BLOGS

Diez años, diez claves

Por Flor de Torres Flor de Torres

Este año cumplimos 10 años de   la publicación  de la Ley  Orgánica 1/2004 de Medidas de Protección Integral contra la violencia de género.  Se culminaron con esta Ley las apuestas  legislativas de contribuir al reequilibrio de género que la sociedad demandaba. Y así comenzamos una andadura que hoy, a 10 años vista,  nos exige recapitulación, reflexión  e ideas que nos confirmen que estamos en el camino de una sociedad sin violencia de género.

Variaciones sobre la Ley Integral contra la Violencia de Género. Intervención sobre BOE. Colectivo TrasTando.

Variaciones sobre la Ley Integral contra la Violencia de Género. Intervención sobre BOE. Colectivo TrasTando.

Han sido 10 años  de apoyos y de críticas. No recuerdo una ley tan controvertida ni tan cuestionada como esta. Y ahora tras el camino recorrido y  tras el poder  de ser norma plenamente Constitucional, debemos un reconocimiento a sus logros.

Estas son las 10 claves:

  1. Especialización. Los Juzgados de Violencia sobre la mujer y la  Fiscalía  de Violencia a la Mujer  proporcionan el marco legal  especializado de respuesta ante esta forma de delincuencia amparada en el hecho diferencial del género.
  2. Protección. Otorgamos a las víctimas que tenían una situación clara de riesgo las respectivas órdenes de protección que les daban carta de naturaleza como victimas  pero además se las blindaba de futuras agresiones y hechos delictivos.
  3. Amparo a las niñas y niños. Son los hijos de la violencia de género, por los que hoy luchamos para que sean reconocidos como víctimas directas de la violencia de género. Algo que se ha conseguido  dándoles una  presencia más efectiva ante la delincuencia de género. Supimos que un menor   es una víctima directa de la violencia de género cuando se expone a ella de forma directa o indirecta por  ser testigo.
  4. Revolución. Asistimos a una auténtica revolución en el derecho Penal.  No se trataba tan solo de criminalizar más el delito de violencia de  sino de   responder íntegramente  ante el fenómeno ascendiente de la violencia de género con un  derecho penal  que reequilibre el concepto de género y que incida en la medida que la prevención social, educativa, de comunicación  y  formativa, que conviven con la misma Ley,  no respondan a los objetivos marcados en la misma.
  5. Visión social. Entendimos que la violencia de género ya no es un problema que afecte al ámbito privado, al contrario,  se manifiesta como el símbolo más brutal de la desigualdad existente en nuestra sociedad y es un problema social de contenido plural y no solo Jurídico.
  6. Implicación. Implicamos a la sociedad para  la visibilidad del delito   y  para que cada uno de nuestros actos  reafirme la   regeneración de la   igualdad de género  como  única forma de controlar social y  penalmente la violencia de género.
  7. Coordinación. Coordinamos todas las instituciones para que el intercambio de información y cooperación sea la clave de la lucha y de la prevención.
  8. Empatía. Reforzamos nuestra empatía y comprensión ante la violencia de género.Así, cualquier mujer  que acuda al  Ministerio Fiscal y al Juzgado de Violencia sobre la mujer, denunciara no solo  un hecho delictivo sino también  exteriorizara su confianza  en que los mecanismos jurídicos deban de funcionar de forma que se le tutele y   le represente eficazmente. Nos entregan su intimidad y les otorgamos Justicia y Protección.
  9. Redes profesionales. Especializamos  las redes profesionales  de   desde los Juzgados de Violencia Funcionarios, Abogados, Jueces, Ministerio Fiscal, Médicos-forenses, Policías, Servicios Médicos, Enfermería, Servicios técnicos de atención y todo tipo de personal que atiende a las mujeres víctimas de la Violencia. Este automatismo  en la atención garantiza de forma eficiente la protección.
  10. Paz social: Unimos nuestro trabajo y  devolvemos a la  sociedad algo que la  Constitución nos  exige: Que la paz social alcanzada a través de la igualdad sea real   y efectiva.

Son estas nuestras herramientas legales. Las que nos  entregó la Ley Integral para un único objetivo: Obtener  en el respeto de los derechos  fundamentales de la  víctima de la violencia de género su dignidad y su igualdad.

Me sigue alertando  la falta de  arrepentimiento,  la frialdad y la ausencia de empatía de los condenados por delitos de violencia de género.  No se presentan ante la Justicia admitiendo sus hechos y la trascendencia de los mismos.   Siguen sin explicar sus conductas y acciones. Niegan   su cualidad de  maltratadores  para  hacer a sus víctimas  responsables de sus acciones. Y este es el camino que aún nos queda por recorrer: el calado de la igualdad en los hombres que ejercen la violencia de género como  único antídoto contra la misma. Pero también como mandato constitucional: la reinserción del delincuente.

Observo en el día a día  la esperanza y la apuesta de muchas víctimas por su confianza en la Justicia. Saben que les atenderán  profesionales  cualificados y  que serán tratadas  como   personas  merecedoras de  todos los  derechos y atenciones  que sean destinatarias como víctimas de un delito de violencia sobre la mujer.  Y ese es su camino único: el suyo, el nuestro y el de los maltratadores. Es el camino de  la ansiada paz social que exige la Constitución como fundamento y esencia de nuestra  convivencia.

Y hasta que ello no ocurra  nuestra función seguirá  en estar al lado de las víctimas y representarlas porque debemos seguir honrando a las 750 mujeres  que en estos 10 años nos faltan. Asesinadas en actos de violencia de género. A su memoria, a la de sus hijos, sus familias y sus derechos van estas palabras y el mensaje que están  presentes en nuestro esfuerzo y compromiso.  Como lo están cada una de las mujeres que han podido acceder a una vida en paz, en libertad y  en uso exclusivo y pleno de todos sus derechos fundamentales.

 

Flor de Torres Porras es Fiscal Delegada de la Comunidad Autónoma de Andalucía de Violencia a la mujer y contra la Discriminacion sexual. Fiscal Decana de Málaga.

6 comentarios

  1. Dice ser Miguel

    Parece mentira que ,tras 10 años, no se haya hecho nada para modificar esta ley, que en primer lugar no protege a las verdaderas víctimas y que además deberia ser considerada inconstitucional, pues atenta contra el principio de igualdad ante la ley y el de presunción de inocencia. Una ley alrededor de la cual se ha creado una industria que se nutre de subvenciones millonarias, que aumentan o disminuyen en función del número de denuncias, ojo no condenas!. En una sociedad en la que parece que por ser hombre eres un criminal en potencia y que por ser mujer eres automáticamente una víctima. Yo estoy harto de ver atudas públicas destinadas únicamente a mujeres (cursos de formación exclusivos para mujeres, ayudas al emprendimiento, tarifa plana para autónomas….) este tipo de ayudas hacen flaco favor a la verdadera igualdad.

    02 octubre 2014 | 09:18

  2. Dice ser Antonio

    11- Criminización del hombre.
    12- Eliminacion de presuncion de inocencia.
    13- Doble vara de medir segun sea el sexo de la victima.
    14- Creacion de un negocio en base a esa ley con su propia red clientelar.
    15- Mayor crispacion y desconfianza entre sexos, guerra de sexos.
    16- Conseguir el temor a mantener una relacion con una mujer…

    Ya que pones, no pongas solamente 10….

    02 octubre 2014 | 11:51

  3. Dice ser Talcual

    Tras 10 años me sigue sorprendiendo como algunos hombres se sienten amenazados por una ley que condena la violencia. Parece que sólo sentiràn que se les considera y respeta si la violencia contra la mujer se oculta e incluso se consiente. . Cuando se habla de crímenes y delitos no se està hablando de hombres, sino de criminales y delincuentes. Sí os dais por aludidos con tanta facilidad a mi me preocuparía. Aún estoy por leer una condena hacia la violencia por los que en este blog os crecéis haciéndoos depositarios de vuestra verdad, que a mi particularmente ni me aporta ni me incumbe. No me apetece leer de vuestros problemas personales a los que parece que aludís constantemente. Quiero objetividad como la que en este blog existe. Qué cansinos por Dios…

    02 octubre 2014 | 13:38

  4. Dice ser albitaguapa2

    Talcual, soy mujer y elproblema no es la violencia de los hombres, sino que lapena sea distinta si la ejerce una mujer y que se juzgue y condene sin pruebas, objetividad en este blog, jajjajjajjajjajjajjajjajjajjjjajjajjajjajjajjaj jjajajjajjajjajaj

    02 octubre 2014 | 16:28

  5. Dice ser Antonio

    @talcual

    Para que puedas ver por ti misma los puntos que digo:

    http://noticias.juridicas.com/base_datos/Admin/lo1-2004.html

    Para que no pierdas mucho tiempo:

    Articulos 17/18/19/20/22/27/28/36/37/38/39/65/66/67/68

    Animate, que se lee en un rato.

    Un saludo.

    02 octubre 2014 | 16:55

  6. Dice ser Tal cual

    Antonio te agradezco que me des cositas a leer que no se”tarde nada” porque tus comentarios se me hacen eternos y me aburren. Sin embargo albitaguapa2 como se divierte con cualquier cosita siempre me hace gracia…decir decir poco,pero escribir jajaja por lo menos no le cuesta…

    06 octubre 2014 | 10:07

Los comentarios están cerrados.