BLOGS

En la piel de las personas mayores

Por Flor de Torres Porras Flor de Torres + nueva

El maltrato a las personas mayores es un delito invisible. Goza de absoluta impunidad. Sus autores se prevalen de la extrema vulnerabilidad de la víctima.

No hay cifras, ni recuentos oficiales. Es invisible hasta en su percepción. Se maquilla en estadísticas comunes de violencia a la familia. Pero esta ahí: invisible, ocultado por sus cuidadores, sus hijos, sus familiares, en residencias no homologadas donde son depositados. Ellos, sus maltratadores, son a su vez cuidadores y responsables de su dignidad y seguridad. Son los que ejercen el maltrato físico, el psíquico, el abuso económico, la sobre sedación, la no asistencia, el aislamiento, el acoso, la falta de cuidados, los atentados a un integridad moral, la institucionalización sin garantías, la tiranía emotiva, las agresiones sexuales. Si, ahí están también ellos, los ancianos: callados, vulnerables y enfermos. Sin protección.

Según el Centro Reina Sofía para el Estudio de la Violencia, las cifras del Ministerio del Interior arrojan un escaso porcentaje de tres de cada 10.000 ancianos maltratados. Pero según estudios de organizaciones nacionales e internacionales, la cifra real de ancianos que sufren malos tratos se sitúa entre el 4% y el 5% de la totalidad de la población mayor de 65 años.

Y es la incidencia de la dependencia lo más preocupante relacionado con el universo de los malos tratos. Más de un millón de personas mayores padecen situaciones de dependencia grave o muy grave.

Los recursos, cada vez más limitados, y la dependencia familiar no cualificada incide en la medida que puede provocar reiteración además de conductas de violencia ya aprendidas o desplegadas ante personas extremadamente vulnerables. Es un hecho que el maltrato a ancianos tiene también componente de género y que en su mayoría se proyecta sobre nuestros mayores pero en el universo femenino, sea hombre o mujer el maltratador. Conductas enquistadas en la educación y en la familia se transmiten de padres a hijos e incluso se proyectan sobre la misma victima con varios maltratadores simultáneos y que conviven en la impunidad de un domicilio, del silencio y la extrema dependencia de la víctima.

Los ancianos son a la vez cuidadores de hijos esquizofrénicos, con problemas de alcohol, de drogas. Es el sustento último de personas que el que han excluido social, laboral e institucionalmente. Y ahí están siempre ellos: nuestros mayores. Cuidando en vez de ser cuidados. Sufriendo patologías ajenas cuyas agresividades les revierten. Y esto no es reflejo de un estado social, es muestra de la crueldad y la falta de valores del ser humano. No hay mayor injusticia que agredir y maltratar a una persona aprovechándose de su extrema vulnerabilidad.

Esta es una bolsa oculta de absoluta impunidad: la que se enconde en el maltrato a los mayores al concurrir la ventaja añadida que el trinomio ‘mayor-maltratado-vulnerable’ nunca denuncia el hecho, provocando que el oscurantismo de esta conducta permanezca, se mantenga y enquiste en la dependencia física y emocional con su agresor o agresores.

Pongámonos en su piel y denunciemos lo que ellos no pueden. No seas cómplice de sus maltratadores.

 

Flor de Torres Porras es Fiscal Delegada de Andalucía de violencia a la mujer y contra la discriminacion sexual.

6 comentarios

  1. Dice ser Stewarts cops

    Hay ciertas personas, por ponerles un nombre, que necesitan descargar su frustracion o inseguridad en otras personas, pero como son tan cobardes solo lo hacen con los más debiles (niños, mujeres o ancianos) o tambien cuando son mayoria.

    28 marzo 2014 | 07:55

  2. Dice ser Laura López

    El alma no se arruga, es responsabilidad de todos ofrecer oportunidades para que el deseo nunca caiga y nuestros mayores contribuyan en nuestra sociedad. Ellos han luchado por los derechos que ahora disfrutamos. Se merecen todo nuestro respeto y dignidad. Un beso Flor, una gran lucha para una sociedad justa

    28 marzo 2014 | 10:13

  3. Dice ser victoria

    entonces porque no se cambian las actuaciones sociales… porque no se reagrupan los ancianos en pisos tutelados. 4 ancianos en un piso y dos asistentes, o voluntariados y no estos servicios por cada piso donde hay un solo anciano… ahi se necesita mucho personal y mucho tiempo .. REAGRUPAR… porque las residencias no se gestionan como low cost..como se justifica 2800 euros de gasto en un anciano??..2800 vivien dos familias hoy en dia y con hipoteca…que se justifique).. donde familiares asuman su mantenimiento alimentario o aseo… y puedan ser mas asequibles el acceder a ellas , puedan estar atendidos y seguros no en la soledad de sus pisos.. estoson algunos ejemplos a estudiar

    28 marzo 2014 | 10:25

  4. Dice ser victoria

    destinar una parte de la pension un 70% si es necesario pero a partir de los 80 años a la residencia porque?? porque deben cuidarse, vivir, no ser utilizados ni por hijos que no quieren pagar canguros… porque han hecho una buena vida como para encontrar ya un ritmo tranquilo y para ellos, vigilados, cuidados, atendidos , estar por ellos… pero asequible.. lo han ganado.. y no que lo gane estamentos ni empresarios de estas residencias que no acaben con coches deportivos ni mansiones ni viajazos porque sangran a los abuelos .. que alguien regule todo esto porque despues de estos abuelos … VAMOS NOSOTROS y el tema no esta arreglado ni acaba ahi.

    28 marzo 2014 | 10:28

  5. Dice ser Lola

    La cuestión es que los que maltratan a sus mayores no asumen que ellos algún día serán los ancianos.
    Mis padres murieron muy mayores, 97 y 95 años, fueron cuidados en casa. Mi padre gozó siempre de buena salud, mi madre no, y tuvo que pasar temporadas en clínicas, lo que vi en algunas, casualmente privadas concertadas, era para echarse las manos a la cabeza. Yo me ocupaba de hablar con el personal si algo no me gustaba, pero había otros ancianos a los que sus hijos ni siquiera visitaban. Y debo decir que dónde mejor fue tratada fue en un hospital público.

    28 marzo 2014 | 11:23

  6. Dice ser María Alcalá

    Es de náuseas lo que hacen demasiadas asociaciones y tapaderas con los mayores.La fiscalía tendría que actuar muy rápidamente.que pasa con la Fundacion Reina Sofía ? Y la fundacion Afal. ? Tendría que haber más investigación y un control exhaustivo .
    Consulten extraconfidencial.com.
    Gracias Flor de Torres por escribir de todo esto. Ojalá hubiese más profesionales como usted.Reciba mi admiración,y siga adelante .

    28 marzo 2014 | 15:24

Los comentarios están cerrados.