BLOGS

Mary Sol Avendaño: activismo contra la violencia que sufren las mujeres en Colombia

Por Beatriz PozoBea Pozo

‘Cuando el Ejército Rojo llegó a Berlín, los soldados ya consideraban a las mujeres una especie de botín carnal’ decía el historiador Antony Beevor en su libro ‘Berlín, 1945’. Como en la Segunda Guerra Mundial, cada vez que estalla una guerra o un conflicto armado, toda la población civil sufre, pero las mujeres son víctimas de un tipo especial de violencia. Pasaba hace 70 años y sigue ocurriendo ahora y Colombia es uno de los países que más lo ha sufrido.

Allí, según la activista Mary Sol Avendaño se ha producido una ‘naturalización de la violencia contra los cuerpos de las mujeres’. Es una estrategia de guerra practicada por los dos bandos del conflicto que lleva asolando el país desde hace 60 años.  De esta forma, ‘cada hora son violadas en Colombia seis mujeres producto del conflicto armado’

Mary Sol Avendaño el pasado mes de mayo. (C) Pablo Tosco/ Oxfam Intermón

Mary Sol lleva más de 25 años atendiendo a las mujeres víctimas de la violencia en su país. No solo trabaja con desplazadas por el enfrentamiento entre FARC y Fuerzas Armadas.  ‘Además de eso, las mujeres en sus casas y en sus ámbitos cotidianos también vivimos una serie de violencias que históricamente hemos permitido sobre nuestros cuerpos’.

Su asociación, el Centro de Promoción y Cultura (CPC) ayuda a mujeres, jóvenes, niños y niñas de sectores populares de la localidad de Kennedy, al suroeste de Bogotá. ‘Fundamentalmente nuestra apuesta está en mejorar el papel que tienen las mujeres en la sociedad colombiana […] Tratamos degenerar un proceso de empoderamiento de las mujeres populares”

El primer asunto es que las mujeres empiecen a denunciarlo’. Se trata de un paso fundamental en un país en el que el 98% de este tipo de delitos queda impune y solo un 18% se denuncia, según el informe ‘Colombia: Mujeres, violencia sexual en el conflicto y el proceso de paz’ del proyecto ABColombia, formado por varias ONGs. Para ello Mary Sol cree que es muy importante ‘el encuentro con otras mujeres, el conocer otras experiencias, que hace que las mujeres vayan contando esa situación que consideran que es del mundo de lo privado y empiecen a ponerlo en el escenario de lo público’.

Igualmente hay que tener en cuenta que de cada 10 mujeres víctimas de la violencia sexual en Colombia, cuatro no reconocen haber sido agredidas. Así, el proceso que llevan a cabo desde el CPC también tiene como objetivo lograr que las mujeres empiecen a reconocer que ‘cada persona tiene un valor’ y a aumentar su autoestima.

Mary Sol cree que, sin embargo, para que el problema realmente se empiece a solucionar es necesario un mayor compromiso del gobierno y que se apueste por ‘dignificar a la mujer’ en todos los ámbitos. Ella personalmente ha empezado por la educación. Da clases en la Universidad pública Francisco José de Caldas de Bogotá y en ellas habla a sus alumnos de las desigualdades de género en Colombia. ‘Estoy completamente convencida de que la educación puede cambiar la realidad’

Beatriz Pozo es estudiante de periodismo y comunicación audiovisual. Colabora como voluntaria con el equipo de comunicación de Oxfam Intermón.

 

2 comentarios

  1. Dice ser JJGIL

    20 Minutos en su linea, siempre tiene que haber alguna noticia ¿subvencionada? por el loby feminista denunciando lo malos que son los hombres.
    ¿por que no hablais de quien hace la ablación a las niñas en Africa? … efectivamente sus madres… ¿torturas feminazis?
    Me da mucha pena que las PERSONAS sufran por causa de la guerra, unos MUERTOS (habitualmente y mayoritariamente los hombre) otras veces VIOLADAS pero sobre todo me dan una tremenda tristeza los niños pasandolas canutas, torturas, hambre, desamparo

    12 septiembre 2014 | 08:52

  2. Dice ser Raquel

    La visibilización de los perversos efectos de un conflicto armado, en este caso, las violaciones a las mujeres, no significa ocultar los que tiene sobre hombres, niñas, niños, personas mayores… Se trata de sacar a la luz, estos delitos, que por vergüenza no han sido denunciados y, que quiénes los hayan cometido sean juzgados.

    12 septiembre 2014 | 10:50

Los comentarios están cerrados.