BLOGS

Donde estudiar es pecado

Por Irene Milleiro Irene Milleiro

Doscientas setenta y seis estudiantes de secundaria, 276, secuestradas en su instituto por un grupo terrorista. Sucedió el 14 de abril, y fue noticia durante un par de días en la prensa. Después, nada, porque sucedía en Chibok, Nigeria y no en Denver, Colorado, ni en Berlín, ni en Sevilla. Poca gente había oído hablar de los secuestradores, el grupo islamista radical Boko Haram. Así que la historia se podía haber quedado ahí, como tantas otras historias que llegan desde África. Pero esta vez no.

Imagen de la acción 'Bring Back Our Girls' (Devolved a nuestras niñas). Change.org

Imagen de la acción ‘Bring Back Our Girls’ (Devolved a nuestras niñas). Change.org

El 23 de abril, Oby Ezekwesili, ex ministra de educación de Nigeria, reclamó en público al gobierno nigeriano que rescatase a las chicas y las devolviese a sus casas. Un abogado presente durante su discurso, Ibrahim M Abdullahi, tuiteó sus palabras con la etiqueta #Bringbackourgirls. Unos días después, empezaron a leerse noticias preocupantes: las niñas estaban siendo sacadas del país a los vecinos Chad y Camerún y vendidas por unos 10 Euros a militantes islamistas para casarse.

Para las familias fue demasiado. Madres y familiares de muchas de las chicas salieron a la calle a reclamar al Presidente el rescate de sus niñas. Y la mecha prendió en EEUU y el resto del mundo. Mientras las manifestaciones en Nigeria continúan, más de un millón de personas en Twitter han compartido la etiqueta #bringbackourgirls, en apoyo a las chicas y a sus familias. Entre ellas, rostros conocidos: de Malala a Hillary Clinton, pasando por Mary J. Blige o Ashton Kutcher, organizaciones como Amnistía Internacional, Más de 400.000 personas han firmado la petición de Ify, una chica nigeriana, pidiendo a los líderes mundiales que ayuden a rescatar a las chicas. Cada día se celebran actos y vigilias de solidaridad en todo el mundo.

Y parece que todo esto está teniendo resultado. Tras semanas callados, al presidente de Nigeria no le ha quedado más remedio que prometer que traerá a las chicas a casa. Los gobiernos de EEUU, Francia y Alemania ya le han ofrecido ayuda concreta para hacerlo.

Dos preguntas me rondan la cabeza estos días. La primera ¿por qué esta vez sí? ¿Por qué se ha generado este impresionante apoyo internacional? Quizá porque Nigeria no es cualquier otro país africano, sino uno de los más desarrollados. Quizá por el cercano precedente de Malala, que generó una impresionante ola de apoyo en todo el mundo a la causa de la educación de las niñas. Quizá porque a diferencia de otros problemas que asolan África, este parece ‘manejable’ y posible de conseguir: rescatar a 200 chicas de manos de un grupo armado. Quizá porque la tecnología permite conocer estas noticias, reaccionar muy rápido y generar cadenas de solidaridad globales. Quizá porque en los últimos años es tendencia en EEUU todo lo que tenga que ver con la educación de las mujeres y su desarrollo profesional. Quizá por todo lo anterior.

La segunda pregunta me resulta más complicada de responder. ¿Por qué en España no hemos visto esas mismas declaraciones de apoyo que se han sentido en Francia o Alemania? Las noticias sobre el secuestro sí han aparecido en los medios, de forma más o menos amplia, pero iban apareciendo. Pero a diferencia de países como Francia o Alemania, nadie ha recogido el guante. Ni las ONG, ni mujeres (ni hombres) relevantes de la vida política o social han dicho prácticamente nada sobre el tema. Un ejemplo: tres semanas han tardado el PSOE y Elena Valenciano en mostrar su ‘enérgico rechazo ante el secuestro. Las organizaciones de mujeres, que yo sepa, tampoco han hablado mucho sobre el asunto. Ni el Gobierno, después del escueto comunicado dos días después del secuestro en el que hacía ‘votos’ por la inmediata liberación de las chicas. ¿Será porque África nos importa más bien poco, quizá por la falta de lazos culturales? ¿Será porque ‘ya tenemos bastante con lo nuestro’? ¿Será porque no sabemos inglés y lo de #bringbackourgirls no nos decía nada? ¿Será porque nuestra ‘sociedad civil organizada’ está en la parra o no tiene la flexibilidad ni el músculo necesario para reaccionar ante este tipo de hechos? No lo sé. Y me inquieta.

Pero basta de preguntas sin respuesta. Ya que parece que el tema finalmente ha llegado a España, aprovechémoslo. Tú también puedes hacer algo. Habla de este tema con tus amigos. Usa las redes sociales para pedir a personas relevantes que se mojen.  Anima a la ONG de la que eres socia a que se pronuncie. Escribe una carta a tu periódico o tu revista favorita. Firma la petición iniciada por Ify. Organiza una vigilia en tu calle. Cámbiate la foto de perfil. Haz lo que sea, pero no permitas que el mundo se olvide de que estas 200 chicas siguen secuestradas. Hagamos que esta vez sea diferente. Vamos a llegar hasta el final y conseguir que todas ellas vuelvan a casa y sigan estudiando.

Irene Milleiro es responsable de campañas de Change.org 

9 comentarios

  1. Dice ser Stewart Cops

    Es evidente que no les preocupa demasiado lo que les pueda pasar a las niñas o a las madres, lo que les preocupa es la imagen que pueden dar al exterior…

    http://lacasadelcomicduendeverde.blogspot.com.es/2014/05/la-proposicion-indecente-de-luthor.html

    Saludos

    08 mayo 2014 | 07:52

  2. Dice ser Super Tuper

    Gracias por ofrecer ideas para participar. A veces parece qu no podemos hacer nada en relación con estas barbaridades porque ocurren lejos. de eso se valen los secuestradores y agresores. No lo dejemos pasar. #bringbackourgirls

    08 mayo 2014 | 08:22

  3. Dice ser Paz

    Lo que deberían hacer es sancionar al gobierno de Nigeria por permitirlo.
    O es que casi 300 niñas se secuestran así, sin más ni más?

    08 mayo 2014 | 09:10

  4. Dice ser Sp3Solidarios

    Lo llamativo de lo ocurrido en Nigeria es el secuestro de más de 200 niñas de una sóla vez. Desgraciadamente el secuestro y el tráfico de menores para ser utilizados como niñ@s soldados, explotados sexualmente o utilizados como mano de obra esclava en plantaciones de cacao, algodón o té entre otros es una práctica común en muchas partes del mundo. La miseria es el caldo de cultivo para la explotación humana. Ojalá que estas niñas regresen pronto a casa, y ojalá este hecho terrible sirva para sensibilizar a la opinión pública de la amarga realidad que sufren millones de niños y niñas en este mundo.
    Otra pregunta es:
    ¿Por qué se empeña la prensa en destacar que Boko Haram son islamistas, fundamentalistas y que aplican la sharía?
    El problema es la pobreza de un país rico en recursos naturales. El rapto y el tráfico de niñas y niños como soldados o esclavos ocurre desgraciadamente a diario en muchas comunidades independiente de su raza o religión.
    ¿Acaso no huyen los musulmanes en la RCA de los cristianos anti-balaka? Pero no se habla de milicias fundamentalistas cristianas.
    ¿Acaso no mueren los rohingya víctimas de una limpieza étnica en Myanmar, mayoritariamente budista? Pero no se habla de milicias fundamentalistas budistas.
    La religión no es la causa, es la excusa de los medios y gobiernos occidentales para no abordar el verdadero problema de la distribución de la riqueza.
    La religión no es la causa, es la excusa de los señores de la guerra que viven del pillaje, del terror, del secuestro y del tráfico de personas, armas, minerales, o cualquier recurso que sea explotable.

    08 mayo 2014 | 10:48

  5. Dice ser Itziar Ruiz-Gimenez

    Creo que es importante explicar y entender el contexto donde se produce ese secuestr.
    Por si interesa… Entrevista ssobre el grupo terrorista de Nigeria, Boko Haram.
    A partir del minuto 34
    http://www.rtve.es/alacarta/audios/esto-me-suena-las-tardes-del-ciudadano-garcia/esto-suena-tardes-del-ciudadano-garcia-tercera-hora-07-05-14/2549583/

    Itziar

    08 mayo 2014 | 10:53

  6. Dice ser ANTONIO LARROSA

    Ya he firmado y me he solidarizado con este problema.

    Clica sobre mi nombre

    08 mayo 2014 | 11:00

  7. Dice ser Daniel L.

    siempre me ha importado un pimiento lo que pase en argelia, pero voy a unirme a la moda de las fotos con mensaje que se hacen los famosos.
    eso sí mola…
    ya veremos si hay intereses ocultos, si hay que llevarles la democracia, si hay que arrasar el país, si pasamos de ellas o si conviene promocionar un conflicto armado entre los malos-malunos de nigeria y los rebeldes que salgan “espontáneamente” (de la CIA).

    08 mayo 2014 | 11:14

  8. Dice ser susi

    Los hombres, con tal de saciar sus groseros apetitos venderían a su madre si hiciera falta. Les da lo mismo pasar por encima de quien sea, son como perros en celo. Son bestias a las que hay que domar mediante la caballerosidad y en último extremo las leyes si es necesario. Me hace mucha gracia las mujeres que buscan en un hombre “sentirse protegidas”. Y digo yo ¿frente a que?. ¿No se han parado a pensar que si necesitan protección es precisamente pq existen hombres y son como son? ¿Frente a qué necesitarían protección las mujeres en un mundo sin hombres? Enteraós de una vez. Las mujeres necesitamos protección frente a los hombres, no hombres que nos protejan.
    Creo que sería buena idea introducir en el agua o los alimentos algo q rebaje los niveles de testosterona, pues es evidente que causan los problemas de esta índole. Además, ellos mismos saldrían beneficiados: no caerían en ese vicio patético que los esclaviza como a animales presas de sus impulsos (y a la vez se evitaría en gran parte el asqueroso mercadeo q supone la prostitución, por no hablar del enriquecimiento de unos pocos (hombres casi siempre)a costa de las forzadas a prostituirse.
    Además, el hecho de evitar que estén todo el día salidos como macacos los hace más firmes, menos dispersos, más centrados, en definitiva, más hombres y menos animaluchos. Pese a que la represión sexual siempre ha ido más dirigida a la mujer, creo q se debería hacer mucho más hincapié en el hombre por razones obvias que ya he expuesto arriba.
    Cuanto más domados y más reprimidos estén los hombres en esta materia, mejor para todos: mujeres más tranquilas y seguras, hombres más centrados, decentes y de provecho y no como los mandriles africanos estos. Hay una correlación clara entre la doma masculina y el grado de civismo/civilización de un país. Sólo hay que comparar África con Europa…

    08 mayo 2014 | 20:00

  9. Dice ser R

    Es una vergüenza lo que pasa en el mundo. Por ejemplo, ese mismo grupo en ese mismo país disparó o quemó vivos a unos cincuenta niños allá por febrero pero, hete aquí, que eran todos varones luego ¿a quién le importa, no?

    http://www.mediaite.com/online/why-did-kidnapping-girls-but-not-burning-boys-alive-wake-media-up-to-boko-haram/

    12 mayo 2014 | 11:03

Los comentarios están cerrados.