BLOGS

Las gafas de la igualdad

Por Flor de Torres 

¿Qué está pasando?  Esto nos pregunta la sociedad cuando compartimos información diaria, trágica, rotunda y puntual, de nuevos Flor de Torres + nuevaepisodios de asesinatos a mujeres, de feminicidios.

Es tan difícil como insultante buscar una respuesta simple y única. Es profundamente injusto cargar la responsabilidad en el fracaso de la Ley Integral (L.O. 1/2004 ).  Una ley declarada plenamente constitucional según nuestro Tribunal Constitucional y avalada por una apabullante jurisprudencia que recoge más de un centenar de sentencias, todas en el mismo sentido.

¿Qué está pasando? Busquemos entonces otras respuestas: las Sagradas Escrituras, los Códigos Penales, la literatura, la música, el cine, la poesía… y releamos sus textos con unas gafas imaginarias que nos ayuden a comprender con otras perspectivas:  la perspectiva del género,  la perspectiva de la igualdad. Si nos ponemos esas gafas imaginarias de la igualdad, podremos sentir, ver,  leer y oír de otra manera.

Con gafas. Imagen de TrasTando

Con gafas. Imagen de TrasTando

Observaremos lo mismo, pero de distinta forma y sucederá esto:

Puede que nos inquiete el hecho de que la Biblia, en el Génesis,  manifieste como Sagrada Escritura: ‘… Y de la costilla que Jehová Dios tomó del hombre, hizo una mujer, y la trajo al hombre…‘, o que el Código Penal del año 1963 en su artículo 528 dijera ‘El marido que sorprendiendo a su mujer matare en el acto a los adúlteros, o alguno de ellos, o les causare cualquiera de las lesiones graves, será castigado con la pena de destierro. Si produjere lesiones de otra clase quedará exento de pena’. Sentir que Kant, Rousseau y los padres del derecho trataban a las mujeres  como ‘sujetas’ a sus relaciones familiares no nos hará enfatizar tanto en ellos.

Si oímos la canción ‘La mataré‘ que en la era del Posmodernismo Español, y la propia voz de Loquillo y los Trogloditas, se ponía voz y música a la banda sonora de la generación que comparto: ‘Quiero verla bailar entre los muertos, la cintura morena que me volvió loco, llevo un velo de sangre en la mirada, y un deseo en el alma, que jamás la encuentre. Sólo quiero que una vez algo la haga conmover. Que no la encuentre jamás o sé que la mataré. Por favor sólo quiero matarla. A punta de navaja. Besándola una vez más‘, puede que ustedes comiencen a darme la razón sobre la necesidad imperiosa del uso de esa crítica racional a mensajes atroces, tatuados e invisibles que acompañaba nuestras vidas.

Otro ejemplo: dos magníficas cantantes, Marta y Marília del excelente dúo ‘Ella baila sola’. Cuando en su canción ‘Mujer Florero’ cantan: ‘De mayor quiero ser mujer florero. Serán siempre órdenes tus deseos‘… tal vez ya sintamos que podrían dejar de ser nuestras bandas sonoras.

A cambio oigamos y enfaticemos con otros sonidos de mi tierra y voces de compromiso como las de Pasión Vega en ‘María se bebe las calles‘ para alegrarnos que María ya no se lava las heridas porque ‘María se escapó de su grito, María ya no tiene miedo‘. O de la prodigiosa y comprometida voz de Sole Giménez cuando nos canta un himno del empoderamiento femenino como único camino a la igualdad:  ‘La mujer que mueve el mundo con sus sueños, de ilusiones va pintando los empeños… Y cree que algo se puede cambiar de esta realidad: Por ejemplo ser feliz para sobrevivir‘.

No veremos el placer estético de recordar en la película Gilda en 1.946 a una Rita Hayworth elevada al deseo masculino supremo cuando Glenn Ford la abofetea. Ahora nos indignará que no se sepa traslucir en esa escena lo que es un acto de violencia de género sin más, con sometimiento de la mujer al propio deseo de dominación del hombre sobre ella.

Y a Neruda lo leeremos de otra forma cuando nos diga al género femenino: ‘Me gustas cuando callas porque estás como ausente’. Ni callamos ni nos ausentamos. Luchamos por la igualdad.

Y ahora con esas gafas imaginarias que nos ayudan a ver otra dimensión y la raíz del problema, vamos distinguiendo a personas tan lúcidas como el entonces Fiscal General del Estado, Javier Ugarte, que en pleno 1.907 en la Memoria de la Fiscalía General dijera:

‘Hablar del crimen pasional para enmascarar infamias, hacer del asesinato de mujeres leyenda que ennoblece groseros sadismos y exalta honores canallescos-al par que en ocasiones vindica honras conyugales, con letra de Calderón y Lope de Vega- es una gran vergüenza, reveladora de la negligente indefensión social que pide a gritos rigores de ley, inflexibilidades de Jueces, reparaciones de derechos, a cuyo amparo cuenten con verdaderas garantías la inocencia y la seguridad de la mujer’.

Y ese es el esfuerzo comprensivo y visual de la raíz del problema. Y la respuesta a la pregunta ¿qué está pasando? vendrá acompañada de otras preguntas:  ¿Estamos ofreciendo a las mujeres el ‘derecho a irse’ de esta compleja construcción histórica? ¿Tenemos disposición tanto los hombres como las mujeres a ponernos esas gafas imaginarias que nos ayuden a ver, leer, hablar y oír en igualdad?

Comencemos ya a verlo y sentirlo así. Entonces dejaremos de cuestionarlo y tendremos la respuesta de qué está pasando.

 

Flor de Torres Porras es Fiscal Delegada de la Comunidad Autónoma de Andalucía de Violencia a la mujer y contra la Discriminacion sexual.

17 comentarios

  1. Dice ser Carla

    Y eso de que “soy toda para tí”, o “juntos hasta la muerte”, o “la pasión me ciega”,o “es que van provocando”, o “lo vas enseñando todo”, o “deja que te cuide”, o “si te vas soy capaz de cualquier cosa, o …

    Carla
    http://www.lasbolaschinas.com

    29 mayo 2014 | 07:45

  2. Dice ser Al Sur de Gomaranto

    Las gafas de la igualdad
    bonito invento ¿dónde están?
    puede que estén en tu alma
    “póntelas” ya y úsalas.

    29 mayo 2014 | 09:01

  3. Dice ser Robertti Gamarra

    Lo que necesitamos son gafas que nis ayuden a visualizar los momento de satisfacción que ofrecen las buenas manetas, sin mirar el género, ni procedencia, ni ocupación.
    http://ow.ly/xnoX9

    29 mayo 2014 | 09:16

  4. Dice ser Lico

    Poneros vosotras esas gafas también para eliminar la “discriminación positiva”, sentencias de divorcios de hace 10 años , etc ,etc. En menos de 100 años se pretende cambiar un adoctrinamiento de miles de años? Es algo bastante complicado y más cuando no se está haciendo correctamente. Yo creo que se debería haber hecho un cambio total sin variaciones raras como eso de la discriminación positiva que eso no existe algo como discriminar y que sea positivo para ambas partes, custodias , evaluaciones físicas para puestos funcionariales conjuntos sin diferencias de un sexo al otro, etc etc. Hay desigualdad? Por su puesto pero no se arregla aumentando esa desigualdad en otros ambitos para compensar los otros.

    29 mayo 2014 | 10:08

  5. Dice ser Sam Spade

    Gafas de la igualdad… debe de ser que solo venden modelos para que los hombres puedan ver las desigualdades, pero no hay modelos para que las mujeres pueden ver las que se generan a raiz de la L.I.

    Si mi esposa se habitualmente se lía conmigo a sartenazos, solo será FALTA mientras no requiera cirugía para mi recuperación.

    Si yo le digo a mi esposa “te daría un sartenazo”, es DELITO (maltrato psicológico), aunque sea manco y no pueda físicamente posibilidad de sujetar una sartén.

    Quizá más de una debería ponerse gafas…

    29 mayo 2014 | 11:33

  6. Dice ser Optimista

    Ayyyy no hay peor ciego que el que no quiere ver. Lo digo por algunos comentarios: como no pueden negar que todas estas injusticias existen, entonces piensan que son peores ‘otras’ injusticias. No importa que muchas mujeres mueran o queden con sus vidas destrozadas, porque hay hombres que sufren un poquito y eso sí que es una injusticia. Hombres honrados es lo que necesitamos. No os echéis todos en brazos de los maltratadores por un corporativismo mal entendido

    29 mayo 2014 | 12:19

  7. Dice ser LolailosLalalas

    ¿Qué piensan las autoras de este blog respecto a esto? Un experimento interesante:

    “¿Cómo reaccionarías si ves a una mujer agrediendo a su pareja y si es al revés?
    La Fundación británica ManKind demuestra mediante un vídeo de cámara oculta grabado en plena calle las diferentes reacciones de los transeúntes dependiendo de que el agresor sea el o ella
    […]
    ¿Reaccionan igual los transeúntes si ven a un hombre agrediendo a su pareja o si es al revés, y es ella la que intenta agredirlo a él? La respuesta parece evidente pero no lo es tanto, tal y como demuestra un vídeo grabado con cámara oculta y que ha realizado la fundación inglesa ManKind. El experimento se centra en una pareja que discute por la calle. En la primera toma, el hombre comienza a gritar a la mujer y a empujarla hasta que media docena de personas se acercan para preguntarle a la chica si necesita ayuda o si quiere que avisen a la policía.

    El golpe de efecto llega justo después, cuando la escena es la misma pero la agresora es la mujer. El hombre recibe empujones, insultos e incluso es empujado contra una verja de hierro. ¿La reacción de los transeúntes? Sonrisas y caras de aprobación generalizadas. El vídeo acaba con una demoledora estadística en la que se asegura que el 40% de las víctimas de violencia doméstica son hombres.”

    Enlace: http://www.elcorreo.com/alava/sociedad/201405/28/como-reaccionarias-mujer-agrediendo-20140527112910.html

    29 mayo 2014 | 13:53

  8. Dice ser Pernales

    “Una ley declarada plenamente constitucional según nuestro Tribunal Constitucional y avalada por una apabullante jurisprudencia que recoge más de un centenar de sentencias, todas en el mismo sentido.”

    La LIVG será muy constitucional según nuestro Tribunal Constitucional pero es evidente que vulnera el artículo 7 de la Declaración de Derechos Humanos de la ONU que dice: “Todos son iguales ante la ley y tienen, sin distinción, derecho a igual protección de la ley. Todos tienen derecho a igual protección contra toda discriminación que infrinja esta Declaración y contra toda provocación a tal discriminación.”.

    La LIVG vulnera este derecho fundamental al considerar un mismo hecho como falta o como delito dependiendo de si el autor del hecho es mujer u hombre.

    La LIVG vulnera el artículo 11.1 de la Declaración de Derechos Humanos de la ONU que dice “Toda persona acusada de delito tiene derecho a que se presuma su inocencia mientras no se pruebe su culpabilidad, conforme a la ley y en juicio público en el que se le hayan asegurado todas las garantías necesarias para su defensa.”

    La LIVG anula la presunción de inocencia del acusado, hombre, de violencia de género y obliga a éste a demostrar si inocencia, invirtiendo la carga de la prueba.

    Esto es un claro ejemplo de la justicia que hay en España.

    29 mayo 2014 | 17:03

  9. Dice ser Pernales

    #Optimista: Efectivamente se niega que existan injusticias. Pero no son los hombres los que niegan la existencia de injusticias. Mas bien son las feministas las que niegan la existencia de injusticias hacia los hombres: LIVG, situación de los hombres ante divorcios, custodias de hijos, etc. Y sobre todo niegan y, lo que es peor, se oculta desde los organismo públicos correspondientes, y desde las asociaciones y ONG’s subvencionadas con fondos públicos y dedicadas a servir a los intereses del feminismo radical, la existencia de maltrato de género hacia el hombre por parte de mujeres.

    Es insostenible y vergonzoso el considerar que es justo que los hombres tengan que “sufrir un poquito” porque algunas mujeres sean víctimas de malos tratos.

    Y es absolutamente vergonzoso que se le reste importancia al maltrato hacia el hombre, con expresiones como la que usted usa, “sufrir un poquito”, para conseguir los fines que las feministas radicales buscan.

    Están ustedes considerando a los hombres víctimas de segunda categoría, no solo no merecedores de la protección de la ley, si no ni siquiera de compasión.

    Ustedes no necesitan hombres honrados, como dice usted. Hombres honrados somos la inmensa mayoría, por mucho que se empeñen ustedes en criminalizarnos por el mero hecho de ser hombres. Y como hombre honrado nunca defenderé una injusticia. Por lo tanto no puedo ponerme de su lado mientras exista una ley (LIVG) que persigue a mi hijo y le priva de sus derechos fundamentales, como la presunción de inocencia, por el mero hecho de ser hombre, ya además se ha demostrado inutil para proteger a mi hija.

    Resumiendo, me tendrán en frente y no a su lado, mientras exista esta ley (LIVG) y este “ambiente” de criminalización del hombre en la sociedad.

    29 mayo 2014 | 17:19

  10. Dice ser Optimista

    #Pernales hay que ponerse en el camino de la solución, y no de negar el problema. El derecho humano vulnerado en este caso es el derecho a la vida y la integridad física de las mujeres. Y todos los años son muchos los feminicidios en nuestro país. Las penas se aplican a las personas culpables, y por lo tanto no afectan a la presunción de inocencia.

    Si no reconocemos cuál es el problema, difícil que podamos analizar bien las soluciones (las jurídicas, las pesonales, las familiares…).

    Pero desde luego, si hablamos de la ley, me va usted a disculpar pero me merece mucho más crédito la opinión de juristas de reconocido prestigio que la de usted, que no sé quién es.

    29 mayo 2014 | 17:27

  11. Dice ser Pernales

    #Optimista: Para usted parece que hay derechos y derechos. el derecho a la vida y a la integridad física no lo cuestiona nadie, Pero ustedes si cuestionan los derechos de los hombres. Una injusticia no se soluciona con otra injusticia.

    En el caso de la LIVG, las penas se aplican en cuanto existe una denuncia por parte de una mujer: en ese momento se le priva de la libertad, de la custodia de sus hijos y de su presunción de inocencia. Así que no me venga con que solo se aplica a los culpables, Además tenemos el agravante de las denuncias falsas en casos de divorcio.

    Las que no reconocen cual es el problema son ustedes y mientras no lo hagan no se solucionará nada.

    Y por último, puesto que no sabe quién soy yo, lo mínimo sería mantener un poco de prudencia. En el pasado hubo muchas leyes avaladas por juristas de reconocido prestigio que suponían atentados flagrantes contra los Derechos Humanos. ¿O no se acuerda de las leyes esclavistas, o de la ley que impedía el voto de las mujeres? Pués ésta última que le indico estaba también avalada por sesudos juristas de reconocido prestigio.

    Tenga en cuenta que la LIVG la promulgó un partido político en el gobierno por intereses espúreos y forzó al politizado Tribunal Constitucional a validarla, tras un primer informe de CGPJ en contra de dicha ley. Dicho CGPJ se vió también forzado por el gobierno a emitir un segundo informe, esta vez favorable. Y se creó además un entorno de pensamiento en la sociedad tal que es muy dificil criticar dicha ley salvo que quieras ser acusado de machista y maltratador y sometido a linchamiento público. ¿O tampoco se acuerda linchamiento público del juez Serrano o del diputado Tony Cantó?

    Insisto: me tendrán en frente y, como yo, a muchos más hombres honrados (que lo somos la inmensa mayoría)

    29 mayo 2014 | 18:12

  12. Dice ser Pernales

    #Optimista: Parece que se ha censurado mi respuesta a su último comentario. Típico cuando se trata este tema y lo que se dice no le gusta a “la causa”.

    Solo indicarle que demuestra que ni siquiera se ha leido al LIVG, cuando habla de que no afecta a la presunción de inocencia y demás. Que tampoco parece recordar el tortuoso caminio que condujo a la aprobación de dicha ley, incluido un primer informe contrario del CGPJ seguido de un segundo informe, tras alguna llamada al orden por parte del gobierno, en este caso favorable,

    Le recordaba también que leyes ha habido en el pasado avaladas por prestigiosos juristas que sin embargo eran un atentado contra los Derechos Humanos y un insulto a la intelegencia. Y le pedía que hiciera memoria y recordara las leyes esclavistas y la ley que impedía el voto a la mujer, ambas avaladas por prestigiosos juristas.

    Llamaba la atención también sobre el hecho de que los únicos que parecen negar un problema son ustedes y no los hombres.

    No recuerdo el resto del contenido de mi respuesta. Espero que esta tengan a bien publicarla en su democrático periódico.

    29 mayo 2014 | 18:28

  13. Dice ser geminis44

    pernales deja de decir estupideces….pareces un tio resabiado..yo soy hombre y tus comentarios me parecen un insulto a la inteligencia !! si quieres que tengamos un debater serio aqui estoy…. pero dudo que lleguemos a entendernos…..

    29 mayo 2014 | 21:56

  14. Dice ser Pernales

    #geminis44: El concepto que tiene usted de debatir empezando con insultos me parece completamente surrealista. Quizas incluso un insulto a la inteligencia. Si de verdad quiere usted debatir “seriamente” debería haber empezado por rebatir mis argumentos sin caer en el insulto.

    Por último, disiparle la duda que manifiesta: no es que dude de que lleguemos a entendernos es que estoy seguro. Nunca me entiendo con personas cuyo único argumento es el insulto.

    30 mayo 2014 | 00:16

  15. Dice ser ANE

    Un dibujo precioso. Pero los enlaces que aporta y el texto que los acompaña, es leerlos con esas gafas y ver que no van precisamente por el camino de la igualdad, ni a nada que se le parezca… sino justo hacia el oscuro mundo de lo contrario, que no por ejercerse sobre el otro sexo lleva a un final menos siniestro que su homólogo.

    Pernales tiene razón en lo que ha dicho y cualquiera que crea un mínimo en la igualdad de verdad, estaría con ello. La igualdad entre sexos está recogida ya en la Constitución y ahí afortunadamente sí está vista desde las gafas de la igualdad.

    “Artículo 14

    Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.”

    30 mayo 2014 | 04:25

  16. Dice ser Aúna

    Es genial el artículo. Yo estoy a punto de tener el juicio oral contra mi maltratador, y la Fiscalía, pese a haber tres informes periciales médicos independientes, un parte de lesiones, y una amenaza por escrito, un hurto por venganza y mis propias declaraciones coherentes en cada intervención, no estima malos tratos en su escrito de acusación, no lo fundamenta, y pide lesiones sólo y una condena de retirada de carné de tres años. Es indignante la falta de profesionalidad e interés que la Fiscalía demuestra. ¿Qué puedo hacer con esto? ¿Cómo puedo defenderme de tamaña desprotección? ¿Puedes ayudarme?
    Gracias

    30 mayo 2014 | 10:05

  17. Dice ser Miguel

    AÚNA:
    Si la fiscalía no indicios de mañtrato será que no los hay, de hecho las fiscalías siempre tienden a tener una vision bastante amplia para contemplar los delitos, siempre con la ley en la mano, eso si. Si no estás de acuerdo con la petición de la fiscalia, contrata un abogado para que te represente comoa cusacón particular y que pida 200 años de carcel y una indemnización de 30 millones, eso si, el juez luego si ve que los supuestos de hecho para que se cumpla el dilito no se cumpieron, disctará una sentencia acorde al código penal, no a tu percepción de lo que es un delito.

    30 mayo 2014 | 14:10

Los comentarios están cerrados.