, que corren el riesgo de recibir de sus padres el estatus de apatridia, si éstos no consiguen regularizarse en el tiempo establecido.

    Despojar a miles de personas de nacionalidad y dificultar el proceso para volver a adquirirla, tal y como se está haciendo, equivale a condenarles para siempre a la marginación y a la invisibilidad jurídica. Ni la sociedad dominicana ni la comunidad internacional pueden ni deben permitirlo.

    15 octubre 2014 | 15:05

  9. Dice ser Augusto RS

    Todo lo que dice este artículo es mentira, una pura falacia con los fines inconfesables ya conocidos. Las ONGs buscavidas NO PASARAN. Estos extranjeros sin verguenza quieren venir a imponernos aquí porque sí, los que sus países de origen no harían jamás. Quieren pretender negociar la sobería dominicana, bastante bien ganada pero con el escudo innegociable de la de suya. El estado dominicano es quién dice quién es su ciudadano y quién no, cómo y cuándo, no una ONG o una ciudadana española que lo que debería de estar haciendo es mirándose el ombligo. Los dominicanos no apoyamos la haitianización que se nos pretende imponer mediante la naturalización indiscriminada de personas que por ley y por herencia siempre han sido de otro país, la nacionalidad se gana y se otorga, no se exige ni se impone. Isabel, le recomiendo que que use su energía en su país de origen, vaya a España e impóngale a su gobierno esas leyes de nacionalidad y migratorias que quiere venir a imponernos aquí, que estoy seguro que habrá una lagra fila de extranjeros esperando la nacionalidad española regalada, como pretenden que la regalemos los dominicanos. Sin acritud se lo digo.

    22 octubre 2014 | 01:02

  10. Dice ser Augusto RS

    .

    22 octubre 2014 | 01:05

Los comentarios están cerrados.