BLOGS

Qué hacer cuando el amor golpea y deja marcas

Por Charo Mármol Charo Mármol

Voy conduciendo y escucho “Hogar” de  Pedro Guerra.

Qué hacer cuando el amor golpea y deja marcas

Qué hacer cuando no puedo separarme

de aquello que me hiere y hace mal….

Toda la canción me evoca  la conversación que he mantenido con una de las mujeres que están en el Centro de Acogida de la Fundación Luz Casanova. Es latinoamericana y tiene 43 años. Hace ocho que vino a España. En su tierra no estaba demasiado mal, pero le habían hablado de que aquí había trabajo y ella quería mejorar: quería tener su propio hogar. Empezó a trabajar de interna. Ahorraba y mandaba a su país casi todo lo que ganaba para poder cumplir pronto su propósito: construirse una casa.

“Al año de estar aquí conocí al padre de mis hijos, me cuenta María (nombre ficticio). Cuando empezamos a salir todo era maravilloso, muy atento, muy consentidor, muy detallista, me hacía regalos… pero cuando empezó la convivencia cambió como de la noche a la mañana. Empezaron los problemas, si alguien me miraba qué por qué me miraba,… Yo justificaba su conducta diciendo que era celoso, pero lo cierto es que era muy posesivo. Después empezó a insultar a mis amistades…. Les llamaba de todo, y así fue apartándome de ellas, porque cuando vieron lo que decía de ellos se fueron alejando”.

Pedro Guerra sigue acompañándome:

Qué hacer cuando no hay nadie quién me cuide

y todo lo que tengo es soledad

Qué hacer cuando el amor ya no es amor ni es nada

Y cada vez más sola

más triste y mas atrapada

Y cada vez más débil

Más al borde de la nada

Estuvimos siete años juntos. Los insultos empezaron desde el primer momento. Quise abandonarle cuando estaba de cinco meses de la niña. Me dijo que  como se me ocurriese dejarle denunciaba a mis jefes por estar dándome trabajo sin papeles. ‘A ellos se les va a caer el pelo y a ti te deportan a tu país’, me amenazó.  Por miedo me quede ahí”.

Qué hacer cuando me acosa y me persigue

y tengo miedo de la oscuridad

Después de apartarla de los amigos. Cuando está más sola,  los malos tratos a ella y a sus dos hijos aumentaron. Cuando María  se plantea denunciar porque ya no aguanta más, son los hijos los que sirven de freno ante la amenaza de que a ella no le van a dar la custodia por ser una inmigrante sin papeles. “Por más que yo quería, miraba el mundo y era tan inmenso que decía, pero ¿dónde me voy?”, me dice María. Pero esos mismos hijos que en un momento le sirven de freno son los que, un día,  le dan la fuerza cuando el padre da con una muleta a la niña y la deja mal. María sale en su defensa y recibe un golpe con un candelabro en la espalda. Entonces ve que ya no es su vida la que está en peligro sino también la de sus hijos. Tiene que denunciar. Si no le dan la custodia al menos estarán vivos.

Denuncia y pasa cuatro días en el SAVD (Servicio de Atención a la Violencia Doméstica) con sus dos hijos. Después llega a la Casa de acogida de la Fundación Luz Casanova

“Y ahora, ¿cómo estás María?”, le pregunto. “Creo que he hecho algo grande por mis hijos y veo PAZ…. tranquilidad, porque ya no podía dormir… tenía un montón de dudas, ¿cómo me va a dar el juez a mis hijos sino tengo nada? Ahora tengo una orden de protección y la custodia de mis hijos”.

“En el Centro me he sentido muy apoyada: la psicóloga, la educadora… me han ayudado a entender muchas cosas que yo antes no veía.  Hasta el día que salí de casa me sentí culpable, cosa que ya no lo siento. Me han ayudado en todo: a volver a cuidarme, a arreglarme a valorarme como persona, que hasta eso lo había perdido… también se necesita mucho coraje para enfrentar lo que viene, pero ahora estoy tranquila, duermo bien. Tengo un techo, no me falta comida, tengo a mis hijos… Estoy formándome en un curso para ver si más adelante puedo trabajar”.

“Hace tres meses que estoy aquí, tres meses que se han ido volando y en tan poco poco tiempo hemos conseguido tanto, y tanto hemos avanzado que ni yo me creo cómo estaba cuando vine aquí y cómo estoy ahora”.

Qué hacer cuando el amor golpea y deja marcas

Qué hacer cuando la luna ya no alumbra

la senda que nos lleva a la verdad

 ¿Qué hacer María? ¿Qué les dices a las mujeres que están pasando por lo que tú has pasado?

Que no soporten lo insoportable. Yo llegue a querer morirme, pero siempre hay esperanza y una salida para todo. Hay que salir adelante y a flote por nosotras y por nuestros hijos. De todo se sale menos de la muerte.

Charo Mármol es comunicadora, feminista, militante de causas perdidas y autora del blog La mecedora violeta

13 comentarios

  1. Dice ser El_Soberano

    Yo te lo digo:

    Si el amor te golpea y te deja marcas… y eres mujer, hay todo un entramado detrás para protegerte, como es debido.

    Si el amor te golpea y te deja marcas… y eres hombre, te jodes. Eres un calzonazos, o algo habrás hecho. No haberte emparejado. Como en los tiempos de Franco.

    Y luego pregonáis… ¿La igualdad?

    11 septiembre 2014 | 10:12

  2. Dice ser JJGIL

    Pero que cansinas os estais poniendo … no se en que pais vivis

    11 septiembre 2014 | 11:44

  3. Dice ser jose

    ¿Igualdad? ¿hablas de igualdad? cuando mueran tantos hombres a manos de mujeres cómo ocurre al revés hablamos. Se protege al colectivo más débil, ¿qué curioso? resulta que son LAS MUJERES.
    Se os llena la boca al hablar de igualdad… y la realidad es que por cada hombre que resulta vejado en la violencia de género existen cien mujeres a las que le ocurre lo mismo, por cada hombre que muere a manos de su pareja, hay mil mujeres que mueren y yo no veo que esos hombres que se echan las manos a la cabeza por la supuesta falta de igualdad, salgan a la calle a defender a esas mujeres que han sido maltratadas, a las que les han apuñalado delante de sus hijos, a las que tiran ácido enfrente de sus vecinos, aquellas que huyen en plena noche como si fueran ladronas de su propia dignidad.
    Hablamos de igualdad cuando se trate por igual a los hombres y a las mujeres, cuando no sean ellas las que siempre pierdan, las que siempre reciban la primera bofetada o el primer insulto. Cuando las estadísticas nos digan que existe un equiparidad en los delitos. Por que señores! recordemos! ES UN DELITO LA VIOLENCIA DE GÉNERO.

    11 septiembre 2014 | 12:53

  4. Dice ser Ana

    Si al primer golpe le devuelves un guantazo, se acababan las tonterías…ni psiquiatra ni que nos tengan que proteger…para l@s maltratador@s es un tema de poder y de fuerza física: si les demuestras que no te achantas, la próxima se lo pensarán..

    11 septiembre 2014 | 13:14

  5. Dice ser freepangea

    Jose no es por contradecirte pero tampoco extrapoles los datos de forma tan alarmante porque los datos no son tan exagerados. Según los datos del instituto nacional de estadística un 25% de las denuncias de violencia doméstica corresponde a hombres maltratados por sus parejas de las cuales sólo obtienen resolución el 0,12% y no están protegidos por la ley prácticamente. Mueren 7 hombres por cada 60 mujeres (sólo que de esos 7 hombres no se menciona nada a lo largo del año) y de ese 75 por ciento de las denuncias que reciben los hombres sólo un 33% són reales así que hay cerca de un 42% de las denuncias que son falsas y por las que varios de miles de hombres han sido encarcelados, humillados e inculpados legalmente por algo que no habían cometido. Con esto quiero decirte que es evidente que hay que proteger más a las mujeres que a los hombres porque por lógica general son más vulnerables, pero sin olvidarnos de que nadie protege a los hombres inocentes que nunca han hecho nada ni a esos que quizás están cumpliendo condena y aún no saben porqué. Qué de un 100 x 100 de denuncias cerca de la mitad sean falsas hace replantearse mucho cómo está establecido el sistema para que cualquier mujer denunciando tenga cogido por las pelotas a “cualquier” hombre aún siendo inocente, eso es lo que dicen por arriba que quizás habría que mirar. Y sí, yo soy uno de esos a los que una loca zumbada que amenazaba con suicidarse si la dejaba se dió una paliza a si misma y presentó una denuncia en la policia porque la muy desgraciada no sabía vivir sin mí. Y sí, me detuvieron en plan comando de película, pasando verguenza, humillaciones y esposado por algo que jamás habría hecho para que luego se destapase todo gracias a que su versión no se sostenía porque estúve todo el día en un centro comercial y aparecía en las grabaciones por no decir de los testimonios de mis amigos y amigas sobre la zumbada en sí y las cosas que hacía. Eso sí, el momento de salir detenido de un centro comercial, a ojos de todo el mundo es impagable. Eso es lo que han conseguido con la ley de violencia de género, que las que realmente lo pasan mal no denuncien por miedo y que las que quieren inventar le jodan la vida a una persona.

    11 septiembre 2014 | 15:40

  6. Dice ser Yesus

    jose, Eres superprogre, toma su azucarillo… pero por suerte, cada día más estamos en contra de el machismo, pero también del feminismo.

    La igualdad tiene que ser eso, igualitaria, nadie es más ni menos y aunque sólo existiera un caso de un hombre maltratado o asesinado (que hay más), eso no justifica que tambien se les tenga que defender.

    Tan feminista que eres, ¿qué te parece el hecho de que en una separación el hombre salga perjudicado casi por defecto, en las custodias y económicamente?
    ¿Qué te parece que un hombre ante un simple testimonio de una mujer, ya puedas ser puesto en tela de juicio y a priori se le prejuzgue como culpable en lugar de inocente?
    ¿De donde te crees que salen muchos de los hombres que se suicidan, sino de familias desestructuradas, en casos de separaciones, en los que injustamente se les despoja de sus hijos y de gran parte de su poder adquisitivo, eso no es violencia? ¿No es violencia amparada por el propio estado y el sistema judicial, contra todo lo que tiene pene en lugar de vagina?

    Está muy bonito y de progre por la vida, pero si realmente eres un hombre (jose), piensa un poquito antes de hablar, porque eres un hombre y como a una mujer cercana la de por desmantelar tu vida, lo puede hacer en dos tardes y con todo el respaldo de las instituciones.

    La igualdad no se gana creando discriminaciones positivas, se gana exáctamente midiendo a todo dios por el mismo rasero, sin importar lo que tengan entre las piernas…

    Que los adoctrinados del machismo y el feminismo a veces estáis en la parra y no sóis capaces de pensar por vosotros mismos, utilizar la cabeza, que está para algo más que adorno por encima del cuello y para colocarse gorras.

    11 septiembre 2014 | 16:51

  7. Dice ser genericum

    Hay formas de violencia subliminales.
    La forma usual de este tipo de violencia sin marcas visibles aplicada sobre el hombre por la mujer – en particular – es la negación de las relaciones sexuales como represalia o como extorsión para lograr sus objetivos.

    Muchos malos tratos de hombres hacia sus mujeres – tal vez lsea en a mayoría de los casos – se explican por esta raíz endémica.
    De allí el histórico sometimiento de la mujer en las sociedades.
    La libido femenina es variable con sus períodos hormonales. La del hombre es mucho más constante.
    Cuando este aspecto no es considerado por la pareja, por ignorancia generalmente, puede desatarse la violencia del macho.

    11 septiembre 2014 | 17:35

  8. Dice ser Yesus

    Me habéis borrado un comentario nada peyorativo, en el que defendía la igualdad con mayúsculas.
    Ahora después de recibir este porsiblemente lo publiquéis para dejarme mal, o tal vez simplemente borréis también este.

    Rebatía a “jose” porque la igualdad, no es dar más a la mujer por encima del hombre, ni menospreciar al hombre en las separaciones despojándole de sus hijos por ser hombre, ni privarle del 70% de su poder adquisitivo en favor de la ex.
    Argumentaba que eso también es violencia, en este caso Feminista y que la solución está en erradicar las desigualdades vengan desde donde vengan.

    Es una decepción que dinamitéis el derecho a expresar una opinión, simplemente porque no sea la vuestra.
    Feministas y machistas igual de polarizados y faltos de entendimiento y capacidad de raciocinio.

    12 septiembre 2014 | 08:59

  9. Dice ser Maria

    Como se nota que absolutamente ninguno de los que están haciendo estos comentarios sabe que es esto en primera persona. Os sentaría a todos, uno por uno y cara a cara a contaros cuatro cositas, ya veríamos luego si dejabais de decir las sandeces que decís. Qué triste es leer esto, pero esa es la realidad de este país.

    12 septiembre 2014 | 15:13

  10. Dice ser Elisa

    Estupendo, Charo. Tu publicación y que gente como tú esté trabajando en esta realidad tan demoledora.
    Por cierto, me ha dejado asombrada el comentario de freepangea con unos datos que no se corresponden, en absoluto, con la realidad. ¿De dónde los ha sacado?
    Si se tratara de otro tema, me importaría menos pero en algo como esto, me parece grave.
    ¿Qué pasaría si cada mes asesinaran a tres o cuatro futbolistas, o emigrantes, o bomberos, por decir algo? ¿Por qué cuando se trata de mujeres las cifras asustan menos? ¿nos vamos a “acostumbrar”?

    19 septiembre 2014 | 17:41

  11. Dice ser mª Victoria del Castillo

    Mi comentario es muy corto. Es estremecedor el tema de los malos tratos y cada vez hay más. Los políticos deberían tomar cartas en el asunto ya que son los que tienen el poder.
    Estamos locos, la gente se echa las manos a la cabeza por el maltrato animal y …esto y los abortos ¡QUE PASA CON ELLOS?Y conste que me gustan los animales.

    19 septiembre 2014 | 19:00

  12. Dice ser Eloy

    No, Maria, yo no me creo que esta sea la realidad del pais. A los trolls ni caso, ojala algun dia se den cuenta de su propia miseria.

    A quienes haceis comentarios sobre acusaciones falsas, custodias siempre para la mujer, etc., os comprendo perfectamente. Estais dolidos y con razon por esos motivos. Pero es que aqui se esta hablando de otro tema. Salir esposado de un centro commercial es una putada. Que le den casi por decreto la custodia a la mujer en igualdad de condiciones es una putada aun mayor. Pero ver que tu marido y el padre de tus hijos os da palizas a todos (por no hablar de los asesinatos…), es simplemente indescriptible. Yo ni me hago idea de lo que debe ser.

    19 septiembre 2014 | 19:06

  13. Dice ser Neus

    Querida Charo,
    tus palabras, tus reflexiones, sobretodo tu militancia es una necesidad urgente ante el panorama creciente de la violencia machista.
    Es en el aislamiento que somos vulnerables,-esta es una de las lacras del patriarcado: confinarnos a la encerrona de la pareja.
    Es en el conocimiento de organizaciones de mujeres militantes que están ahí precisamente para consguir la fuerza del grupo ,y no solo un teléfono, lo que necesitamos. Organizacionez visibles, vociferantes, manos “a mano” donde agarrarnos al primer golpe.
    Gracias a todas las que estais en ello! Creced y multiplicaos!

    20 septiembre 2014 | 07:10

Los comentarios están cerrados.