BLOGS

Salvemos a Aminetou

Por Mariana Vidal Mariana Vidal

Aminetou, como todos, sabe lo que es el miedo. Pero para ella el miedo no es una pesadilla que surge por las noches, ni un repentino e irracional temor que aparece cuando unos pasos se acercan  y desaparece cuando se alejan. Aminetou no necesita imaginarse algo o a alguien para tener miedo.  El miedo de Aminetou lleva mucho tiempo presente y ha dejado cicatrices visibles en su cuerpo. Ahora, sin embargo, su miedo proviene de otra parte.

Aminetou, la activista de Mauritania cuya vida ha sido amenazada. Imagen de change.org

Aminetou, la activista de Mauritania cuya vida ha sido amenazada. Imagen de change.org

El pasado 5 de junio, el líder del grupo islamista mauritano ‘Amigos del Profeta’  publicó en Facebook una fatwa en la que amenazaba a Aminetou Mint el Moctar y declaraba que ‘aquel que la mate o le saque los ojos será recompensado por Alá’. No era una amenaza En el mensaje también estaban incluidos su dirección, email, número de teléfono y matrícula de coche.

El origen de esta amenaza está en una entrevista en la que Aminetou reclamaba un juicio justo para Cheikh Ould Mkheitir, un joven acusado de apostasía y encarcelado, para el que va a ser difícil conseguir un abogado defensor, también por el miedo a lo que le pueda ocurrir a quien le ayude.

Aminetou lleva toda la vida apoyando causas como esta. Empezó su activismo a los 11 años  y poco a poco su lucha fue variando desde una perspectiva más política, hacia la defensa de los derechos humanos, especialmente los de las mujeres mauritanas. Como a la mayoría de ellas a Aminetou la casaron muy joven, con solo 14 años, y fue madre poco después. No obstante, y pese a ser rechazada por su familia, logró divorciarse.

Hoy, la organización que creó y preside, la Asociación de Mujeres Jefas de Familia (AFCF), trata de impedir que se siga celebrando este tipo de matrimonios precoces, aunque, como ella misma reconoce, es una lucha muy complicada. Igualmente, la AFCF tiene programas que combaten la discriminación de las mujeres en los ámbitos sanitario, educativo, político y económico. Entre sus objetivos está lograr empoderar a las mujeres  para que participen en los procesos de toma de decisiones. En este sentido, uno de sus principales logros es la implantación de cuotas de participación de mujeres en el parlamento y en los órganos de cada distrito, que han permitido que hasta un 16% de la representación sea de mujeres.

Aminetou es también una de las principales activistas defensoras de la comunidad negra en Mauritania, pese a pertenecer a la mayoría árabe. En 1989 lideró varías manifestaciones en protesta contra las masacres y deportaciones de la población Kewri, y, hoy en día,  sigue luchando para que se reconozcan sus derechos.

El activismo de Aminetou le ha llevado varias veces a la cárcel y a ser torturada y amenazada. Lleva mucho tiempo en la diana y las acusaciones contra ella han llegado a extremos absurdos, como cuando la tildaron de racista en contra de los blancos. Ahora, una organización islamista pide su muerte. Ahora, una acción en Change.org trata de salvar su vida exigiendo a las autoridades de Mauritania que la protejan de la barbarie. Y todos deberíamos animarnos a firmarla.

 

Mariana Vidal es comunicadora y especialista en América Latina.

4 comentarios

  1. Dice ser jac

    basta yaaa

    07 julio 2014 | 22:39

  2. Dice ser marta

    Dejen de perseguir mujeres ! Dejen a esta luchadora en Paz!!! Libertad y Justicia para ella!!! y todas las mujeres que están siendo exclavizadas torturadas perseguidas y matadas !!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!Estamos en el siglo 21! por Dios!!!

    07 julio 2014 | 22:59

  3. Dice ser manuel

    Mujeres como Aminetou MInt hacen que la humanidad progrese aun a costa del sufrimiento propio.
    La religión no es ni puede ser una herramienta de opresión ni se puede utilizar como disculpa para no permitir el progreso de las naciones y sus habitantes.
    No esta bien intervenir militarmente para imponer a otras culturas nuestro criterio, pero si podemos apoyar a mujeres como Aminetou a defender los derechos de su cultura y sus semejantes

    08 julio 2014 | 00:53

  4. Dice ser susi

    Si sólo una centésima parte d elas mujeres fuéramos como ellas, que distinto sería el mundo. Admiro su valentía. Gracias a personas como ella, el mundo avanza aunque sea a paso muy lento.

    09 julio 2014 | 16:06

Los comentarios están cerrados.